Colosenses 
Κολοσσαείς
"Dios exalta a Cristo como Señor"

Colosenses en varias versiones:   
1  2  3  4

Tiempo de Lectura= 0:15 / Contiene 4 capítulos, 95 versículos.   

Sub-páginas (4): Colosenses 1 Colosenses 2 Colosenses 3 Colosenses 4

MÉTODO CRÍTICO

1) ¿QUIÉN ESCRIBIÓ EL  LIBRO? Pablo y Timoteo

2) ¿CUÁNDO FUE ESCRITO? 61-63 d.C.

3) ¿A QUIÉN FUE ESCRITO? a la iglesia de Colosas

4) ¿DE DÓNDE FUE ESCRITO? Desde la cárcel en Roma, Timoteo de visita.

MÉTODO  HISTÓRICO

1) ¿CUÁL ES EL TRASFONDO  HISTÓRICO DEL LIBRO?

-Algunos de Colosas estuvieron en el día de Pentecostés, posible Pablo en su segundo y tercer viaje, paso por Colosas, porque esta cerca de Éfeso y de la Odisea. Posiblemente Epafras fundo la iglesia, él le llevo a Pablo en Roma noticias sobre la iglesia,  y en el saludo final, Pablo dice que Epafras tiene una carga por ellos... En la iglesia estaba entrando el Legalismo judío, mandamientos  de hombres, y filosofías. Una era el culto a los ángeles, también la sabiduría, el conocimiento, pero todo era hueco; sin fundamento, era gnosticismo. Y Pablo les habla de quien es Jesús, y él en nosotros.

-Colosas fue una ciudad de Frigia, una provincia en el centro del Así Menor. Los judaizasteis se habían introducido en la iglesia de Colosas, y  hubo otros que trataron de enseñar una forma de misticismo oriental. Pablo, escribió desde su encarcelamiento final en Roma, les dice a Los Colosenses que el misticismo no tiene ningún valor, y que hay muy poco valor en los rituales vacíos y las ceremonias,  Cristo esta por encima de todo, Pablo escribe, y el gozo real se obtiene viviendo la vida cristiana.

2) ¿SI ES UNA EPÍSTOLA CUANDO FUE FUNDADA LA IGLESIA? Posible después de Pentecostés, o en los viajes de Pablo.

3) ¿DE QUIÉN ESTÁ COMPUESTA LA IGLESIA? 1:2 de judíos y gentiles.

4) ¿CUÁLES SON SUS FUERZAS Y SUS DEBILIDADES?  Fuerzas, Epafras les enseño, Pablo reconoce lo que ellos ya saben, su lugar, la fe y el amor por la iglesia. Debilidad, era la influencia de falsas doctrinas gnósticas, y enseñanzas judías legalistas, y Pablo les alerta  de esto.

MÉTODO LITERARIO

1) ¿QUÉ GÉNERO DE LITERATURA ES EL LIBRO?  Ideológico.

MÉTODO PANORÁMICO

1) ¿CUÁL ES LA IDEA PRINCIPAL DEL LIBRO? Quien es Jesucristo, el lugar que Dios le dio, y quienes somos nosotros en Él.

2) ¿CUÁL  FUE LA RAZÓN PRINCIPAL POR LA CUAL SE ESCRIBIÓ ESTE LIBRO? Para contrarrestar los falsos conceptos e ideas gnósticas y judías que estaba contaminando a la iglesia, Epafras informo de esto a Pablo en Roma, cosas que estaban sacando de su lugar a Dios y el lugar de Jesucristo.

PALABRAS CLAVE DE COLOSENSES. (RV1960): sabiduría, conocimiento (conocer), inteligencia (entendimiento), plenitud, todo, completos, fe, misterio, en él (o delante de él, por medio de él, etc.)

Temas: Primogénito, plenitud, libertad. 

RECIPIENTES: Los creyentes en Colosas (en su mayoría gentiles. Colosas era la menos importante de tres ciudades notables por sus balnearios medicinales, incluyendo Hierápolis y Laodicea, en el importante cruce del valle del río Lico, a más o menos 200 kilómetros del sudoeste de Éfeso); la carta debe ser leída, como un intercambio, con la iglesia de Laodicea (4:16). 

OCASIÓN: Epafras, un colaborador de Pablo, fundado de las iglesias en el valle del Lico, ha visitado recientemente a Pablo trayendo noticias de la iglesia, en su mayoría buenas y otras no tanto.   

ÉNFASIS: La absoluta supremacía y suficiencia de Cristo, el Hijo de Dios. Que Cristo perdona el pecado y quita el terror a "los principados"; las reglas religiosas y requisitos no cuentan para nada, pero la vida ética que lleva l apropia imagen de Dios cuenta para todo; la vida a la semejanza de Cristo afecta las relaciones de todo tipo. 

