Aplicación de Jonás



    1. ¿Quién, o qué, suscita la compasión de usted? ¿Cómo se compara su corazón con el de Dios? ¿Anhela usted lo mismo            que Él? ¿Por qué?


    2. ¿Sabe de algo que Dios quiere que usted haga, y que aún no haya hecho? ¿Que puede aprender usted de la vida de                Jonás?


    3. ¿De qué manera interpretó Jesús este relato de Jonás? Lea Mateo 12:39-41; 16:4. ¿Acepta su resurrección con un relato      mitológico?



APLICACIÓN FINAL DE JONÁS

    1. ¿Cuáles son las verdades básicas de Jonás?

    2. ¿Cómo se aplican estas verdades a mi vida?

    3. ¿En vista de estas verdades, qué cambios deberían hacer en mi vida?.

    4. ¿Cómo pienso llevar a cabo estos cambios?

    5. ¿Cuál será mi oración personal referente a esta verdad, y los cambios que debería 




APLICACIÓN PRÁCTICA
    No podemos escondernos de Dios. Lo que Él desea es llevar a cabo a través de nosotros lo que debe suceder, a pesar de todas nuestras objeciones y dilaciones. Efesios 2:10 nos recuerda que Él tiene planes para nosotros, y se encargará de que nos ajustemos a ellos. ¡Sería mucho más fácil si nosotros, a diferencia de Jonás, nos sometiéramos a Él sin tardanza!



Temas de Aplicación

 TemaExplicación Importancia 
La soberanía de Dios      Aunque el profeta Jonás trató de huir de Dios, Dios tenía las riendas. Al dominar el mar bravío y un pez enorme. Dios hizo galas de su irresistible y a la vez compasiva manera de dirigir.      En vez de huir de Dios encomiéndele su pasado, su presente y su futuro. Decirle no a Dios es desastre seguro. Decirle sí es adquirir una nueva comprensión de lo que es Dios y su propósito en el mundo.
 El mensaje de Dios al mundo entero     Dios había dado a Jonás una tarea:predicar en la gran ciudad asiria de Nínive. Jonás odiaba a Nínive, y reaccionó con ira e indiferencia. Jonás aún tenía que aprender que Dios ama a todos. A través de Jonás, Dios recordó a Israel su deber misionero.      No debemos limitarnos a nuestra propia gente. Dios quiere que su pueblo proclame su amor por todo el mundo en palabras y hechos. Quiere que seamos misioneros dondequiera que estemos, dondequiera que nos envíe.
Arrepentimiento       Cuando el renuente profeta fue a Nínive, tuvo una gran aceptación. El pueblo se arrepintió y se volvió a Dios. Fue una tremenda reprimenda a Israel, que se creía mejor y sin embargo cerraba los oídos al mensaje de Dios. Dios perdona a los que se apartan del pecado.      Dios no premia ni el engaño ni la simulación. Quiere la devoción sincera de todos. No basta con compartir los privilegios del cristianismo: tenemos que pedirla perdón a Dios y dejar el pecado. No querer arrepentirse equivale a amar al pecado.
La compasión de Dios      El mensaje divino de amor y perdón no era solo para los judíos. Dios ama a todo el mundo. Los asirios no lo merecían, pero Dios los perdonó cuando se arrepintieron. En su misericordia, Dios no rechazó a Jonás por no ir a donde le mandaba. Dios tiene mucho amor, paciencia y misericordia.     Dios nos ama, aun cuando le fallamos. Pero también ama a los demás, a los que no pertenecen a nuestro grupo, trasfondo cultural, raza o denominación. Cuando aceptamos su amor, debemos aprender a aceptar a todos los que Dios ama. Nos es más fácil amar a los demás cuando amamos a Dios