ANÁLISIS DE 1 PEDRO




AUTOR:
1. El apóstol Pedro, cuyo nombre fue Simón antes de ser un discipulo de Cristo.
2. El vivió en Capernaum y su profesión fue pescador (Mt. 8:5, 14).
3. El nombre “Pedro” significa: “Piedra”, pero no una piedra grande como lo indica la palabra PETRA.
4. Jesús nombre a Simón – Pedro cuando su hermano Andrés se lo presentó (Jn. 1:40-42).
5. La tradición dice que Pedro fue crucificado con la cabeza hacia abajo en un lugar no muy distante de Roma en el año 67 o 68 d.C.
6. Pedro experimentó en carne propia muchas de las formas de sufrimiento acerca de las cuales escribió.

FECHA DE REDACCIÓN:
1. Aproximadamente en el 64 d.C.
2. Si la tradición esta en lo cierto, Pedro murió tres o cuatro años después de haber escrito esta epístola.

TEMA CENTRAL:
1. El tema central de 1 Pedro es el sufrimiento que el cristiano experimenta.
2. Pudiéramos presentar el tema central de la siguiente manera: “Si alguno sufre como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios en este nombre” (4:16).

ACERCA DEL LIBRO:
1. Esta epístola fue dirigida a la dispersión (los expatriados) de los cristianos en este mundo hostil. Se señalan sitios específicos de Asia Menor (1:1).
2. Las provincias que Pedro menciona en el verso 1 forman parte Norte de la Asia Menor.
3. Estas Iglesias estaban compuestas de Judíos (1:1-2) y Gentiles (2:9-10; 4:3).
4. Eran extranjeros y advenedizos (1:1, 17; 2:11), que eran perseguidos (3:17; 4:12- 19), y que tales persecuciones vinieron no de los judíos sino de los paganos (4:3-4).
5. 1 Pedro nos recuerda un tanto el libro de Hebreos, porque la gente a quien se remite sufría gran persecución.
6. 1 Pedro trata con la actitud o disposición de espíritu del cristiano en medio del sufrimiento.
7. El propósito de 1 de Pedro es animar a los cristianos a no darse por vencido en medio de la aflicción.
8. Esta epístola probablemente fue escrita desde Roma (1 P. 5:13).
9. Los siguientes “Padres Apostólicos” sugirieron que esta epístola fue escrita desde la ciudad de Roma:
a. Clemente de Alejandría.
b. Clemente de Roma.
c. Papías
d. Tertuliano
e. Y el historiador Eusebio.
10. Pedro usa muchas citas del A.T. para probar su mensaje:
a. “Sed santos, porque Yo soy Santo” (1 P. 1:15-16; Lev. 11:44).
b. “Extranjeros, peregrinos” (1:17; Lev. 25:23; Sal. 39:12).
c. “Real sacerdocio” (2:5; Is. 61:6; 66:21).
d. “La piedra escogida” (2:6; Is. 28:16).
e. “Sara llamó Abraham señor” (3:6; Gen. 18:12).

CAPÍTULO CLAVE:
    El capítulo 1 — Este capítulo nos habla acerca de la necesidad de ser santos, porque hemos sido comprados con la sangre preciosa de Cristo.

TEXTOS CLAVES:
1. 1:3-4
2. 1:23-25
3. 3:15
4. 4:11
5. 4:16

FRASES CLAVES:
1. “Sed santos porque Yo soy santo” (1:15-16).
2. “nos ha hecho nacer de Nuevo a una esperanza viva, mediante la resurrección de Jesucristo de entre los muertos” (1:3).
3. “Mas la palabra del Señor permanece para siempre” (1:25).
4. “Os llamo de las tinieblas a su luz admirable” (2:9).
5. “Estando siempre preparados…” (3:15).
6. “El bautismo nos salva…” (3:21).
7. “Hable conforme a las palabras de Dios” (4:11).
8. “A El sea el dominio por los siglos de los siglos. Amen” (5:11).

PALABRA CLAVE:
    Sufrimiento aparece 21 veces en esta epístola.

BOSQUEJO DEL LIBRO:
1. Salutación 1:1-2
2. Sufrimiento y salvación 1:3-12
3. Sufrimiento y vida santa 1:13-3:22
4. Regocijarse en el sufrimiento 4
5. Exhortaciones a los ancianos y a otros miembros de la Iglesia 5:1-11
6. Observaciones personales y bendición 5:12-14

PUNTOS PRINCIPALES EN CADA CAPÍTULO:
1. Capítulo 1: Salvación.
2. Capítulo 2: Crecimiento Espiritual y comportamiento.
3. Capítulo 3: Honrando a Cristo.
4. Capítulo 4: Sufriendo por Cristo.
5. Capítulo 5: La verdadera gracia de Dios.

CRISTO EN CADA CAPÍTULO:
1. Capítulo 1: Cristo, nuestra fuente de esperanza y redención (3, 18-20).
2. Capítulo 2: Cristo, la Piedra angular, nuestro ejemplo y el que carga con nuestros pecados (6, 21, 24).
3. Capitulo 3: Cristo, nuestro Señor (15, 22)
4. Capitulo 4: Cristo, nuestro sufrido (1, 13).
5. Capitulo 5: Cristo, nuestro Príncipe de los pastores.

LECCIONES PRÁCTICAS:
1. Hemos nacido de nuevo para una esperanza viva (1:3-4, 23; Tito 1:2).
2. No necesitamos imágenes para amar a Dios (1:8-9; a.C. 17:29; Sal. 115:1-8; Ex. 20:1-4).
3. Necesitamos ser santos como Dios es Santo (1 P. 1:15-16; 1 P. 2:11; He. 12:14).
4. No hay que conformarnos a los deseos que antes teníamos (1:14; 2:11).
5. Hemos sido redimidos con un alto precio (1:18-20).
6. La Palabra de Dios permanece para siempre (1:23-25).
7. Hay que desechar el pecado y desear la Palabra de Dios (2:1-2).
8. Hay que recordar lo que somos (2:9-11)
9. Hay que obedecer a nuestros amos terrenales (2:18)
10. Cristo es nuestro mejor ejemplo (2:21).
11. Responsabilidades conyugales (3:1-7).
12. Hay que estar siempre preparados para presentar respuesta (3:15).
13. No hay que sorprendernos cuando sufrimos por Cristo (4:12; Fil. 1:29; 2 Ti. 3:12).
14. Si sufrimos como cristianos no debemos de avergonzarnos (4:16; Mr. 8:38; 2 Ti. 1:8).
15. Hay que echar toda nuestra ansiedad sobre Dios (5:7).
16. El diablo quiere destruirnos (1 P. 5:8).
17. Usted no es el único que sufre (5:9).