Figuras de Dicción de 2 Corintios


No

Referencia

Figura de Dicción

1

2

1:3

262 Epánodo

1:3. “Bendito sea Dios y Padre… Padre y Dios”.

444 Heterosis del grado

1:3. “… Padre de misericordia”; es decir, de gran misericordia.

3

1:6

101 Elipsis

1:6. La mejor forma de suplir la elipsis de la primera cláusula es suplir el verbo, repitiéndolo del modo siguiente: “Si somos atribulados, somos atribulados para vuestra consolación y salvación.”

4

 

5


6

1:10

239 Poliptoton

1:10. “El cual nos libró, y nos libra, y en quien esperamos que aún nos librará…”  Nótese los tres tiempos: pasado, presente y futuro. 

431 Heterosis de los tiempos

1:10. “En quien hemos esperado (lit.; es decir, continuamos esperando).”

484 Metonimia del efecto

1:10. “el cual nos libró, y nos libra y… nos librará, de tan gran muerte”; es decir, de la persecución o aflicción que nos amenazó de muerte.

7

2:6

157 Tapéinosis

2:6. “Le basta a tal persona esta reprensión” (gr. epitimía), siendo aquí un eufemismo para castigo”.

8

2:11

160 Tapéinosis

2:11. “Pues no ignoramos sus artimañas”. Las conocemos bien.

9

2:14

424 Heterosis

2:14. “Pero gracias a Dios, quien siempre nos lleva en triunfo en Cristo Jesús…”; es decir, nos hace triunfar.

10

2:17

625 Símil

2:17. “Pues no somos como la mayoría, que trafican con la palabra de Dios, sino que con sinceridad, como de parte de Dios, y delante de Dios, hablamos en Cristo”; es decir, hablamos real y verdaderamente palabras sinceras, puras y divinas. 

11

3

378 Epítasis

3. Donde el v. 6 sirve de epítasis al v. 5, poniendo de relieve lo que se ha dicho anteriormente.

12

 

 

13

3:6

458 Metonimia de la causa

3:6. “el cual (Dios) asimismo nos capacitó como ministros de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, pero el espíritu vivifica”. La “letra” es la Ley del Viejo Pacto; el “espíritu” es la ministración del Espíritu (v.8), que es el sello (Ef 1:13) del Nuevo Pacto, conforme éste se halla contenido en el Evangelio.

492 Metonimia del sujeto

3:6. “… la letra mata”; es decir, la Ley de Dios manifiesta su poder al convencer de pecado y hacer que el pecador se condene a sí mismo a muerte, que es la paga del pecado (Os 6:5;  Ro 7:10)

14

3:7

452 Hipálage

3:7. “Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras…” No era el ministerio, sino las letras, las que estaban grabadas en piedras.

15

3:11

101 Elipsis

3:11.  Aquí hay que entender diligentemente al original para suplir la elipsis como es debido. No hay que perder de vista el v. 10. El original, con la elipsis suplida, dice literalmente: “Porque si lo pasajero (lit. lo que es abolido, lo que pierde su vigencia), pasó por medio de gloria, mucho más lo que permanece, permanecerá en gloria”. Las dos frases griegas: diá dóxes = por medio de la gloria, y: en dóxei = en gloria, no deben traducirse de la misma manera.

16

3:16

92 Elipsis

3:16. “Mas cada vez que alguno de esos corazones (del v. 15) se convierte al Señor, se va quitando (¡presente pasivo!) el velo de ese corazón.” Ese presente resulta enfático por parte de Pablo, pues explica por qué el corazón de ellos (los israelitas) se ha de volver hacia el Señor. Lo podemos leer como si dijera: “Cuando se les quite el velo se convertirán al Señor” (Mal 4:6).

17

3:18

625 Símil

3:18. “Y todos nosotros, mirando a cara descubierta, como en un espejo, la gloria del Señor; vamos siendo transformados de gloria en gloria a la misma imagen, como por la acción del Señor, del Espíritu”: es decir, es verdaderamente una obra del Espíritu Santo en nosotros. Su oficio, en efecto, es glorificar a Cristo; y los que son conducidos por el Espíritu, se ocupan gozosos en contemplar a Cristo, pues así se van haciendo más y más semejantes a Él. En realidad, la medida en que “vamos siendo llenos del Espíritu” (Ef 5:18) es la medida en que así nos ocupamos en contemplar a Cristo.

18

4:2

411 Antimeria del sustantivo

4:2. “… renunciamos a los subterfugios de deshonestidad” (lit.); es decir, a los subterfugios vergonzosos.

