Contexto y Estructura de cada Salmo



  • Salmo 1

Es un salmo de sabiduría, presenta un vívido contraste entre el camino recto (vv. 1-3) y el camino del mal (vv. 4-6). No se indica el hombre de ningún autor de ninguna circunstancia que revele al autor de este poema. Probablemente fue escrito tarde en la historia de Israel. Este salmo sirve como introducción a todo el Libro de los Salmos con su enfoque en las distinciones de caracteres y los diferentes destinos del justo y del malvado. El salmo es como un faro de luz que perfora la oscuridad en una noche de tormenta. Ilumina y señala la verdad, aun cuando la falsedad de nuestra cultura comienza a nublar nuestro pensamiento. El salmo afirma que sólo hay un camino hacia la verdadera vida; ignorar este camino es aceptar tontamente la muerte. (Pr 1:20-33).


  • Salmo 2

E un salmo real, está centrado en la gloriosa venida del Reino del Señor, el Mesías. El autor es anónimo en el texto hebreo, pero los apóstoles del NT lo asignaron a David (Hch 4:24-26). Este salmo se debe leer junto con el Salmo 110. Ambos señalan proféticamente el reinado de Jesús. El Salmo 2 tiene cuatro movimientos, cada uno relacionado con la voz de un hablista diferente: 

1) una descripción de los planes del mal (vv. 1-3) 

2) la risa burlona del Padre en el cielo (vv. 4-6) 

3) la declaración del Hijo sobre el decreto del Padre (vv. 7-9) 

4) la instrucción del Espíritu a todos los reyes para que obedezcan al Hijo (vv. 10-12).    


  • Salmo 3

Es un salmo de lamentación atribuido a David. La nota de introducción indica un escenario preciso: el período de la huida de David de su hijo Absalón (1S 15). Este es uno de los pocos títulos que liga un salmo a un incidente en la vida de David. El breve poema tiene cuatro movimientos: 

1) Introducción: lamento de David (vv. 1, 2) 

2) su gran confesión de verdad (vv. 3, 4) 

3) su determinado acto de fe (vv. 5, 6) 

4) su ruego permanente (vv. 7, 8)


  • Salmo 4

Está enlazado con el Salmo 3 en el modo y en el concepto. Ambos hablan de la posibilidad de encontrar dicha paz en la presencia de Dios de tal manera que todavía se puede tener un sueño reparador aún cuando la persona esté destrozada por un dolor físico y emocional (3:5; 4:8). Este es un salmo de lamentación del individuo, pero uno en el que hay un inusitado grado de confianza. Para el impío es una proclamación de esperanza más que un pronunciamiento de condenación. El Salmo 4 es el primero de los salmos que tiene una nota de introducción enfocada en su naturaleza musical.

Al músico principal es una nota que indica que este salmo es de una primitiva colección de salmos usada en la adoración en el Templo. Con instrumentos de cuerda específica el escenario musical del salmo. Salmo de David sirve no solo como nota sobre el autor, sino también como un recordatorio de que el poema era para ser cantado. La estructura del salmo es la siguiente:  

1) una petición de liberación (v. 1) 

2) un llamado a los impíos, instándolos a salir de la falsedad y a confiar en Dios (vv. 2-5) 

3) una afirmación de que sólo Dios puede proporcionar alegría genuina, paz profunda y seguridad perdurable (vv. 6-8)


  • Salmo 5

Es un salmo de lamentación, habla de un período no especificado y penoso de la vida de David, una época marcada por enemigos que se oponían verbalmente a él y a su mandato. En la cultura del A.T., una bendición o maldición eran un llamado a Dios para que hiciera lo que especificaban la bendición o maldición. De modo que cuando los enemigos de David le lanzaban maldiciones, ellos creían que esas maldiciones invocaban el poder divino para destruirlo. En este salmo, David está afligido a causa de las falsedades y alardes de sus adversarios (101:7). Identifica su propia causa con la del Señor, de modo que el ataque a él se transforma en un ataque al propio Dios. El “justo” en el v. 12 finalmente señala a Jesús, como es común en el Libro de Salmos (1:6). El salmo tiene tres movimientos: 

1) una oración al Señor para la liberación en un momento de problema (vv. 1-6)

2) un deseo de adoración al Señor en un momento de problema (vv. 7-9) 

3) una espera del juicio final por el Señor en momentos de prueba (vv. 10-12)    


  • Salmo 6

E un salmo de lamentación que comparte elementos de los salmo penitenciales. David estaba experimentando lo que temía era una enfermedad mortal. Sentía que había la enfermedad por causa de sus propios pecados. El título del salmo es similar a los de los Salmos 4 y 5. La especificación de los instrumentos es un recordatorio de que este salmo muy personal se hizo parte del culto de la comunidad. El salmo tiene cuatro movimientos: 

1) Una petición de misericordia al Señor en una época de gran dolor (vv. 1-3) 

2) una afirmación de que la alabanza al Señor viene de los vivos (vv. 4-5) 

3) una descripción de los sufrimientos del salmista (vv. 6, 7) 

4) una reprimenda de los enemigos del salmista, porque el Señor ha escuchado su oración (vv.8-10).


  • Salmo 7

Es un salmo de lamentación que presenta las protestas de inocencia de David. En algunos salmos, el salmista indica que su sufrimiento es merecido. Tales casos llevan a la confesión del pecado. Pero en otros casos, los salmistas, como David en este salmo, no creen merezcan el sufrimiento o sentimiento de ser abandonado por Dios. De aquí que este salmo expresa el dolor extremo de David. Por supuesto, ninguno de nosotros está exento del pecado y de la culpa. Al final, todos merecemos la ira de Dios (Ro 3). Pero cuando nos hacemos criaturas de Dios, anticipamos la misericordia. A menudo nos impresionamos cuando enfrentamos el sufrimiento. Pero el mensaje dominante en el Libro de los Salmos es doble: 1) Dios es bueno; y 2) la vida es difícil. La vida de la fe se vive entre estas dos realidades. Aunque el título del salmo se refiere a “Cus, hijo de Benjamín”, las Escrituras no identifican quién era esta persona o que hecho en la vida de David dio origen a este salmo. El salmo tiene varios movimientos breves: 

1) un llamado inicial de liberación (vv. 1, 2) 

2) una protesta de inocencia (vv. 3-5) 

3) un llamado al juicio de Dios, primera parte (vv. 6-8) 

4) un llamado al juicio de Dios, segunda parte (vv. 9, 10) 

5) un cuadro de la obra del juicio de Dios (vv. 11-13); 6) una semblanza del impío (vv. 14-16); 7) un voto de alabanza (v. 17).


  • Salmo 8

Es un salmo de alabanza con conexiones de sabiduría, es una reflexión poética del gran texto de la creación de Génesis 1. Este salmo expresa admiración ante la majestuosa y sublime naturaleza de Dios. Sin embargo, la médula del salmo se enfoca en los seres humanos, una rareza en las Escrituras. Pero aún este enfoque lleva a la alabanza de Dios, el Creador de la humanidad. Así, el salmo musicaliza el significado de la frase “a su imagen” en (Gn 1:26-28). La estructura del poema es: 

1) un prólogo de alabanza al excelso nombre de Dios (v. 1) 

2) la alabanza a Dios de sus hijos (v. 2) 

3) la alabanza al creador de la humanidad (vv. 3-8) 

4) un epílogo en alabanza al excelso nombre de Dios (v.9).


  • Salmo 9

Originalmente pudo haber sido un poema junto con el Salmo 10. De hecho, hay evidencia de que varios de los salmos han sido reestructurados en diversas formas (Sal 42; 43). Nótese que el Salmo 10 no tiene una nueva nota de introducción y que los dos salmos tratan del mismo tema. Además, en el texto hebreo los salmos forman un motivo parcial de siglas. Diez de las letras iniciales de los versos del Salmo 9 siguen el orden del alfabeto hebreo, y siete letras iniciales del Salmo 10 continúan la misma pauta. En hebreo esta pauta es agradable para el oyente y da crédito de la destreza del poeta. Aunque los salmos 9 y 10 son salmos de lamentación, presentan una triunfante determinación de alabar al Señor. La estructura del salmo 9 es como sigue: 

1) determinación de alabar al Señor (vv. 1, 2) 

2) una repetición de los hechos de salvación de Dios (vv. 3-5) 

3) una reprimenda a los enemigos de Dios (vv. 6-8) 

4) una declaración de confesión (vv. 9, 10) 

5) una atribución de alabanza a Dios (vv. 11, 12) 

6) una petición de liberación a Dios (vv. 13-16) 

7) una visión del juicio del malo (vv. 17-18) 

8) una solicitud de liberación a Dios (vv. 19, 20). El título del salmo, que adscribe el poema a David, también puede indicar la melodía con la que debía cantar: “Muerte del Hijo”.                


  • Salmo 10

Era originalmente parte del Salmo 9. Los dos aparecen como un sólo salmo en la Septuaginta, la antigua traducción griega de la Escritura hebrea. El Salmo 10 reitera el deseo expresado en el Salmo 9, de que el Señor habría de confrontar a los enemigos impíos del salmista. Este salmo refleja un sentido de urgencia: el salmista suplica para que sea liberado inmediatamente de sus enemigos. La estructura del Salmo 10 es: 

        1) una pregunta sobre la falta de acción del Señor (vv. 1, 2) 

        2) una descripción de las acciones del malo (vv. 3-11) 

        3) un renovado llamado al Señor para que se levante en juicio (vv. 12, 13) 

        4) una confesión de confianza en el juicio final del Señor (vv. 14, 15) 

        5) una presentación de alabanza a Dios que es Rey (vv. 16.18).


  • Salmo 11

Es un salmo de confianza. El título atribuye el salmo a David. En medio de los salmos lamentación (Sal 9; 10; 12), este salmo expresa gran confianza en el Señor todopoderoso. El contexto de adversidad es el que hace que este salmo de confianza sea aún más admirable. Este breve poema tiene tres movimientos:

        1) una afirmación de confianza en el Señor, aún durante el ataque de los malos (vv. 1-3) 

        2) una afirmación de confianza en el Señor, quien reina en el cielo y juzgará las acciones de los malos (vv. 4-6) 

        3) una afirmación de confianza en el Señor por ser Él quien es (v.7).


  • Salmo 12

Es un salmo de lamentación, comienza con una mirada al poder de la perversa boca del malo (Sal 52; 120). Concluye en forma poderosa con una aseveración del poder de las palabras de Dios, puras y confiables. El título adjudica el poema a David. El salmo tiene cinco movimientos: 

1) una descripción del lenguaje del malo (vv. 1, 2) 

2) una oración por la intervención de Dios (vv. 3, 4) 

3) la intervención de Dios para librar a los suyos (v. 5) 

4) una caracterización del lenguaje de Dios (vv. 6, 7) 

5) un recordatorio de la continua presencia del malo (v. 8).


  • Salmo 13

Es un salmo de lamentación, grito apasionado pidiendo ayuda al Señor. Se adjudica a David. El salmo es breve, casi lacónico; pero es notablemente poderoso en su tono e imágenes. Hay semejanzas entre este salmo y el Salmo 142. Este salmo tiene 3 movimientos: 

1) una lamentación por los abandonados (vv. 1, 2) 

2) una petición de liberación (vv. 3, 4) 

3) una confesión y voto de alabanza (vv. 5, 6).


  • Salmo 14

Está íntimamente ligado con el Salmo 53, es un salmo de sabiduría atribuido a David. Habla de la necedad de vivir como si Dios no existiera. El salmo tiene tres movimientos: 

        1) una descripción de la influencia del mal (vv. 1-3) 

        2) una aseveración de que el juicio final ha de venir (vv. 4-6) 

        3) una plegaria por el Reino de Dios (v. 7).


  • Salmo 15

Puede ser un salmo de sabiduría, pero un principal enfoque está en la aproximación apropiada de la adoración a Dios. Aunque todos los salmos se usarán en el culto a Dios, podríamos llamar a este poema un salmo de adoración por su especial enfoque en este tema. El salmo formula la pregunta: ¿Quién es suficientemente justo para aproximarse a Dios? Por cierto que nadie lo es a excepción de Jesús, el Mesías. Por siempre han existido quienes han estado ante Dios como pecadores perdonados, cuya justicia llega como regalo de Dios. Nosotros,que estamos en Cristo, aprendemos a venir con audacia ante la presencia del Padre porque venimos con la autoridad de su Hijo (He 4:16). Jesús no hace sentirnos en casa ante la presencia del Padre. Este salmo adjudicado a David, está planteado en el formato de pregunta y respuesta. Hay tres movimientos: 

1) la pregunta de quién se puede acercar al Dios santo (v. 1) 

2) la respuesta (vv. 2-4)

3) la bendición (v. 5).   


  • Salmo 16

Es un salmo de lamentación, tiene un aspecto notablemente profético que es análogo a muchas de las profecías mesiánicas relacionadas con el siervo sufriente (Is 53). Este poema de David llegó a ser un tema central en las prédicas de los apóstoles en lo primeros tiempos de la Iglesia (Hch 2:22-31). El salmo tiene cuatro movimientos: 

1) una petición a Dios de liberación (vv. 1-3) 

2) una condenación del malo y sus prácticas (v. 4) 

3) una exaltación de la relación del salmista con Dios (vv. 5-8) 

4) una confiada afirmación de que Dios perdonará la vida del salmista y la bendecirá (vv. 9-11).


  • Salmo 17

Es un uso especial del salmo de lamentación, es una protesta de inocencia (Sal 26; 35; 43; 69). El salmo está adjudicado a David. Por momentos, David sufre bajo la pesada mano de la ira de Dios a causa del pecado no confesado en su vida. Pero hay otras ocasiones cuando insiste en que sus actuales problemas no están causados por ninguna falta en su vida. En tal caso, clama a Dios para que lo reivindique. Dios, por medio de estos salmos, indica que tiene especial preocupación por la gente que experimenta inmerecidos sufrimiento aunque a veces Él permite que los problemas ocurran por razones que tal vez nunca se sabrán en esta vida. El poema tiene seis movimientos: 

1) un ruego de justificación (vv. 1-2) 

2) un reconocimiento de la prueba de Dios (vv. 3-5) 

3) un ruego por la misericordia de Dios (vv. 6-9) 

4) una descripción de los malos (vv. 10-12) 

5) una renovada petición de justificación (vv. 13, 14)  

6) una decidida expresión de fe (v. 15).


