Figuras de Dicción en 1 Juan




No ReferenciasFiguras de Dicción 
 1


 2



 3
 1:1 361 Anábasis
1 Jn 1:1 "Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos..."
 413 Antimeria 
1 Jn 1:1. "... acerca del Verbo de la vida" = acerca del Verbo  viviente. Por eso, leemos en el v. siguiente: "porque la vida (la del Verbo) fue manifestada ... la cual estaba con el Padre"  (comparece con Jn 1:1, 2)
 449 Heterosis
1 Jn 1:1. "Lo que era desde el principio, etc"; es decir, El que era desde el principio (Comparece con Jn 1:1, 14).  
 4


 5
 1:3 95 Elipsis
1 Jn 1:3 "... y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo".  
 193 Anáfora 
1 Jn 1:3. Véase con qué solemnidad comienza Juan esta Epístola, con la acumulación de pruebas que le califican como testigo de primerísima mano de las cosas que va a decir "acerca del Verbo de vida":
  • "Lo que era desde el principio (comparece con Jn 1:1),
  • lo que hemos oído,
  • lo que hemos visto con nuestros ojos,
  • lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos...
  • lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos." 
 6 1:5 347 Pleonasmo
1 Jn 1:5 "... Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en Él".  
 7 1:7 532 Metalepsis
1 Jn 1:7. En este texto, que ha de ser interpretado conforme a lo dicho anteriormente en cuanto al significado de "sangre", el pecador salvo es advertido de lo que le mantiene con comunión con Dios "andando en la luz"; mientras que, en 2:1, donde se trata del creyente pecador, se le recuerda a este "hijo pecador", no la sangre, sino el Padre, junto al que Cristo está como abogado, para mostrar que la comunión con el Padre no se ha roto. 
 8 1:8 347 Pleonasmo
1Jn 1:8. "Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros" (También en 2:4).
 9 1:10 685 Idiotismo 
1 Jn 1:10. "... le hacemos a él (Dios) mentiroso"; esto es, intentemos presentarlo como su fuese mentiroso. Lo mismo, en 5:10.
 10






11



12


13
 2:2 94 Elipsis
1 Jn 2:2. Este versículo dice textualmente, con la elipsis suplida: "Y éste es propiciación por los pecados de nosotros, más no sólo por los nuestros, sino también por los pecados del mundo entero". Nótese el énfasis de Juan, en el original, al repetir "nuestro" en la segunda frase, no son el pronombre personal hemón, sino con el pronombre posesivo hemetéron, el cual se usa siempre para indicar algo que nos pertenece peculiarmente como algo distintivo de los demás
 496 Metonimia de Sujeto 
1 Jn 2:2. "Y él (Jesucristo) es la propiciación por nuestros pecado; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo": esto es, por los de todos los habitantes del mundo. V. también en sinécdoque y elipsis. 
 558 Sinécdoque de todo
1 Jn 2:2. "...v no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo"; esto es, por personas de todo el mundo. 
 757 Epanortosis o Corrección 
1 Jn 2:2. "Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo." V. especialmente en sinécdoque y metonimia. 
 14 2:5 818 Genitivo de Relación y Objeto
1 Jn 2:5. "... el amor de Dios". Esta frase, tanto en Pablo como en Juan, es de doble sentido: el amor que Dios nos tiene, y el amor que nosotros le tenemos. En todo caso, el primer sentido es primordial, como se ve por 1 Jn 4:10, 19. V. también Jn 14:23
 15 2:16 523 Metonimia de Adjunto  
1 Jn "...la codicia de los ojos"; esto es, lo que los ojos codician. 
 16 2:19 114 Elipsis 
1 Jn 2:19. Nuestras versiones suplen aquí fácilmente el verbo que falta en la última frase: "...pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros". 
 17 2:26 685 Idiotismo
1 Jn 2:26. "Os he escrito esto sobre los que os engañan"; es decir, sobre los que intentan engañaros. 
 18 3:1 497 Metonimia de sujeto
1 Jn 3:1. "...por esto el mundo (esto es, los mundanos) no nos conocen". Lo mismo, en 4:5; 5:4, 5 etc. 
 19 3:5 194 Anáfora
1 Jn 3:5, 8. "Él (el Hijo de Dios) se manifestó para quitar nuestros pecados."
"Para esto se manifestó el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo" (He 2:14)
 20  3:6 431 Heterosis 
1 Jn 3:6. "... todo aquel que continúa pecando, no le ha visto ni le ha conocido"; es decir, no le ve ni le conoce. 
 21  3:7 240 Poliptoton 
1 Jn 3:7. "...el que practica la justicia es justo, como él es justo". Véase también en este versículo la figura tapéinosis.  
 22



