Efesios 
Εφεσίους
"Dios revela su misterio"

Efesios varias versiones:  
1  2  3  4  5  6

Tiempo de Lectura= 0:20 / Contiene 6 capítulos, 155 versículo



MÉTODO CRÍTICO
1) ¿QUIÉN ESCRIBIÓ EL  LIBRO? Pablo

2) ¿CUÁNDO FUE ESCRITO? 61-63 d.C.

3) ¿A QUIÉN FUE ESCRITO?  a la iglesia en Éfeso (posiblemente una carta circular)

4) ¿DE DÓNDE FUE ESCRITO?  Desde la cárcel en Roma.

MÉTODO  HISTÓRICO
1) ¿CUÁL ES EL TRASFONDO  HISTÓRICO DEL LIBRO? Esta  carta ha sido llamada  la corona de los escritos de Pablo. Aunque escrita en forma de carta, es realmente un discurso con la siguiente verdad: Cristo es el centro de todas las cosas y la iglesia esta unida con Él. El misterio de las edades encuentra su  explicación en Cristo.


2) ¿SI ES UNA EPÍSTOLA CUANDO FUE FUNDADA LA IGLESIA? Fruto de Pentecostés, visitada por Pablo.

3) ¿DE QUIÉN ESTÁ COMPUESTA LA IGLESIA? Gentiles y Judíos

4) ¿CUÁLES SON SUS FUERZAS Y SUS DEBILIDADES? 

MÉTODO LITERARIO
1) ¿QUE GENERO DE LITERATURA ES EL LIBRO?  Epistolatoria.

MÉTODO PANORÁMICO
1) ¿CUÁL ES LA IDEA PRINCIPAL DEL LIBRO? La unidad, que ya no hay varios grupos y de que somos uno en Cristo.

2) ¿CUÁL  FUE LA RAZÓN PRINCIPAL POR LA CUAL SE ESCRIBIÓ ESTE LIBRO? Existía una división en Efesios entre judíos y Gentiles, los judíos querían imponer a los Gentiles el cumplimiento de la ley para la salvación. Y no estaban entendiendo que esta idea ya no existía más en Jesucristo.

PALABRAS CLAVE EN EFESIOS (RV1960):  toda referencia a Dios, en Cristo (en él, en el Señor), el Espíritu (Santo), rico (riquezas), en los lugares celestiales (en las regiones celestes), en otro tiempo, gracia, poder (potestad), cuerpo (iglesia), redención, andar, referencias al diablo (potestad, principado, autoridad, etc.)

TEMAS: Gracia, lugares celestiales, misterio.

RECIPIENTES: Dato incierto, tal vez una carta circular a muchas iglesias en la provincia de Asia, de la cual Éfeso era la capital (no se menciona ninguna ciudad en los manuscritos más antiguos. Pablo da por sentado que los lectores no lo conocen personalmente (1:15; 3:2) 

OCASIÓN: Tíquico, quien es portador de esta carta (6:21, 22), también es portador de dos cartas a Colosas (Colosenses y Filemón, Col 4:7-9), tal vez después de reflexionar más en la situación de los colosenses y en la gloria de Cristo y conociendo el temor de los de Asia de "los gobernantes de las tinieblas", Pablo escribe una carta pastoral general para las iglesias de esa área. 

ÉNFASIS: El ámbito cósmico de la obra de Cristo; la reconciliación de los judíos y los gentiles obrada por Cristo por medio de la cruz; la supremacía de Cristo sobre los "poderes" por el bien de la iglesia; el comportamiento cristiano que refleja la unidad del Espíritu.     