  • Salmo 18

Es atribuido a David. El texto de este salmo se encuentra con algunas variaciones en (2S 22). La nota de introducción indica que este salmo era el himno de David en celebración de la gracia de Dios. Este puede ser un salmo de confianza (Sal 23), pero es único. El extenso poema tiene varios movimientos: 

1) una expresión de fe y una descripción de liberación (vv. 1-6) 

2) una descripción poética de la batalla de Dios por la liberación de David (vv. 7-19)

3) una relación de las bendiciones de Dios a los justos (vv. 20-27)

4) un ofrecimiento de alabanza en la persona del Señor (vv. 37-45) 

5) alabanza de conclusión por la obra libertadora de Dios (vv. 46-50).


  • Salmo 19

Es un salmo de sabiduría, celebra la Palabra de Dios en el contexto de la creación. Así, es tanto un salmo de creación como un salmo de la Torá. Los salmos de creación y los salmos de la Tora son considerados subgrupos de los salmos de sabiduría. El poema empieza con los cielos, centro de la Palabra, y culmina en el corazón del siervo de Dios. El poema tiene tres movimientos: 

1) una celebración de la grandeza de la creación (vv. 1-6) 

2) una celebración de la pureza de la Palabra de Dios (vv. 7-11) 

3) una contemplación de la vida de la persona de Dios (vv. 12-14).   


  • Salmo 20

Es un salmo real, es un salmo de confianza adjudicado a David. El tono del salmo es de bendición, tal como un rey podría otorgarla a su pueblo, tal vez en la víspera de la batalla. El breve poema tiene tres movimientos: 

1) la bendición de Dios en la batalla (vv. 1-5) 

2) la convicción de la liberación de Dios (v. 6) 

3) una reafirmación de fe a Dios el Rey (vv. 7-9).


  • Salmo 21

Es otro de los salmos reales de David. El salmo 20 es una plegaria del rey para que Dios bendiga su ejército. El Salmo 21 es una reafirmación de las bendiciones de Dios al rey. Ambos salmos, como en el caso de los salmos reales, hablan en última instancia del gran Rey que ha de venir, el Señor Jesús. El salmo 21 tiene cuatro movimientos: 

1) una declaración del rey de alabanza a Dios (vv. 1, 2) 

2) un resumen de las bendiciones de Dios al rey (vv. 3-7) 

3) una expectativa de la destrucción final de todos los enemigos del rey (vv. 8-12)

4) un compromiso renovado del pueblo de adorar a Dios (v. 13).


  • Salmo 22

Es un profundo salmo de lamentación que concluyen como un salmo triunfante de alabanza por la liberación de Dios. Aunque este salmo habla de la propia angustia de David y de la liberación de él por parte de Dios, también describe en forma profética y con notable detalle la crucifixión y resurrección de Jesús. El lenguaje que David usa para describir su propio predicamento es dictado por el Espíritu Santo. De este modo pudo abarcar mil años para describir con precisión las experiencias del Salvador Jesús, tanto su dolorosa muerte como su victoriosa resurrección. Consultar también el salmo 69, que predice el sufrimiento emocional y espiritual de Jesús. El título del Salmo 22 indica que se cantaba con la melodía “El ciervo del ocaso”. Este extenso poema consta de dos secciones principales: 

1) una descripción de la agonía de la inminente muerte (una interacción de lamento confesión y petición) (vv. 1-21) 

2) una eufórica celebración de la gran victoria. o sea, una serie de votos de alabanza a Dios en la congregación (vv. 22-31).


  • Salmo 23

Es un salmo de confianza. En los cinco versos hay un desarrollo del tema único del primer versículo: David no teme ni se preocupa, porque el Señor es su Pastor. Este salmo de confianza presenta a David de dos maneras. Por una parte, es la “oveja” cuyo Pastor es el Señor. Al mismo tiempo, una de las descripciones más comunes de la realeza en el mundo antiguo es la de pastor. En este sentido, David como rey era pastor del rebaño de Israel. Esto significa que el Salmo 23 es también un salmo real. Aunque en él no aparece la palabra “rey”, este salmo es una descripción de lo que significa ser un buen gobernante. Además, el salmo habla proféticamente de Jesús. Él es el buen Pastor y sus ovejas le tienen confianza (Jn 10), y el Rey cuya ley perfecta será establecida. (Lc 23:2, 3; Ap 17:14). El salmo tiene dos movimientos: 

1) una descripción del Señor como Pastor que se ocupa cada día de todas las necesidades del salmista (vv. 1-4)

2) una descripción del Señor como Pastor que extiende su misericordia a todos (vv. 5-6).


  • Salmo 24

Es un salmo de David, es uno de los salmos reales. El salmo describe la entrada del Señor a la ciudad sagrada. Puede haber sido cantado cuando David trajo el arca de la alianza a Jerusalén (2S 6:15). A menudo se une este salmo con los Salmo 22 y 23, porque los tres salmos hablan proféticamente del Señor Jesús. El Salmo 24 tiene también algunas afinidades con el Salmo 15, porque ambos preguntan y responden la pregunta de quién es la persona apropiada para presentarse ante el Señor. La respuesta del Salmo 15 se centra en la persona justa; la respuesta del Salmo 24 se centra en el Rey de gloria. También se debe leer el Salmo 24 junto con los Salmos 2 y 110, que comparten un enfoque en el regreso del Señor Jesucristo para establecer su reino en la tierra. Este salmo tiene tres movimientos: 

1) alabanza a Dios en Creador y Soberano del mundo (vv. 1, 2) 

2) una interrogante con relación a la aproximación apropiada al Señor (vv. 3-6) 

3) una anticipación del Rey de gloria (vv. 7-10).  


  • Salmo 25

Es un salmo de lamentación. Pero en medio de su aflicción, David le pide al Señor que lo perdone. Aunque contiene elementos de un salmo de lamentación y de un salmo penitencial, la mezcla de las dos formas hacen de él un salmo único. El salmo es un acróstico, con una línea poética para cada letra sucesiva del alfabeto hebreo. La estructura del salmo es la siguiente: 

1) una súplica previa para que David no fuera avergonzado delante de sus enemigos (vv. 1-3) 

2) un ruego para que Dios perdone a David (vv. 4-7) 

3) un enfoque en el carácter de Dios (vv. 8-10) 

4) un renovado ruego a Dios para que perdone a David (vv. 11-18) 

5) una súplica final de que no se avergüence a David delante de sus enemigos (vv. 19-21) 

6) una oración final por Israel (v. 22).


  • Salmo 26

Es un salmo de lamentación en el cual hay una protesta inocente (Sal 17:35; 43; 69). La estructura del salmo es la siguiente: 

1) una plegaria para justificación (vv. 1, 2) 

2) una aseveración de integridad (vv. 3-5) 

3) un voto de alabanza (vv. 6-8) 

4) una plegaria para discriminación  (vv. 9, 10) 

5) una reafirmación de integridad (vv. 11, 12).


  • Salmo 27

Es un salmo de confianza (Sal 23), se inicia con la confirmación de David de la realidad de Dios en su vida. El poema presenta un fuerte deseo de vivir en la presencia de Dios y apunta a la continua necesidad de que los creyentes continúen “esperando” en el Señor. El salmo tiene seis movimientos: 

1) una determinación a no temer a los enemigos debido a la presencia de Dios (vv. 1-3) 

2) un deseo de vivir en la presencia del Señor (vv. 4, 5)

3) una afirmación de alabanza en Dios (v. 6) 

4) una plegaria por la continua presencia de Dios (vv. 7-10) 

5) una plegaria por la continua confianza en medio de una vida de tensiones (vv. 11-13) 

6) una palabra de instrucción (v. 14).   


  • Salmo 28

Un salmo de lamentación, es atribuido a David. El salmo incluye una oración contra los enemigos de David y una invocación real de alabanza al Señor El salmo tiene cuatro movimientos: 

1) un llamado a Dios para que no esté en silencio (vv. 1, 2) 

2) una petición para que lo distinga de los malos y su merecido castigo (vv. 3-5) 

3) una bendición del Señor por su obra en la vida del salmista (vv. 6, 7) 

4) alabanza para el que libera a su ungido y a su pueblo (vv. 8, 9).


  • Salmo 29

Es un salmo de adoración (Sal 15). Pero también es un salmo real que usa en lenguaje sorprendente para aseverar el Reino soberano del Todopoderoso. David ha asumido algo de vocabulario y estilo poético de los cananeos y lo utiliza para alabar al Dios vivo. Como en el caso del Salmo 93, el resultado es una forma de desenmascarar  a Baal a la vez que una manera poco común de alabar al verdadero Dios de Israel. El salmo tiene tres movimientos: 

1) un llamado a los ángeles y a todo el pueblo para que reconozca la supremacía de dios (vv. 1, 2) 

2) una descripción del Dios vivo como Señor sobre las tormentas (vv. 3-9)

3) una bendición de Dios, que está entronizado como Rey en lo alto, a su pueblo (vv. 10, 11).


  • Salmo 30

Un salmo de declarativa de alabanza, conmemora cuando Dios liberó a David de la enfermedad mortal. El salmo tiene cinco movimientos: 

1) una determinación de alabar al Señor (v. 1) 

2) un informe de la liberación (vv. 2, 3) 

3) un llamado a los demás para que se unan en la alabanza del Señor (vv. 4, 5) 

4) un informe de la mortal enfermedad del salmista (vv. 6-10)

5) una presentación de la alabanza del salmista al Señor (vv. 11, 12).   


  • Salmo 31

Es un salmo de lamentación, pero tiene un elemento de confianza tan fuerte que también se puede clasificar como un salmo de confianza (p. ej Sal 23). Los salmos de confianza nacen de la confianza que se da en los de lamentación. En este salmo, la relación entre las dos clasificaciones es evidente. Hay dos secciones principales: 

1) la presentación del lamento en el contexto de confianza (vv. 1-18) 

2) la presentación de alabanza en el contexto de lamento (vv. 19-24).


  • Salmo 32

Es un salmo de sabiduría, es también uno de los grandes salmos penitenciales. Generalmente se cree que este salmo, como el Salmo 51, tiene su origen en la respuesta de David a Dios después de su vergonzosa relación con Betsabé (2S 11). Uno de los indicadores de integridad de las Escrituras es que se describen los momentos bajos así como también los triunfos de sus personajes principales. La estructura de este salmo es la siguiente: 

1) una descripción de bendiciones (vv. 1, 2)

2) un informe de la agonía de David antes de que confesara sus pecados (vv. 3-5) 

3) una lección a los demás en base a la experiencia de David con el Señor (vv. 6, 7)

4) un oráculo del Señor sobre la vida del justo (vv. 8, 9) 

5) alabanza final al Señor por su misericordia (vv. 10, 11).      


  • Salmo 33

Es un salmo  de alabanza descriptiva, llama a toda la gente a unirse a la fe de Israel en alabanza a Dios y confianza en el Señor. Este es uno de los pocos salmos anónimos del Libro 1 (Sal 1; 2; 10). La estructura es la siguiente: 

1) un llamado para que los justos alaben a Dios, en vista de sus actos justos en la creación (vv. 1-7); 

2) un llamado para que las naciones alaben a Dios, en vista de su soberana obra en la creación (vv. 8-12); 

3) un llamado al pueblo para que alabe a Dios en vista de su cuidado como Creador (vv. 13-19); 

4) una afirmación final de confianza en Dios (vv. 20-22).


  • Salmo 34

Es un salmo de sabiduría y de alabanza. Está escrito en forma de acróstico, con un versículo por cada letra del alfabeto hebreo. Parece que en algún punto se ha perdido un versículo; no hay versículo para la letra wau, que de otra forma vendría después del v. 5. El título del salmo lo adjudica a David y especifica que fue escrito para conmemorar su escape de Abimelec el rey de Gat (1S 21:10-15). El nombre del rey en (1S 21) es Aquis. Se cree que Abimelec era el nombre que adoptó al subir al trono y que Aquis era el nombre personal. La experiencia de David en la ciudad de Gat (1S 21:10-15) debe haber sido profundamente perturbadora. David pudo haber muerto fácilmente en esta ciudad filistea. Escapó simulando estas loco. Después, el que parecía que estaba “loco” escribió este salmo de sabiduría y alabanza en honor del Señor. La estructura del poema e sla siguiente: 

1) un llamado a la congregación para unirse al salmista en alabanza (vv. 1-3) 

2) declaración concerniente a la liberación del salmista de sus problemas (vv. 4-7)

3) instrucción acerca del temor del Señor (vv. 8-14) 

4) una declaración de alabanza al Señor (vv. 15-22).         


  • Salmo 35

Es un salmo de lamentación y protesta por la inocencia (Sal 17; 26; 43). Como el Salmo 94, este poema de David pone un énfasis no acostumbrado en el papel de sus enemigos. Algunas veces se lo llama salmo imprecatorio. La estructura del salmo es la siguiente: 

1) un llamado al Dios guerrero y juez para que defienda la causa del salmista (vv. 1-3) 

2) una serie de peticiones para que Dios deshonre a sus enemigos. libere a su siervo y se glorifique a sí mismo (vv. 4-10)

3) una segunda serie de peticiones y promesas (vv. 11:11-18)

4) una tercera serie de peticiones y promesas (vv. 19-28).


  • Salmo 36

Es un salmo de sabiduría que entrega una revelación de la naturaleza del pecado y una exaltación del amor inquebrantable de Dios (Sal 14; 53). La estructura es la siguiente: 

1) una revelación del pecado (vv. 1-4) 

2) alabanza a Dios, centradas en su amor leal (vv. 5-9) 

3) una plegaria para que Dios continué con su leal amor a su pueblo aún en el contexto de su juicio final (vv. 10-12).


