2 Crónicas
רבריהימם ב
"Dios preserva la simiente real"

2 de Crónicas en varias versiones:   
1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  11  12  13  14  15  16  17  18  19  20  
21  22  23   24  25  26  27  28  29  30  31  32  33  34  35  36

 Tiempo de Lectura= 2:10 / Contiene 36 capítulos, 822 versículos.

1) ¿QUIÉN ESCRIBIÓ EL  LIBRO? Esdras
2) ¿CUÁNDO FUE ESCRITO? 400-350 a.C.
3) ¿A QUIÉN FUE ESCRITO? A Israel, parte de su Historia.
4) ¿DE DÓNDE FUE ESCRITO? Jerusalén

MÉTODO  HISTÓRICO

1) ¿CUÁL ES EL TRASFONDO  HISTÓRICO DEL LIBRO? Los doce libros anteriores de la Biblia terminan con la nación hebrea en cautividad. Los dos libros de Crónicas presentan la misma historia, y terminan en el mismo punto. Son una recapitulación de todo lo ya sucedido, dando prominencia especial a los reinos de David, Salmón y los reyes posteriores de Judá.

1 Crónicas es en parte igual a 2 de Samuel. Trata solamente de la historia de David, precedida por 9 capítulos de genealogías. Estas abarcan el periodo entero desde Adán hasta el regreso de los judíos después de la cautividad; una especie de resumen de toda la historia sagrada anterior. Los dos libros de Crónicas duplican, en un sentido, los libros de Samuel y de Reyes. Estos últimos escritos se cree que provienen de una fuente del reino del norte, y los dos de Crónicas de una fuente del reino del sur. Crónicas hace énfasis en la historia de Judá y la adoración del templo.

BEI. Cuando el rey David le expresó al Señor su deseo de edificarle una casa, el Señor le prometió a David que Él afirmaría para siempre la casa de David, y que quien edificaría la casa de Dios sería uno de hijos de David. Fue en ese momento de la vida de David que los traductores de la versión Septuaginta decidieron dividir el libro de Crónicas, por lo que corresponde a 2 Crónicas e; relato sobre la casa de David y la casa que su hijo edificó para el Señor.

2) ¿SÍ ES UNA EPÍSTOLA CUANDO FUE FUNDADA LA IGLESIA?

3) ¿DE QUIÉN ESTÁ COMPUESTA LA IGLESIA? 

4) ¿CUÁLES SON SUS FUERZAS Y SUS DEBILIDADES? 

MÉTODO LITERARIO
1) ¿QUE GENERO DE LITERATURA ES EL LIBRO?

MÉTODO PANORÁMICO
1) ¿CUÁL ES LA IDEA PRINCIPAL DEL LIBRO?

2) ¿CUÁL  FUE LA RAZÓN PRINCIPAL POR LA CUAL SE ESCRIBIÓ ESTE LIBRO?

PALABRAS CLAVE DE 2 CRÓNICAS (RV1960) casa, arca, pacto, clamar (clamor), buscar, corazón, orar (oración), profeta (s)

TEMAS: Dinastía Davídica, templo, bendición por la obediencia y castigo por la desobediencia.

COBERTURA HISTÓRICA: Una genealogía de apertura que retrocede hasta Adán; la narración misma cubre el reino de Judá desde David (aprox. año 1000 A.C.) hasta el decreto de Ciro (539-538 A.C.).

ÉNFASIS: La continuidad del pueblo de Judá (y de otros) en el exilio y después la lealtad al pacto de David y de Salomón como modelos para el tiempo de la restauración; el papel central del templo y la adoración para la restauración; la verdadera adoración como un asunto del  corazón, lleno de gozo y canto; la bendición divina y el reposo por la obediencia y la retribución por la desobediencia.  

 

 


Estructura de 1 y 2 de Crónicas

Título: “Edificando el templo para volver a Dios”

Versículo clave: 1 Crónicas 22:19 “Poned, pues ahora vuestro corazón y vuestros ánimos en buscar a Jehová vuestro Dios; y levantaos, y edificad el santuario de Jehová Dios, para traer el arca del pacto de Jehová; y los utensilios consagrados a Dios, a la casa edificada al nombre de Jehová”

 

1:1  Noé, Sen, Esau



GENEALOGÍAS

2:1  Israel y Judá
3:1  Hijos de David
4:1  Judá y Simeón
5:1  Rubén y Gad
6:1  Levi, Aarón
7:1  Benjamin, Neftalí, Aser, Benjamin
9:1  Regresaron de Babilonia Saúl
11:1  David es proclamado Rey



DAVID

13:1  David propone trasladar arca
15:1  David trae el arca a Jerusalén
17:1 Pacto de Dios con David
18:1 David extiende sus dominios
21:1  David censa al pueblo
21:28 El lugar para el templo
25:1  Porteros, músicos y cantores
27:1  Oficiales de David
28:1  Salmón sucede a David
1:1  Salmón pide sabiduría


SALOMÓN

3:1  Salmón edifica el templo
6:1  Dedicación del templo
7:11  Pacto de Dios con Salmón
9:1  Reina Sabá muerte  de Salmón
10:1  Rebelión de Israel