 

 


Estructura de Colosenses

Título:  “La Cabeza de la Iglesia”

Versículo Clave: 1:18  “ Y Él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia el que es el principio  el primogénito de entre los muertos para que en todo tenga la preeminencia”.


Doctrina

1:1 Santos en Colosas


LA

 PREEMINENCIA

 

 

QUIEN

ES

ÉL

 
Doctrina1:15 Él es

Doctrina
2:6 Andad en Él

Práctica
3:5  Morir en vosotros


HACED Y DEJAD

 

RESUCITADO

CON

CRISTO

 
Práctica3:18  Haced

Práctica

4:7  Gracia con vosotros

SALUDO

 

Autor y fecha


    Pablo es identificado como el autor al principio (1:1, 23; 4:18), como es costumbre en sus epístolas. El testimonio de la iglesia primitiva, incluyendo a figuras clave tales como Ireneo, Clemente de Alejandría, Tertuliano, Orígenes, y Eusebio, confirman que la afirmación de apertura es genuina. Evidencia adicional para el hecho de que Pablo es el autor viene de los paralelos cercanos de libro de Filemón, la cual es universalmente aceptada como una carta que fue escrita por Pablo. Ambas fueron escritas (60-62 d.C.) mientras Pablo era un prisionero en Roma (4:3, 10, 18; Flm 9, 10, 13, 23); además de los nombres de las mismas personas (Timoteo, Aristarco, Marcos, Epafras, Lucas, Onésimo, y Demas) aparecen en ambas epístolas, mostrando que ambas fueron escritas por el mismo autor alrededor del mismo tiempo. Para información biográfica de Pablo vea la Introducción a Romanos: Autor y fecha.   


 

Contexto Histórico de Colosenses

     Colosas era una ciudad en Frigia, en la provincia romana de Asia (parte de Turquía moderna), a unos 160 km al E de Éfeso en la región de las siete iglesias de Apocalipsis 1-3. La ciudad se encontraba junto al río Lico, no lejos de donde fluía en el río Maender. El Valle Lico se encontraba en Colosas a una anchura de unos 3, 2 km y el Monte Cadmo se levantaba a más de 2.400 metros sobre la ciudad. 

    Colosas era una ciudad próspera en el siglo quinto a.C. cuando el rey persa Jerjes (Asuero, Est 1:1) marchaba a través de la región. La lana negra y los teñidos (hechos de los depósitos de tisa (gis) que se encontraban en al área) eran productos importantes. Además, la ciudad estaba situada en la unión de las principales rutas de comercio de norte a sur y de este a oeste. No obstante, para el día de Pablo, el camino principal había sido redirigido a través de la ciudad cercana de Laodicea, y de esta manera daba la vuelta a Colosas y la llevó a su declive y a que las ciudades vecinas como Laodicea y Hierápolis prosperaran.  

    Aunque la población de Colosas era primordialmente gentil, había una gran colonia judía que se remontaba a los días de Antioco el Grande (223-187 a.C.). La población mezclada de Colosas de judíos y gentiles se manifestaba a si misma tanto en la composición de la iglesia como en la herejía que la plagaba, la cual contenía elementos tanto de legalismo judío como de misticismo pagano.

    La iglesia en Colosas comenzó durante el ministerio de Pablo en Éfeso (Hch 19), el cual duró tres años. Su fundador no fue Pablo, quien nunca había estado ahí (2:1); sino Epafras (1:5-7), quien al parecer fue salvo durante una visita a Éfeso, y probablemente después comenzó la iglesia en Colosas cuando regresó a casa. Varios años después de que la iglesia colosenses fuera fundad, una peligrosa herejía surgió para amenazarla, una no identificada con ningún sistema histórico en particular. Contenía elementos de lo que más tarde llegó a conocerse como gnosticismo: que Dios es bueno, pero la materia es mala, que Jesucristo era meramente una de una serie de emanaciones descendiendo de Dios y siendo menos Dios (una creencia que los llevó a negar su verdadera humanidad), y que un secreto, conocimiento que estaba por encima de las Escrituras era necesario para ser iluminado y para la salvación. La herejía colosenses también incluyó aspectos de legalismo judío, por ejemplo la necesidad de circuncisión para la salvación, observación de rituales ceremoniales de la ley del AT (leyes de alimentación, festividades, días de reposo) y asceticismo rígido. También llamaba a la adoración de ángeles y experiencia mística. Epafras estaba tan preocupado por esta herejía que realizó el largo viaje de Colosas a Roma (4:12, 13), en donde Pablo era un prisionero. 