  • Salmo 37

Es un salmo de sabiduría escrito como acróstico. Su simple mensaje es mantener la paciencia en medio de los problemas. El pueblo de Dios puede tener tal paciencia porque sabe que su recompensa eterna a tal paciencia porque sabe que su recompensa eterna sobrepasará con creces cualquier dificultad temporal. La estructura del poema es la siguiente: 

1) la necesidad de paciencia a la luz del aparente éxito de los malos (vv. 1-11)

2) la necesidad de paciencia a la luz del juicio final de los malos (vv. 12-22) 

3) ánimo a los justos en vista del papel de los impíos (vv. 23-33)

4) un renovado llamado a la paciencia en vista del aparente éxito de los impíos (vv. 34-40).      


  • Salmo 38

Es un salmo de lamentación, específicamente un salmo de penitencia. En él, David ruega encarecidamente por la misericordia de Dios aún cuando siente la disciplina de Dios. Todos los creyentes enfrentan épocas de momentos de angustia, algunos como resultado del pecado. Los salmos de penitencia con un modelo de nuestras propias plegarias de confesión y una advertencia contra el tipo de conducta que llevará a la corrección de Dios. La estructura del salmo es la siguiente: 

1) un ruego para que Dios deje de reprender (vv. 1-5)

2) una descripción de los sufrimientos de David (vv. 6-8)

3) un segundo ruego basado en los actos de los amigos y enemigos de David (vv. 9-12)

4) un compromiso de David a confiar solamente en el Señor aún en el momento de su ira (vv. 13-16) 

5) un tercer ruego de liberación basado en el estado de debilidad de David (vv. 17-20) 

6) un ruego final basado en la certeza de David de que sólo hay salvación en el Señor (vv. 21-22).   


  • Salmo 39

Es un salmo de sabiduría en la forma de lamento individual. El título indica que este es un salmo de David compuesto para Jedutún. El Salmo 39 es poco común en muchos aspectos. Habla de una determinación de guardar silencio ante los enemigos, en tanto que la mayoría de los salmos hablan audazmente contra los enemigos. Aún más, termina con un ruego a Dios para que deje solo al salmista, una circunstancia que es notablemente semejante a algunas secciones del Libro de Job. La estructura del poema es en cuatro movimientos: 

        1) una determinación del salmista a guardar silencio ante sus enemigos (vv. 1-3) 

        2) una petición de ayuda a Dios en vista de la brevedad de la vida (vv. 4-6)

        3) una petición de perdón y liberación (vv. 7-11)

        4) una petición a Dios para que lo deje solo (vv. 12, 13).   


  • Salmo 40

Es un salmo de alabanza declarativa que cambia a un salmo de lamentación. Este salmo es un notable ejemplo de cómo los problemas y dificultades forzaban a David a depender continuamente en el Señor. La estructura del salmo es la siguiente: 

        1) un informe de liberación (vv. 1-3) 

        2) instrucción al pueblo a dedicar su vida al Señor (vv. 4, 5) 

        3) una confesión sobre adoración (vv. 6-8) 

        4) un informe a Dios sobre el cumplimiento de voto de alabanza (vv. 9, 10) 

        5) un renovado lamento (vv. 13-15)

        6) alabanza continua en medio de la tribulación (vv. 16, 17).

  • Salmo 41

Es un salmo de lamentación. Puesto que comienza y concluye con palabras de alabanza a Dios, también se puede denominar salmo de alabanza. El poema se adjudica a David y habla de la situación difícil de una persona que sufre de serias enfermedades físicas. En último instancia, presenta la victoria del Salvador Jesús sobre sus enemigos, especialmente el gran enemigo Satanás. El salmo tiene cuatro movimiento: 

        1) una afirmación de confianza en el poder del Señor para liberar al devoto de sus angustias (vv. 1-3) 

        2) una descripción de las angustias de David (vv. 4-9)

        3) una renovada expresión de esperanza en el Señor (vv. 10-12) 

        4) un colofón de alabanza al final del Libro I de los Salmos (v.13).    


  • Salmo 42

Salmo 42 y Salmo 43 eran originalmente un poema, como los Salmos 9 y 10. Observe que el Salmo 43 no tiene una introducción y que el 43:5 repite el refrán del 42:5,11. Aparentemente se dividió un salmo más largo en dos secciones para usarlo en el culto del Templo. Como un poema independiente. EL Salmo 42 es un lamento individual con un fuerte énfasis en la confianza (Sal 23). Los dos movimientos concluyen con un refrán o invitación a tener esperanza en Dios (vv. 5, 11), aún cuando el salmista está en el exilio, lejos del Templo. El salmo se atribuye a los hijos de Coré, una familia musical de Israel. Descendían del sacerdote que había conducido la abortada rebelión contra el liderazgo de Moisés y Aarón (Nm 16). El juicio de Dios sobrevino sobre Coré y sus compañeros, pero la familia de Coré durante cientos de años siendo una de los principales líderes de la música del culto en Israel. La estructura del poema es la siguiente: 

        1) una descripción de la nostalgia del salmista por la presencia de Dios (vv. 1-4)

        2) una descripción del temor del salmista de que Dios pudiera no recordarlo (vv. 5, 11)         


  • Salmo 43

Es una continuación del Salmo 42. El poema original estaba separado en los dos salmos que tenemos hoy día, para que se pudieran leer mayor fácilmente en el Templo. Como sea, el Salmo 43 comparte características de un salmo de lamentación y de un salmo de confianza. La estructura del poema es la siguiente: 

        1) un llamado de reivindicación del Señor (vv. 1, 2) 

        2) una plegaria por el regreso del salmista al Templo para adorar a Dios (vv. 3, 4) 

        3) un renovado llamado a la esperanza en Dios (Sal 13).

 

  • Salmo 44

Es un lamento de la comunidad, una señal colectiva de alivio del pueblo de Israel para que Dios los ayude en una época de gran tensión nacional. El salmo presenta también la ocasión para una repetición de las grandes hazañas de Dios en el Éxodo, la principal acción de salvación de Dios en el período del A.T. (Sal 105). Este salmo es atribuido a los hijos de Coré, los descendientes del sacerdote rebelde mencionado en (Nm 16). La estructura del poema es la siguiente: 

        1) una repetición de la liberación de Israel por parte de Dios en el pasado (vv. 1-3)

        2) una expresión de confianza en Dios, el gran Rey (vv. 4-8) 

        3) un lamento del pueblo (vv. 9-12)

        4) una protesta de inocencia del pueblo (vv. 13-22)

        5) una petición del pueblo (vv. 23-26).

  • Salmo 45

Es un salmo real, una boda real que celebra el matrimonio humano de tal modo que los escritores del NT lo aplicaron al gran Rey Jesús también (cf. los vv. 6, 7 con He 1:8-9). Como muchos otros Salmos, este no sólo retrata el gozo del matrimonio humano, también describe proféticamente el reino de Jesús (Sal 2:22; 69). Este salmo fue compuesto por los hijos de Coré. La estructura es la siguiente: 

        1) Introducción de la “palabra buena” (v.1) 

        2) Deseos nupciales para el gran rey (vv. 2-9) 

        3) Deseos nupciales para la hermosa novia (vv. 10-15)

        4) Bendiciones finales para el rey (vv. 16, 17).  


  • Salmo 46

Como salmo de confianza, este salmo se regocija en la liberación que Jehová da a su pueblo en medio de una terrible batalla o sitio. Hay razones para creer que los salmos 46 - 48 forman una trilogía que se enfoca en el amor especial por Jerusalén. El Salmo  46 fue la base de Martín Lutero para su himno de la Reforma “Castillo fuerte es nuestro Dios”. El poema tiene tres movimientos, indicados cada uno con la palabra Sejah al al final, que posiblemente indique un interludio  musical (vv. 3, 7, 11). El salmo tiene el título “Salmo sobre Alamot”, frase que puede referirse a las voces de las sopranos. La estructura del salmo es la siguiente: 

        1) celebración de Dios como nuestra defensa aun cuando la tierra sea removida (vv. 1-3)

        2) celebración de Dios como nuestra defensa aun cuando bramen las naciones (vv. 4-7) 

        3) celebración de Dios como nuestra defensa aun cuando Dios ejecuta sus juicios (vv. 8-11)

  

  • Salmo 47

Salmo real atribuido a los hijos de Coré; presenta el gran ascenso del Rey de reyes al trono. El salmo también presenta el gozo del pueblo por el hecho de que el reino del Gran Rey  significa el fin de toda iniquidad, de las guerras y de las tribulaciones (Is 11:3-5). Los poetas de las Escrituras sabían que Dios es Rey como Creador del mundo (Sal9), que es el Rey de su pueblo por ser su Salvador (Sal 99),  que es el Rey venidero en el futuro profético. Este es el enfoque del (Sal 47). La estructura del poema es el siguiente: 

        1) Llamado a aclamar triunfantemente la venida del Rey (vv. 1-4) 

        2) Llamado a aclamar triunfalmente (vv. 5-7) 

        3) Llamado a regocijarse en el reinado del Rey (vv. 8, 9).

  • Salmo 48

Está unido a los Salmos 46:47 forman tres grandes salmos de alabanza a Dios por su majestad y amor para la ciudad de Jerusalén. Este énfasis en Jerusalén a conducido a muchos eruditos a hablar de este salmo como “Cantares de Sión”. Se le atribuye a los hijos de Coré, y es un llamado a las personas para ofrecer adoración reverente a su Señor. La estructura es la siguiente: 

        1) una celebración de la grandeza de Dios en la ciudad santa de Sión (vv. 1-3) 

        2) una descripción de la reunión de los reyes y los pueblos para dar testimonio del mandato de Dios (vv. 4-11)

        3) una celebración de la grandeza de Dios en la ciudad santa de Sión (vv. 12-14).

 

  • Salmo 49

Es un salmo de sabiduría atribuido a los hijos de Coré, tiene muchas similitudes con Proverbios y Eclesiastés. El salmo pide que una persona sabia se de cuenta de que no hay nada que temer del rico opresor: como los animales, también morirán. Pero el justo vivirá por siempre. Este salmo es muy diferente de un salmo de alabanza. Este un texto de instrucción para ser musicalizado. Su estructura es: 

        1) un llamado a la compresión (vv. 1-4)

        2) un manifiesto de la vanidad de creer en las riquezas (vv. 5-9) 

        3) un manifiesto de la inutilidad de las posesiones después de la muerte (vv. 10-12) 

        4) una descripción de la redención de Dios (vv. 13-15) 

        5) la conclusión de que no es necesario temer a los ricos ( vv. 16-20).   


  • Salmo 50

Es un salmo de sabiduría, es el primero de los doce poemas atribuidos a Asaf, uno de los principales músicos nombrados por David. Este salmo contrasta las distinciones del justo y del malo a los ojos de Dios, un tema constante de los autores de sabiduría. En el pensamiento bíblico, la verdadera sabiduría se basa en el “temor de Dios”, una respuesta apropiada a la sobrecogedora naturaleza de Dios. En este salmo, se retrata a Dios como el gran Juez (Sal 96-98). La estructura del salmo es:         1) una alabanza a Dios que resplandece desde Sion (vv. 1-3) 

        2) una visión de la venida de Dios, el gran Juez (vv. 4-6) 

        3) la instrucción del gran Juez a su pueblo con relación al sacrificio (vv. 7-15) 

        4) La condenación del gran Juez a los malos (vv. 16-21)

        5) las palabras del gran Juez sobre la condenación y la salvación (vv. 2, 23).    


  • Salmo 51

El Salmo 51 esta relacionado con una de las experiencias más duras de la vida de David, las consecuencias de su relación con Betsabé. ESte es uno de los tantos salmos de David en el cual el título especifica el incidente que inspiró el poema. Véanse 2S 11; 12:1-15 para conocer el relato del pecado de David y la reprimienta de Natán. La respuesta de David a Natán fue inmediata: “Pequé contra Jehová” (2S 12:13). Tiempo después escribió su memorable salmo penitencial. La estructura del poema es la siguiente: 

        1) una súplica pidiendo la misericordia de Dios en el contexto de la confesión de David (vv. 1, 2) 

        2) un reconocimiento de que el pecado de David era contra el Señor (vv. 3, 4)

        3) una confesión de que el pecado se apoderó del ser de David (vv. 5, 6)

        4) una serie de súplicas pidiendo perdón (vv. 7-13) 

        5) un voto de alabanza del pecado perdonado (vv. 14, 15)

        6) una declaración sobre el significado de la verdadera adoración (vv. 16-17)

        7) una plegaria para que Dios devuelva los bienes al pueblo (vv. 18, 19).    


  • Salmo 52

Es un salmo de lamentación que enfatiza mucho el juicio de los enemigos de David. El título de este salmo especifica el incidente en la vida de David que lo impulsó a escribir. Doeg un oficial de Saúl, había espiado a David cuando fue donde Ahimelec, el sacerdote de Nob, por provisiones y orientación (1S 21:7). El informe de Dog enojó a Saúl que destruyó la familia sacerdotal de Nob (1S 22). Este incidente debe haber sido descorazonador para David. Sus actos habían causado la muerte de otros y sus enemigos estaban decididos a destruirlo. La estructura es: 

1) la pregunta de por qué el malo se jacta de la maldad (vv. 1-4) 

2) una proclamación de que Dios destruirá al malo (vv. 5-7)

3) un voto para alabar al Señor (vv. 8, 9).


  • Salmo 53

Es una reedición del Sal 14, con sólo leves diferencias, especialmente al final. Su estructura es:

1) un anuncio del juicio de los necios (v. 1) 

2) el examen de Dios a su pueblo (v. 2, 3)

3) el juicio del Señor (vv. 4, 5) 

4) una plegaria por la salvación de Israel (v. 6).  


