Aplicación de Ezequiel



    1. Al pensar en la vida de Ezequiel y el llamamiento que recibió de Dios, ¿cómo pudiera usted aplicar a su propia vida la                responsabilidad que le correspondió a Ezequiel como vigía? Si la gente no estaba dispuesta a escuchar, ¿debía Ezequiel         pronunciarse a pesar de tal renuncia (Ez 2,3,33)? No olvide que lo tenemos en el Antiguo Testamento se escribió para            que nos sirviera de ejemplo, consolación y paciencia (1 Co 10:6-11; Ro 15:4).


    2. Antes que Ezequiel intentara comunicar el mensaje de Dios, recibió instrucciones de comérselo, grabárselo en el corazón,         y escuchar atentamente al Señor (Ez 3). ¿Qué lecciones puede derivar de su ejemplo? ¿Cómo pudiera ayudarle este                método inductivo de estudio de la Biblia? ¿Qué debe tener presente al estudiar de manera sistemática?


    3. Del estudio de Ezequiel, ¿qué ha aprendido usted acerca de Dios y de sus caminos? Así como Dios se desposó de Israel,         Jesucristo es el esposo celestial de los creyentes en Cristo (2Co 11:2-3.) ¿Ha fornicado usted espiritualmente, a la                    manera de Israel?




APLICACIÓN FINAL DE EZEQUIEL

    1. ¿Cuáles son las verdades básicas de Ezequiel?

    2. ¿Cómo se aplican estas verdades a mi vida?

    3. ¿En vista de estas verdades, qué cambios deberían hacer en mi vida?.

    4. ¿Cómo pienso llevar a cabo estos cambios?

    5. ¿Cuál será mi oración personal referente a esta verdad, y los cambios que debería efectuar en mi vida? 





APLICACIÓN PRÁCTICA
El Libro de Ezequiel nos llama a unirnos en un encuentro fresco y vivo con el Dios de Abraham, Moisés y los profetas. Debemos ser vencedores, o seremos vencidos. Ezequiel nos reta a: experimentar una visión del poder, conocimiento, eterna presencia y santidad de Dios que cambie nuestra vida; a dejar que Dios nos dirija; a comprender la profundidad y el compromiso con el mal que se aloja en cada corazón humano; a reconocer que Dios hace responsables a Sus siervos de advertir a los hombres malvados sobre el peligro en que se encuentran; a experimentar una relación viva con Jesucristo, quien dijo que el nuevo pacto se encuentra en Su sangre.




Temas de Aplicación

 TemaExplicación Importancia 
  Santidad de Dios     Ezequiel tuvo una visión que le reveló la absoluta perfección moral de Dios. Dios era superior espiritual y moralmente a la sociedad corrupta y comprometida de Israel. Ezequiel escribió para dar a conocer al pueblo que Dios también estaba presente en Babilonia, no solo en Jerusalén.      Debido a que Dios es moralmente perfecto, nos puede ayudar a vivir por encima de la tendencia a comprometernos con este mundo. Cuando nos centramos en su grandeza, nos da poder para superar el pecado y reflejar su santidad.
  Pecado     Israel pecó, y el castigo de Dios llegó. Dios utilizó la toma de Jerusalén y el cautiverio en Babilonia para disciplinar a los rebeldes y hacer que abandonaran su estilo de vida pecaminoso. Ezequiel les advirtió que no solo la nación tenía que dar cuenta ante Dios por su pecado, sino también cada individuo.      No podemos eximirnos de nuestra responsabilidad ante Dios. Somos responsables ante Él de nuestras decisiones. En vez de rechazarlo, debemos reconocer el pecado por lo que es, rebelión en contra de Dios, y optar por seguirlo a Él.
  Restauración     Ezequiel consuela al pueblo al decirle que llegaría el día cuando Dios restauraría a los que se apartaran del pecado. Dios sería su Rey y Pastor. Daría a su pueblo un nuevo corazón para adorarlo y establecería un nuevo gobierno y un nuevo templo.      La certeza de la restauración futura alienta a los creyentes en momentos de prueba. Sin embargo, debemos ser fieles a Dios porque lo amamos, no solo por lo que Él puede hacer por nosotros. ¿Hemos puesto nuestra fe en É/o meramente en nuestros beneficios futuros?
 Lideres     Ezequiel condenó a los pastores (sacerdotes y líderes) infieles que habían descarriado al pueblo. Él en cambio sirvió como pastor amoroso y atalaya atento para advertir a su pueblo acerca de su pecado. Un día el perfecto Pastor de Dios, el Mesías, guiaría a su pueblo.      Jesús es nuestro líder perfecto. Si verdaderamente queremos que Él nos guíe, nuestra devoción debe ser algo más que palabras. Si se nos ha dado la responsabilidad de guiar a otros, debemos tener cuidado de ellos aun cuando esto signifique sacrificar placer personal, felicidad, tiempo o dinero. Somos responsables de las personas que guiamos. 
Adoración      Un ángel dio a Ezequiel la visión del templo con muchos detalles. La presencia santa de Dios había abandonado a Israel y al templo debido al pecado de la nación. La construcción de un templo futuro marcaría el regreso de la presencia de Dios. Dios limpiaría a su pueblo y restauraría la verdadera adoración.      Todas las promesas de Dios se cumplirán bajo el gobierno del Mesías. Los seguidores fieles serán restaurados a una relación perfecta con Dios y con los demás. Para estar preparados para este momento, debemos centrarnos en Dios. Hacemos esto por medio de la adoración cotidiana a Él, a través de la cual aprendemos acerca de la santidad de Dios y los cambios que debemos hacer en nuestro estilo de vida.