    Esta carta fue escrita de la prisión en Roma (Hch 28:16-31) en algún momento entre el 60-62 d.C. y, por lo tanto, se hace referencia a ella como a una epístola de la prisión (junto con Efesios, Filipenses y Filemón). Pudo haber sido compuesta casi de manera contemporánea con Efesios, e inicialmente enviada con esa epístola y Filemón por Tíquico (Ef 6:21, 22; Col 4:7, 8). Pablo escribió esta carta para advertir a los colosenses de la herejía que enfrentaban, y les envió la carta con Tíquico, quien estaba acompañando al esclavo que había huido, Onésimo, de regreso a su amo, Filemón, un miembro de la iglesia colosenses (4:7-9). Epafras se quedó en Roma (Film 23), quizá para recibir más instrucciones de Pablo .  

 


Retos de interpretación 

 

  •  Esas sectas que niegan la deidad de Cristo se han aferrado a la descripción de Él como "el primogénito de toda creación" (1:15) como prueba de que fue un ser creado. La afirmación de Pablo de que los creyentes serán "santos y sin mancha e irreprensibles" si permanecen "fundados y firmes en la fe" (1:22, 23) ha llevado a algunos a enseñar que los creyentes pueden perder su salvación. Algunos han argumentado la existencia del purgatorio basándose en la afirmación de Pablo, "cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo" (1:24), mientras que otros ven apoyo para la regeneración bautismal (2:12). La identidad de la carta de Laodicea (4:16) también ha causado mucha discusión.  

 

 

La Herejía Colosense

    Pablo nunca describe de manera explícita las falsas enseñanzas a las que se oponía en la Carta a los Colosenses. La naturaleza de la herejía se infiere por las declaraciones que hizo en su oposición a los falsos maestros. Una análisis de su refutación sugiere que la herejía era de di versas naturalezas. Algunos de los elementos de esas enseñanzas eran:

  1. El ritualismo. Este estaba sujeto a reglas estrictas sobre los tipos de alimentos y bebidas permisibles, festividades religiosas (2:16; 17) y la circuncisión (2:11; 3:11).
  2. El ascetismo. "No tomes...no pruebes, no toques" (2:21; 2:23).
  3. La adoración de ángeles. Véase 2:18.
  4. Menosprecio de Cristo. Esto lo sugiere el énfasis de Pablo sobre la supremacía de Cristo (1:15-20; 2:2-3, 9).
  5. Ciencias ocultas. Los gnósticos se jactaban de tener esos conocimientos (véase 2:18 y el énfasis de Pablo en 2:2-3 sobre Cristo, "en quién están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento").
  6. Confianza en la sabiduría y las tradiciones humanas. (2:4, 8)
    Estos elementos parecen caer en dos categorías: las judías y las gnósticas. Por lo tanto, es probable que la herejía colosense fue una mezcla de un judaísmo extremo y la primera etapa del gnosticismo.
(Biblia de Estudio NVI. p 1899, 1900)



Temas históricos y teológicos

 

  •   Colosenses contiene enseñanzas en varias áreas clave de teología, incluyendo:

    1.      La deidad de Cristo (1:15-20; 2:2-20)

    2.      Reconciliación (1:20-23)

    3.      Redención (1:13, 14; 2:13, 14; 3:9-11)

    4.      Elección (3:12)

    5.      Perdón (3:13)

    6.      Naturaleza de la iglesia (1:18, 24, 25; 3:11, 15)

    7.      Refuta la enseñanza hereje que amenaza a la iglesia colosenses (cap.2)


     


Vista Panorámica de Colosenses

Pablo había sido sentenciado a dos años de prisión por causa de su fe (1:24; 4:3, 10, 18; Hch 28:30). ¿Cómo reaccionaría él a las noticias tristes (2:8, 20–21) acerca de gente que aún no había conocido (1:4, 7, 8; 2:1), pero por quienes él se preocupaba mucho (2:1–3; 4:18)? Este era el dilema que el apóstol Pablo encaró cuando Epafras, el fundador de la iglesia en Colosas, lo visitó en Roma por varios días (1:3–8; 4:12; Flm 1:23). En el año 60 d.C., Pablo fue motivado a escribir esta carta a la iglesia de Colosas (1:1, 23; 4:18) y la envió con el eficiente Tíquico y con uno de su propio equipo, Onésimo (4:7–9). Colosas estaba situada en el valle del río Lico en Frigia, una región de Asia Menor. Sus habitantes eran nativos de Frigia, colonizadores griegos y muchos judíos. Pablo había viajado por esta área, pero no había visitado Colosas (2:1). En su segundo viaje misionero él no visitó Colosas porque el Espíritu Santo le había prohibido que predicara en Asia (Hch 16:6). En su tercer viaje él otra vez pasó de largo la ciudad, optando en su lugar viajar por “las regiones superiores” a Efeso (Hch 19:1). Durante el largo ministerio de Pablo allí, sin embargo, es claro que él consideró no sólo Colosas, sino también Hierápolis y Laodicea como parte de su área a ministrar (2:1; 4:13, 15–16).

