Figuras de Dicción de Gálatas


No

Referencia

Figuras de Dicción

1

   

2

 

3

1:6

520 Metonimia del adjunto

1:6. “… un evangelio diferente”; no es que fuera un evangelio, sino una enseñanza falsa, que se hacía pasar por mensaje evangélico. V. el versículo siguiente.

757 Epanortosis o Corrección

1:6-7. “Estoy asombrado de que tan pronto estéis desertando… para seguir un evangelio diferente (gr. héteros). No que haya otro (gr. állos: otro de la misma especie).”

766 Taumasmo

1:6. “Estoy asombrado de que tan pronto estéis desertando del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente.” Pablo podía haber dicho simplemente: “Pronto habéis desertado, etc.”; pero con esas expresiones de asombro y sorpresa, se no llama solemnemente la atención a lo que es el tema entero de la Epístola. V. en correspondencia.

4

1:8

357 Hipérbole o exageración 

1:8. Es inconcebible que un ángel del cielo predique un Evangelio espurio, pero la hipótesis sirve para mostrar la importancia del verdadero Evangelio.

5

1:8-9

239 Poliptoton

1:8-9. El texto dice literalmente: “Más si aún vosotros, o un ángel del cielo os evangeliza (presente de subjuntivo) más de lo que os hemos evangelizado (aoristo de indicativo), sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora de nuevo digo: “Si alguno os evangeliza (presente de indicativo) más de lo que recibisteis, sea anatema.” Véase también en anáfora.

6

1:14

408 Antimeria de sustantivo

1:14. “… siendo un zelote más sobreabundantemente de mis tradiciones patrias” (lit.); es decir, mucho más celoso.

7

1:23

521 Metonimia de adjunto

1:23. “… ahora predica la fe (es decir, la doctrina) que en otro tiempo trataba de destruir”. Lo mismo, en 3:23; Ef 4:5; 1 Ti 4:1 (v. también en tapéinosis y sinatresmo); Tito 1:13; Jud 3; Ap 2:13.

8

2:6

156 Tapéinosis

2:6. “Pero de parte de los que parecían ser algo (gr. ti).” Parecían ser algo, cuando el que se cree ser algo, realmente es “nada” (6:3).

9

2:7

101 Eclipsis

2:7. “… me había sido confiado el evangelio de la incircuncisión (es decir, para los gentiles), como a Pedro le había sido confiado el evangelio de la circuncisión (es decir, para los judíos)”. Este es uno de los casos evidentes.  

10

2:9

63 Elipsis

2:9. “Nos dieron a mí y a Bernabé la diestra de comunión (lit.) para que nosotros fuésemos a predicar el evangelio a los gentiles, y ellos a los de circuncisión.” Como es obvio, también en esta última frase se suple la misma elipsis.

11

2:11

404  Antimeria de Adverbio

2:11. “… porque era reprensible”; es decir, digno de reprensión.

12

2:12

514 Metonimia del adjunto

2:12. “Pues antes que viniesen algunos de Jacobo”; es decir, de Jerusalén, donde Jacobo era el líder de la iglesia local (Hch 12:17; 21:18).

13

2:19

247 Poliptoton

2:19-20 “Porque yo, por medio de la ley, a la ley morí (gr. dia nómou nómoi apéthanon), a fin de vivir (gr. zésp - lit. [yo] viva) para Dios. Con Cristo he sido crucificado, y ya no vivo (gr. zo) yo, sino que Cristo vive (gr. zéi) en mí; y lo que (es decir, la vida que) ahora vivo (zo) en la carne, en (la) fe (lo) vivo (zo) del Hijo de Dios…” Alterando un poco la puntuación del texto crítico griego, a fin de atenernos mejor a la sintaxis del original, puede también leerse: “… Con Cristo he sido crucificado, más vivo; no ya yo, sino que vive en mí Cristo…” También se da en este v. la figura epanadiplosis.     