 


 

Estructura de Efesios

Título: “Un solo Pueblo”

Versículo Clave

2:10 “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales, Dios preparo de antemano para que anduviésemos en ellas”

1:1 Pablo  Apóstol

ME FUE 

DADA GRACIA



DE 

LEY 

GRACIA

1:3  Alabanza de su gracia
1:15  Sabiduría y revelación
2:1  Por gracias sois salvos

SOMOS 

UNO 

EN

CRISTO

2:11  Mediante la Cruz
3:1  Los gentiles son herederos
3:8  Riquezas de Cristo
3:14   Amor de Cristo
3:21  Mucho mas abundantemente
4:1  La  Unidad de la fe


DILIGENCIA




PARA 

BUENAS

OBRAS

4:17  Vestidos del nuevo nombre
5:1 Imitadores de Dios
5:7  Como hijos de luz
5:15  No seáis insensatos
5:21  Someteos unos a otros


OBEDECED

6:1  Honra a tu padre y madre
6:5  Siervos obedeced
6:10  Armadura de Dios


ARMADURA

6:21  Sepáis mis asuntos
6:23  Amen


Autor y fecha

    No hay indicación de que el hecho de que Palo fue el autor sea cuestionado. Él es indicado como el autor en la salutación de apertura (1:1; 3:1). La carta fue escrita desde la prisión en Roma (Hch 28:16-31) en algún momento entre el 60-62 d.C. y por lo tanto, frecuentemente se hace referencia a ella como una epístola de la prisión (junto con Filipenses, Colosenses, y Filemón). Pudo haber sido compuesta casi contemporáneamente con Colosenses e inicialmente enviada con esa epístola y Filemón por Tíquico (Ef 6:21, 22; Col 4:7, 8). Vea Introducción de Filipenses: Autor y fecha para una discusión de la ciudad de la cual Pablo escribió.  




Contexto Histórico de Efesios 

    Es probable que el evangelio fue traído primero a Éfeso por Priscila y Aquila, una pareja excepcionalmente dotada (Hch 18:26) quienes fueron dejados ahí por Pablo en su segundo viaje misionero (Hch 18:18, 19). Localizada en la boca del río Caister, en el lado este del Mar Egeo, la ciudad de Éfeso fue quizás mejor conocida por su magnífico templo de Artemisa o Diana, una de las siete maravillas del mundo antiguo. También fue un importante centro político, educativo, y comercial, clasificado con Alejandría en Egipto, Antioquía de Pisidia, en la parte sur de Asia Menor. 
    La fuerte iglesia comenzada por Priscila y Aquila fue más tarde firmemente establecida por Pablo en su tercer viaje misionero (Hch 19) y fue pastoreada durante unos tres años. Después de que Pablo partió, Timoteo pastoreó la congregación durante quizás un año y medio, primordialmente para contrarrestar la falsa enseñanza de unos poco hombres influyentes (tales como Himeneo y Alejandro), quienes probablemente eran ancianos en la congregación ahí (1 Ti 1:3, 20). Debido a esos hombres, la iglesia en Éfeso estaba plagada de "fabulas y genealogías interminables" (1:4) y por ideas ascéticas y contrarias a la Biblia, tales como la prohibición del matrimonio y la abstención de ciertos alimentos (4:3). Aunque esos falsos maestros no entendían correctamente las Escrituras, propagaron sus interpretaciones impías con confianza (1:7), las cuales produjeron en la iglesia "disputas más bien que edificación de Dios que es por fe" (1:4). Treinta años o algo así más tarde, Cristo le dio al apóstol Juan una carta para esta iglesia indicando que su pueblo había dejado su primer amor por Él  (Ap 2:1-7).       



 

Retos de Interpretación

 

  •  La teología general de Efesios es directa, no ambigua, y no presenta ideas o interpretaciones cuyos significados sean seriamente contenidos. No obstante, hay algunos textos que requieren de pensamiento cuidadoso para interpretarlos correctamente, específicamente:

 

  1. 2:8, donde uno debe decidir si la salvación o la fe es el don.

  2. 4:5, en donde el tipo de bautismo debe ser discernido.

  3. 4:8, en su relación con el Salmo 68:18. 