19

4:3

596 Ampliación

4:3. Aquí se llama “los que se pierden” a quienes estaban (o están) todavía en camino de perdición eterna.

20

  

21

4:4

515 Metonimia del adjunto

4:4. “… el dios de este siglo”; es decir, de lo que se hace, y de la gente que vive en, y para, este mundo.

520 Metonimia de adjunto

4:4. “… el dios de esta mundo”. No es que el diablo sea un dios, sino que los mundanos lo reconocen prácticamente como a tal (Mt 4:9; Lc 4:6, 7).

22

4:6

417 Antimeria del sustantivo

4:6. “… para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios”; es decir, del conocimiento del Dios glorioso.

23

 

24

4:8

231 Mesarquía

4:8-9. “Que estamos atribulados en todo, mas no estrechados; en apuros, más no desesperados, perseguidos, mas no desamparados; derribados, más no destruidos.”

267 Derivación

4:8. “… en apuros (gr. aporoúmenoi), pero no desesperados (gr. exaporoúmenoi)”.

25

4:16

405 Antimeria del adverbio

4:16. Dice textualmente: “… aunque este nuestro hombre de afuera va decayendo, el de dentro, no obstante, se renueva de día en día”. Con estos adverbios, se contrasta nuestro exterior, este cuerpo que se va desgastando, con nuestro interior, el espíritu que se renueva de día en día.

26

 

 

27

4:17

405 Antimeria del adverbio

4:17. Dice literalmente: “Porque lo momentáneamente liviano de esta tribulación…” es decir, esta leve y momentánea tribulación. Y continúa el texto sagrado: “nos produce un peso excesivamente excesivo de gloria” (lit.); es decir, una abundancia sobreabundante, inconmensurable, de gloria.

613 Antítesis

4:17, 18 contiene varias hermosas antítesis.

28

  

29

 

30

  

31

5:1

343 Pleonasmo

5:1. “… la morada terrestre de este tabernáculo” (lit.). Se enfatiza así la diferencia entre este cuerpo mortal y el cuerpo celestial.

351 Perífrasis o circunlocución.

5:1. El texto dice literalmente: “…si nuestra casa terrestre de este tabernáculo”; es decir, este cuerpo.

812 Genitivo de Aposición

5:1. Dice textualmente: “Porque sabemos que si nuestra casa terrenal del tabernáculo”; es decir, nuestra morada terrenal que es este tabernáculo.

820 Genitivo dos dependiendo uno del otro

5:1. “… si la casa terrestre de nosotros (posesión) del tabernáculo (aposición)” (lit.).

32

5:4

267 Derivación

5:4. “… por cuando no queremos ser desnudados (gr. ekdýsasthai) sino revestidos (gr. ependýsasthai)”.

33

5:5

812 Genitivo de aposición

5:5. “… las arras del Espíritu”, lo mismo que en 1:22 (Ro 8:23) puede tomarse como “las arras que es el Espíritu” (o , mejor – “primicias” de lo que será la plena, final, operación del Espíritu en nuestra resurrección – genitivo partitivo)-

34

5:10

119 Elipsis

5:10. Este versículo dice textualmente, suplida la elipsis evidentemente en el original: “…para que cada uno recoja lo que practicó mediante el cuerpo, de acuerdo con (gr. pros = en relación a) lo que practicó, ya fuese bueno, ya fuese ruin” (es decir, no “malo”, sino “de ningún valor”; 1Co 3:13-15).

35

5:11

524 Metonimia del adjunto

5:11. “Conociendo, pues, el temor del Señor”; es decir, al Señor como al que debe ser temido.

36

5:16

33 Elipsis absolutas

5:16. “De manera que nosotros desde ahora a nadie conocemos según la carne (es decir, según su condición natural); y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos más así.” Supliendo “así”, se clarifica el sentido de la frase. Pablo declara que nuestra condición actual es espiritual en el Cristo resucitado de entre los muertos, como miembros que somos del Cuerpo Místico, Espiritual, de Cristo

37

 

 

38

 

39

 

 

5:17

71 Elipsis relativas

5:17. “De modo que si alguno está en Cristo, es creado nueva criatura.” Ésta parece la mejor forma de suplir el verbo, a no ser que se modifique la puntuación y se lea: “De modo que si alguno es una nueva creación en Cristo, las cosas viejas pasaron…”

225 Anadiplosis

5:17-18. Sólo en el original (y en algunos MSS), se aprecia la figura: “… son hechas nuevas todas las cosas. Y todas las cosas…”.