REYES

11:5  Roboán
13:1  Abdías
14:1  Asa
17:1  Josafat
20:1 Victoria sobre Moab y Amón
21:1  Jorán
22:1  Ocozias
22:10  Atalia
24:1  Joás
25:1 Amasias
26:1  Uzías
27:1  Jotán
28:1  Acaz
29:1  Ezequías
30:1  Ezequías celebra la pascua
32:1  Senaquerid invade Judá
33:1  Manases
34:1 Josias
36:1 Cautividad de Judá

 


 


 


Vista Panorámica de 2 Crónicas

El Libro de 2 Crónicas demuestra lo que la historia tiene que ver con la fe. Aún más, dice lo que la fe tiene que ver con la vida; está dirigido a las necesidades prácticas de la comunidad. Cuando Salomón y los reyes posteriores de Judá fueron obedientes a Dios, recibieron sus bendiciones; cuando se rebelaron contra El, fueron maldecidos y castigados. Al seleccionar y presentar datos históricos, 2 Crónicas demuestra una perspectiva sacerdotal que enfatiza el templo y la adoración. Esto es diferente a 1 y 2 Reyes, que son escritos desde una perspectiva profética representada por los ministerios de Elías y Eliseo.

2 Crónicas demuestra que adherirse sólidamente a la fe en el Señor, resultaría en bendiciones; pero abandonarle, traería maldiciones a la nación y a los individuos. El libro enfatiza el templo que Salomón construyó y otros aspectos de su liderato espiritual y una parte de su vida que no está descrita exactamente igual en 1 Reyes. Debido a que el reino del sur, Judá, permaneció mucho más cercano a la voluntad de Dios, frecuentemente sobresale en 2 Crónicas. En 1 y 2 Reyes se da mucha más atención a la historia de Israel, el reino del norte.

El llevar registros debió haber sido un arte altamente desarrollado en Israel en el tiempo de Salomón. Los líderes de cada nivel de la vida nacional compilaban diarios de gente y eventos importantes. Bajo la directa supervisión de Dios, el escritor de 2 Crónicas recoge material de esos registros, inclusive anales que parecen ser documentos oficiales del estado (16:11; 25:26; 28:26; 32:32; 33:18; 35:27; 36:8). El cronista también usa varias obras proféticas (9:29; 12:15; 13:22; 26:22; 32:32; 33:18; 33:19).

2 Crónicas es un libro de avivamientos intermitentes (bajo Asa: 14:2–16:14; Josafat: 17:1–21:3; Joás: 23:16–24:14; Uzías: 26:1–23; Ezequías: 29:1–32:32; y Josías: 34:1–35:27) y de rebeliones (por Roboam: 11:1–12:16; Abías: 13:1–14:1; Joram: 21:4–20; Ocozías: 22:1–9; Atalía: 22:10–23:15: Manasés: 33:1–20; Amón: 33:21–25; y Joacim: 36:5–8). El lector es confrontado ante el hecho de que las bendiciones de Dios y los juicios sobre su pueblo están en relación directa a sus respuestas a El y a su Palabra.

La edad de oro de Israel alcanzó su apogeo con la construcción del templo de Salomón. Cuando el arca del pacto, que representaba la presencia del Señor entre su pueblo, fue traída de vuelta (5:1–10), la gloria del Señor llenó el templo de tal manera que los sacerdotes no pudieron entrar y ministrar (5:11–14; 7:1–2; cp. Ex 40:34–35). La obra del Espíritu de Dios es evidente en 2 Crónicas (15:1; 20:14; 24:20). La presencia del Señor entre su pueblo en la actualidad es por medio del Espíritu Santo que mora en el creyente (Jn 14:16–17). Al igual que en el pasado, la presencia del Espíritu Santo en la vida de las personas hace que el servicio a Dios (1 Co 2:3–4) y su adoración (Jn 4:23–24) sean actividades dinámicas.
 




Referencias Proféticas 

Al igual que todas las referencias a los reyes y templos en el Antiguo Testamento, vemos en ellos un reflejo del verdadero Rey de Reyes –Jesucristo – y del templo del Espíritu Santo – Su pueblo. Aún el mejor de los reyes de Israel tuvo los fracasos de todos los hombres pecadores y condujo erróneamente al pueblo. Pero cuando el Rey de Reyes venga a vivir y a reinar en la tierra en el milenio, Él mismo se establecerá en el trono sobre toda la tierra, como el legítimo heredero de David. Solo entonces, tendremos un Rey perfecto que reinará en justicia y santidad, acerca de lo que el mejor rey de Israel solo pudo soñar.

Similarmente, el gran templo construido por Salomón no fue diseñado para durar por siempre. Solo 150 años después, necesitaba ser reparado de la decadencia y deterioro por futuras generaciones quienes se habían vuelto a la idolatría (2 Reyes 12). Pero el templo del Espíritu Santo – en aquellos que pertenecen a Cristo – vivirá por siempre. Nosotros que pertenecemos a Jesús somos ese templo, no hecho de manos, sino por la voluntad de Dios. (Juan 1:12-13) El Espíritu que vive en nosotros, jamás se apartará de nosotros y un día nos entregará a salvo en las manos de Dios (Efesios 1:13; 4:30). Ningún templo terrenal tiene esa promesa.





Extras de 2 Crónicas

 Por el recuento de la historia del pueblo de Dios, Crónicas nos recuerda el papel central de la adoración. Para los lectores del Nuevo Testamento, también señala hacia aquel cuya propia "limpieza" del templo, muerte y resurrección reemplaza el templo como el lugar de la presencia de Dios (Juan 2:19-22).