 23
 3:10 104 Elipsis
1 Jn 3:10. "Todo aquel que no practica la justicia, no es hijo ("no procede de"; griego ek) de Dios." La elipsis se suple aquí, lo mismo que en los vv. 12 y 19, con base en el v. 9. 
 774 Epitímesis o Reprimenda  
1 Jn 3:10. "En esto se manifiestan los hjijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no practica justicia, no es de Dios, y tampoco el que no ama a su hermano." Esto es franqueza de veras; demasiado para la falsa tolerancia de hoy en día. Sin embargo, son palabras de Dios que es amor, expresadas por medio de Juan, el Apóstol del amor. 
 24 3:17 155 Litote 
1 Jn 3:17. "Pero el que tiene bienes de este mundo (gr. ton bion tou kósmou: la vida exterior, el "tren de vida" del mundo - compare con 2:16 "la ostentación de la vida"-) y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él sus entrañas (lit.) de compasión, ¿cómo mora el amor de Dios en él?" La fuerza de la figura litote se muestra aquí en contraste con el v. 16: "... también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos". Pero si alguien no sólo no está dispuesto a dar su vida (gr. psykhé), sino no siquiera parte de su "bíos" = los bienes exteriores, ¡que contrastes con el verdadero amor!  
 25







 26
 3:20 46 Elipsis
1 Jn 3:20. El original dice, con la elipsis suplida: "Que, si nuestro corazón (nos) reprocha, sabemos que Dios es mayor que nuestro corazón y conoce todas las cosas." Dado que la conjunción griega hoti se traduce por "que" 613 veces en el N.T. , no hay razón para desviarse de la pauta general. La elipsis, pues, ha de suplirse con el verbo "sabemos". La primera parte del versículo puede también (y quizá mejor) traducirse:"Que, si el corazón nos reprocha", ya que así el verbo no queda son complemento.    
 267 Derivación
1Jn_3:20. «Pues si nuestro corazón nos reprocha (gr. katagi­nóske) algo, mayor que nuestro corazón es Dios, y él conoce (gr. ginóskei) todas las cosas.» Ambas palabras proceden de la mis­ma raíz e indican «conocer», pero la primera significa «conocer algo contra», mientras que la otra significa simplemente «cono­cer». Dios nos conoce mejor que lo que nos conocemos a noso­tros mismos, y hasta puede encontrar excusas donde nosotros encontramos reproches.
 27 4:1-3 458 Metonimia de la causa
1 Jn 4:1-3. "Amados, no creáis a todo espíritu (es decir, a toda enseñanza que es declarada como doctrina del Espíritu), sino probad los espíritus (su enseñanza y sus doctrinas, Hch. 7:11) si proceden de Dios (o de los demonios); porque muchos profetas han salido al mundo. En esto conoced el espíritu (la doctrina y enseñanza) de Dios: Todo espíritu (doctrina) que confiesa (enseña) que Jesucristo ha venido en carne, procede de Dios; y todo espíritu (doctrina) que no confiesa (no enseña) que Jesucristo ha venido en carne, no procede de Dios; y éste es el espíritu (la enseñanza) del anticristo, el cual habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo" (comparece con 2:18). Puesto  que el Anticristo en persona no había venido- ni ha venido aún -, es claro que la referencia es aquí a su enseñanza; es, por tanto una metonomia
 28 4:2 563 Sinécdoque
1 Jn 4:2. "Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne (esto es, con una naturaleza humana real), procede del Dios." Nótense las tres formas del verbo "venir" (gr. érkhomai). Aquí, tenemos el participio de pretérito perfecto (gr. elelythóta). En el cap. 5:6, tenemos el participio de aoristo (gr. ho elthón) = el que vino. Finalmente, en 2 Jn 7, tenemos el participio de presente (gr. erkhómenon): "que no confiesan que Jesucristo viene en carne"; es decir, en su naturaleza humana, el mismo Jesús y del mismo modo que ascendió a los cielos (v. Hch 1:11). 
 29