  • Salmo 54

Es un salmo de lamentación en el cual la respuesta a la oración se manifiesta antes del del fin del poema. La respuesta a la oración puede haber venido a través de un sacerdote o profeta. El salmista sabía que estaba siendo respondido e inmediatamente trató de dar a conocer la misericordia de Dios. El Salmo 54 es otro de los salmos de David en el que el título indica la situación específica que dio origen al poema (Sal 51, 52). El pueblo del desierto de Zif había informado dos veces a Saúl que David estaba oculto en su región (1S 23:19-23; 26:1-3). La molestia de David es comprensible, hasta desde el punto de vista de Zif; sus actos estaban  justificados. Después de todo Saúl era el rey y David era un fugitivo. La estructura del poema es la siguiente: 

1) un llamado pidiendo la ayuda de Dios en medio de la persecución de muchos enemigos (Sal 54:1-3) 

2) una declaración de que Dios es el Sostenedor de David (vv. 4, 5) 

3) un voto de alabanza (vv. 6, 7).     


  • Salmo 55

Trata de la vida y la muerte, la salvación del infierno y la perdurable presencia de Dios. Habla proféticamente de la experiencia del Salvador Jesús. Este salmo consta de muchas secciones cortas y su carácter disparejo muestra la profunda emoción que hay detrás de él. La estructura del poema es: 

1) una llamada a Dios a escuchar en medio de la angustia (vv. 1-3) 

2) un deseo de escapar de la muerte (vv. 4-8) 

3) una plegaria por el juicio de Dios a los malos (vv. 9-11) 

4) la descripción de la traición de un amigo (vv. 12-14) 

5) una renovada plegaria por el juicio de Dios a los malos (v.15) 

6) una plegaria por la salvación de los justos (vv. 16-19)

7) una retrospectiva de la traición del amigo (vv. 20, 21) 

8) un llamado a la esperanza en medio de los problemas (v. 22)

9) una declaración final de confianza en vista del juicio final (v. 23).    


  • Salmo 56

Es un salmo de lamentación. Este poema de David tiene el mismo escenario que Sal 34; la huida de David a Aquis, en Gat. En Sal 34 a Aquis se la llama “Abimelec” , su designación real. El hecho que dos salmos de David estén ligados a este acontecimiento demuestra lo devastadora que esta experiencia fue para David. Alejado de todo lo que había conocido, David trató de encontrar refugio entre los filisteos. Cuando estos se volvieron contra él, casi perdió  la vida y escapó haciéndose pasar por loco (1S 21:10-14). Este salmo se cantaba en la adoración colectiva, porque está dirigido al “músico principal” y se canta con la melodía “La paloma silenciosa en paraje muy distante”. La estructura del poema es: 

1) un clamor a Dios que es la única ayuda para David 

2) una descripción de confianza en Dios (vv. 3, 4) 

3) una descripción de la obra de los enemigos de David (vv. 5-7) 

4) una confesión de por qué David confía en Dios durante su momento de angustia (vv. 8-11) 

5) un voto a alabar al Señor (vv. 12, 13).  


  • Salmo 57

Es otro de los  poemas de David en que el título indica el escenario específico del salmo. El relato de la vida de David indica que dos veces se ocultó en cuevas: una vez en Adulam (1S 22:1-5), que era el escenario del sal 142, y una vez en En-gadi, (1S 24:1-7), el escenario de este poema. En En-gadi, David le perdonó la vida a Saúl , aunque Saúl se había vuelto un blanco fácil; mientras perseguía a David, el rey había entrado a una cueva a orinar y ocurrió que eligió la misma cueva  en que se ocultaba David. En vez de matar a Saúl mientras tuvo la oportunidad, David cortó un pedazo del traje del rey. Más tarde David se arrepintió hasta de ese acto contra Saúl. Este salmo es uno de los cuatro que se hicieron con la melodía “No destruyais” (Sal 58,; 59; 75). La estructura del poema es la siguiente: 

1) un llamado a la misericordia en medio de las calamidades (vv. 1-3)

2) una confesión de confianza en medio de los problemas (vv. 4-6)

3) una determinación de alabar a Dios en medio del pueblo (vv. 7-11).


  • Salmo 58

Un salmo de imprecación, pudo provocarlo un ataque muy violento de David. Es uno de los cuatro salmos compuestos para la melodía: “No destruyais” (Sal 57; 59; 75(. Consta de cuatro partes: 

1) una descripción de los malos jueces que sembraron la confusión en la tierra (vv. 1, 2) 

2) una descripción de los impíos que continúa en el mal (vv. 4-5) 

3) una plegaria pidiendo la venganza divina contra los impíos (vv. 6-9) 

4) una promesa de que el justo será vengado (vv. 10, 11).  


  • Salmo 59

Es un salmo de lamentación que contiene una firme convicción del juicio final de los malos. La nota introductoria refiere la historia que se encuentra en 1S 19:9-17. David escapó de la ira de Saúl con la ayuda de su esposa Mical. Ella mostró un heroísmo poco común y gran devoción a David, hechos que trajeron tensión a la relación con Saúl, su padre. El salmo 59 tiene cuatro partes: 

1) una oración pidiendo la liberación (vv. 1-5)

2) una confianza esperanza (vv. 6-10)

3) una renovada plegaria pidiendo liberación (vv. 11-13)

4) una renovada esperanza (vv. 14-17).


  • Salmo 60

Es un salmo de lamentación comunitaria (Sal 80), expresa la gran fe de David en la victoria final que encontrará en el Señor. En este salmo, escuchamos la voz de Dios irrumpiendo en el propio poema y pronunciando su juicio sobre los enemigos de David (vv. 6-8; Sal 12; 75; 87; 91). Ya que el tono del salmo es de naturaleza militar, es posible que este salmo se usará en el entrenamiento militar. Junto con la capacitación en el uso de armas tácticas, David dio a sus soldados una continua instrucción instrucción sobre  cómo confiar en su Señor. Para más ejemplos de salmos sobre instrucción militar, véase 144:1; 149:6. El encabezado y contenido de este salmo agregan información adicional al relato de 2S 8:3-8. La campaña de David y su general Joab contra Hadad-ezer, el rey de Soba, no tuvo éxito en un principio. Este salmo describe los sentimientos de David y su ejército en el momento de su derrota. Pero también registra su confiada esperanza de que finalmente ganaría, algo que se celebra en el encabezamiento del salmo y se confirma en 2S 8. El salmo tiene cuatro movimientos: 

1) un lamento de pueblo cuando sufrió la derrota (vv. 1-3) 

2) una expresión y oración por la liberación (vv.4, 5) 

3) la voz de Dios dando seguridad de la victoria final (vv. 6-8)

4) una expresión de confianza en el Señor (vv. 9-12).      


  • Salmo 61

Es un salmo real atribuido a David, tiene elementos de lamentación (Sal 13) y de confianza (Sal 23). En este salmo, el rey de Israel señala al gran Rey que ha de venir. El título incluye las palabras “en un instrumento de cuerdas” (véanse los títulos de Sal 4; 6; 54; 67; 76). El salmo tiene cuatro partes: 

1) una petición a Dios (vv. 1, 2)

2) una afirmación de que Dios es el refugio de David (vv. 3, 4) 

3) una afirmación de que Dios se ocupa (vv. 5-7) 

4) un voto de alabanza a Dios (v. 8).


  • Salmo 62

Es un salmo de sabiduría que pide con elocuencia una silenciosa confianza en la victoria de Dios sobre todos los enemigos, porque la salvación sólo se encuentra en Él. El Jedutún de la nota introductoria era el jefe de uno de los coros del Templo (1Cr 9:16) cuyos descendientes fundaron un coro para el Templo (1Cr 16:42). La nota “a Jedutún” se encuentra también en los Salmos 39; 77. Este salmo consta de siete breves secciones: 

1) una expresión de confianza en Dios (vv. 1, 2) 

2) un reto directo a los malos (v. 3) 

3) una descripción de las costumbres de los malos (v. 4)

4) una renovada expresión de confianza en Dios (vv. 5-7)

5) un desafío directo a los justos (v. 8) 

6) una nueva descripción y advertencia sobre las costumbres de los malos (vv. 9, 10)

7) una expresión final de confianza en Dios (vv. 11, 12).


  • Salmo 63

Es un salmo real con elementos de salmo de confianza (Sal 23). La breve nota biográfica del título, “cuando estaba en el desierto de Judá” posiblemente se refiere a un incidente durante el período cuando Saúl perseguía a David (1S 22-24). El patrón del salmo es el siguiente: 

1) una búsqueda de un sentido renovado de la presencia de Dios (vv. 1, 2)

2) una confesión de la fe de David en Dios (vv. 3-5)

3) una expresión de confianza en el Señor incluso durante las solitarias vigilias  (vv. 6-8)

4) una predicación sobre el fin de los enemigos de David (vv. 9, 10) 

5) una nueva confesión de David de su confianza en Dios, el gran Rey (v. 11).  


  • Salmo 64

Tiene elementos de lamentación (Sal 13) y de imprecación (Sal 37), pero básicamente parece ser un salmo de sabiduría. Compara al justo con el malo, compara sus destinos y en sí es una “meditación” (v. 1). La estructura del poema es la siguiente: 

1) un llamado pidiendo la protección ante los malignos (vv. 1, 2) 

2) una descripción de las actividades de los malignos (vv. 3-6) 

3) una espera de la derrota de los malignos a manos de Dios (vv. 7-9)  

4) una descripción de la alegría de los justos (v. 10).


  • Salmo 65

Es un salmo de sabiduría y, más especialmente, un salmo de creación (como el Sal 19). Celebra la caída de la lluvia, compartiendo así el sentir del Sal 104. Pero también es un salmo profético, aunque muchas veces no se le reconoce como tal. El elemento profético está señalado en el primer versículo, en el voto de alabanza que todavía hay que pagar, o sea, toda la creación está esperando alabar al Señor cuando finalmente aparezca en gloria (Ro 14:10, 11; Ap 19:5). El salmo tiene cinco partes: 

1) un voto de alabanza que todavía hay que cumplir (vv. 1-3) 

2) una bendición a los redimidos (v. 4) 

3) una celebración del poder de Dios que se extiende por toda la tierra (vv. 9, 10) 

5) una celebración de las futuras bendiciones de Dios en el año de su bondad (vv. 11-13).  


  • Salmo 66

Es un salmo de alabanza que ofrece importantes contribuciones a nuestra comprensión de los valores del culto bíblico. En el curso del salmo, el poeta ofrece una alabanza descriptiva, alabando a Dios por lo que es y por lo que hace, así como también una alabanza declarativa, alabando a Dios por respuestas específicas a la oración. La estructura del salmo es la siguiente: 

1) un llamado a toda la tierra a unirse a la celebración de la adoración a Dios (vv. 1-4) 

2) una enumeración de las razones para a adorar a Dios (vv. 5-7) 

3) un llamado a los pueblos a unirse al salmista en la alabanza descriptiva a Dios (vv. 8-12) 

4) la decisión del salmista de participar en el sagrado culto  (vv. 13-15) 

5) una alabanza declarativa de Dios (vv. 16-19) 

6) una bendición final del Señor (v. 20).   


  • Salmo 67

Es un salmo de alabanza que sirve como una maravillosa invocación y doxología de la adoración. El poema llama a las naciones del mundo a alabar a Dios, a unirse a Israel para honrar al Creador. Tenemos: 

1) un llamado pidiendo la bendición de Dios para la evangelización del mundo (vv. 1, 2) 

2) un llamado a las naciones para bendecir al Señor en vista de sus juicios justos (vv. 3, 4) 

3) un llamado a las naciones para bendecir al Señor en vista de su reino que está por venir (vv. 5-7).   


  • Salmo 68

Se basa en parte en el cántico de Débora de Jueces 5. Habla con gran energía de la gloria de Dios. El primero y último versículos del salmo (vv. 1, 35) capturan su esencia. El título se refiere a él como un “salmo” y un “cántico”, indicando su naturaleza musical. La estructura del salmo es la siguiente: 

1) un llamado a Dios para que se alce en juicio contra los impíos vv. 1-3)

2) un llamado para que el pueblo de Dios lo alabe por sus maravillas y bondades (vv. 4-6) 

3) un resumen de las obras de Dios en favor de su pueblo (vv. 7-14)

4) una celebración de la ciudad de Dios y sus obras de salvación (vv. 15-20)

5) una anticipación de la victoria final de Dios sobre todos sus enemigos (vv. 21-27) 

6) una anticipación del culto de Dios por los pueblos de la tierra (vv. 28-35)  


  • Salmo 69

Es un salmo de lamentación, es más específicamente una protesta de inocencia . Este salmo profundamente mesiánico presenta una notable descripción del sufrimiento de Jesucristo. Mientras el Sal 22 describe los sufrimientos de Jesús, el Sal 69 se enfoca más en su sufrimiento emocional y espiritual. Pero, como el Sal 22 este salmo fue escrito por David aproximadamente mil años antes de los hechos que describe. Ambos salmos comienzan con los sufrimientos de David pero tiene su pleno significado en los sufrimientos de Jesús. Por estas razones, los apóstoles del N.T. reconocen que David era un profeta de Dios (Hch 2:30). Su estructura es la siguiente: 

1) un grito pidiendo la liberación que expresa el cansancio del salmista (vv. 1-3) 

2) una descripción de los enemigos del salmista (v. 4) 

3) un lamento que expresa el sentimiento de alienación del salmista (vv. 5-12) 

4) un grito pidiendo la liberación del lodo (vv. 13-18) 

5) un lamento que expresa el reproche del salmista (vv. 19-21)

6) una petición para que Dios someta a los malos a su juicio (vv. 22-28)

7) una determinación a alabar al Señor (vv. 29-36).     


  • Salmo 70

Un salmo de lamentación, es una repetición de 40:13-17. La descripción del pobre y del necesitado era un elemento tan necesario para animar al pueblo durante sus aflicciones que esta sección fue seleccionada para usarse individualmente como un poema independiente.  