489 Metonimia del sujeto

5:17. “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es”; es decir, tiene en sí una nueva naturaleza creada en él por obra de Dios (Ef 2:10). Esta nueva naturaleza produce nuevos deseos, pensamientos, etc. Lo mismo, en Ef 4:24 (Ro 8:3, 5; 12:2; 1P 3:4 y Ro 7:22; 2Co 4:16).

40

  

41

5:19

496 Metonimia del sujeto

5:19. “… Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo” es decir, a los habitantes del mundo.

604 Silepsis

5:19. “… Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo (singular), no tomándole en cuenta sus transgresiones a ellos” (plural). Aquí, por metonimia, el “mundo” está en lugar de sus “habitantes”, lo cual expresa cumplidamente el Apóstol, mediante la silepsis, usando el plural en la frase segunda. 

42

5:20

33 Elipsis absolutas

5:20. “Os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.” El pronombre os no está en el original y es incorrecto el suplirlo. Pablo no está exhortando a los fieles de Corinto a que se reconcilien con Dios. ¡Ya lo estaban! El propio Apóstol se incluye con ellos en el v. 18. En el v. 19, se refiere a los hombres en general; y en el v. 20, ruega a todas los hombres en general a que se reconcilien con Dios.

43

5:21

255 Antanaclasis

5:21. “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo (Dios) pecado.” En el primer caso, significa la malicia culpable; en el segundo, la responsabilidad expiable mediante el sacrificio por el pecado.

44

6:1

130 Elipsis falsa

6:1. “Así, pues, nosotros, como colaboradores suyos, os exhortamos…” Lo de suyos no está en el original, y oscurece el sentido del pasaje. En efecto, somos colaboradores, no con Dios, sino con nuestros hermanos. Este versículo se aclara con otro parecido, pero más evidente desde el punto de vista gramatical: 1 Co 3:9 “Porque nosotros somos colaboradores de Dios…” Esta frase no significa que colaboramos con Dios, ya que la preposición griega syn (o: sun, como escriben otros) rige dativo, no genitivo; sino que Pablo se refiere a Ápolos, Cefas, etc. como colaboradores en una obra que es de Dios.

45

 

 

 

 

  

 

46

6:4

613 Antítesis

6:4-10. Esta porción contiene una serie de bellas antítesis: En los versículos 4-5, hay una experiencia amarga de siete clases de sufrimientos. En los versículos 5-6, siete modos de negación de sí mismo. En los versículos 6-8, siete medios que ayudan a preservar. Y en los versículos 8-10, siete resultados, expuestos en vivas antítesis:

1.      “como engañadores – pero veraces;

2.      como desconocidos – pero bien conocidos;

3.      como moribundos – mas he aquí que vivimos;

4.      como castigados – mas, no entregados a muerte;

5.      como entristecidos – mas siempre gozosos;

6.      como menesterosos – mas enriqueciendo a muchos;

7.      como no teniendo nada – mas poseyéndolo todo”.

682 Oxímoron

6:4, 8-10. Toda esta porción es un continuo oxímoron, rayano en la más asombrosa paradoja.

47

 

48

6:16

92 Elipsis

6:16. “¿Y qué concordia puede tener el santuario de Dios con el santuario de los ídolos?” (Lit., suplida la elipsis).

668 Gnome o Cita

6:16. Está hecho de Lv 26:11-12 y Ez 37:27, diferenciándose del texto de los LXX.

49

7:5-6

141 Asíndeton

7:5-6. El Apóstol termina esta lista de problemas del modo  más rápido, para llegar a la gran conjunción adversativa griega allá = Pero Dios, que consuela a los abatidos, nos consoló can la visita de Tito.

50

7:11

192 Anáfora

7:11. Aquí se repite seis veces la conjunción griega allá, qué significa realmente “pero”, por lo que una traducción fiel habría menester de una elipsis, del modo siguiente: “Porque he aquí, esto mismo de que hayáis sido contristados según Dios, ¡qué gran diligencia produjo en vosotros!, pero no solo eso,

·         sino disculpa (gr. apologían) [con respecto a ellos mismos]

·         sino indignación, [con respecto a ellos mismos]

·         sino temor, [con respecto a Pablo]

·         sino ardiente deseo, [con respecto a Pablo]

·         sino celo [con respecto al que obró mal]

·         sino vindicación.” [con respecto al que obró mal]

51

8:2

682 Oxímoron

8:2. “… la abundancia de su gozo y su extrema pobreza abundaron en riquezas de su generosidad”. ¡He ahí un elegantísimo oxímoron! 

