Arqueología de Sofonías






AUTOR, LUGAR Y FECHA DE ESCRITURA

No sabemos nada más sobre Sofonías más allá de lo que leemos en 1:1 y de lo que podemos inferir del resto del libro. Es inusual que el profeta trazara su genealogía hasta cuatro generaciones atrás; algunos sugieren que lo hizo porque Ezequías, quien fue su tatarabuelo, fue realmente el rey Ezequías de Judá. A diferencia de Miqueas, que se enfocó en la gente común de Judá, Sofonías se hallaba a gusto en la arena política y en los distinguidos círculos de las cortes.


El libro data del reinado de Josías, lo que lo ubica en el intervalo de años 640-609 a.C. Muchos han tomado la referencia a «todo rastro de Baal» en 1:4 como una referencia de que las iniciativas de reforma de Josías estaban ya en plena marcha y que que la mayoría de los altares flagrantes a Baal habían sido quitados. Otros aseguran que Sofonías parece aludir a Deuteronomio en varias partes (p.ej. Sof 1:13 repite Dt 28:30 y Sof 1:17 resuena con Dt 28:29). lo que implica que el Libro de la Ley (2R 22) había sido encontrado y leído en voz alta para la época de la redacción de Sofonías. Esto sugiere que la profecía bien puede haberse escrito hacia finales del siglo VII a.C.





AUDITORIO

Sofonías escribió al pueblo de Judá para advertirles del inminente juicio de Dios, para instarles a arrepentirse y para ofrecerles la esperanza de la restauración.






HECHOS CULTURALES Y RELEVANTES

El enfoque del mensaje de Sofonías está en el «día del SEÑOR», al cual concibe como el día del juicio primero para Judá (Sof 1) y solo después para las demás naciones (cap. 2), aunque Sofonías también anticipó el día final de salvación (cap. 3). Es posible que Sofonías reconociera que los esfuerzos rigurosos de reforma de Josías no habían penetrado completamente los corazones del pueblo. Tristemente, cualquier resurgimiento de la fidelidad al pacto que Josías había inspirado estaba destinado a ser temporal. El juicio era merecido e inevitable.





AL LEER

Al igual que con Habacuc y varios otros profetas escritores del Antiguo Testamento, esté consciente del contraste extremo entre las imágenes gráficas de horror y de juicio del autor a las reconfortantes palabras de esperanzas por la restauración.





¿SABÍA USTED QUE?

El incienso a las deidades paganas se quemaba sobre azoteas (véase Is 15:3; Jer 1:16) y los reyes de Judá habían llegado tan lejos que habían levantado altares paganos en la azotea del palacio en Jerusalén (Sof 1:5). Evidentemente, había una idea pagana general y difundida de que el umbral de una casa, templo o de alguna edificación era el lugar de morada de los espíritus (1:9).


Nínive fue destruida en 612 a.C. y con el tiempo su ubicación fue olvidada, hasta que arqueólogos la descubrieron en 1845 (2:13).





TEMAS

Los temas de Sofonías incluyen:


1. Juicio. El tema central de Sofonías fue la llegada inminente del «día del SEÑOR» (1 :7,1 4). Ese día será de juicio universal (1:2-3), así como del juicio específico contra Judá (1 :4--6) y contra otras naciones (2:4-15). El libro enfatiza que el sincretismo religioso, el cual es una mezcla de la adoración a Dios con la idolatría (1:4-6), trae destrucción (1:9-13), pero que buscar a Dios y solamente a él. con humildad, resulta en salvación (2:1-3).


2. La restauración. Sofonías le aseguró a su audiencia que después del juicio vendría la restauración. Dios purificará a los suyos (3:9), traería regocijo a Jerusalén (3:1 4-1 7) y restauraría tanto a su pueblo como la gloria de Jerusalén (3:18-20).





SINOPSIS
    I. Introducción: El anuncio del juicio total (1:1-3)
   II. El día del Señor viene sobre Judá y las naciones (1:4-18)
  III. El juicio de Dios sobre las naciones (2:1-3:8)
  IV. La promesa de redención (3:9-20)  






PUEBLOS, TERRITORIOS Y GOBERNANTES ANTIGUOS


Sofonías 3. “Cus”


El Cus bíblico se situaba al sur de Egipto. La mayoría de las menciones del término «Cus» probablemente se refieren al alto y bajo de Nubia, la región directamente al sur de Egipto, con su límite norte en la primera catarata del Nilo y su límite sur en la sexta catarata. En ocasiones, el término puede haberse usado en un sentido más amplio para regiones del África situadas al sur de Egipto, pero Cus no debe compararse con la Etiopía moderna.


Fuentes antiguas confirman que Cus era una tierra de gran riqueza; de hecho, el nombre egipcio Nubia puede provenir de la palabra nub, es decir, «oro».


Las listas comerciales egipcias registran los minerales preciosos y otros artículos lujosos que eran transportados al norte desde Cus a lo largo de las rutas comerciales del Nilo. Entre estos artículos estaban oro, plata, cosméticos, bálsamo, incienso, y mirra.


Los productos de animales exóticos, como huevos de avestruz, cuernos de rinoceronte y pieles de pantera también se conseguían desde Cus o eran trasladados a través de Cus. Job 28:19 habla de Cus como la fuente de una piedra preciosa, el topacio.


A lo largo de la historia egipcia Nubia y Egipto siempre combatieron entre sí. La mayor parte del tiempo Egipto tenía el dominio, especialmente cuando el poder egipcio estaba en la cúspide durante el Nuevo Reino', bajo la dirección de sus faraones.


No obstante, a veces los nubios extendieron su alcance hasta Egipto, como durante el Segundo Periodo Intermedio. Mientras los hicsos gobernaban el bajo (el norte) Egipto, los nubios penetraban desde el sur.' Sin embargo, estos mismos recibieron la cultura egipcia por completo.



Los cusitas aparecen varias veces en el Antiguo Testamento. Números 12:1 cuenta que Moisés tenía una mujer cusita; 2 Samuel 18:21-31 menciona que el ejército de David tenía un mensajero cusita; y 2 Crónicas 14:9 habla sobre dera el cusita», quien luchó contra Asá de Judá.


Sin embargo, desde la perspectiva bíblica el poder cusita o nubio más significativo estaba representado por la Dinastía XXV de Egipto (aprox. 780-656 a.C.). Bajo los faraones nubios Piye (Piankhi), Shabaka, Shebitku y Tarha-qa (el Tiracá bíblico; 2R 19:9), Egipto y Nubia unificados se volvieron poderosos y prósperos.


Shabaka, por ejemplo, llevó a cabo una extensiva campaña de reconstrucción en Egipto, y buscó reavivar las antiguas tradiciones faraónicas como construir en el precinto del templo en Karnak, cerca de Tebas." Asimismo, el ejército nubio se movió hacia el norte fuera de Egipto y confrontó a los asirios. Shebitku controló la expansión de Senaquerib en Eltekeh (en la planicie costera de Israel) en 701 a.C.


Aunque las fuerzas nubio-egipcias era un poder que debía tenerse en cuenta, Isaías le advirtió a Judá que no pusiera ninguna esperanza en ellos para protegerse de Asiria (Is 20:3-6). De hecho, los éxitos de Nubia pronto cayeron ante los asirios. Tarhaqa, a pesar de ser un gobernante enérgico y capaz, fue derrotado y expulsado por Esarjadón de Asiria quien, de hecho, capturó Menfis en 671 a.C. Después de ese acontecimiento, el poder de Nubia en Egipto colapsó.



(Biblia de Estudio Arqueológica. Vida. p. 1549)