ANÁLISIS DE RUT



AUTOR Y FECHA:
    Se desconoce quien fue el autor de este libro. Los antiguos judíos creían que Samuel era el autor. El libro mismo no da ninguna clave. La historia ocurrió “en los días que gobernaban los jueces” (1:1). Pero no fue entonces que se escribió; las referencias a David (4:17, 22) muestran que se escribió después que este había ascendido al trono. No se sabe exactamente cuándo, si inmediatamente después o más tarde. Algunos han sugerido que este libro se escribió aproximadamente en
el año 1200 a. C. Otros han sugerido que este libro cubre aproximadamente 10 años (1:4).

EL LIBRO DE RUT:
    Este ha sido el único libro de la Biblia que ha sido dedicado a la historia completa de una mujer, aunque dos libros llevan el nombre de mujer. Rut una gentil que se casó con un hebreo, y Ester, una Hebrea que se casó con un rey gentil.

LA FAMILIA DE RUT:
1. Durante la cosecha de la cebada en Belén Rut fue a espigar en los campos de Booz, acaudalado pariente de Elimelec. Booz tomó conciencia de ella y le ofreció protección por su lealtad a Noemí. Recibió la invitación de comer con los segadores, y fue favorecida durante toda la cosecha de la cebada y el trigo.

2. Cuando ya todo había sido cosechado y comenzó la trilla, siguiendo las instrucciones que le había dado Noemí, Rut fue a la era de noche y pidió la protección de Booz apelando a su caballerosidad. Él la envió de vuelta a su hogar tan pronto amaneció, con un presente de seis medidas de cebada y la promesa de que si su pariente más cercano no estaba dispuesto a casarse con ella de acuerdo con la ley del levirato, él actuaría como pariente y la redimiría (cf. Lv. 25.25, 47–49).

3. Con la presencia de diez ancianos de la ciudad como testigos apeló al pariente de Noemí para que redimiera un lote de tierra que había pertenecido a Elimelec y que era un cargo sagrado que no debía salir de la familia (cf. Lv. 25.23). A ello añadió
la obligación del casamiento por levirato con Rut (Rt. 4.5). El pariente no pudo cumplir esta obligación y renunció a su derecho a favor de Booz.

4. Rut se casó con Booz, y dio su primera hija Obed a Noemí para que continuara los nombres de Elimelec, Mahlón y Quelión. Este fue abuelo de David (1 Cr. 2.12; Mt. 1.5).8

DESTINATARIOS:
    Israel y la posteridad.

VERSÍCULOS CLAVES:
    Rut 1:16-17; 3:11; 4:5-6, 17

FRASE CLAVE:
    “No me ruegues que te deje...” (1:16)

CAPÍTULO CLAVE:
1. 4 – En los capítulos 1 y 2 vemos el amor de Rut por Dios y su pueblo demostrado. En los capítulos 3 y 4 vemos el amor de Rut recompensado. Dios bendice a Rut dándole a Booz como esposo y dándole la oportunidad de tener un hijo, llamado Obed, el abuelo de David.

PROPÓSITO Y TEMA:
    Este libro, de carácter bucólico o pastoril, hace remontar la ascendencia del rey David hasta Rut la moabita, lo cual indica un propósito histórico. Pero hay algo más: procura demostrar que la religión genuina no es monopolio de ningún pueblo, raza o nación. Es significativo además su expresión de devoción filial: “Respondió Rut: No me ruegues que te deje, y me aparte de ti; porque adondequiera que tu fueres, iré yo, y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios. Donde tu murieres, moriré yo, y allí seré sepultada; así me haga Jehová, y aun me añada, que sólo la muerte hará separación entre nosotras dos”. Esta ejemplar historia revela que la bendición divina se derrama sobre quien sirve a Dios. Este es uno de los dos libros bíblicos que lleva nombre de mujer; el otro es Ester. Obsérvese que Rut fue una gentil y que fue una antepasada de David, y de Jesús, hecho que demuestra la inclusión de los gentiles tanto como de los judíos en la promesa mesiánica (Mt. 8:11). También Booz apunta hacia Cristo al desempeñar la parte de pariente redentor (Lv. 25:25, 47-49), así como Jesús es nuestro Pariente Redentor. La historia de Rut señala también hacia Pentecostés: los judíos acostumbraban a leer esta
historia de las mieses en la fiesta de las Semanas o de la Cosecha del Trigo, que más adelante se llamó fiesta de Pentecostés (Hch. 2).

BOSQUEJO DE RUT:
I. Rut resuelve quedarse con Noemí, llegada de Rut a Belén (Cap. 1)
II. Rut trabaja en el campo; Generosidad de Booz (Cap. 2)
III. Orientada por Noemí, Rut busca a Booz (Cap. 3).
IV. Matrimonio de Booz y Rut, el hijo de Rut, antepasado de David (Cap. 4).

SIGNIFICADO DE LOS NOMBRES:
1. Rut – Significa amiga y satisfecha
2. Noemí – Significa hermosa
3. Belén – Significa casa de pan
4. Elimelec – Significa mi Dios es rey
5. Mahlon – Significa canto
6. Quelion – Significa perfección
7. Mara – Significa amargura
8. Booz – Significa fuerza

MENSAJES:
1. El mensaje primordial de Rut es reposo. En la casa de su esposo, quien la redimió (4:4, 6, 10), Rut encontró respeto, protección, y reposo.
2. Booz como redentor es un tipo de Cristo, y Rut representa los gentiles, los que estaban lejos (Ef. 2:11-16).
3. Así como Rut estaba relacionada a Booz en matrimonio, así lo está Cristo a su Iglesia (2 Co. 11:2; Ef. 5:25-27).
4. Así como Rut encontró reposo y redención en Booz, así también nosotros encontramos reposo y redención en Cristo (Mt. 11:28-30; Ef. 1:7).
5. Ni la abundancia ni la pobreza alejan a las personas de Dios. Rut en su pobreza y Booz en su riqueza no se apartaron de Dios. Por lo tanto, es posible servir a Dios y nunca apartarse de el en esta condiciones.

LA GENEALOGÍA:
    (4:17-22) que presenta a Obed el hijo de Rut, Isai el hijo de Obed, y David el hijo
de Isai, es el objeto por el cual fue escrito el libro. Desde aquí en adelante, el
pensamiento del Antiguo Testamento gira alrededor del Rey de Reyes que había
de venir del linaje de David. Y Rut fue la iniciadora de aquel linaje.
 
INFORMACIÓN INTERESANTE:
    Nótense las relaciones cordiales entre Booz y sus trabajadores (4). Como 1 ½ km. al este de Belén hay un terreno llamado el “Campo de Booz,” en donde, según la tradición, Rut espigaba. Junto a este se halla el “Campo de los Pastores,” en donde dice la tradición que los Ángeles anunciaron el nacimiento de Jesús. Según estas tradiciones, pues, la escena de los amores de Rut y Booz, que condujeron a la formación de la familia que había de traer el Cristo, fue escogida de Dios para ser, 1100 años después, escena de la anunciación celestial de Su venida.