Comentario de Ester


Los Judíos Salvados del Exterminio


  • Los judíos volvieron de Babilonia a Jerusalén, 536  a.C.
  • El Templo fue reconstruido 536-516 a.C.
  • Ester judía, fue reina de Persia 478 a.C.
  • Estar salvó a los judíos de la matanza 473 a.C.
  • Esdras fue de Babilonia a Jerusalén 457 a.C.
  • Nehemías reconstruyó el muro de Jerusalén 444 a.C. 

    Así pues, Ester aparece unos 40 años después de la reconstrucción del Templo, y unos 30 antes de la reconstrucción del muro. Aun cuando este libro esté colocado después del de Nehemías, cronológicamente relata sucesos de 30 años antes. Quizás Ester haya hecho posible la obra de Nehemías. Su matrimonio con el rey debe de haber dado a los judíos gran prestigio. Es posible calcular cuál hubiera sido la suerte de la nación hebrea sin Ester. Si no fuera por ella, quizás Jerusalén nunca se hubiera reconstruido, y hubiera sido muy distinta la historia para todas las edades futuras.

    El libro de Ester no es una mera historia para enseñar una moraleja. Trata de un evento histórico bien importante; el rescate de la nación hebrea de ser aniquilada en los días que siguieron al cautiverio babilónico. Si la nación hebrea hubiese sido borrada de la faz de la tierra unos 500 años antes de la venida de Cristo al mundo, esto podría haber afectado grandemente los planes de Dios y el destino de la Humanidad. Sin la nación hebrea, no podía haber Mesías; sin el Mesías, el mundo estaba perdido. Aunque ella misma no lo haya sabido, esta hermosa joven desempeñó su parte en preparar el camino para la venida del Salvador del mundo. 


Capítulo 1. Deposición de la reina Vasti


    "Asuero" era otro nombre de Jerjes el rey de Persia, 485-465 a.C., unos de los monarcas más ilustres del mundo antiguo. De inscripciones persas se ha sabido que la gran fiesta descrita en este capítulo se hizo entre los preparativos par su célebre expedición contra Grecia, en la cual libró las batallas de las Termópilas y de Salamina,  480 a.C. Parece que haya depuesto a Vasti antes de marcharse en 482 a.C., y que se casó con Ester en 478 a.C., después de volver de la desastrosa expedición contra Grecia (1:3; 2:16).

NOTA ARQUEOLÓGICA: 
    Susán residencia regia. Susán o Susa, 320 km al este de Babilonia, capital de Elam, era la residencia invernal de los reyes de Persia. El sitio fue identificado por Loftus en 1852. Halló una inscripción de Artajerjes II (405-358 A.C.): "Mi antepasado Darío edificó este palacio en tiempos pasados. En el reino de mi abuelo (Artajerjer I) fue incendiado. Yo lo restaure" 
    Este palacio fue, pues, residencia de Darío, el que autorizó la reconstrucción del Templo, de jerjes el esposo de Ester, y Artajerjes I, el que autorizó a Nehemías para que reconstruyera Jerusalén.
    El francés Dieulafoy continuó las excavaciones en 1884-86, y la localizó definitivamente, en las ruinas "la puerta del rey" (4:2) ; "el patio de dentro" (5:1) ; "el patio de afuera" (6:4) ; "el huerto  del palacio" (7:7) ; y hasta halló uno de los dados o "Pur" (3:7) con los cuales se echaba la suerte.   



Capítulo 2. Ester es reina


    Asuero murió 13 años después. Este sin duda vivió buena parte del reinado de su hijastro Artajerjes; y como reina madre, puede haber sido personaje de influencia en los días de Esdras y Nehemías.  



Capítulos 3-7. El decreto de Amá


    Para matar a todos lo judíos en todas la provincias (3:12, 13). Este fue en el año doceavo del rey (3:7), cuando Ester ya había sido reina cinco años. 
    La cordialidad del rey cuando Ester entró para interceder por su pueblo (5:3) demuestra que aunque ella había sido su esposa desde hacía cinco años, todavía la doraba. 
    El resultado fue que Amán murió ahorcado, y su puesto dado a Mardoqueo, primo de Ester.
    El nombre de Dios no aparece en el libro de Ester; quizás porque el libro haya sido copiado de relatos persas. Pero en ninguna parte es más evidente el cuidado providencial de Dios sobre Su pueblo.



Capítulos 8, 9. La LIberación. La fiesta de Purim


    Ya que ningún decreto de un rey persa podía ser cambiado (8:8; Dan 6:15), no era posible anular el decreto para la matanza de los Judíos. Pero Ester pudo persuadir al rey a que hiciera otro decreto que autorizaba a los judíos para resistir y matar a todo aquel que les atacara; en efecto, mataron a 75.000. Así Ester salvó del exterminio a la raza Judía.   
    Ester era no solamente hermosa, sino también sabía. La admiramos no solo por su patriotismo y su valor, sino también por su buen tino en saber manejar a su esposo, lo cual es algo no pequeño en la vida de una mujer.
    Tal fue el origen de la fiesta de Purim, que los judíos todavía guardan.



Capítulo 10. La grandeza de Mardoqueo


    Mardoqueo fue grande en la casa real; inferior solamente  al rey; creció más y más, y su fama se extendió por todas las provincias (9:4; 10:3).Esto fue en el reino de Jerjes, el monarca más poderoso del imperio persa, cuyo primer ministro era judío, y su esposa favorita una judía; Mardoqueo y Ester, cerebro y corazón del palacio. Esto preparó el camino para la obra de Esdras y Nehemías. Tal como José en Egipto, y Daniel en Babilonia así fueron Mardoqueo y Ester en Persia.  

     

(Compendio Manual de la Biblia. por Halley. p 218)