 

 

 

Temas históricos y teológicos

 

  •  Los primeros tres capítulos son teológicos, enfatizando doctrina del NT, mientras que los últimos tres capítulos son prácticos y se enfocan en conducta cristiana. Quizá, sobre cualquier otra cosa, esta es una carta de aliento y amonestación, escrita para recordarle a los creyentes de sus invaluables bendiciones de Jesucristo; y no solo para estar agradecido por esas bendiciones, sino también para vivir de una manera digna de ellas. A pesar de, y en parte aún debido a, las grandes bendiciones de un cristiano en Jesucristo, él puede tener la certeza de que será tentado por Satanás para que esté satisfecho y complacido en sí mismo. Fue por esa razón que, el último capítulo, Pablo le recuerda a los creyentes de la armadura completa y suficiente provista  para ellos a través de la Palabra de Dios y por su Espíritu (6:10-17) y de su necesidad de oración vigilante y persistente (6:18).     

 

  •  Un tema clave de la carta es el misterio (lo cual significa una verdad que en el pasado no había sido revelada) de la iglesia, la cual es "que los gentiles son herederos y miembros del mismo cuerpo, y  copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio". (3:6), una verdad completamente escondida a los santos del A.T (3:5, 9). Todos los creyentes en Jesucristo, el Mesías, con iguales delante del Señor como sus hijos y como ciudadanos de su reino eterno, una maravillosa verdad que solo los creyentes de está época actual poseen. Pablo también habla del ministerio de la iglesia como la novia de Cristo (5:32; cp. Ap.21:9).

 

  •  Una verdad importante enfatizada es la de la iglesia como el cuerpo presente, espiritual, terrenal de Cristo, también una verdad distinta y previamente no revelada del pueblo de Dios. Esta metáfora muestra a la iglesia, no como una organización, sino como un organismo vivo compuesto de partes mutuamente relacionadas e interdependientes. Cristo es la Cabeza del cuerpo y el Espíritu Santo es su sangre de vida, por decirlo así. El cuerpo funciona a través del uso fiel de los dones espirituales de sus diferentes miembros,  otorgados de una manera única y soberana por el Espíritu Santo en cada creyente.

 

  •  Otros temas principales incluyen las riquezas y plenitud de bendición para los creyentes. Pablo escribe de:

  1. "las riquezas de su gracia" (1:7)

  2. "las inescrutables riquezas de Cristo" (3:8)

  3. "las riquezas de su gloria" (3:16)

  4. Pablo amonesta a los creyentes a ser "llenos de toda la plenitud de Dios" (3:9)

  5. Llegar "a la unidad de la fe del conocimiento del Hijo de Dios a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo" (4:13)

  6. Y a "sed llenos del Espíritu" (5:18).

  7. Sus riquezas en Cristo están basadas en su gracia (1:2, 6, 7; 2:7)

  8. Su paz (1:2)

  9. Su voluntad (1:5)

  10. Su beneplácito y propósito (1:9)

  11. Su gloria (1:12, 14)

  12. Su llamado y herencia (1:18)

  13. Su poder y fortaleza (1:19; 6:10)

  14. Su amor (2:4)

  15. Su hechura (2:10)

  16. Su Espíritu Santo (3:16)

  17. Su ofrenda y sacrificio (5:2)

  18. Su armadura (6:11, 13)

  •  La palabra "riquezas" es usada 5 veces en esta carta; "gracia" es usada 2 veces; "gloria" 8 veces; plenitud o "pleno" 6 veces; y la frase clave "en Cristo" (o "en El") unas 12 veces.    

  

 