52

  

53

8:8

406 Antimeria del adjetivo

8:8. “para poner a prueba… lo genuino de vuestro amor” (lit.); es decir, la autenticidad, o genuinidad, de vuestro amor.

420 Antiptosis

8:8. “… la genuinidad de vuestro amor”; es decir, vuestro amor genuino.

54

8:14

73 Elipsis relativas

8:14. “Sino para que en la ocasión presente (lit.)., la abundancia vuestra supla la escasez de ellos, para que también, en otro ocasión, la abundancia de ellos supla la necesidad vuestra, de forma que haya igualdad” (lit.)

55

8:19

113 Elipsis

8:19. “Y no sólo su alabanza en el evangelio se oye por todas las iglesias (del v. 18), sino que también fue designado por las iglesias como compañero…” El énfasis del original está en el participio “designado”.

56

9:5

689 Idiotismo

9:5. Dice literalmente: “Pues me apareció necesario exhortar a los hermanos a que fuesen delante (de mí) a vosotros y preparasen de antemano vuestra bendición (es decir, vuestra donación generosa) antes prometida, etc.”

57

 

  

58

9:6

226 Anadiplosis

9:6. Dice el orinal: “El que siembra escasamente, escasamente segará también; y el que siembra generosamente, generosamente segará también.” Hay aquí un doble epánodo (v. en su lugar)

261 Entretejido

9:6. Aquí nos ofrece el griego un bello ejemplo de esta figura: “El que siembra escasamente, escasamente segará también; y el que siembra generosamente, generosamente segará también.”

60

9:8

424 Heterosis

9:8. “Y poderosos es Dios para hacer que abunde…toda gracia.”

61

9:14

45 Elipsis

9:14. “A causa de la sobreabundante gracia de Dios sobre (lit.) vosotros.” El griego eph´ humín = sobre vosotros, exige que se suple un verbo como “derramada” (Ro 5:5).

62

9:18

250 Poliptoton

9:18. La segunda parte de este versículo dice literalmente: “… a fin de que teniendo en todo tiempo en todo toda suficiencia,  abundéis para toda obra buena”. Si a esto añadimos el “todo gracia” de la primera parte del versículo, tenemos en un mismo versículo 5 “totalidades”.

63

10:1

797 Sincóresis

10:1. Aquí les concede lo que se piensa de él (“tan poca cosa”); pero los versículos 2 y 11 muestran que lo hace para ganar otro punto. También, en 12:16.

64

10:4

415 Antimeria de sustantivo

10:4. “porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas para Dios” (lit.); es decir, inmensamente poderosas. 

65

10:5

817 Genitivo de relación y objeto

10:5. “… a la obediencia de Cristo” (lit.); es decir, a la obediencia que se debe a Cristo.

66

10:6

267 Derivación

10:6. “y estando prontos para castigar toda desobediencia (gr. parakoén), cuando vuestra obediencia (gr. kypakoé) sea perfecta.

67

10:12

245 Poliptoton

10:12. “Porque no nos atrevemos a contarnos ni a compararnos con algunos que se alaban a sí mismos; pero ellos, midiéndose a sí mismos por sí mismos, y comparándose consigo mismo, no son sensatos.” La fuerza de la figura aquí se nota mejor si analizamos la estructura del versículo:

a.       Porque no nos atrevemos

b.      A contarnos (gr. enkrínai) o compararnos (gr. synkrímai)

                                                                        c.      Con algunos que se alaban a sí mismos;

                                                                        c.      Pero ellos, midiéndose a sí mismos por sí mismos,

                                                 ci.       

a.       

b.      y comparándose (gr. synkrínontes) consigo mismos,

a.       no son sensatos.

 

   Aquí tenemos,  en “a” y “a” una declaración: en “a” de lo que no somos; en “a”, de lo que son ellos. En “b” y “b”, tenemos una comparación. En “c” y “c”, el alabarse y medirse ellos por sí mismos. Nótese también que en “b” y “c”, el pronombre ocurre una sola vez, mientras que en “b” y “c” ocurre dos veces en cada miembro. Para el sentido del verbo “comparar” véase 1Co 2:13.

 

68

10:16

464 Metonimia de la causa

10:16. “… sin entrar en la esfera (lit. Línea) de otro para gloriarnos en lo que ya estaba preparado”.