  • Salmo 71

Es un salmo de lamentación y el principal enfoque está en la confianza del salmista en Dios. El salmo alterna entre expresiones de desesperada necesidad y resuelta confianza en el Señor. En esta interacción el salmista presenta la forma en que los creyentes deben reaccionar ante el sufrimiento. En una situación difícil el creyente debe confiar completamente en el Señor, pero al mismo tiempo debe elevar su voz pidiéndole liberación. El poeta se describe a sí  mismos como un anciano que ha confiado por mucho tiempo en Dios (vv. 9, 18). En su momento de gran necesidad, le pide a Dios que sea fiel a su siervo. La estructura del salmo es la siguiente: 

1) una confesión de la resuelta confianza del salmista en Dios (vv. 1-3) 

2) peticiones a Dios para que libere al salmista de los problemas (vv. 4-6)

3) una determinación de alabar a Dios en medio de las dificultades (vv. 7, 8) 

4) peticiones de liberación (vv. 9-11) 

5) un llamado al juicio de los enemigos del salmista (vv. 12, 13) 

6) un compromiso a confiar y alabar a Dios (vv. 14-16) 

7) una renovación de las peticiones del salmista en base a su experiencia de la fidelidad de Dios (vv. 17, 18) 

8) una renovación de la confianza en Dios (vv. 19-21) 

9) una determinación de alabar a Dios (vv. 22-24)

   

  • Salmo 72

Un salmo real, es uno de los dos salmos (Sal 127) adjudicados a Salomón, el hijo de David. El rey Salomón pudo ordenar los salmos de David en forma semejante a su orden actual, luego agregó su propio salmo al grupo (v. 20). Este salmo es intensamente mesiánico, hablando en términos ideales de la venida del gran Rey Sobre la base de los ideales de la realeza del antiguo Medio Oriente, el salmo pide un rey que gobierne a Israel bajo la bendición de Dios. En última instancia, este rey es el Salvador Jesús. El salmo tiene la siguiente estructura: 

1) un llamado a un reino de justicia (vv. 1-4) 

2) una anticipación de un reinado de justicia (vv. 5-7) 

3) una visión de un reino universal (vv. 8-11) 

4) una visión de un reinado de compasiva justicia (vv. 12-14)

5) na predicción de un reinado de grandes bendiciones (vv. 15-17)

6) una alabanza al Dios que establecerá este glorioso reinado (vv. 18-20).    


  • Salmo 73

Es un salmo de confianza con algunos rasgos de los salmos de sabiduría. EL salmo es poco común, relata una historia acerca de la lucha del salmista con la envidia, las dudas y su fe en Dios. Pero a través de sus luchas, el salmista Asaf aprendió  a confiar en Dios.  La estructura del poema es la siguiente: 

1) la tentación de tener envidia de los malos (vv. 1-3) 

2) una descripción de los malos (vv. 4-14)

3) la conciencia de que el fin del malo es el factor de equilibrio (vv. 15-20)

4) el arrepentimiento del salmista de su incertidumbre (vv. 21-24)

5) una renovada resolución de confiar sólo a Dios (vv. 25, 26) 

6) la destrucción de los malos (v. 27) 

7) una renovada confianza en Dios (v. 28).


  • Salmo 74

Es un salmo de lamentación de la comunidad (como el Sal 80) y una poderosa presentación de lo mejor de la poesía hebrea. El poema describe las acciones de Dios en el pasado y el deseo de su pueblo de que actúa en el presente. En cierta forma, el salmo 75 puede considerarse como la respuesta del Señor a las difíciles interrogantes del salmo 74. Este es uno de los once salmos atribuidos a Asaf ( Sal 50, 73-83). EL esquema del poema es: 

1) un lamento de la comunidad por una invasión extranjera (vv. 1-8) 

2) una queja de la comunidad expresando que parece que no hubiera esperanza (vv. 9-11) 

3) una relación de las históricas victorias de Dios contra los poderes malignos (vv. 12-17) 

4) una petición a Dios para que recuerde su pacto y libere a su pueblo (vv. 18-21) 

5) una llamado a Dios para que actúe a su propio favor y en contra de sus enemigos (v. 22, 23).    


  • Salmo 75

Es un grandioso salmo de alabanza (sal 100) que contiene un vívido intercambio entre el pueblo, el salmista y el Señor. Para conocer otros salmos en que habla el Señor, véanse Sal 12; 75; 87; 91. En cierta forma este salmo puede considerarse como la respuesta de Dios a las interrogantes del Sal 74. La estructura del salmo se basa en sus diversos hablantes: 

1) la alabanza del pueblo a Dios por la sensación de su presencia (v. 1) 

2) el anuncio de Dios de su soberana determinación de juzgar la tierra a su debido tiempo (vv. 2-5) 

3) la manifestación del pueblo de que Dios es el verdadero Juez (vv. 6-9) 

4) la manifestación de Dios de su intención de ejercer el juicio final (v. 10).  


  • Salmo 76

Es un salmo de alabanza con un fuerte enfoque en el temor de Dios. El salmo tiene cuatro movimientos: 

1) una celebración del centro del culto en Jerusalén (vv. 1-3) 

2) una celebración de las victorias de Dios contra sus enemigos (vv. 4-6) 

3) una descripción del temor de la tierra ante la ira de Dios (vv. 7-10) 

4) una exhortación al justo para que adore al Señor (vv. 11, 12).


  • Salmo 77

Es un salmo de un creyente perturbado. Está marcado por un sentido de aflicción y reflexión interior. Los términos claves del salmo son los verbos “recordar” y “meditar”. El esquema es el siguiente: 

1) un grito a Dios (vv. 1-3) 

2) dudas (vv. 4-6) 

3) una pregunta: ¿Ha olvidado de Dios? (vv. 7-9) 

4) enfoque en la misericordia de Dios (vv. 10-12)

5) recuerdo de la incomparabilidad de Dios (vv. 13-15) 

6) recuerdo de que Dios es el Señor del mar (vv. 16-20).   


  • Salmo 78

Es un salmo de sabiduría que relata la primitiva historia de Israel en una dramática alternación poética entre exposiciones de la fidelidad de Dios hacia su pueblo y de los periódicos estallidos de tozudez, premeditación y rebelión de ellos contra Él. Sólo el Salmo 119 es más largo que este. Con su gran dominio de las Escrituras, Asaf  expresa un intenso deseo de que la actual generación no repita los errores de tantas generaciones pasadas. La estructura del poema es la siguiente: 

1) la lección de las pasadas obras de Dios en la historia de Israel (vv. 1-4)

2) una exhortación para que cada generación instruya a la siguiente (vv. 5-8)

3) rebelión del pueblo de Efraín (vv. 9-11)

4) la maravillosa salvación de Israel por Dios en el éxodo (vv. 12-16)

5) las demandas del pueblo (vv. 17-20)

6) la ira de Dios contra el pueblo desagradecido (vv. 21-25) 

7) el juicio de Dios por medio de la codorniz (vv. 26-31) 

8) la continua incredulidad del pueblo (vv. 32-33) 

9) recuerdo del pueblo del verdadero carácter de Dios y el recuerdo de Dios de la debilidad del pueblo (vv. 34-39)

10) fidelidad de Dios y falta del pueblo (vv. 40-55)

11) los pecados de Israel durante el período de los jueces (vv. 56-64)

12) la victoria de Dios sobre los enemigos de Israel (vv. 65, 66)

13) Dios elige a Judá, Jerusalén y David (vv. 67-72).  


  • Salmo 79

Es un lamento de la comunidad (Sal 80) que fue escrito en respuesta a un ataque a la ciudad de Jerusalén y al saqueo del santo Templo. En cuanto a esto, este salmo es similar al Sal 74. Puede ser que el hecho en que se basa el salmo sea la destrucción de Jerusalén por los babilonios; sin embargo, puede haber sido una devastación anterior no tan completa. EL desarrollo del poema es el siguiente: 

1) un lamento  por la devastación de Jerusalén (vv. 1-4)

2) un llamado a Dios para que castigue a los enemigos de Judá y Jerusalén (vv. 5-7)

3) una plegaria pidiendo perdón y salvación (vv. 8-10)

4) una oración para que Dios ayude a su pueblo y juzgue a sus enemigos (vv. 11, 12)

5) un voto de alabanza en anticipación a la liberación de Dios (v. 13).   



  • Salmo 80

Es un lamento de la comunidad con una imagen especialmente poderosas. Este salmo está marcado por dos metáforas de Israel con respecto a su relación con Dios: 1) el rebaño del buen Pastor; 2) la viña de la vid verdadera. Ambas metáforas son usadas por Jesús en el NT (Jn 10; 15) al referirse a su pueblo. Este es unos de los salmos de Asaf (Sal 50; 73-83)  está adecuado para la melodía: “Lo lirios” (Sal 54; 69). La estructura del poema es la siguiente: 

1) un llamado al Pastor de Israel a restaurar a los afligidos (vv. 1-3) 

2) un lamento concerniente a la ira de Dios contra su pueblo (vv. 4-7) 

3) la metáfora de un viñedo (vv. 8-13) 

4) un llamado a Dios para que devuelva, reviva y restaure a Israel (vv. 14-19).


  • Salmo 81

Se inicia como un salmo de alabanza y se transforma en un salmo de amonestación (Sal 50), en el cual se escucha la voz del propio Dios (Sal 75). La estructura del poema es la siguiente: 

1) un llamado al pueblo a alabar al Señor (vv. 1, 2) 

2) una orden a que el pueblo celebre la fiesta de la luna nueva (vv. 3-5) 

3) un reporte del Señor en cuanto a su liberación de su pueblo (vv. 6, 7)

4) la amonestación del Señor por la idolatría (vv. 8-10)

5) la descripción del fracaso de Israel en obedecerle (vv. 11, 12)

6) el lamento de Dios por el fracaso de Israel en obedecerle (vv. 13-16).  


  • Salmo 82

Es un salmo de sabiduría. La estructura del salmo es la siguiente: 

1) llamado de Dios a los jueces de la tierra para que se presenten a la asamblea celestial 8vv. 1, 2) 

2) Dios resume sus mandamientos a los jueces de la tierra (vv. 3, 4)

3) Dios escucha el lamento de los oprimidos (v. 5) 

4) Dios anuncia su juicio a los jueces de la tierra (vv. 6, 7)

5) la plegaria del pueblo de la tierra pidiendo justicia divina (v. 8).  


  • Salmo 83

Un salmo de lamentación en el que se da especial atención a los impíos. La maldición que Asaf profiere en contra de los impíos lo pone en la categoría de los salmos de imprecación. Cuando leemos las fuertes palabras de este salmo, debemos tener en cuenta que la intención del salmista Asaf es reivindicar la Gloria de Dios. La estructura es la siguiente: 

1) un llamado a Dios para que declare en el juicio a los impíos (vv. 1-4)

2) una relación de los actos de los impíos (vv. 5-8)

3) una relación de los actos de Dios en el pasado con relación a los juicios (vv. 9-12)

4) un llamado a Dios para que juzgue a los impíos (vv. 13-18).     


  • Salmo 84

Es uno de los salmos de Sion. Este salmo celebra la presencia de Dios en Jerusalén, la ciudad donde se construyó su Templo. Hoy no es necesario ir a Jerusalén para acercarse a Dios, porque Dios está cerca de todos los que creen en su Hijo (Mt 28:18-20). Este salmo fue compuesto por los hijos de Coré (Sal 42; 44-49; 85; 87; 88). Tiene seis movimientos: 

1) la expresión del deseo de estar en casa de Sion (vv. 1, 2) 

2) las bendiciones de estar en casa en Sion (vv. 3, 4) 

3) las bendiciones de aquellos que hacen peregrinación a Sion (vv. 5-7) 

4) una oración pidiendo la atención de Dios en Sion (vv. 8, 9)

5) la alegría de estar en casa en Sion (10, 11)

6) la bendición de confiar en Dios (v. 12).


  • Salmo 85

Es una plegaria pidiendo restauración, a cual esta profundamente enlazada en la confianza a Dios. El escenario de este salmo parece ser la restauración del pueblo de Dios después de una gran catástrofe, tal vez el cautiverio en Babilonia. Con este salmo, el pueblo oró por un renacimiento de su espíritu y una renovación de su tierra. El cumpliendo final de su plegaria estaría en el advenimiento del reino glorioso del Salvador Jesús. Este es uno de los salmos compuestos por los hijos de Coré (Sal 42; 44-49; 84; 87;88). Este salmo se desarrolla en cuatro secciones: 

1) una celebración del favor de Dios para con la tierra (vv. 1-3)

2) una petición de restauración y renacimiento (vv. 4-7) 

3) una esperanza de que Dios actuará pronto (vv. 8, 9)

4) una descripción de la restauración (vv. 10-13).   



  • Salmo 86

ES un salmo de lamentación en el cual David expresa grandes preocupaciones sobre su deprimido estado, así como también la alegría en el Dios que es el único misericordioso. Este poema es el único del Libro III de los Salmos que lleva el nombre de David en el título. La estructura es la siguiente: 

1) un llamado a Dios para que libere a David de la angustia (vv. 1-5) 

2) un llamado a Dios para que escuche la plegaria de David (vv. 6, 7) 

3) una declaración de que hoy ningún otro como Dios (vv. 8-10) 

4) una petición a Dios para que enseñe sobre Él a David, de modo que pueda alabarlo por siempre (vv. 11-13) 

5) una comparación de los ataques de los impíos con el carácter del Señor (vv. 14, 15)

6) un renovado llamado a Dios para que muestre su misericordia a David en su angustia (vv. 16, 17).    


  • Salmo 87

Es un salmo de Sion, también es un salmo intensamente evangelístico, que anticipa la misión del NT de presentar el evangelio a todo el mundo (Mt 28:18-20). Este salmo es uno de la recopilación de los hijos de Coré (Sal 42; 44.49; 84; 85; 88). Tiene tres movimientos: 

1) una descripción del amor de Dios por la ciudad de Sion (vv. 1-3) 

2) una descripción de los ciudadanos de Sion que vienen de todas las naciones (vv. 4-6)

3) una celebración de la salvación de Dios (v. 7).