 Vista Panorámica de Efesios

Las experiencias de Pablo en la prisión, como las de José en Egipto, fueron usadas por el Señor para manifestar su gloria. La carta a los efesios fue escrita por el apóstol Pablo (1:1; 3:1) estando preso en Roma (3:1; 4:1; 6:20), al igual que la de Filipenses, Colosenses y Filemón. Fue enviada con Tíquico (6:21, 22) posiblemente en el año 60 d.C., durante el arresto domiciliario de Pablo en Roma (Hch 28:16–31). Tal vez escribió antes otra carta al mismo grupo (3:3).
Efeso era la capital de la provincia romana de Asia (Turquía moderna). Allí se encontraba una de las siete maravillas del mundo antiguo: el templo de Diana (Artemisa; Hch 19:23–41). Era un edificio magnífico cuya construcción tardó unos 200 años. La ciudad era una gran sede de cultura y educación, con una famosa biblioteca y un anfiteatro con capacidad para 25,000 personas. Efeso era un centro comercial con un próspero negocio de fabricación de estatuas y con un puerto cercano muy activo. Esta era la ciudad a la que Pablo escribió (1:1). Tal vez él deseaba que esta carta fuera compartida con las iglesias en otras ciudades de Asia, en las que él conocía algunos miembros sólo indirectamente (1:15; 3:2; 4:21). En cuanto a la carta que viene de Laodicea (otra ciudad en Asia), mencionada en Colosenses 4:16, algunos creen que quizás sea la carta que conocemos como la Epístola a los Efesios.
Los comienzos de la iglesia en Efeso son desconocidos. Ciudadanos de Asia visitaron a Jerusalén el día de Pentecostés (Hch 2:9), y tal vez algunos de ellos regresaron a Efeso como nuevos convertidos al cristianismo. Pablo visitó la ciudad brevemente en su segundo viaje misionero (Hch 18:18–22), enseñó en la sinagoga, y dejó a Aquila y a Priscila para que continuaran el ministerio allí. Apolos, un maestro elocuente, laboró con ellos por un tiempo (Hch 18:24–28). Más tarde Pablo regresó a Efeso, como había deseado, y allí llevó a cabo un ministerio por tres años (Hch 19 y 20). Hubo intensa oposición satánica al evangelio (Hch 19:9, 13; 1 Co 16:8–9), pero fue un tiempo fructífero porque hubo muchos convertidos (Hch 19:18–19, 26). La despedida final de Pablo fue una experiencia dolorosa para los líderes de la iglesia que fueron a Mileto para despedirse de él (Hch 20:17, 36–38).
Después del ministerio de Pablo, otras personas ayudaron en el desarrollo de la iglesia en Efeso: Timoteo (1 Ti 1:3), Onesíforo (2 Ti 1:16–18) y el apóstol Juan (Ap 2:1–7). Pablo estaba muy preocupado por la influencia de la adoración de ídolos y la superstición en la ciudad, donde la mayoría de los creyentes eran gentiles. También supo de prácticas peligrosas que los cristianos aceptaban (1 Ti. 1:3–4; 4:1–3). Estas cosas motivaron a Pablo a escribir esta carta para enseñar a sus lectores que la posición y ministerio de cada uno de ellos, como miembros del cuerpo de Cristo, la iglesia, es el resultado de la gracia de Dios en Cristo, quien es la Cabeza del cuerpo (2:8–9; 4:7, 12).
Después de sus saludos iniciales (1:1–2), Pablo describe las bendiciones recibidas por la iglesia (1:3–3:21) y la conducta apropiada de los creyentes (4:1–6:20). Las bendiciones incluyen la posición del creyente en Cristo (1:3–21), la promesa por medio de Cristo (2:1–22) y Cristo como modelo (3:1–21). La conducta apropiada de la iglesia implica tanto actitudes (4:1–5:22) como acciones (5:22–6:20). Las actitudes correctas ayudan a los creyentes a vivir en armonía (4:1–16), en contraste con el mundo (4:17–32), y bajo el poder y control del Espíritu Santo (5:1–21). La conducta apropiada ayuda a los creyentes a tener éxito en el matrimonio (5:22–31), en la familia (6:1–4), en el trabajo (6:5–9) y en la lucha espiritual (6:10–20). Pablo concluye con saludos y bendiciones (6:21–24).
La carta a los efesios continúa siendo una guía ejemplar de cómo judíos y gentiles que confían en Cristo para la salvación, están unidos en un cuerpo vivo bajo Cristo como Cabeza, equipados por el Espíritu para resistir todo ataque. Toda iglesia haría bien en seguir sus enseñanzas.
Hernández, E. A., & Lockman Foundation (La Habra, C. (2003). Biblia de estudio : LBLA. (Ef). La Habra, CA: Editorial Funacion, Casa Editorial para La Fundación Biblica Lockman.