 30
 5:4 449 Heterosis el femenino por el neutro.  
1 Jn 5:4. "Porque todo lo que es nacido de Dios, etc." Que se refiere a personas está claro por los vv. 1-5, pero está en neutro, no sólo porque se refiere a la nueva naturaleza espiritual, a la que hace referencia (comp. con Jn 3:6), sino también porque se incluye a hombres y mujeres. 
 482 Metonimia de efecto
1 Jn 5:4. "... y ésta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe". Claramente se ve aquí que "victoria" ocupa el lugar de "fe"; es decir, de una "fe victoriosa".  
 32 5:6 408 Antimeria de sustantivo 
1 Jn 5:6. "... porque el Espíritu es la verdad"; es decir, es verdadero y veraz. El sentido es que el testimonio del Espíritu Santo acerca de Cristo es verídico en cada lugar y en cada detalle. 
 33 5:7 449 Heterosis del género
1 Jn 5:7 y 8. "Porque tres son los que dan testimonio: el Espíritu, el agua y la sangre." A pesar de que los tres nombres son, en griego, del género neutro, el participio (y su artículo) y el numeral que le precede están en masculino. No porque se trate de personas, como afirma Bullinger, sino porque los "testigos" eran siempre varones. El contraste es más agudo, si se observa que, en el v. 6, "el que da testimonio", referido al Espíritu, esta en neutro, concertando con el neutro griego "pneúma" =espíritu). 
 34


 35
5:15  39 Elipsis
1 Jn 5:15. El original dice: "Y si sabemos que nos oye respecto a cualquier cosa que pidamos." Lo subrayado no está en el texto, pero con ello se aclara el elipsis. 
 114 Elipsis relativas 
1 Jn 5:15. Aquí es necesario suplir del v. anterior una importante frase, que ilumina el sentido correcto: "Y si sabemos que él (Dios) nos oye en cualquier cosa que pidamos conforme a su voluntad, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hechos.   
 36  5:16 27 Elipsis 
1 Jn 5:16. "Si alguno ve a su hermano cometiendo pecado (lit. pecando pecado) que no es para muerte, pedirá y le dará vida." En el original no hay sujeto del verbo "dará", por lo que las versiones suelen suplirlo: "Dios". No obstante, esto ofrece dificultades de índole textual; por eso, muchos opinan que el sujeto sigue siendo el mismo; a los exegetas compete interpretar en qué sentido ha de tomarse. Véanse también Mt 5:11, 15; Lc 6:38, en los que también hay elipsis. En Mateo está claro que l sujeto debe ser "los hombres". En Lucas el sujeto del verbo "pondrán" (lit. darán), a pesar de su forma plural, no cabe duda de que es Dios. 
 37


 38
 5:19 39 Elipsis 
1 Jn 5:19. El original dice "... y el mundo entero yace en el Maligno", esto es, "en poder del Maligno".
496 Metonimia de sujeto
1 Jn 5:19. "... y el mundo entero (es decir, todos los mundanos) yace en poder del maligno". V. también en elipsis