El error que se había infiltrado en la iglesia de Colosas era complejo. Contenía elementos de legalismo judaico (2:11–16), ascetismo (2:20–23) y especulaciones filosóficas (2:8). Quizás esto haya sido el precursor de lo que en el segundo y tercer siglo se conoció como gnosticismo. Esta filosofía ocultista negaba tanto la plena deidad como la plena humanidad de Jesucristo (cp. 2:9. 1:19), y abogaba por la adoración de intermediarios entre Dios y el hombre (2:18–19). Al refutar esta insidiosa enseñanza, Pablo no la confrontó fuertemente porque estas ideas todavía no estaban completamente desarrolladas. Tampoco reprende a los creyentes de Colosas, la mayoría de los cuales no eran convertidos suyos (v. Vista Panorámica de Filemón). Más bien, el apóstol usa una estrategia eficaz: la clara presentación de las verdades del evangelio. Por esa razón esta carta contiene una de las más poderosas imágenes del Hijo de Dios (1:15–20; 2:9–15). Pablo desea que sus lectores entiendan claramente que una comprensión de la gracia de Dios motiva a los cristianos a permitirle a Cristo tener el primer lugar en todo (1:6, 18).

En un saludo más largo que lo usual, Pablo comienza la carta dándole gracias a Dios por la respuesta de los cristianos de Colosas al evangelio que Epafras ya les había anunciado (1:3–8). El ora para que continúen creciendo en sabiduría, de modo que lleguen a entender completamente lo que involucra su redención por medio de Cristo (1:9–14). Esas oraciones eran apropiadas porque los maestros herejes se ufanaban de tener un conocimiento superior (2:3–4). En el resto del capítulo 1 y en el 2, Pablo escribe acerca de la supremacía de Cristo. La posición planeada por Dios para su Hijo (1:15–23), el misterio de Dios proclamado por Pablo (1:24–2:3) y la salvación de Dios provista por medio de Cristo (2:4–23), todo esto señala a Jesucristo ocupando el primer lugar en todo (1:18). El es la verdad eterna de Dios, la respuesta a toda forma de error prevaleciente en Colosas.

Con estas verdades expuestas claramente, Pablo indica cómo la supremacía de Cristo debe ser aplicada en la vida diaria cristiana. Los capítulos 3 y 4 (hasta el vers. 6) tratan estos asuntos prácticos. A las dinámicas de la nueva vida del creyente (3:1–17) le siguen los deberes de esa nueva vida en el hogar (3:18–21), en el trabajo (3:22–4:1), en la oración (4:2–4) y entre los no creyentes (4:5–6). En los saludos finales, Pablo menciona varias personas que estuvieron con él en Roma o en Colosas (4:7–17), y concluye con su propia firma (4:18).

Esta primera carta, de las cuatro que Pablo escribió durante su primer encarcelamiento en Roma, sobresale como un testimonio de que el mejor antídoto para la herejía es el punto de vista bíblico de la persona y obra de Cristo.
Hernández, E. A., & Lockman Foundation (La Habra, C. (2003). Biblia de estudio : LBLA. (Col). La Habra, CA: Editorial Funacion, Casa Editoral para La Fundacion Biblica Lockman.


Conexiones 

    Como con todas las iglesias primitivas, el problema del legalismo judío en Colosas fue de gran preocupación para Pablo. Tan radical era el concepto de la salvación por gracia, aparte de las obras, que para aquellos sumergidos en la ley del Antiguo Testamento, les resultaba muy difícil de entenderla. Por consecuencia, había un continuo movimiento entre los legalistas, para añadir ciertos requerimientos de la ley a esta nueva fe. Primeramente entre ellos estaba el requisito de la circuncisión, el cual aún se practicaba entre algunos de los judíos convertidos. Pablo contradijo este error en Colosenses 2:11-15, en donde declara que la circuncisión de la carne ya no era necesaria, porque Cristo había venido. La suya era la circuncisión del corazón, no de la carne, haciendo ya innecesarios los ritos ceremoniales del Antiguo Testamento (Deuteronomio 10:16, 30:6; Jeremías 4:4, 9:26; Hechos 7:51; Romanos 2:29).


Extras de Colosenses

 


Hojas de trabajo de Colosenses




"Esta carta es una parte importante de la historia bíblica, tanto por su exaltación de Cristo como por recordarnos que el comportamiento sí cuenta, pero sólo por ser un reflejo del propio carácter de Cristo y su redención"