Conexiones

    El enlace principal de Efesios con el Antiguo Testamento, está en el sorprendente (para los judíos) concepto de la iglesia como el cuerpo de Cristo (Efesios 5:32). Este asombroso misterio (una verdad no antes revelada) de la iglesia, es que “los gentiles son herederos juntamente con Israel; todos unidos como miembros de un cuerpo, y que conjuntamente comparten la promesa de Jesucristo” (Efesios 3:6). Este era un misterio totalmente escondido de los santos del Antiguo Testamento (Efesios 3:5, 9). Los israelitas que eran verdaderos seguidores de Dios, siempre creyeron que solo ellos eran el pueblo elegido de Dios (Deuteronomio 7:6). El aceptar a los gentiles en un estatus igual en este nuevo paradigma, fue extremadamente difícil y causó muchas disputas entre los creyentes judíos y gentiles convertidos. Pablo también habla del misterio de la iglesia como la “novia de Cristo,” un concepto nunca antes escuchado en el Antiguo Testamento.






Importancia en la Biblia


    La naturaleza de Efesios hace difícil determinar las circunstancias específicas que llevaron a escribir la epístola. Está claro, sin embargo, que los destinatarios eran principalmente gentiles (3.1) que antes estaban alejados de la ciudadanía de Israel (2.11). 

    Ahora, gracias al don de Dios, disfrutaban de las bendiciones espirituales que proporciona Cristo. El tema de Efesios es la relación entre el Jesucristo celestial y su cuerpo aquí en la tierra, la Iglesia. Cristo ahora reina «sobre todo principado y autoridad y poder y señorío» (1.21), «y sometió todas las cosas bajo sus pies» (1.22). En su estado de exaltación, no se 
ha olvidado de su pueblo. Al contrario, se identifica plenamente con la Iglesia que considera su Cuerpo y la llena de su presencia (1.23; 3.19; 4.10).

    La relación de esposo a esposa es una bella analogía que expresa el amor, el sacrificio y el señorío de Cristo por la Iglesia (5.22–32). El Cristo entronizado habita por la fe en el corazón de los creyentes (3.17) para que puedan disfrutar de su amor. No hay absolutamente nada que esté fuera de su alcance redentor (1.10; 3.18; 4.9).La unión de Cristo con su Iglesia se expresa también en la unidad de los creyentes. 

    Los que antes andaban lejos, «apartados» y separados de Dios han sido «hechos cercanos por la sangre de Cristo» (2.13). Es más, los creyentes ahora son llevados por Cristo a sentarse con Él en los lugares celestiales (2.5–6). Como los creyentes están con Él, procuran ser como Él y están «solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de 
la paz» (4.3). Él mismo «es nuestra paz» (2.14), dice Pablo, y derriba las paredes y barreras que antes separaban a los judíos de los gentiles, y los une en un Espíritu ante el Padre (2.14–22).

    Después de expresar estas maravillosas bendiciones espirituales, Pablo exhorta a los creyentes a que anden como es digno de los que han sido llamados (4.1). Este llamamiento es una útil demostración de ética cristiana. En vez de presentar leyes y 
regulaciones, Pablo dice, en efecto, que nuestra manera de vivir debe honrar al que nos llamó. Cristo libera al cristiano, pero este tiene que dar cuenta a Cristo. Pablo hace varias declaraciones sobre cómo los creyentes pueden honrar a Cristo (4.17–5.9), pero la meta no es ganar mérito por medio de la moralidad. En vez de buscar personas buenas, Pablo quiere personas nuevas, el «varón perfecto», reedificado según «la estatura de la plenitud de Cristo» (4.13). Esta madurez puede referirse a la deseada y todavía no alcanzada unidad de la iglesia.






Extras de Efesios

 "Esta epístola es parte esencial de la historia bíblica. Es claro que Dios toma a la iglesia mucho más seriamente que lo que su pueblo lo ha hecho en años posteriores, precisamente porque es el lugar donde él ha obrado la reconciliación entre diversos pueblos que con frecuencia eran enemigos acérrimos y los convirtió en su pueblo para que reflejaran su semejanza en su vida en unión, todo esto como evidencia de que él ha derrotado a "las potestades"