2 Juan
Γιάννης
"Dios advierte contra la desorientación" 
2 de Juan en varias versiones:
Tiempo de Lectura= 0:05 / Contiene 1 capítulo, 13 versículos y 303 palabras.


MÉTODO CRÍTICO

1) ¿QUIÉN ESCRIBIÓ EL  LIBRO? Juan

2) ¿CUÁNDO FUE ESCRITO?   90 d.C.

3) ¿A QUIÉN FUE ESCRITO?  Señora escogida y sus hijos. (?)  

4) ¿DE DONDE FUE ESCRITO?  Éfeso.


MÉTODO  HISTÓRICO

1) ¿CUÁL ES EL TRASFONDO  HISTÓRICO DEL LIBRO?

    Está dirigida "a la señora elegida y a sus hijos" lo que podría interpretarse literalmente como una mujer cristiana o alegóricamente como la congregación cristiana.La epístola hace énfasis en la verdad del evangelio y advierte sobre falsos maestros o misioneros. Estos herejes negaban la encarnación, y el apóstol les pide específicamente a los creyentes que dejen de ser hospitalarios con ellos    

2) ¿SI ES UNA EPÍSTOLA CUANDO FUE FUNDADA LA IGLESIA?   Posible en Pentecostés.

3) ¿DE QUIÉN ESTÁ COMPUESTA LA IGLESIA?     Judíos y Gentiles.

4) ¿CUÁLES SON SUS FUERZAS Y SUS DEBILIDADES?  Fuerzas: muchos andan en la verdad. / Debilidades: los falsos maestros.

MÉTODO LITERARIO

1) ¿QUÉ GÉNERO DE LITERATURA ES EL LIBRO?  Epistolatoria.

MÉTODO PANORÁMICO
1) ¿CUÁL ES LA IDEA PRINCIPAL DEL LIBRO? Alertar contra los falsos maestros. (Permanecer)

2) ¿CUÁL  FUE LA RAZÓN PRINCIPAL POR LA CUAL SE ESCRIBIÓ ESTE LIBRO? Para alertar ante la inminente visita de los falsos maestros.

PALABRAS CLAVE DE 2 JUAN (RV1960): verdad, amor, mandamiento, doctrina, andar, permanecer (perseverar), engañador (es).

TEMAS: Encarnación de Cristo, vivir la verdad.

RECIPIENTES: La "señora elegida" es, o una sola congregación local o una mujer que hospeda a un iglesia en su casa. "Sus hijos" son los miembros de la comunidad creyente. 

OCASIÓN: Juan está preocupado de que después de la deserción de los falsos profetas de su comunidad, ellos pudieran esparcir su enseñanza en otra comunidad de fe.

ÉNFASIS: ver la Primera Epístola de Juan

 

 

 


Estructura 2 Juan

Título: “Advertencia falsos maestros”

Vesicular Clave: 10   Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido!

1:1

 

 A la señora a hijos

 


Salutación

1:4 

 Mucho me regocije

 


Andando 

en la verdad 

1:12 

 Muchas cosas que escribiros       13

 


   

Autor y fecha

    El autor es el apóstol Juan. Él se describe a sí mismo en 2 Juan 1 como "El anciano" lo cual expresa la edad avanzada del apóstol, su autoridad y estatus durante el período de fundación del cristianismo cuando él estaba involucrado con el ministerio de Jesús. La fecha precisa de la epístola no puede ser determinada. Debido a que la manera de ordenar las palabras, tema, y circunstancias de 2 Juan se aproximan mucho a 1 Juan (v.5 con 1Jn 2:7; 3:11; v.6 con 1Jn 5:3; v.7 con 1Jn 2:18-26; v.9 con 1Jn 2:23; v.12 con 1Jn 1:4), con todo probabilidad Juan compuso la carta al mismo tiempo o poco después de 1 Juan; 90-95 d.C., durante su ministerio en Éfeso en la última parte de su vida.  