14

 

15

2:20

220 Epanadiplosis

2:20. La 1ª mitad de este v., en el original, comienza y termina con el vocablo “Cristo” (V. también en la figura hipérbaton).

757 Epanortosis o Corrección

2:20. Según una posible puntuación, se leería aquí: “Con Cristo estoy juntamente crucificado, más vivo;  no ya yo, sino que Cristo vive en mí.” V. en zeugma, epanadiplosis y poliptoton.

16

2:21

588 Catacresis

2:21. “No desecho la gracia de Dios; pues si por medio de la ley se obtuviese la justicia, entonces Cristo murió en vano,” Aquí, “doreán” = de balde, se pone en lugar de “máten” = en vano. En hebreo, jinnam significa “sin causa”, “sin motivo” (Sal 109:3), equivalente al sentido del griego “doreán

17

3:2

525 Metonimia del adjunto

3:2, 5. “… o por el oír de fe?” (lit.); es decir, el mensaje que se recibió con fe.

18

3:4

757 Epanortosis o Corrección

3:4. “¿Tantas cosas habéis padecido en vano?, si es que realmente fue en vano.

19

3:5

455 Metonimia de la causa

3:55. “Aquel, pues, que os suministra el Espíritu y realiza milagros en vosotros…” Los verbos están en presente continuativo, lo cual muestra que se trata de “dones espirituales extraordinarios”.

20

3:8

668 Gnome o Cita

3:8. Está hecho de Gn 12:3 y 18:18.

21

3:13

513 Metonimia del adjunto

3:13. “… habiéndose hecho maldición (es decir, maldito) por nosotros”, como explica el contexto posterior.

22

3:14

420 Antiptosis

3:14. “… recibiésemos la promesa del Espíritu”; es decir, el Espíritu prometido.

23

3:23

492 Metonimia del sujeto

3:23. “Pero antes que viniese la fe”; es decir, la predicación del Evangelio, que trajo nuevos objetivos y motivaciones para la fe.

24

3:24

130 Elipsis falsa

3:24. Aquí, tanto la edición antigua, como la de 1960, de la Reina-Valera, traducen: “De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por fe.” Siguen así a la Versión Autorizada inglesa. Pero eso de “para llevarnos” no está en el original. La preposición griega eis significa “hacia” o “hasta” (Ef 1:14; Fil 1:10). Por consiguiente, lo que Pablo afirma aquí es que, hasta que Cristo vino y nos obtuvo la justificación de pura gracia, la Lay, como un tutor, les tenía bajo custodia, frenando su libertad, en contraste con la plena libertad que Cristo nos ha traído (Jn 8:36; Ro 8:2; Gá 5:1).

25

4:4

420 Antiptosis

4:4. “Pero cuando vino la plenitud del tiempo”; es decir, el tiempo cumplido.

26

 

 

 

4:6

447 Heterosis del número

4:6-8. “Y por cuanto sois hijos… Así que ya no eres esclavo, sino hijo… Pero en otro tiempo, no conociendo a Dios, servíais a los que por naturaleza no son dioses.”

27

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

28

4:9

233 Repetición

4:9. “…¿cómo es que os volvéis de nuevo a los débiles y pobres rudimentos, a los cuales os queréis volver a esclavizar de nuevo?” Ya en v. 3, había dicho: “Así también nosotros, cuando éramos niños, estábamos en esclavitud bajo los rudimentos del mundo.” Esta última frase (gr. stoikheía tou kósmou), necesita una explicación. Ya sabemos lo que es el kósmos o Universo creado por Dios. Pero, ¿qué son esos “rudimentos” (gr. stoikheía)? La respuesta se halla en el v. 8: “Pero en otro tiempo, no conociendo a Dios, servíais (el mismo verbo griego de los vv. 3 y 10) a los que por naturaleza no son dioses.” Por consiguiente, eso “rudimentos” son los ritos y las ceremonias de la idolatría pagana. Cada montaña, fuente, árbol, gruta, etc., tenía en Grecia su “stoikheíon” o “dios” que debía ser propiciado y apaciguado. Esto es lo que los gálatas habían adorado antes, pero habían abandonado tales “rudimentos” al convertirse al cristianismo; pero aun así, todavía querían introducir las ceremonias y los ritos (los “rudimentos”) del judaísmo dentro de la Iglesia. El Apóstol pone así, al mismo nivel, los “rudimentos” del paganismo y los del judaísmo (Gá 4:8-11; Col 2:16-18). La Iglesia de Roma ha introducido en sus credos y ritos una gran parte de paganismo y de judaísmo; pero ¿están las iglesias protestantes totalmente purgadas de ritos y métodos judaicos en algunas parcelas de doctrina y práctica?

