Comentario Abd




Comentario de Abdías


La Destrucción de Edom



    Edom era el nombre de la rocosa región montañosa al este del valle del Araba, que se extiende unos 160 km. de norte a sur y unos 30 de este a oeste. Era bien regada , con abundante pastoreo. Sela (Petra), excavada muy arriba en una peña perpendicular sobre un valle de gran belleza, muy adentro entre las montañas, era la capital. Los idumeos solían salir en incursiones de merodeo, y luego retirarse a sus inexpugnables lugares fuertes arriba en los desfiladeros.    
    Los idumeos eran descendientes de Esaú, y por lo tanto emparentados con los judíos, pero siempre mantenían contra éstos una enemistad acérrima que perpetuaba la rivalidad de Esaú y de Jacob (Gén 25:23; 27:41). Cerraron el paso de Moisés (Núm. 20:14-21), y siempre estaban prestos a ayudar a cualquier enemigo que atacará a Israel.

Fecha de la Profecía
    Fue evocada por un saqueo de Jerusalén, en el cual participaron los idumeos. Hubo cuatro saqueos teles:
  1. Bajo Joram, 850-843 a.C., 2 Cr 21:8, 16, 17; Amós 1:6.
  2. Bajo Amasías, 803-775 a.C., 2 Cr 25:11, 12, 23, 24.
  3. Bajo Acaz, 741-726 a.C., 2 Cr 28:16-21.
  4. Bajo Sedecías, 597-586 a.C., 2 Cr 36:11-21; Sal 137:7.
    Hay varias opiniones acerca de a cuál de estas ocasiones se refiere Abdías. En vista de que menciona la destrucción de Jerusalén (11-12), generalmente se atribuye la profecía al reino de Sedecías, cuando Jerusalén fue quemada por los babilonios, en 586 a.C.
    Otras Escrituras que predicen la destrucción de Edom: Isa. 34:5-15; Jer 49: 7-22; Eze 25:12-14; 35: 1-15; Amós 1:11-12. 

Fecha de la Profecía

    Fue evocada por un saqueo de Jerusalén, en el cual participaron los idumeos. Hubo cuatro saqueos tales:
  1. Bajo Joram, 850-843 a.C., 2 Cr 21:8, 16, 17; Amos 1:6.
  2. Bajo Amasías, 803-775 a.C., 2 Cr 25:11, 12, 23, 24.
  3. Bajo Acaz, 741-726 a.C. 2 Cr 28:16-21.
  4. Bajo Sedecías, 597-586 a.C 2 Cr 36:11-21; Sal 137:7.   
    Hay varias opiniones acerca de a cuál de estas ocasiones se refiere Abdías. En vista de que menciona la destrucción de Jerusalén (11-12), generalmente se atribuye la profecía al reino de Sedecías, cuando Jerusalén fue quemada por los babilonios, en 586 a.C.
    Otras Escrituras que predicen la destrucción de Edom: Isa 34:5-15; Jer 49:7-22; Ez 25:12-14; 35 1:1-15; Amós 1:11-12. 

Cumplimiento de la Profecía 

    Abdías predijo que los idumeos serían "talados para siempre" "como si no hubieran sido" (10, 16, 18); que un remanente de Judá sería salvo, y que el reino del Dios de Judá aún prevalecería (17, 19, 21). 

    Dentro de cuatro años del incendio de Jerusalén, Edom fue invadida y asolada, 582 a.C., por los mismos babilonios a quienes ellos habían ayudado contra Jerusalén. Los nabateos se apoderaron de Edom. Los pocos idumeos que restaban quedaron circunscritos a una región al sur de Judea, en donde subsistieron durante cuatro siglos como enemigos activos de los Judíos. En el 126 a.C. fueron sojuzgados por Juan Hircano, uno de los gobernantes macabeos. Se les obligó a circuncidarse, y fueron absorbidos dentro del estado judío. Cuando Palestina fue conquistada por los romanos en el 63 a.C., éstos entregaron al mando de Judea a los Herodes, una familia idumea. Esto fue el final de los idumeos. Con la destrucción de Jerusalén en el 70 d.C., desaparecieron de la historia.  


(Compendio Manual de la Biblia por Halley. p. 324)