  

  • Salmo 88

Comienza como un salmo de lamentación, pero nunca alcanza la resolución de confianza y alabanza propios de estos salmos. Así, el Salmo 88 se puede considerar como un salmo de queja, un desarrollo de la parte del lamento de los salmos de lamentación. El título adjudica el salmo a los hijos de Coré (Sal 42; 44-49; 84; 85; 87), más específicamente a Hermán el ezraíta. En (1R 4:31) se identifica a Hermán como un hombre sabio y dotado, y en (1Cr 15:16-19) como uno de los músicos levitas dotados que ejercían su ministerio del culto durante la época de David. El término ezraíta puede significar “nacido nativo”. Tal vez el nombre de la melodía significa: “Una danza de aflicción”. La estructura es: 

1) plegaria introductoria pidiendo liberación (vv. 1, 2) 

2) la inminente muerte de Hemán (vv. 3-5) 

3) una queja sobre el ataque de Dios a Hermán (vv. 6-8)

4) demora de Dios en venir en ayuda de Hermán (vv. 9-12)

5) desesperación de Hermán a medida de que no siente la liberación del Señor (vv. 13-18).   


  • Salmo 89

Comienza como un salmo de alabanza, pero termina como un salmo de lamentación. Celebra el pacto de Dios con David (2S 7) y luego lamenta cómo los descendientes de David no han permanecido fieles a las disposiciones de ese pacto (2S 7:14). Pero, aún frente a la infidelidad, este salmo reafirma la fidelidad de Dios a su pacto y su cumplimiento final en el Hijo más grande de David, el Mesías (vv. 33-37). El título atribuye este salmo a Etán, también conocido como Jedutún (1Cr 25:1, 3, 6). La estructura del salmo es: 

1) una alabanza al Señor por su eterno pacto con David(vv. 1-4)

2) una celebración a Dios que estableció su pacto con David (vv. 5-18) 

3) un resumen del pacto con David (vv. 19-37) 

4) consternación en un período de angustia nacional (vv. 38-45) 

5) una queja al Señor para provocarlo a que recuerde su pacto y restaure la fortuna de su pueblo (vv. 46-51) 

6) un apéndice de bendiciones (v. 52).  


  • Salmo 90

Es un salmo de lamentación en el cual la comunidad lamenta el juicio de Dios y la brevedad de la vida. Pero, aún en medio del dolor, el pueblo reconoce la seguridad que tiene en el Señor y ruega pidiendo la renovación. Este es el único poema del libro de los Salmos atribuido a Moisés, quien escribió dos poemas que se registran en el Pentateuco (Éx 15; Dt 32). El salmo 90 tiene cuatro secciones: 

1) una aseveración de la seguridad de una vida vivida junto al Señor(vv. 1, 2)

2) u lamento sobre la brevedad de la vida (vv. 3-6)

3) un lamento sobre el juicio de Dios a su pueblo (vv. 7-12) 

4) una plegaria pidiendo restauración (vv. 13-17).  


  • Salmo 91

Es un salmo de confianza que no identifica a su autor. El salmo se parece suficientemente al Sal 90, un salmo de Moisés, como para que también sea de él. Al mismo tiempo, las experiencias e ideas de Moisés podrían haber sido usadas por un escritor anónimo. Este poema tiene un impulso mesiánico muy marcado y el propio Dios habla en los vv. 14-16 (Sal 12; 60; 75; 87). El salmo se desarrolla en cuatro secciones: 

1) una confesión de confianza en el Señor (vv. 1, 2) 

2) garantía de que los que confían en el Señor no deben temer al mal (vv. 3-8) 

3) promesas de la protección de Dios al que ha de venir (vv. 9-13)

4) una descripción de la protección del Señor al que ha de venir (vv. 14-16).  


  • Salmo 92

Este es un salmo de alabanza descriptiva (Sal 113), celebra con exaltación la persona y las obras de Dios. El salmo también incluye varios temas de sabiduría. El título es poco común, en el sentido de que agrega la designación “para el dìa de reposo”. El poema tiene cuatro secciones breves: 

1) aliento al pueblo para que responda a Dios en alabanza y adoración (vv. 1-4) 

2) celebración de la sabiduría de Dios al juzgar a los impíos (vv 5-9)

3) reconocimiento de la misericordia de Dios que ha establecido la vida actual del creyente (vv. 10, 11)

4) una anticipación de la misericordia de Dios que continuará en la vida venidera (vv. 12-15).  


  • Salmo 93

Es un salmo real que se centra en el reinado de Dios sobre la tierra, usando una clara perspectiva cananea. El salmista niega a Baal y clama exaltadamente en alabanza a Dios. Dios es Rey del universo. ¿Qué son los seres humanos comparados con Él? Dios es el Rey de todo. ¿Con quién se puede comparar? (Is 40:25) Este enfoque es una de las ideas más impresionantes de la Biblia. La estructura del Salmo 93 es la siguiente: 

1) el establecimiento del reinado de Dios como Rey de la creación (vv. 1, 2)

2) la celebración de la estabilidad de Dios como Rey de la creación (vv. 3, 4)

3) el reconocimiento de la excelsa naturaleza de Dios (v. 5).  


  • Salmo 94

Es un salmo real, ya que la frase “juez de la tierra” (v. 2) es equivalente  a “Rey” (50:4-6). Es un justo llamado al Juez divino a castigar al mal en el mundo (82:8; 96:13; 98:9). Los Salmos 93-99 son un espléndido conjunto de salmos cuyo punto central es el reino eterno de Dios. El orden del salmo es el siguiente: 

1)un llamado al Juez de la tierra para que castigue a los impíos (vv. 1-3)

2) una descripción de los actos sinsentido de los impíos (vv. 4-7)

3) una censura a los impíos en relación a su ignorancia de Dios (vv. 8-11)

4) una bendición a los justos (vv. 12-15)

5) una plegaria a Dios pidiendo su intervención en la vida del salmista (vv. 16-19)

6) una plegaria para que Dios defienda sus propios objetivos (vv. 20-23).   


  • Salmo 95

Pone especial énfasis el la adoración. Pero también es un salmo real, por la forma en que reconoce a Dios como el gran Rey (v. 3). El salmo tiene tres movimientos y cada uno refleja un “ánimo de la comunidad” que rinde culto: 

1) adoración a Dios con un ánimo festivo (vv. 1-5) 

2) adoración a Dios con un ánimo contemplativo (vv. 6-7) 

3) adoración a Dios en obediencia (vv. 8-11).  


  • Salmo 96

Es un salmo real que es parte del conjunto que comienza en el Sal 93. Este salmo enfatiza la palabra misión, especialmente el cumplimiento profético de la disposición de la misión del pacto de Abraham (Sal 67). La estructura del poema es la siguiente: 

1) llamado de alabar a Dios (vv. 1-3) 

2) celebración de Dios el Creador (vv. 4-6) 

3) celebración de Dios el Rey (vv. 7-10) 

4) celebración de Dios, El que ha de venir (vv. 11-13).  


  • Salmo 97

Es uno de la serie de salmos reales (Sal 93-99), tiene un tono marchante apocalíptico de su descripción del juicio de Dios a los impíos, antes de establecer su gran reino. La estructura del poema es: 

1) llamado a alabar a Dios el Rey (v. 1)

2) visión del próximo juicio a los impíos (vv. 2-6) 

3) declaración profética sobre el fin de la idolatría (vv. 7-9) 

4) promesa de gran alegría por los justos (vv. 10, 11) 

5) llamado a alabar a Dios el Rey (v. 12).  


  • Salmo 98

Es uno del conjunto de salmos reales que incluye los salmos del 93 al 99; es un salmo eufórico de alabanza. Este poema comparte la misma alegría que el salmo 96. La idea general es como sigue: 

1) un llamado a alabar a Dios como el salvador (vv. 1-3)

2) un llamado a alabar a Dios como el rey(vv. 4-6)

3) un llamado a alabar a Dios como el juez que viene (vv. 7-9).


  • Salmo 99

Es el último del conjunto de salmos reales que comienza en el salmo 93, alaba a Dios como el rey de su pueblo. El salmo tiene tres movimientos, cada uno termina con las palabras “Él es santo”: 

1) Alaba a Jehová en la grandeza de su gloria (vv. 1-3) 

2) Alaba al rey en la justicia de su dominación (vv. 4, 5) 

3) Alaba a Jehová que contesta las oraciones de su pueblo (vv. 6-9).


  • Salmo 100

Este es un salmo de alabanza descriptiva  que sigue a un conjunto de salmos reales (Sal 93-99). Tal vez los editores de la antigüedad pensaron que los salmos reales exigían respuesta de adoración proporcionada por este salmo. La frase “Exhortación a la gratitud) alude al reconocimiento público de Jehová.    


  • Salmo 101

Este es un salmo real. El rey David declara sus propósito y pide ayuda a Dios para mantenerse en rectitud. Este breve salmo tiene un tono de juicio fuerte, indicando no solo el deseo de proteger al inocente y al necesitado, sino también de mantener la reputación de Dios contra las ataques de sus enemigos. La idea del poema es: 

1) una de determinación a alabar a Jehová (v. 1) 

2) una determinación a comportarse con sabiduría (v. 2) 

3) una determinación a abstenerse de la maldad (vv. 3-5)

4) una determinación a discriminar entre el que es justo y el que es inicuo (vv. 6-8).


  • Salmo 102

Es un salmo penitencial que tiene una inscripción inusual. El título describe a una persona afligida, pero no la nombra. La estructura del poema es: 

1) un clamor a Jehová por liberación  (vv. 1, 2)

2) una descripción del gemido ocasionado por la culpa (vv. 3-7)

3) una descripción del sufrimiento que resulta de la burla de los enemigos (vv. 8-11) 

4) una alabanza a Jehová que se levanta para contestar las oraciones (vv. 12-17)

5) una alabanza a Jehová que se inclina a las necesidades de su pueblo (vv. 18-22) 

6) una petición a Jehová  de renovar las fuerzas de sus siervos (vv. 23-28).   


  • Salmo 103

Este salmo de sabiduría atribuido a David también es un salmo de alabanza. El salmista comienza el poema hablando en singular (v. 1), pero después llega a incluir a la comunidad, tanto a los ángeles como a las personas (vv. 20-22). La estructura del salmo es: 

1) alabanza a Jehová por sus muchos beneficios (vv. 1-5)

2) alabanza a Jehová por su continua misericordia (vv.6-10)

3) alabanza a Jehová por su trascendental gloria y cuidado amoroso (vv. 11-14) 

4) una comparación entre la naturaleza transitoria de la humanidad y la gobernación eterna de Dios (vv. 15-19) 

5) una petición al cielo y la tierra para que bendiga a Jehová (vv. 20-22).   


  • Salmo 104

Es un salmo de sabiduría, también es un salmo sobre la creación (Sal 19). Es una repostulación exuberante y poética de Gn 1, una alegre celebración del mundo como creación de Dios. La poesía de los salmistas y los profetas generalmente refleja el trabajo de Dios en la creación. La estructura del poema es: 

1) alabanza por la gran creación de Dios (vv. 1, 2)

2) la creación de los cielos (vv. 3, 4)

3) la creación de la tierra (vv.5-9)

4) las aguas de bendiciones (vv. 10-13)

5) la plenitud de la tierra (vv. 14-18)

6) los patrones de vida (vv.19-23)

7) alabanza por la gran creación de Dios (vv. 24-26)

8) un reconocimiento de que toda la vida depende de Jehová (vv. 27-30) 

9) una oración por la gloria de Dios (vv. 31, 32) 

10) una respuesta personal a Dios (vv. 33-35).    


  • Salmo 105

Un salmo de alabanza (cf. con Sal 113) que centra su atención en las experiencias positivas de Israel en su historia primitiva. Contraste  con el salmo 116, que repasa el mismo período de historia, pero con el énfasis en la falta de fe del pueblo. Este poema alaba la fidelidad de Dios a su pacto con Abraham en la vida de su gente. El pueblo tenía que recordar ser fiel a Dios que nunca había olvidado ser fiel a Él. La estructura del poema es: 

1) un llamado a alabar a Dios (vv. 1-6)

2) el pacto de Dios con Abraham (vv. 7-12) 

3) las experiencias anteriores del pueblo de Dios (vv. 13-15)

4) la experiencia de José (vv. 16-22)

5) la experiencia de Israel en Egipto (vv. 23-25)

6) la gran liberación de Egipto (vv. 26-36)

7) las grandes provisiones (vv. 37-41) 

8) la promesa de Dios a Abraham (vv. 42-45).     


  • Salmo 106

Es un salmo de sabiduría que repite bastante de la historia que se abarca en el Sal 105.  Estos dos poemas están relacionados, aunque sus perspectivas son diferentes. El salmo 106 enfatiza la rebelión del pueblo a pesar de la incansable bondad de Dios. Si en el salmo 105 se trata de recordar, en el 106 se trata de olvidar, específicamente el que el pueblo de Dios olvidara su misericordia. Este es un salmo de alabanza (como el salmo 105) que pide la alabanza a Dios a pesar de la corta memoria de su pueblo. La estructura del salmo es: 

1) un llamado a alabar a Dios (v. 1) 

2) un informe sobre la condición de la presente generación (vv. 2-15)

3) una recitación de las obras de Dios a favor de las generaciones anteriores (vv. 16-43)

4) un llamamiento de conclusión (vv. 44-47)

5) palabras de alabanza para concluir el Libro IV de los Salmos (v.48).  


  • Salmo 107

Es un salmo de sabiduría que comparte la forma y mucho de los salmos 105 y 106. Sin embargo, el hecho de que este salmo comience el Libro V de los Salmos indica que no fue escrito como un salmo relacionado con las otros dos anteriores. El salmo 107 examina las obras de Dios en las experiencias de su pueblo usando ilustraciones que no se encuentran en la narración del Pentateuco. El salmo comienza y termina con llamados a confiar en el “amor leal” de Dios. La estructura del salmo es: 

1) una celebración del perdurable amor leal de Dios (vv. 1-3) 

2) afirmación de que Dios conoce las necesidades de aquellos que vagaron por el desierto (vv. 4-9) 

3) garantía de que Dios libera a quienes están cautivos o en prisión (vv. 10-16)

4) una declaración de que Dios salva a los necios que lo invocan (vv. 17-22)

5) la salvación divina a aquellos atrapados en tormentas (vv. 23-32)

6) la provisión de Dios para quienes están en tierras áridas (vv. 33-38) 

7) una afirmación de que Dios multiplica a las personas que tienen poco (vv. 39-42) 

8) un llamado a volver a descubrir el amor leal de Dios (v. 43).     


