Aplicación de Rut



    1. ¿Qué le enseña la historia de Rut en cuanto a la lealtad? ¿Qué significa ser fiel a Dios, a su pueblo y sus preceptos, y                creer que Dios cumplirá sus promesas?


    2. Al pensar en Booz como redentor de Rut, recuerde que en el Señor Jesucristo tiene un redentor cercano. Piense en el            hecho de que el Señor, mediante su encarnación, actuó en favor de usted, cuál pariente cercano, para redimirlo de sus            pecados y vencer a la muerte (Hebreos 2:14-15.) No olvide que fue redimido de su vana manera de vivir, no con plata ni            oro sino con la sangre preciosa del Cordero de Dios, cordero sin mancha ni defecto (1P 1:18-19) 


    3. Los últimos versículos de este libro dejan constancia de que Rut llegó a formar parte de la genealogía de David y, por lo            tanto, del linaje humano de nuestro Señor Jesucristo. Dios, en su soberanía, no sólo incluyó en la genealogía de su Hijo a         Rahab, que era una prostituta, sino también a Rut, que no era israelita. A diferencia de sus contemporáneos, estas dos            mujeres optaron por confiar en Dios. Considere cómo el ejemplo de ellas pudiera aplicarse a la vida de usted. 


    4. En el libro de los Jueces, los israelitas abandonaron al Dios verdadero para volverse a los ídolos, mientras que en el libro         de Rut sucede todo lo contrario: una extranjera desecha a los ídolos para servir el único Dios verdadero. ¿Con cuál de los         dos casos se identifica usted?



APLICACIÓN FINAL DE RUT

    1. ¿Cuáles son las verdades básicas de Rut?

    2. ¿Cómo se aplican estas verdades a mi vida?

    3. ¿En vista de estas verdades, qué cambios deberían hacer en mi vida?.

    4. ¿Cómo pienso llevar a cabo estos cambios?

    5. ¿Cuál será mi oración personal referente a esta verdad, y los cambios que debería efectuar en mi vida? 




APLICACIÓN PRÁCTICA
    La soberanía de nuestro Gran Dios es claramente apreciada en la historia de Rut. Él guió cada uno de sus pasos para hacerla Su hija y cumplir Su plan para convertirla en una antecesora de Jesucristo (Mateo 1:5). De la misma manera, nosotros tenemos la seguridad de que Dios tiene un plan para cada uno de nosotros. Así como Noemí y Rut confiaron en Él para su provisión, también debemos hacerlo nosotros.

En Rut vemos un ejemplo de la mujer virtuosa de Proverbios 31. Además de ser devota a su familia (Rut 1:15-18; Proverbios 31:10-12) y depender fielmente de Dios (Rut 2:12; Proverbios 31:30), vemos en Rut a una mujer de sabias palabras. Sus palabras son amorosas, amables y respetuosas, tanto para con Noemí como para con Booz. La mujer virtuosa de Proverbios 31 “Abre su boca con sabiduría, y la ley de clemencia está en su lengua.” (v. 26). En la actualidad podríamos buscar a lo largo y a lo ancho a una mujer tan valiosa como para ser nuestro modelo a seguir como lo es Rut.




Temas de Aplicación

Temas

Explicación

Importancia



Fidelidad

La fidelidad de Rut hacia Noemí como nuera y amiga es un gran ejemplo de amor y lealtad. Rut, Noemí y Booz son también fieles a Dios y sus leyes. A través de la historia vemos la fidelidad de Dios hacia su pueblo.

La vida de Rut la guió su fidelidad a Dios y su lealtad hacia la gente que conocía. Para ser leales y amorosos en las relaciones, debemos imitar la fidelidad de Dios en el trato con los demás.  



Bondad

Rut fue muy bondadosa con Noemí. A su vez, Booz fue bondadoso con Rut, una moabita despreciada que no tenía dinero. Dios fue bondadoso con Rut, Noemí y Booz al unirlos para llevar a cabo sus propósitos.  

Así como Booz mostró su bondad al comprar la tierra para garantizar la herencia de Rut y Noemí, también Cristo mostró su bondad muriendo por nosotros para garantizarnos la vida eterna. La bondad de Dios debería motivarnos para amarlo y honrarlo.  




Integridad

Con su lealtad a Noemí, Rut mostró un carácter muy moral con su indiscutible rompimiento con su tierra y costumbres antiguas y por su arduo trabajo en los campos. Booz mostró integridad en sus normas morales, su honestidad y al cumplir sus compromisos.

Cuando experimentamos la fidelidad y la bondad de Dios, deberíamos responder mostrando integridad. Así como los valores por los que vivieron Rut y Booz contrastaban mucho con los de la cultura relatada en Jueces, también nuestras vidas deberían distinguirse del mundo que nos rodea.



Protección

Vemos el cuidado y la protección de Dios en las vidas de Noemí y de Rut. Su control supremo sobre las circunstancias les da seguridad y confianza. Él guía las mentes y las actividades de las personas para cumplir su propósito.

No importa cuán devastadora sea la presente situación, nuestra esperanza está en Dios. Sus recursos son infinitos. Debemos creer que Él puede actuar en la vida de cualquier persona, sea esta un rey o un extranjero en tierra extraña. Confíe en su protección.



Prosperidad / Bendición

Rut y Noemí llegaron a Belén como viudas pobres, pero pronto les vino la prosperidad mediante el casamiento de Rut con Booz. Rut llegó a ser la bisabuela del rey David. Sin embargo, la gran bendición no fue el dinero, ni el matrimonio, ni el niño, sino la calidad de amor y respeto que hubo entre Rut, Booz y Noemí.  

Tenemos la tendencia a pensar en las bendiciones en términos de prosperidad más que en relaciones de alta calidad que Dios hace posibles para nosotros. No importa cuál sea nuestra situación económica, amemos y respetemos a quienes Dios ha traído a nuestras vidas. Al hacerlo, damos y obtenemos bendiciones. El amor es la bendición más grande.