Figuras de Dicción en 2 Pedro





No ReferenciaFigura de Dicción  
1:3  580 Edíadis
2 P 1:3. Según los MSS más fiables, dice textualmente: "... mediante el conocimiento pleno del que nos llamó a su gloria y excelencia"; esto es, a su gloriosa excelencia, o, - atendiendo al dativo instrumental -, por su gloriosa excelencia o poder hábil. En todo caso, el griego areté no significa "virtud", en el sentido que hoy damos a este vocablo, sino "poder excelente". Éste mismo es el sentido de "aretás" en 1 P 2:9: "las proezas", mejor que "las virtudes".  
 2






3
 1:5-7  207 Polisíndeton 
2 P 1:5-7. Los siete "y" de esta porción apuntan a la plenitud de virtudes que se añaden al mayor don de Dios (v.3), pues la fe misma es don de Dios (Ef 2:8); por es, ella no es añadida por el creyente a ninguna otra cosa, puesto que ha sido alcanzada por la justicia de nuestro Dios y Salvador Jesucristo (v.1). Así, pues, la fe es la fuente de la que surgen las demás virtudes, y el amor es la meta y objetivo final del mandamiento (v. 1 Ti 1:5).
 230 Clímax o Gradación
2 P 1:5-7. Ya hemos estudiado esta porción en el polisíndeton, figura casi inseparable del clímax: 
  virtud; a la
  virtud
              conocimiento; al
              conocimiento,
                                          dominio propio; al
                                           dominio propio,
                                                                        paciencia; a la
                                                                        paciencia,
                                                                                           piedad; a la 
                                                                                           piedad
                                                                                                           afecto fraternal y al
                                                                                                           afecto fraternal amor