  • Salmo 108

Es un salmo de confianza que revela la garantía que una persona puede tener cuando Jehová es su Dios. Realmente este salmo es una mezcla de los dos otros salmos de David. Los versos 1-5 son de Sal 57:7-11, y los vv. 6-13 son del 60:5-12. Como David es el autor de ambos salmos, los versos de este también pueden atribuirse a él, incluso si el arreglo fue el trabajo de una editor anónimo. Como lo muestra este salmo, considerables partes del libro de los Salmos se rehicieron para poder usarlos en las diferentes circunstancias de la adoración del Templo.   


  • Salmo 109

Es un salmo de lamentación que pone atención particular en los enemigos del salmista. Como resultado, este salmo puede considerarse como imprecatorio. La estructura es: 

1) una petición a Dios para que no esté en silencio en medio del ataque de sus enemigos (vv. 1-5)

2)una petición a Dios para que traiga juicio a los inicuos (vv. 6-20) 

3) una petición a Dios para que venga en ayuda del inocente (vv. 21-29) 

4) una determinación a alabar a Jehová (vv. 30, 31).


  • Salmo 110

Es un salmo real, uno de los  más relativos al Mesías de todos los salmos y debería leerse en conjunto con otros salmos mesiánicos como Sal 2; 24. Jesús mismo identificó a David como el escritor de este salmo, así como también lo indica el título. La interpretación de Jesús de este salmo es decisiva para resolver su significado (Mt 22:41-45; Mr 12:35-37; Lc 20:41-44; cf. la exposición de Pedro del salmo en Hech 2:34-36). La clave interpretativa del salmo reside en la identificación de “mi Señor” en el v. 1. Jesús sostiene que en el v. 1 David estaba hablando de alguien más grande que él. Como ningún hijo de David podría ser mayor que él, el “Señor” del v.1 se refiere al Mesías venidero, el hijo de Dios. Por lo tanto, este salmo describe una conversación entre Dios el Padre y Dios el Hijos (v. 1), en la que el Padre otorga al Hijo honores reales y sacerdotales. La estructura de este salmo es como sigue: 

        1) el mandato de Dios al Hijos de que se siente a su diestra (v. 1) 

        2) el mandato de Dios al Hijo de que gobierne en medio de sus enemigos (vv. 2, 3)

        3) el nombramiento divino del Hijo como sacerdote para siempre (v. 4) 

        4) la descripción divina de la batalla que el Hijo tiene que librar para ganar su Reino (vv. 5-7).      


  • Salmo 111

Es un salmo de sabiduría que también sirve como salmo de alabanza. Este salmo y el siguiente están escritos como acrósticos. La estructuras del salmo 111 es: 

        1) una determinación de alabanza a Dios en medio de la congregación (v. 1)

        2) una descripción de la alabanza de Dios por sus maravillosas obras hacia su pueblo (vv. 2-9)

        3) una palabra de conclusión que une la naturaleza de la sabiduría verdadera con el temor de Jehová (v. 10).   


  • Salmo 112

Es un salmo de sabiduría, muy similar al salmo 111; juntos forman un par de poemas acrósticos. La estructura del poema es: 

        1)una determinación de alabar a Dios (v.1)

        2) la alabanza  de Dios basada en sus obras con su pueblo (vv. 2-9) 

        3) derrota de los inicuos (v. 10).  


  • Salmo 113

Es un salmo de alabanza descriptiva que comienza  y termina con la palabra “Aleluya”. Este salmo y el 114 se recitan regularmente en la Sede de la Pascua, una comida de celebración antes de servir la cena. Los salmos 115 al 118 se recitan después de la cena. La estructura del salmo 113 es: 

        1) una exhortación a alabar el nombre de Jehová (vv. 1-3)

        2) una ilustración de la gloria sobresaliente y de la abundantemente misericordia de Jehová (vv. 4-6)

        3) ilustraciones de la gracia de Dios (vv. 7-9).  


  • Salmo 114

Celebra la liberación israelita de Egipto. Este poema tiene un espíritu animado y luminoso que equilibra la teología más fuerte y el paso más pesado de la primera canción de liberación en Éx 15.Este poema se recita con el salmo 113 en la Pascua antes que la cena está servida. Este salmo tiene tres movimientos: 

        1) una celebración de la redención de Israel de Egipto (vv. 1, 2) 

        2) una caracterización de los enemigos de Israel (vv. 3-6)

        3) una celebración de Jehová que redimió a Israel (vv. 7, 8).   


  • Salmo 115

Es un salmo en comunidad de alabanza que centra su atención en la gloria de Jehová al salvar a su pueblo. Varias secciones de este salmo se usan en el Sal 135. Este poema tiene cinco movimientos: 

        1) una glorificación de Jehová quien merece solo la alabanza (vv. 1, 2) 

        2) una comparación de los dioses falsos y el Dios vivo y verdadero (vv. 3-8) 

        3) una letanía de confianza en Jehová (vv. 9-11) 

        4) una letanía de bendición en Jehová (vv. 12-15) 

        5) una glorificación de Jehová (vv. 16-18).  


  • Salmo 116

Es un salmo mesiánico, uno de los salmos pascuales (Sal 113-118). Es muy probable que este salmo lo recitará Jesús en la noche de su arresto, cuando celebró la Pascua con sus discípulos (Lc 22:15). La estructura del poema es: 

        1) una declaración del amor del salmista por Jehová (vv. 1, 2) 

        2) una experiencia al borde de la muerte (vv. 3, 4) 

        3) alabanza a Dios (vv. 5-7) 

        4) la liberación del salmista de la muerte (vv. 8-11) 

        5) un voto de alabanza a Jehová (vv. 12-14) 

        6) una reflexión sobre la liberación del salmista (vv. 15-17) 

        7) pago del voto de alabar a Jehová (vv. 18, 19).


  • Salmo 117

Este es un salmo descriptivo de alabanza. Es el salmo más corto y tiene una estructura simple: 

        1) un llamado a las naciones a alabar a Dios (v. 1)

        2) una enumeración de razones por las cuales las naciones deben alabar a Jehová (v. 2).


  • Salmo 118

Es un salmo de alabanza declarativa, es el punto culminante del grupo de salmos llamados pascuales o Hallel (la palabra hebrea que se traduce alabanza es hallel, hallelujah viene de esta palabra). Probablemente el Salvador cantó estos salmos la noche antes de su muerte. La estructura del poema es: 

        1) un llamado para alabar a Dios en la comunidad de redimidos (vv. 1-4) 

        2) un informe de confianza en Jehová (vv. 5-9)

        3) un informe de la liberación divina en tiempos difíciles (vv. 10-14) 

        4) la alabanza de Jehová por los justos (vv. 15-18) 

        5) la declaración del salmista de que él entraría por las puertas de la ciudad para alabar a Jehová (vv. 19-21)

        6) la representación de la piedra rechazada (vv. 22-24) 

        7) el grito de salvación “Hosanna” por el pueblo en alabanza a Dios (vv. 25, 26) 

        8) la continua determinación del salmista de traer su alabanza a Jehová (vv. 27, 28) 

        9) la petición renovada para alabar a Dios (v. 29).   


  • Salmo 119

Es un salmo de sabiduría, es el primero relativo a la Torá (Sal 19). Celebra la Palabra de Dios de forma casi exhaustiva. Este poema tan largo es un acróstico: hay ocho versos que comienzan con cada una de las veintidós consonantes del alfabeto hebreo. Dentro del salmo aparecen una y otra vez ocho palabras para la ley de Dios: ley; testimonio; promesas; preceptos; estatutos; mandamientos; juicios; palabra. El salmo usa el significado completo de todas estas palabras mientras amplía la aplicación de la ley de Dios tanto a la vida diaria de Israel como a su destino. La ley es específica y general, directiva y restrictiva, liberadora y abierta, misericordiosa y solemne; es tan compleja como el Dios que la dio. Nunca se considera la ley como una maldición; siempre se ve como un don de Dios. El efecto acumulativo de esta extensa celebración de la Palabra de Dios es impresionante; el salmista no puede dejar de alabar a Jehová por su misericordia y bondad al proveer las instrucciones para la vida del pueblo.   


  • Salmo 120

Este es el primero de un grupo de salmos llamados los cánticos graduales (Salmos 120-134). Quienes peregrinaban a Jerusalén para adorar a Jehová durante las tres fiestas anuales (la Pascua, Pentecostés y la Fiesta de los tabernáculos), cantaban este grupo de himnos. Como las familias de los peregrinos también hacían el arduo viaje a la ciudad santa para la adoración festiva, cantaban estos salmos como estímulo a lo largo del camino. También es posible que una vez que llegarán a Jerusalén, cantarán de nuevo estos salmos a medida que se acercaban al Templo, volviendo a representar  su viaje y asegurando las bendiciones de Dios en su camino. El salmo 120, un salmo de lamento, centra su atención en las mentiras de los inicuos que afectan a los justos. La estructura del salmo es: 

1) un informe de la liberación y una oración por ayuda (vv. 1, 2)

2) el salmista se burla del adversario que ataca con mentiras (vv. 3, 4)

3) un lamento relativo a la vida en un ambiente hostil (vv. 5-7).   


  • Salmo 121

Es un salmo de confianza (Sal 23), es el segundo cántico gradual. El salmo 120 sitúa el escenario para el viaje de los israelitas a la ciudad santa; este poema es un canto “para el camino”. Pudo diseñarse como respuesta antifonal como los salmos 118; 124; 129; 134; 135; 136. La estructura del poema es: 

        1) una aseveración de que la ayuda proviene de Dios (vv. 1, 2)

        2) una palabra de alabanza a Dios, que no se duerme (vv. 3, 4)

        3) una palabra de alabanza a Dios, quien guarda a su pueblo (vv. 5, 6)

        4) una aseveración de que Jehová protegerá a su pueblo durante sus viajes (vv. 7, 8).   


  • Salmo 122

Un salmo de Sion, es el tercer canto gradual. Este poema describe la alegría de los peregrinos al llegar a Jerusalén para adorar a Dios. Este es uno de los cuatro cánticos graduales que se atribuyen a David (también los salmos 124; 131; 133). La estructura del poema es la siguiente: 

        1) una descripción de la alegría de los peregrinos que vienen a Jerusalén (vv. 1, 2) 

        2) una descripción de la belleza de Jerusalén (vv. 3-5)

        3) una oración por la paz de Jerusalén (vv. 6-9).  


  • Salmo 123

Un salmo individual de lamento, es el cuarto cántico gradual. Este breve poema tiene dos secciones: 

        1) una afirmación de que los ojos del pueblo están fijos en Jehová (vv. 1, 2)

        2) una petición para que Jehová dirija su atención al pueblo (vv. 3, 4).


  • Salmo 124

Es un salmo de alabanza declarativa, uno de los cuatro cánticos graduales atribuidos a David (Sal 122; 131; 133). Es probable que este salmo se diseñará para ser leído en voz alta como respuesta antifonal (118:1-4; cf. los salmos 121; 129; 134; 135; 136). La estructura del poema es: 

        1) un llamado al pueblo para que confiese la liberación de Dios (vv. 1-5) 

        2) una bendición a Jehová por su liberación (vv. 6-8).


  • Salmo 125

Un salmo de confianza (Sal 23), también es un cántico de Sion. Este poema anónimo es el sexto cántico gradual. La estructura del poema es así: 

        1) una celebración de la protección de Dios del justo (vv. 1, 2) 

        2) una declaración que el poder del inicuo no durará (v. 3) 

        3) una oración por el honrado (v. 4)

        4) una maldición sobre el inicuo y una petición por la paz de Israel (v.5).


  • Salmo 126

Es un salmo de Sion, el séptimo cántico gradual. El elemento distintivo de este poema es que procede del tiempo de la restauración de Jerusalén, después del cautiverio en Babilonia (cf. con el Sal 137). El anónimo de este salmo es de una dulce alegría que sigue a las tristezas de una larga separación. La estructura del poema es: 

        1) una descripción del regreso del cautiverio (vv. 1-3)

        2) una oración a Dios para que complete el proceso del regreso (v. 4)

        3) una comparación del regreso del cautiverio con una cosecha que se ha demorado (vv. 5, 6).   



  • Salmo 127

Un salmo de sabiduría y el octavo cántico gradual, es uno de los salmos atribuidos a Salomón (el otro es Sal 72). La estructura del poema es: 

        1) una exhortación sobre la vanidad de un cometido en el que Jehová no toma parte (vv. 1, 2)

        2) una celebración del valor de un esfuerzo que glorifica a Dios (vv. 3-5).  

  • Salmo 128

Un salmo de sabiduría, también es un salmo de Sion. Como el salmo 127, este poema apunta a las bendiciones de Dios en el hogar y la familia. Las fiestas del antiguo Israel era asuntos familiares. Como las familias viajaban a la ciudad santa para las fiestas anuales, se encontraban con otras y juntas celebraban la bondad de Dios en sus vidas. El salmo 128 es el noveno cántico gradual. La estructura del poema es como sigue: 

        1) una bendición para el justo (v. 1)

        2) una descripción de la bendición (vv. 2-4) 

        3) una oración para la bendición (v. 5)

        4) una bendición por la comunidad (v. 6).


  • Salmo 129

Un salmo de confianza (Sal 23), tiene sus orígenes en los salmos de lamentos, ya que esos salmos contienen una parte que proclama confianza en Jehová. El salmo tiene una cualidad antifonal que pide una respuesta y una contra respuesta (cf. el Sal 118:1-4; 124:1-5). Este es el décimo cántico gradual y su estructura es así: 

        1) una enumeración de las aflicciones de Israel (vv. 1-3)

        2) una afirmación de la victoria de Dios (v. 4)

        3) una condenación del inicuo que ha afligido a Israel (vv. 5-8).       