757 Epanortosis o Corrección

4:9. “Mas ahora, conociendo a Dios; o más bien, siendo conocidos por Dios.”

29

 

30

4:15

489 Metonimia de sujeto

4:15. “¿Dónde, pues, vuestra fidelidad?” (lit.); es decir, los sentimientos de felicidad que expresabais.

797 Sincóresis

4:15, 16. Pablo apela aquí al extraordinario efecto que le habían mostrado anteriormente los gálatas, para ganar a continuación un buen punto: “¿Me he hecho, pues, vuestro enemigo, por deciros la verdad?

31

4:21

796 Anacenosis

4:21. “Decidme, los que queréis estar bajo la ley: ¿no oís la ley?

32

4:24

69 Elipsis relativas

4:24. “Las cuales son expresiones alegóricas, pues estas mujeres son (es decir, representan) dos pactos; el uno proviene del monte Sinaí, el cual (pacto) engendra hijos para esclavitud; éste (lit. el cual – pacto-) es Agar.” La apódosis se suspende hasta el v. 26: “Mas la Jerusalén que es de arriba es la mujer libre, la cual es vuestra madre” (o, “la madre de todos nosotros”, según dicen muchos MSS). Pero es de notar en el v. 25, que el artículo delante  de Agar no es femenino, sino neutro (gr. to). Aunque es cierto que podría concertar con “monte”, que es neutro en griego, es muy probable que haya una elipsis, con lo que leeríamos: “Porque el nombre de Agar es el monte Sinaí…”  En favor de esta lectura está el hecho de que en Arabia llaman precisamente Agar monte Sinaí.  

33

5:1

347 Pleonasmo

5:1. “Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud”.

34

 

 

35

5:4

80 Elipsis

5:4. Este versículo resulta difícil, si no se suplen varias elipsis. Si se atiende bien a 2:21, se ve que Pablo dice lo siguiente: “Fuiste abolidos y desligados del señorío de Cristo, los que por la ley intentáis justificaros; del régimen de la gracia habéis caído” (Ro 7:4, 6). Se trata, pues, de posiciones legales hipotéticas y, de paso, se ilumina también Gá 2:20.

684 Idiotismo

5:4. “De cierto os desligasteis los que por la ley os justificáis (esto es, intentáis justificaros, Gá 3:11); de la gracia habéis caído” (es decir, del “régimen de la gracia”, no de la salvación)

36

5:5

522 Metonimia de adjunto

5:5. “Pues nosotros por el Espíritu aguardamos a base de la fe la esperanza de la justicia”; es decir, esperamos la vida eterna, que es prometida al que vive por fe.

37

5:7

246 Poliptoton

5:7, 8-10. “Corríais bien; ¿quién os impidió obedecer (gr. peíthestai) a la verdad? Esta persuasión (gr. peismoné) no procede del que os llama… Un poco de levadura lauda (aquí tenemos otro ejemplo de poliptoton) toda la masa. Yo confío (gr. pépoitha) respecto de vosotros en el Señor, que no pensaréis de otro modo.”   Aquí tenemos tres inflexiones de la misma raíz, lo cual se pierde en la traducción. El griego peítho indica algo más que “creer”, pues añade “persuasión”. Para mejor captar el sentido de dicho verbo haremos notar que el gr. peisma significa el cable mediante el cual un navío queda amarrado firmemente; de ahí que peismoné = persuasión, indique una firme obstinación en los puntos de vista que una persona sostiene. Por tanto, las primeras frases habrían de traducirse: “Corríais bien; ¿quién os impidió que fueseis persuadidos por la verdad? Esta auto persuasión (falsa persuasión) vuestra no procede de aquel que os llama.”   