 4 1:13  351 Parífrasis o circunlocución 
2Pe_1:13. «... en tanto que estoy en este tabernáculo» (lit.); es decir, en este cuerpo corruptible. En el v. 2Pe_1:14, dice textualmente  «sabiendo que es inminente el abandono de mi taber­náculo»; es decir, que voy a morir. También podría clasificarse dentro de la figura que lleva el nombre de eufemismo, pues es una manera elegante de describir un hecho que es, de sí, desagradable.
 5 1:16 580 Endíadis
2 P. 1:16. "Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas ingeniosamente inventadas"; es decir, el poder que viene, o mejor, la venida poderosa. 
 6 1:17 580 Endíadis 
2 P 1:17. "Pues cuando él recibió de Dios Padre honor y gloria"; esto es, honor glorioso. El tema sobre el que versó la conversación de Jesús con Moisés y Elías en el monte de la Transfiguración fue (Lc 9:31) "su parida (gr. éxodos = salida), que iba Jesús a cumplir en Jerusalén". No es la muerte que los hombres le iban a dar, sino lo que él mismo iba a "cumplir" comparece con Jn 19:30). Por eso, He 2:9, nos dice qué fue coronado Cristo; 2 P 1:17-18 nos dice dónde. Esto se confirma por comparación con Ex 18:2: "...para gloria y hermosura", que lo LXX vertieron por "timén kai dóxan", los mismos dos vocablos que aparecen en 2 P 1:17. 
 7 1:19 386 Paréntesis
2 P 1:19. "Y tenemos como más segura la palabra profética, a la cual hacéis bien en estar atentos (como a una lámpara que alumbra en un lugar oscuro, hasta que despunte el día y el lucero de la mañana alboree) en vuestro corazones." Es claro que aquí debe haber una paréntesis, ya que la palabra profética es la lámpara que alumbra en un lugar oscuro, mientras que Cristo y Su Parusía son el alborear del día. De seguro que el sentido no puede ser que hayamos de estar atentos a la profecía hasta que Cristo sea revelado ¡en nuestros corazones! No, sino que hemos de estar atentos, en nuestro corazón, a la profecía, hasta que se cumpla en la Segunda Venida del que es llamado "el lucero de la mañana" (v. también en elipsis).
(Hay otro paréntesis clarísimo en la primera cláusula de Ap 20:5; ya que la frase: "Ésta es la primera resurrección" debe empalmar con el final del v.4, no con lo que precede) 
 8 1:20 131 Elipsis falsa
  2Pe_1:20-21. Estos dos versículos son traducidos con variada fortuna (o, infortunio), y hasta con elipsis inexistente (en la AV inglesa), debido a las peculiares palabras que Pedro emplea, y que es menester analizar a fondo. Estas palabras son principal­mente dos:
(1) El nombre que nuestras Biblias suelen traducir por «interpretación» (gr. epílusis) es la única vez que sale en toda la Biblia, y sólo un par de veces en los clásicos griegos. In­cluso el verbo de donde procede (gr. epilúo) ocurre sólo tres veces en toda la Biblia: en Gen_41:12 (versión de los LXX), donde se refiere a la interpretación que José hizo de los sueños del Fa­raón; en Mar_4:34: «...les explicaba todo en privado»; y en Hch_19:39: «... en legítima asamblea se puede decidir», en sentido de «resolver», o «darlo a conocer». En Gen_41:12, es traducción del hebreo pathar = abrir, en sentido de «desenvolver»: como cuando alguien desata un paquete o un envoltorio y descubre lo que contiene. 
(2) El adjetivo «privada» es versión del griego idios, el cual ocurre 110 veces, y nunca significa «privado», sino «propio», de uno mismo, que no es común con los demás (comp. con Mat_25:14; Jua_4:44; Jua_5:43; Jua_10:3-4; etc.). Además de estos vocablos, está el verbo griego ginetai, que no significa «es», sino «llega a ser, surge, se hace (Jua_1:14), comienza a existir, etc.». Con todos estos elementos a nuestra disposición, podemos ya traducir convenientemente el pasaje de la siguien­te manera:
«Conociendo primero esto, que ninguna profecía de la Escri­tura procede del descubrimiento propio (del profeta), porque la profecía nunca fue traída por voluntad de hombre, sino que los santos hombres de Dios (los escritores sagrados) hablaron lle­vados (como una nave por el viento) por el Espíritu Santo.»
El tema de toda esta porción no es la interpretación, sino el origen, de la Escritura; no quiere decimos lo que la Biblia sig­nifica, sino de dónde procede.
 92:1  413 Antimeria 
2 P 2:1. "...herejías de perdición" (lit.) ; es decir, destructoras. 
 10 2:4 67 Elipsis 
2 P 2:4. Si se leen atentamente este versículo y los siguientes, hasta el v. 12, se verá que falta apódosis, pero es muy difícil el suplirla convenientemente sin romper el hilo del argumento que sigue Pedro. La apódosis evidente es: "Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron... tampoco perdonará a los falsos profetas no a los falsos maestros" (de los que habla en el v. 1). El final del v. 12 nos ofrece un sustituto de dichas apódosis: "... perecerán en su propia perdición".   
 112:6  813 Genitivo 
2 P 2:6. "... las ciudades de Sodoma y Gomorra"; esto es, las ciudades, a saber, Sodoma y Gomorra. 
 122:14  713 Posopopeya 
2 P 2:14. "También los ojos llenos de adulterio" (lit. de una adúltera). 
 132:16  413 Antimeria 
2 P 2:16. "... con voz de hombre" = con voz humana, para enfatizar el contraste con "una muda bestia de carga".  
 142:19  614 Antítesis 
2 P 2:19. "Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción".
 15 2:21 546 Sinécdoque 
2 P 2:21. "Porque  mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado." Lo mismo, en 3:2.
 16 2:22 638 Proverbio  
2 P 2:22. "Les ha acontecido lo d aquel proverbio tan verdadero: EL perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno" (v. Pr 26:11).
 17 3:1 27 Elipsis 
2 P 3:1. "Amados, ésta es ya la segunda carta que os escribo, en las cuales despierto con admonición vuestro sincero discernimiento." Al decir "en las cuales", Pedro se refiere implícitamente a otra epístola anterior,  además de esta segunda, por lo que bien se suple "ambas" para clarificar la elipsis. 
 18 3:2 46 Elipsis 
2 P 3:2. "Para los que la sentencia pronunciada desde antiguo, no se tarda (lit. no está ociosa), y su perdición no dormida." Ésta es la mejor manera de suplir la elipsis y de traducir el versículo.  
 19


 20
 3:11 434 Héterosis 
2 P 3:11. "Puesto que todas estas cosas son disueltas" (lit.; es decir, han de ser deshechas).  
 445 Héterosis 
2 P 3:11. " ... en vuestras conductas santas y piedades"; es decir, solamente santa conducta y sincera piedad.
 21

 22
 3:12 434 Héterosis 
2 P 3:12. "... y los elementos, siendo quemados, se funden". es decir, se fundirán.
 581 Endíadis 
2 P 3:12. "Aguardando y apresurando la venida del día de Dios"; es decir , aguardando con anhelo. Sin embargo, hay un modo de apresurar la venida del día de Dios: con santidad de vida y predicación del Evangelio, a fin de que se cumplan cuando antes los tiempos de los gentiles, si bien es cierto que este día está fijado en los decretos eternos de Dios. Ambas cosas son perfectamente compatibles, de acuerdo con la presciencia infinita de Dios.