  • Salmo 130

Es es un salmo de penitencia. Es apropiada su ubicación después del salmo de imprecación (Sal 129). Después de todo, alguien podría alegrarse por la destrucción del inicuo de forma que su corazón no meditaría ante Jehová. Este es el undécimo cántico gradual. Su estructura es así: 

        1) una petición de misericordia a Dios (v. 1, Sal 2)

        2) un reconocimiento del perdón de Dios (vv. 3, 4)

        3) una esperanza del perdón de Dios (vv. 5, 6)

        4) una petición a Dios de misericordia para todos (vv. 7, 8)   


  • Salmo 131

Es un  salmo de confianza atribuido a David (los otros son Sal 122; 124; 133). La estructura del poema es como sigue: 

        1) una declaración de humildad (v. 1) 

        2) un relato de la confianza (v. 2) 

        3) un llamado de esperanza (v. 3).  


  • Salmo 132

Un salmo real, es el décimo tercer cántico gradual. Como el Salmo 89, este poema refleja en poesía el pacto de Dios con David (2S 7), en el que le prometió una casa real, promesa que se cumpliría con la venida del gran Rey Salvador. Es posible que este salmo fuera escrito más tarde en la historia de Israel, después del cautiverio en Babilonia. Esto explicaría que el pueblo pidiera a Dios que se acordara de su pacto con David,  pues no tenía rey. El salmo 132 es el más largo de los cánticos graduales y a veces lo clasifican como un salmo mesiánico. Su estructura es: 

        1) una petición a Dios para que recuerde su pacto con David (vv. 1-5) 

        2) la expresión del cumplimiento de la promesa (vv. 6-9) 

        3) una oración por la venida del Reino de Dios (v. 10) 

        4) una recitación de la promesa que falta por cumplirse (vv. 11, 12) 

        5) una elaboración del pacto de Dios con David (vv. 13-18).        


  • Salmo 133

Este es uno de los cuatro cánticos graduales atribuidos a David (Sal 122; 124; 131).  Con su énfasis en orar por la unidad de los creyentes , este poema anticipa la oración de Jesús en Juan 17. La estructura del salmo es como sigue: 

        1) un retrato de la belleza de la unidad (v. 1) 

        2) la bendición de la unidad (vv. 2, 3).


  • Salmo 134

Este salmo concluye los cánticos graduales. Es muy posible que este canto se leyera como un entusiasmado poema de alabanza (Sal 118; 121; 124; 129; 135; 136). La estructura de ese breve poema es así: 

        1) el pueblo bendice a los sacerdotes (vv. 1, 2)

        2) los sacerdotes bendicen al pueblo (v. 3).


  • Salmo 135

Un salmo de alabanza descriptiva que trae a la memoria ideas y motivos de varios salmos anteriores, tal vez fue compuesto después del cautiverio de Babilonia. El salmo presenta las obras salvadoras de Dios durante el éxodo y contiene un duro ataque contra la idolatría tomado  del Salmo 115. El comienzo y el final de este poema están escritos en el patrón de la alabanza litúrgica. La estructura es como sigue: 

        1) un llamado a los sacerdotes a que bendigan el nombre de Jehová (vv. 1-4) 

        2) alabanza a Jehová que es el único Dios grande y activo (vv. 5-7) 

        3) alabanza a los actos salvadores de Jehová (vv. 8-12) 

        4) alabanza al nombre salvador de Jehová (vv. 13, 14) 

        5) desprecio por los dioses impotentes e inútiles de las naciones (vv. 15-18)

        6) un llamado al pueblo que bendiga el nombre de Jehová (vv. 19-21).     


  • Salmo 136

Este es un salmo más puro de alabanza descriptiva. El líder en la adoración, tal vez un sacerdote, leería la primera parte de cada versículo. Entonces, el pueblo respondería con su alabanza centrada en la misericordia de Dios: “porque para siempre en su misericordia”. Este salmo, conocido como el “Gran Hallel”, se solía recitar en el Templo mientras se degollaba el cordero de la Pascua. El “gran Hallel” incluye parte del salmo 135 y los cánticos graduales (Sal 120-134). El patrón del salmo es: 

1) un llamado al pueblo para que alabe a Jehová (vv.1-3)

2) alabanza a Jehová pues es el gran Creador (vv. . 4-9)

3) alabanza a Jehová que es el gran Libertador (vv. 10-22)

4) alabanza a Jehová que recuerda a su pueblo para siempre (vv. 23-25)

5) un llamado de conclusión al pueblo para que alabe a Jehová (v. 26).  


  • Salmo 137

Un cántico de Sión, también es un apasionado salmo imprecatorio. Aunque no se menciona ningún autor, el salmo comparte claramente con el libro de Lamentaciones la desesperación de aquellos que sufrieron la destrucción de Jerusalén por los babilonios en el 586 a.C. Este angustioso salmo contiene una emoción muy profunda. Su patrón es así: 

        1) llanto a Babilonia por el recuerdo de la destrucción de Sión (v. 1-3)

        2) anhelo por Jerusalén y el restablecimiento del canto de alabanza a Dios (vv. 4-6)

        3) deseo de represalias contra Edom y Babilonia por haber destruido Jerusalén (vv. 7-9).   


  • Salmo 138

Este es un salmo de alabanza declarativa atribuido a David. El ánimo de este salmo contrasta fuertemente con el del salmo 137. Su estructura es como sigue: 

        1) una declaración de alabanza a Dios debido a una respuesta abrumadora a la oración del rey (vv. 1-3)

        2) una visión profética de un tiempo futuro en el que todos los reyes de la tierra se unirán en alabanza a Dios (vv. 4-6) 

        3) una determinación a confiar de forma continua en Dios (vv. 7, 8).

 

  • Salmo 139

Atribuido a David , es un salmo de sabiduría y alabanza descriptiva. En los salmos es muy común esta mezcla de sabiduría y alabanza (Sal 145; 146). Este poema no describe los atributos del Creador como cualidades abstractas, sino como cualidades activas como las que se relaciona con su pueblo. La estructura del salmo es: 

        1) una descripción del conocimiento de Dios íntimo que Dios tiene de sus siervos (vv. 1-6); 

        2) una celebración de la presencia de Dios con David (vv. 7-12); 

        3) David celebra la creación de Dios desde el momento de la concepción (vv. 13-16); 

        4) una declaración de que los pensamientos de Dios para con David con incontables (vv. 17, 18); 

        5) una oración por el castigo de los enemigos de Dios (vv. 19-22); 

        6) David ora a Jehová para que lo examine y lo guíe (vv. 23-24).

 

  • Salmo 140

Un salmo de lamento individual atribuido a David, implica particularmente a los inicuos. El deseo de David para que el juicio de Dios cayera sobre los inicuos identifica este poema como un salmo imprecatorio. La estructura del Salmo 140 es como sigue: 

        1) David pide que se le libre del inicuo (vv. 1-3) 

        2) David pide que se le guarde del inicuo (vv. 4, 5) 

        3) una confesión de confianza en Jehová (vv. 6-8) 

        4) una oración por el castigo de los inicuos (vv. 9-11) 

        5) una declaración de que Jehová librará al afligido (vv. 12, 13).     


  • Salmo 141

Un salmo individual de lamento atribuido a David. En este caso no se cita algún suceso en particular como la causa de su aflicción. Como este poema registra el deseo de David por el juicio de sus enemigos, también se ubica en la categoría de los salmos imprecatorios. La estructura es: 

        1) un clamor a Dios como introducción (vv. 1, 2) 

        2) una oración para guardar la boca de David (vv. 3, 4)

        3) la aceptación de la censura del justo (v. 5a) 

        4) una visión del castigo de los impíos (vv. 5b-7)

        5) una declaración de confianza en Jehová (vv. 8-10).

  • Salmo 142

Un salmo de lamento individual atribuido a David, proporciona una referencia específica para el escenario del poema. El término la cueva puede referirse a una de las dos ocasiones en las que David se escondió del rey Saúl en una cueva. Una sucedió en En-gadi (Sal 57; 1S 24); la otra en Adulam (1S 22:1, 2). La segunda es la más apropiada para este poema de angustia profunda. Ese fue un tiempo en la vida de David que pareció estar totalmente solo. Ciertamente, comenzó a dudar incluso de si Dios estaba de su lado. Pero como lo indica el sobrescrito, David se volvió a Jehová en oración. La estructura del salmo es: 

        1) el clamor de avid por ayuda desde la cueva de su desesperación (vv. 1, 2) 

        2) David se lamenta afligido de que no hay nadie a su lado (vv. 3, 4) 

        3) la confesión de confianza de David y su petición por liberación (vv. 5, 6) 

        4) el voto de David de alabar a Dios cuando lo libre (v. 7).     


  • Salmo 143

Un salmo de lamento individual atribuido a David, es similar en tono a otros salmos de aflicción, particularmente el Salmo 6. Algunos eruditos clasifican los salmos 6 y 143 como penitenciales. La estructura del salmo 143 es así: 

1) una presentación de un gran dolor personal  (vv. 1-4) 

2) anhelo por los días anteriores de deleite (vv. 5, 6)

3) oraciones por liberación (vv. 7-12).

  • Salmo 144

Un salmo de alabanza descriptiva  con matices de lamento y petición que se atribuye a David. Este poema es similar al Salmo 18, el cual describe los actos de salvación de Jehová en términos de un gran fenómeno celestial. También es posible que este salmo se usará en el entrenamiento del ejército (como lo era el Sal 149). La guerra en el antiguo Israel estaba muy unida a la adoración de Dios. La liberación del enemigo no era solo un trabajo de soldados fuertes, era un asunto de devoción activa. La estructura es como sigue: 

        1) una confesión de alabanza a Dios, el gran guerrero (vv. 1, 2) 

        2) una descripción de la fragilidad del ser humano (vv. 3, 4) 

        3) una descripción de los actos salvadores de Dios (vv. 5-8) 

        4) una determinación a alabar a Jehová (vv. 9, 10)

        5) un llamado a Dios para que continúa salvando a su pueblo (vv. 11-15).  


  • Salmo 145

Un salmo de sabiduría, también, también es de alabanza declarativa. El poema está escrito en la forma de un acróstico, con un versículo por cada letra del alfabeto hebreo. La estructura del salmo es: 

        1) se centra en la grandeza de Jehová (vv. 1-3) 

        2) una expectativa de la alabanza continua a Jehová (vv. 4-7) 

        3) se centra en el carácter de Jehová (vv. 8-9) 

        4) una expresión relativa el reino de Jehová (vv. 10-13) 

        5) un reconocimiento de que la gracia de Dios es para todos (vv. 14.16)

        6) se centra en la misericordia justa de Jehová (vv. 17-21).  


  • Salmo 146

Un salmo de alabanza descriptiva, es parte de la gran culminación de alabanzas de este libro lleno de ellas. Cada uno de los últimos cinco salmos comienza y termina con la palabra hebrea “Aleluya”. Este conjunto final de salmos de alabanza forma una desbordante conclusión para las respuestas orquestadas de Israel a las maravillas de Dios y sus obras bondadosas a favor suyo. El salmo 146 también muestra algunas similitudes con la literatura de sabiduría. La estructura del poema es como sigue: 

        1) un llamado a vivir para alabar a Dios (vv. 1, 2) 

        2) una advertencia contra poner la confianza de una incluso en el hombre bueno (vv. 3, 4)  

        3) una bendición para el que encuentra la ayuda en Jehová (vv. 5-7) 

        4) una descripción de los actos maravillosos de Dios en la vida de su pueblo (vv. 8, 9)

        5) un llamado a alabar a Dios el gran Rey (v.10).

 

  • Salmo 147

Un salmo  de alabanza descriptiva, pone un fuerte énfasis en los temas de la creación. Es probable que este poema anónimo fuera escrito después del regreso del pueblo judío a Jerusalén del cautiverio en Babilonia (también los salmos 126; 132; 135). La estructura es triple, y cada sección se introduce por un mandato a alabar a Jehová: 

        1) un mandato a alabar a Jehová por su misericordiosa restauración (vv. 1-6); 

        2) un mandato de alabar a Jehová por la alegría que encuentra en su pueblo (vv. 7-11); 

        3) un mandato de alabar a Jehová por su Palabra (vv. 12-20)  


  • Salmo 148

Este es un salmo complejo . Puede calificarse como un salmo de sabiduría y de forma más particular como un salmo de la creación debido a sus muchas referencias a esta (Sal 19; 104). También está muy cargado de alabanza. Como el Salmo 19, se mueve desde los cielos hasta el corazón humano. La estructura es como sigue: 

        1) un llamado a los cielos para alaben a Jehová pues es su Creador (vv. 1-6); 

        2) un llamado a los elementos de la tierra para que alaben a Jehová porque también es su Creador (vv. 7-12); 

        3) un llamado al pueblo de Dios para que lo alabe debido a sus prodigios en medio de él (vv. 13, 14).     


  • Salmo 149

Es un desbordante llamado a alabar a Dios, usado por el ejército de Israel así como por el pueblo en su adoración . La estructura del salmo es: 

        1) un llamado para una nueva canción de alabanza (v. 1)

        2) un llamado a alegrarse en la adoración de alabanza en la congregación de Jehová (vv. 2-5) 

        3) un llamado a regocijarse en la adoración de alabanza en el ejército de Jehová  (vv. 6-8) 

        4) una exclamación concluyente de alabanza (v. 9).

 

  • Salmo 150

Este es un salmo de alabanza, un desarrollo de la palabra hebrea aleluya que significa “alaben a Jehová””. ¡Qué apropiado es que este libro de alabanza (el significado del nombre del libro hebreo” termine en repetidos mandatos a alabar a Jehová!. La estructura es como sigue: 

        1) un llamado a alabar a Dios en los cielos arriba  (v.1) 

        2) un llamado de alabar a Dios por sus grandes obras  (v.2) 

        3) un llamado a alabar a Dios con todos los instrumentos (vv. 3-5)

        4) un llamado a que todas las criaturas aquí abajo alaben a Dios (v.6).