Contexto Histórico de 2 Juan


    Segunda de Juan lidia con el mismo problema que 1 Juan. Falsos maestros influenciados por los comienzos del pensamiento gnóstico estaban amenazando a la iglesia (v.7; 1 Jn 2:18, 19, 22, 23; 4:1-3). La diferencia estratégica es que mientras que 1 Juan no tiene un individuo o iglesia específica a quien fue dirigida, 2 Juan tiene un grupo local particular o casa-iglesia en mente )v.1). 

    El enfoque de 2 Juan es que los falsos maestros estaban conduciendo un ministerio itinerante entre las de Juan, buscando convertir a personas, y abusando de la hospitalidad cristiana para extender su causa (v. 11; Ro 12:13; He 13:2; 1 P 4:9). El individuo a quien se dirige en la salutación (v.1) sin saberlo o sin ser sabio pudo haber estado mostrando a estos falsos profetas hospitalidad, o Juan pudo haber temido que los falsos maestros tratarían de aprovecharse de su bondad (v. 10, 11). El apóstol advierte a sus lectores en contra de mostrar hospitalidad a tales engañadores (v. 10, 11). Aunque su exhortación puede aparecer en la superficie como áspera o no amorosa, la naturaleza altamente peligrosa de su enseñanza justificaba tales acciones, especialmente debido a que amenazaba destruir los cimientos mismos de la fe. (v.9).



¿A quien va dirigida 2 de Juan?  

 

  •     Se supone generalmente que la expresión “la señora elegida y sus hijos” designa una iglesia y sus miembros, en tanto que según ciertos exegetas el término kuria (gr. dama) se dirige verdaderamente a una dama. Pero parece insólito que el autor estime necesario exhortar a una tal dama a que “nos amemos unos a otros” (5). Asimismo la segunda persona del plural en los versículos 8-12

  •     Si el término kuria designa una iglesia, esta recomendación es comprensible. En este caso, la expresión “los hijos de tu hermana, la elegida” (v.13) designaría a los miembros de una iglesia hermana.

  •     Iglesia como mujer se ve en estos versículos también: (Algunos) Efesios 5:23-33   1 Pedro 5:13     Apocalipsis 19:7; 21:2, 9; 22:17

 

  

 

Retos de Interpretación

  •  Segunda Juan permanece en antítesis directa al clamor frecuente por ecumenismo y unidad cristiana entre creyentes. El amor y la verdad son inseparables en el cristianismo. La verdad siempre debe guiar el ejercicio del amor (cp. Ef. 4:15). El amor debe permanecer de pie ante la prueba de la verdad. La lección principal de este libro es que la verdad determina los límites del amor, y como consecuencia, de unidad. POr lo tanto, la verdad debe existir antes de que el amor pueda unir, ya que la verdad genera amor (1 P. 1:22). Cuando alguien hace concesiones con la verdad, el amor cristiano verdadero y la unidad son destruidos. Solo un sentimentalismo superficial existe en donde la verdad no es el fundamento de la unidad.

 

  •  La referencia a la "señora elegida y a sus hijos" (v.1) debe ser entendida en un sentido normal, claro refiriéndose a una mujer en particular y a sus hijos en lugar de ser interpretada en un sentido no literal como una iglesia y su membresía. De la misma manera, la referencia a "Los hijos de tu hermana la elegida" (v.13) debe ser entendida como una referencia a las sobrinas o sobrinos del individuo a quien se hace referencia en el versículo 1, en lugar de tomarse metafóricamente en referencia a una herma iglesia o membresía. En estos versículos, Juan expresa saludos a conocidos personales a quien he llegado a conocer a través de su ministerio.

  

 

Temas históricos y teológicos

 

  •  El tema general de 2 Juan es un paralelo cercano del tema de 1 Juan de "otro llamado a los fundamentos de la fe" o "regreso a los principios básicos del cristianismo" (v. 4-6). Para Juan, los elementos básicos del cristianismo están resumidos por adherencia a la verdad (v. 4), amor (v.5), y obediencia (v.6).

