Aplicación de Efesios




    1. Deténgase ahora y rease todo lo que ha observado y anotado en cuanto a su posición como hijo de Dios. Vuelva al capítulo 1 y tome nota de todo lo que Dios ha hecho por usted. No pase por alto el pronombre él. Note también los adverbios según y conforme, y el sustantivo voluntad. Piense en lo que DIos ha hecho por usted, y en por qué lo ha hecho. Déle gracias y dígale que desea vivir como Él quiere que viva.

    2. Efesios 2:8-10 son versículos sumamente importantes. Piense en lo que Dios le está diciendo, y pídale que le haga ver si, para llegar al cielo, está confiando en la gracia de Él o en sus propias obras. Pero no se detenga allí. Piense en la relación que hay entre las buenas obras y la vida del creyente. ¿Cómo anda usted con Cristo? Memorice estos versículos.

    3. ¿Vive en su hogar conforme a lo que dice Efesios 5:18 al 6:4?

    4. ¿Se está manteniendo usted firme o está dejando que lo derroten las artimañas del diablo? No olvide dónde está sentado con Cristo (2:6). Piense en la armadura de Dios. ¿La tiene puesta? ¿Está firme en la verdad, la justicia, la paz, la salvación y la fe? ¿Sabe usar la Palabra de Dios para arremeter contra el enemigo?



APLICACIÓN FINAL DE EFESIOS


1. ¿Cuales son las verdades básicas de Efesios?


2. ¿Cómo se aplican estas verdades a mi vida?


3. ¿En vista de estas verdades, qué cambios deberían hacer en mi vida?


4. ¿Cómo pienso llevar a cabo estos cambios?


5. ¿Cuál será mi oración personal referente a esta verdad, y los cambios que debería efectuar en mi vida?





            APLICACIÓN PRÁCTICA

    Tal vez más que en ningún otro libro de la Biblia, el libro de Efesios enfatiza la conexión entre la sana doctrina y la práctica correcta en la vida cristiana. Hay demasiada gente que ignora la “teología” y en vez de conocerla, solo quiere discutir cosas que sean “prácticas.” En Efesios, Pablo argumenta que la teología es práctica. A fin de vivir en la práctica la voluntad de Dios para nuestras vidas, debemos entender primeramente quienes somos doctrinalmente en Cristo.



Temas de Aplicación

 TemaExplicación Importancia 
Propósito de Dios     De acuerdo al plan amoroso y eterno de Dios, Él dirige, lleva a cabo y sustenta nuestra salvación.      Cuando respondernos al amor de Dios confiando en Él, su propósito viene a ser nuestra misión. ¿Se ha propuesto cumplir con el propósito de Dios?
  Cristo el centro  A Cristo se le exalta como el significado primordial del universo y el punto central de la historia. Es la cabeza del cuerpo, la Iglesia. Es el creador y sustentador de toda la creación.          Ya que Cristo es el centro en cada cosa, también su poder debe ser central en nosotros. Empiece dejando todas sus prioridades bajo su control.
 Iglesia viviente    Pablo describe la naturaleza de la Iglesia. La Iglesia, bajo el control de Cristo, es un cuerpo viviente, una familia, una morada. Dios otorga a los creyentes habilidades especiales por su Espíritu para edificar la Iglesia.       Somos parte del cuerpo de Cristo y debemos vivir en unión esencial con Él. Nuestra conducta debe ser acorde a esta relación. Use las habilidades que Dios le dio para preparar a creyentes para su servicio. Cumpla con su papel en la iglesia viva.
Nueva familia      Debido a que Dios, mediante Cristo, pagó nuestros pecados y nos perdonó, nos ha reconciliado: nos llevó cerca de Él. Somos una nueva sociedad, una nueva familia.     Somos una familia en Cristo, por lo tanto, no deben existir barreras, divisiones, ni bases para la discriminación. Todos le pertenecemos, de manera que debemos vivir en armonía con los demás.
 Conducta cristiana     Pablo anima a que todos los cristianos vivan dinámica y sabiamente. Como nueva comunidad, debemos mostrar las nuevas normas de Cristo.      Dios nos da su Espíritu Santo para que vivamos a su manera. Para utilizar su poder, debemos echar a un lado nuestros malos deseos y actuar bajo el poder de su nueva vida. Someta su voluntad a Cristo y procure amar a otros.