38

5:12

765 Eonismo

5:12. “¡Ojalá se mutilasen los que os perturban!”

39

 

 

 

40

5:17

101 Elipsis

5:17. Aquí el verbo griego “epithuméo” = desear, con la preposición “katá” = contra, se usa igualmente en relación con la carne y con el espíritu; de forma que la elipsis del verbo en l segunda cláusula nos permite interpretarlo en mal sentido respecto de la carne, y en buen sentido respecto del espíritu, del modo siguiente: “Porque la carne tiene deseos contrarios a los del espíritu, y el espíritu tiene deseos contrarios a los de la carne” (v. al análisis de Ro 7:24-25, en páginas anteriores).

264 Antimetábola

5:17. “Porque el deseo de la carne es contra el espíritu, y el del espíritu es contra la carne”.

41

 


42

5:19-21

141 Asíndeton

5:19-21. También aquí marcha rápida la lista de 15 abominables “obras de la carne”, con un etcétera: “y cosas semejantes a éstas”, para cargar todo el énfasis en: “… los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios”.

365 Merismo o Distribución

5:19-21. “Las obras  de la carne” son mencionadas en general, para pasar inmediatamente a enumerarlas en detalle.  

42

5:21

160 Tapéinosis

5:21. “… los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios”. No sólo, sino que serán arrojados al Infierno sin remedio.

43

5:22

141 Asíndeton

5:22. Aquí también, las nueve facetas del “fruto del Espíritu” terminan con n solemne: “contra tales cosas no hay ley”, porque la función de la ley es restringir, y estas virtudes cristianas no tienen límite. Puede contrastarse este asíndeton con el polisíndeton de 2 Pedro 1:5-7.

44

5:22-23

365 Merismo o Distribución

5:22-23. A continuación de las “obras de la carne”, se menciona “el fruto del Espíritu” y, a continuación, las nueve facetas o manifestaciones de dicho fruto. El “fruto” del Espíritu tu es designado en singular, a pesar de que consta de dichas nueve manifestaciones, por ser parecido a un racimo de uvas, que crecen todas al mismo tiempo y en la misma sazón.

45

 

 

 

46


47

 

 

 

 48

6:1

438 Heterosis de los tiempos

6:1. “… vosotros, los que sois espirituales, restauradle  con espíritu de mansedumbre, considerándote  (es decir, considerándoos).” Este singular está aquí para poner de relieve el hecho de que cada uno de los destinatarios de esta advertencia corría personalmente el mismo peligro.

447 Heterosis del número (sustantivos)

6:1. “… vosotros, los que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, etc.”.

617 Anacoluto

6:1. “… vosotros, los que sois espirituales, restaurable con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo”: Tenemos aquí una abrupta transición del plural al singular; es una especie de enálage mediante la cual el precepto general se aplica al individuo en particular para poner de relieve el “espíritu de mansedumbre” que cada uno necesita para tal cometido. La figura llama también la atención al hecho de que el objeto de la corrección no es juicio o castigo disciplinar, sino restauración.  

750 Apóstrofe

6:1. “… vosotros, los que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también”. V. también Ro 2:17: “tú”; 9:19: “me dirás”; 9:20: “oh hombre”; 12:20: “si tu enemigo”; 13:3. “¿Quieres, pues…?”; 14:4: “tú”; 14:10: “tú”; 1 Co 7:16: “oh, mujer… oh, marido” (v. en antimetátesis y metonimia); Gá 4:7: “ya no eres”.

49

6:2

426 Heterosis

6:2. “… y cumplid así la ley de Cristo”; es decir, cumpliréis