 

  •  No obstante, al apóstol, expresa un tema adicional pero relacionado en 2 Juan: "las guías bíblicas para la hospitalidad". No sólo deben adherirse los cristianos a los fundamentos de la fe, sino que la hospitalidad amorosa que les manda (Ro. 12:13) debe ser discriminante. La base de la hospitalidad debe ser al amor común de o interés en la verdad, los cristianos deben de compartir su amor dentro de los confines de esa verdad. No son llamados a una aceptación universal de cualquier persona que diga ser un creyente. El amor debe discernir. La hospitalidad y la bondad deben estar enfocadas en aquellos que se están apegando a los fundamentos de la fe. De otra manera, los cristianos pueden de hecho ayudar a aquellos que están tratando de destruir esas verdades básicas de la fe. La doctrina sana debe servir como la prueba de comunión y la base de separación entre aquellos que profesan ser cristianos y aquellos que de hecho lo son (v. 10, 11; Ro. 16:17; Gá. 1:8, 9; 2 Ts. 3:6, 14; Tit. 3:10)

 

 

Vista Panorámica de 2 Juan


Los destinatarios de la segunda carta de Juan son la señora escogida y sus hijos (vers. 1). Si esta expresión significa la designación de una iglesia o de un individuo, ha sido una cuestión debatible. Parece más natural entender la carta como dirigida a una señora influyente (vers. 5), estimada por todos los creyentes que la conocieron (vers. 1). Ella había dado alojamiento a ministros itinerantes (vers. 10) y quizás una congregación local se reunía en su casa (cp. Ninfas, Col 4:15). Las personas mencionadas al final de la carta serían sus sobrinas y sobrinos (vers. 13).

El propósito fundamental de esta carta era hacer más advertencias acerca del error del docetismo (vers. 7; 1 Jn 4:2–3), es decir, de que la Deidad no puede tomar un cuerpo humano en ningún sentido literal. Esta y otras enseñanzas contrarias a la fe cristiana (vers. 9) prevalecían a fines del primer siglo (1 Jn 2:18). Algunos que esparcían estas herejías habían salido de las iglesias de Asia Menor, de las cuales el apóstol Juan era responsable (1 Jn 2:19). La hospitalidad por la que los creyentes eran conocidos (Ro 12:13; He 13:2; 1 P 4:9; 3 Jn vers. 5–6) fue explotada por los maestros falsos para avanzar sus propias causas y dañar la fe cristiana (vers. 10–11).

Esta carta personal se escribió y fue enviada entre los años 89–91 d.C. Su recipiente original vivía en algún lugar en el circuito de iglesias alrededor de Efeso donde ministró Juan. La carta alienta a esta señora y a sus hijos, mientras que él les haga una visita personal (vers. 12). Después de los saludos (vers. 1–3), el apóstol escribe acerca de un mandamiento que debiera seguirse (vers. 4–6). Pide que los creyentes practiquen la verdad (vers. 4), el amor (vers. 5) y la obediencia (vers. 6). El escritor expone también una enseñanza falsa que debe ser abandonada (vers. 7–11), ya que su doctrina es engañosa (vers. 7) y su peligro, el de recompensa disminuida, es destructivo (vers. 8). La desviación de la verdad de los maestros falsos fue definitiva (vers. 9) y la separación de los creyentes de ellos era apropiada (vers. 10–11). Los saludos finales concluyen la carta de Juan (vers. 12–13).

Al igual que en los días de Juan, los creyentes siempre deben ser cautelosos de los líderes espirituales que procuran añadir algo a la Biblia (vers. 9; Ap 22:18).

 


Conexiones

    Juan describe el amor no como una emoción o sentimiento, sino como la obediencia a los mandamientos de Dios. Jesús reiteró la importancia de los mandamientos, especialmente “el primer gran mandamiento,” amar a Dios (Deuteronomio 6:5) y el segundo – amarse los unos a los otros (Mateo 22:37-40; Levítico 19:18). Lejos de abolir la ley de Dios del Antiguo Testamento, Jesús vino para observarla, proveyendo el medio para su cumplimiento en Él mismo.



Apuntes de 2 Juan




"Como una miniatura de la Primera Epístola, esta carta corta refuerza el papel de la encarnación y del amor de la historia bíblica".