Aplicación de 1 Samuel





    1. ¿Qué lección ha recibido de la relación que había entre Elí y sus hijos?  ¿Está consciente de la responsabilidad que tiene         ante Dios, de disciplinar a sus hijos?


    2. ¿Qué ha aprendido de la vida de Samuel, Saúl y David en cuanto a buscar a Dios, escucharlo y obedecerle? ¿Tiene                consecuencias el no hacerlo?


    3. ¿Notó usted el tiempo transcurrido desde que David fue ungido como rey? Sin embargo, 1 Samuel llega a su fin y David            todavía no reina sobre Israel. Piense en  todo lo sucedido desde que Samuel ungió a David. ¿Qué puede aprender de  
        todo eso con relación a las promesas de Dios, a su propósito, y a su manera de manejar el tiempo? ¿Espera con                    paciencia el momento en que Dios cumpla en usted sus promesas




APLICACIÓN FINAL DE 1 SAMUEL

    1. ¿Cuáles son las verdades básicas de 1 Samuel?

    2. ¿Cómo se aplican estas verdades a mi vida?

    3. ¿En vista de estas verdades, qué cambios deberían hacer en mi vida?.

    4. ¿Cómo pienso llevar a cabo estos cambios?

    5. ¿Cuál será mi oración personal referente a esta verdad, y los cambios que debería efectuar en mi vida? 





APLICACIÓN PRÁCTICA
    La trágica historia de Saúl es un estudio sobre la oportunidad desperdiciada. Aquí estaba un hombre que lo tenía todo – honor, autoridad, riquezas, buena apariencia, y más. Sin embargo murió en la desesperación, aterrado por sus enemigos y sabiendo que le había fallado a su nación, su familia, y a su Dios.

Saúl cometió el error de pensar que podía complacer a Dios a través de la desobediencia. Como muchos en la actualidad, él creyó que un motivo razonable compensaría un mal comportamiento. Tal vez el poder se le subió a la cabeza, y comenzó a creer que él estaba por sobre las reglas. De alguna manera él desarrolló una baja opinión de los mandatos de Dios y una alta opinión de él mismo. Aún cuando fue confrontado con su mal comportamiento, él intentó vindicarse a sí mismo, y fue entonces cuando Dios lo rechazó (15:16-28).

El problema de Saúl es uno que todos enfrentamos – un problema del corazón. La obediencia a la voluntad de Dios es absolutamente necesaria para el éxito, y si movidos por el orgullo nos rebelamos contra Él, nos exponemos a la pérdida.

Por otra parte, David parecía no ser mucho al principio. Aún Samuel estuvo tentado a ignorarlo (16:6-7). Pero Dios ve el corazón y Él vio en David a un hombre conforme a Su corazón (13:14). La humildad e integridad de David, aunada a su celo por el Señor y su compromiso con la oración, establecen un buen ejemplo para todos nosotros.




Temas de Aplicación

 TemaExplicación Importancia 
  Rey     Debido a que Israel sufrió a causa de jueces y sacerdotes corruptos, el pueblo quiso un rey. Querían la organización como las naciones que los rodeaban. Aunque era contrario a su propósito original, Dios les eligió un rey.     El establecimiento de una monarquía no resolvió los problemas de Israel. Lo que Dios desea es la entrega genuina de cada persona a Él. Ningún gobierno ni conjunto de leyes podrán sustituir el gobierno de Dios en la vida y el corazón.
 
Control de Dios
      Israel prosperó mientras que el pueblo vio a Dios como su rey verdadero. Cuando los líderes se apartaron de la Ley de Dios, Él intervino en sus vidas e invalidó sus acciones. Así, Dios mantuvo el control final sobre la historia de Israel.      Dios siempre está trabajando en este mundo, aun cuando no veamos lo que hace. No importa qué clase de presiones debamos soportar ni a cuántos cambios debamos enfrentar, Dios tiene todo el control de nuestra situación. Al confiar en la soberanía de Dios, podemos enfrentar las situaciones difíciles de nuestra vida con valentía. 
Liderazgo     Dios guió a su pueblo utilizando diversas formas de liderazgo: jueces, sacerdotes, profetas, reyes. Los escogidos para estos diferentes oficios, como Elí, Samuel, Saúl y David, ilustran distintos estilos de liderazgo. Aun así, el éxito de cada líder dependía de su entrega a Dios, no de su posición, estilo de liderazgo, sabiduría, edad o fuerza.      Cuando Elí, Samuel, Saúl y David desobedecieron a Dios, sufrieron consecuencias trágicas. El pecado afectó lo que lograron para Dios y la forma en que algunos criaron a sus hijos. Ser un verdadero líder significa permitir que Dios guíe todos los aspectos de sus actividades, valores y metas, incluyendo la manera de criar a sus hijos.
Obediencia

     Para Dios «obedecer es mejor que los sacrificios» (15.22). Dios quería que su pueblo lo obedeciera, sirviera y siguiera con todo el corazón y no que mantuviera un compromiso superficial basado en la tradición o en los sistemas ceremoniales.      Aunque somos libres del sistema de sacrificios de la ley judía, quizás continuemos confiando en las prácticas externas para sustituir el compromiso interno. Dios desea que todo el trabajo y la adoración los motiven una entrega genuina y de corazón a Él.