69

11:3

172 Homeoptoton

11:3. “Pero temo que… vuestros pensamientos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad de Cristo (lit. de la sencillez y pureza hacia Cristo), En el original, para “sencillez y pureza” tenemos: “tes haplótetos kay tes hagnótetos”.

70

11:4

504 Metonimia de sujeto

11:4. “Porque si viene algunos predicando a otro Jesús”;  esto es, una doctrina diferente con respecto a Jesús. (Gá 1:8. 9).

72

11:14

93 Elipsis

11:14-15. “Y no es de extrañar, porque el mismo Satanás se disfraza de ángel de luz. Así que no es muchos de extrañar, si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras”, sean cuales sean las paraciencias actuales. Ésta es la más sutil y peligrosa de las artimañas de Satanás:

1)      Da vueltas como un “león” rugiente (1P 5:8), y ya sabemos que hemos de huir de él.

2)      Engaña con astucia, como engañó a Eva la serpiente (2Co 11:3), y  hay razón para temer que algunos se extravíen.

3)      El  más peligroso de todos sus enredos es cuando se disfraza de “ángel de luz”, y aquí es donde muchos siervos de Dios caen en la trampa con la excusa de “hacer el bien”, según lo llaman.

73

11:17

277 Paréquesis

11:17. “… sino como en locura, con esta confianza de la jactancia (lit.). En hebreo, las dos palabras proceden de la misma raíz, con lo que tendríamos la semejanza de hithallel y hitholel.

74

11:19

679 Ironía humana

11:19. “Porque de buena gana toleráis a los necios, siendo vosotros cuerdos”.

75

  

76

11:20

33 Elipsis

11:20. “… si alguno toma lo vuestro…” “Lo vuestro” (es decir, “vuestros bienes”) falta en el original, pero se suple con facilidad.

503 Metonimia del sujeto

11:20. “Pues toleráis si alguno os esclaviza, si alguno os devora”; es decir, se aprovechan de vuestros bienes, como lo aclara el contexto posterior. Así se expresa precisamente David en el Salmo 14:4 “… que devoran a mi pueblo como si comiesen pan”.

77 

78

11:22

58 Elipsis

11:22. “¿Son hebreos? Yo también soy”, etc.

794 Antístrofe

11:22. “¿Son hebreos? Yo también. ¿Son israelitas? Yo también. ¿Son descendientes de Abraham? También yo”, etc. Versículos igualmente en epifoza

79 

80

11:23

394 Hipotimesis

11:23. “… (Hablo como si hubiera perdido el juicio)”.

484 Metonimia del efecto.

11:23. “… en muertes (lit.), muchas veces”; esto es, en frecuentes peligros de muerte.

81

11:25

549 Sinécdoque de la especie

11:25. “… una noche y un día he hecho (lit.) en lo profundo”; esto es pasé una noche y un día en alta mar con peligro de naufragio.

82

 

83

84

11:26

192 Anáfora

11:26. Aquí tenemos repetida 8 veces la expresión: “en peligros”

442 Heterosis del número (sustantivos)

11:26. “… Peligros en la ciudad, peligros en despoblado”; es decir, en las ciudades y en lugares despoblados.

810 Genitivo

11:26. “… peligros de ríos”; peligros ocasionados por ríos.

85

12:10

682 Oximoron

12:10. “… cuando soy débil, entonces soy fuerte”. Esto es una necedad para el hombre natural, pero es suprema sabiduría para el hombre espiritual, pues el poder de Dios se manifiesta en la debilidad del hombre (v.9).

86

12:11

682 Oximoron

12:11. “… en nada he sido inferior a aquellos supe apóstoles (lit.), aunque nada soy”.

87

12:13

679 Ironía humana

12:13. “… ¡Perdonadme este agravio!

88

12:16

50 Elipsis

12:16. El original dice literalmente, supliendo la elipsis: “Mas sea así (que) yo no os fui gravoso; sino que diréis que, siendo astuto, os prendí  con engaño.” De esta manera, se comprende mejor la ironía de Pablo.

89

12:18

45 Elipsis

12:18. “Rogué a Tito que fuese a vosotros.” Falta en el texto lo subrayado, pero se sobreentiende.

90

13:5

677 Ironía

13:5. “Examinaos a vosotros mismos para ver si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos.” El hipérbaton, mediante el cual el pronombre griego heautoús = “a vosotros mismos” es colocado a la cabeza de la frase, muestra dónde se carga el énfasis y nos dice que es una ironía salida de un corazón herido.