Figuras de Dicción en Esdras




No

Referencia

Figura de Dicción

1

1:6

492 Metonimia del sujeto

1:6. “Y todos los de su contorno” (lit.); es decir, todos sus vecinos.

2

2:62

76 Elipsis

2:62. La última frase del versículo termina diciendo: “... dijo (es decir, pensó o mandó) quebrantaras para sí”. Como esto no hace sentido, los traductores suelen cambiar el verbo “quebrantar” por “conquistar” o “ganar”, a fin de que concuerde de algún modo con la preposición “para”. Pero una correcta suplencia de la elipsis deja claro el sentido y, por otra parte, nos permite retener el sentido literal del verbo “quebrantar”. Ha de leerse, pues, así: “... y mandó quebrantarlas del reino de Judá y anexionarlas para sí”.  

3

3:7

808 Genitivo

3:7. “... conforme a la autorización (lit.) de Ciro, rey de Persia”; es decir, conforme al documento garantizado por el rey.

4

7:6

724 Antropopatía

7:6. Prosperidad

5

8:18

409 Antimeria del sustantivo

8:18. “... un varón de entendimiento” (lit.); es decir, un varón entendido.

6

9:6

353 Hipérbole o exageración

9:6. “... y nuestros delitos han crecido hasta el cielo”.

7

9:8

152 Litote

9:8. “Y ahora por un breve momento ha habido misericordia de parte de Yahveh nuestro Dios.” Para poner de relieve la grandeza de la gracia de Dios, Esdras habla de “un breve momento”, no para compararlo con la gravedad de las transgresiones de ellos ,a cual es expresada en los vv. 6 y 7, sino con la extensión temporal, tanto de los pecados como  de los castigos sufridos desde los tiempos de Senaquerib. Véase Neh 9:32 Y Esd 6:22, donde Ciro, “el rey de Babilonia” (v.13), es llamado el rey de Asiria, después de absorber los reinos de Media, Persia y Asiria, con lo que el antiguo opresor ha llegado a ser, por la gracia de Dios, el amigo de Israel.  

8

9:10

462 Metonimia de la causa

9:10, 11. “... Porque nosotros hemos dejado tus mandamientos, que prescribiste por mano (por medio) de tus siervos los profetas”.   

9

10:14

41 Elipsis

10:14. El hebreo de la última cláusula dice literalmente: “... hasta (hebr. ad) que se haya apartado de nosotros el ardor de la ira de nuestro Dios, hasta (hebr., de nuevo ad) que este asunto quede resuelto”. Este es el modo de traducir literalmente la última frase, implicando así una elipsis del verbo que subrayamos, aunque podría suplirse de alguna otra manera. Sin embargo, en el hebreo tardío, como es el de Esdras, la conjunción ad seguida de la preposición le significa también “con respecto a “; de modo que podría traducirse: “... hasta que se haya apartado de nosotros el ardor de la ira de nuestro Dios acerca de este asunto”. Así no habría elipsis.

10

10:19

41 Elipsis

10:19. El hebreo, que los LXX corrigieron de acuerdo con Lv 5:15, dice literalmente: “... y siendo culpables, ofrecieron un carnero del rebaño por su delito”. La elipsis se suple, en este caso, con el verbo subrayado.