Figuras de Dicción en Isaías


No

Referencia

Figura de Dicción

1

1:2

752 Apostrofe de cosas inanimadas

1:2. “Oíd, cielos, y escucha tú, tierra.”

2

1:3

468 Metonimia de la causa

1:3. “… pero Israel no conoce”. La frase siguiente explica el sentido: “mi pueblo no tiene discernimiento” (Sal 101:4; Jer 8:7; Lc 19:42). También cae dentro de la figura exergasia. 

3 

4

  

5

1:4

360 Anábasis

1:4. “!Oh gente pecadora, pueblo cargado de maldad, raza de perversos, hijos depravados¡”.

749 Apostrofe a hombres (vivos o muertos)

1:4, 5. El profeta pasa súbitamente de la tercera a la segunda persona: “¿Por qué queréis ser castigados aún?”.

770 Ecfónesis o Exclamación

1:4. “¡Oh gente pecadora, pueblo cargado de maldad, raza de perversos, hijos depravados!” V. en sinonimia y anábasis.

6

1:5

717 Prosopopeya

1:5, 6. “¿Por qué querréis ser castigados aún? ¿Todavía os rebelaréis? Toda cabeza está enferma, y todo corazón doliente. Desde la planta del pie hasta la cabeza no hay en él cosa sana, sino herida, hinchazón y podrida llaga.” (V. en hipotiposis). De esta forma, toda la nación judía es presentada elegantemente como un solo hombre (vv. 7-9).   

7

8

1:7

624 Símil

1:7. “… y asolada (lit. Desolación) como asolamiento de extraños”. V. en Antimeria, comparece con 13:6. 

808  Genitivo de origen y causa eficiente

1:7. “… y asolada como asolamiento de extraños”; es decir, como el asolamiento que causan los extraños, o como el asolamiento que sufren los extraños.

9

1:9

624  Símil

1:9.  “Si Yahveh Tsebaoth no nos hubiese dejado un resto pequeño habríamos llegado a ser como Sodoma, y semejantes a Gomorra.” En el v. siguiente, Dios llama a los líderes religiosos del pueblo “gobernantes de Sodoma”; y a la nación misma, “pueblo de Gomorra”, para demostrar así lo correcto del símil, aplicado a los impíos que se cubrían con la capa de una religión meramente formalista.

10

1:10

410 Antimeria del sustantivo

1:10. “Gobernantes de Sodoma… pueblo de Gomorra”; es decir, gobernantes y pueblo que actuaban como habitantes de Sodoma y Gomorra.

11

1:11-13

366 Enumeración o Sinatresmo

1:11-13. “¿Para qué me sirve, dice Yahveh, la multitud de vuestros sacrificios? Hastiado estoy de holocaustos de carneros y de sebo de animales gordos; no quiero sangre de bueyes, ni de ovejas ni de machos cabríos… No me traigáis más vana ofrenda; el incienso me es abominación, etc.” Una sola frase habría bastado para expresar el todo: “Vuestros sacrificios no me agradan.” Pero, por medio de la figura, son enumeradas todas las clases de sacrificios y así se amplifica el sentido y se pone de relieve que, con todo el alarde exterior de religiosidad, no había verdadera adoración en el espíritu. Lo mismo se hace con las fiestas (v.14) y con las oraciones (v.15). Esto es lo que ocurría también en los días del Señor. ¡Todo era puro formalismo! ¡Y fue precisamente la parte más “religiosa” del pueblo, no la chusma, la que consiguió la crucifixión del Señor!

12

1:12

775 Epitímesis o Reprimenda

1:12-15. Es una solemne expresión de la repugnancia que Yahveh sentía ante la falsa religiosidad de Israel. La porción describe con todo detalle cada una de las vanas observancias religiosas, con lo que se pone de relieve la detestación de todo ello por parte de Yahveh, ya que no procede del corazón. V. también en elipsis, antropopatía, sinatresmo e hipotiposis

13

 

14

 

15

1:13

50 Elipsis

1:13. “… no puede (lit. no seré hecho capaz de) soportar (las) iniquidades y solemnidad” (lit.); es decir, la iniquidad con el formalismo de la solemnidad ritual.

576 Endíadis

1:13. Dice así literalmente el final del versículo: “… no puede (aguantar) la iniquidad y la asamblea festiva”; es decir, no puede sufrir vuestras inicuas fiestas solemnes.

738 Antropopatía

1:13. “… no lo puede sufrir”. V. en elipsis e idiotismo.

16

1:14

728 Antropopatía

1:14. “Vuestras  lunas nuevas y vuestras fiestas solemnes las tiene aborrecidas mi alma.”

17

1:15

548 Sinécdoque de la especie

1:15. “... llenas están de sangre (es decir, de homicidios) vuestras manos”. 

18

  

19

1:18

512 Metonimia del adjunto

1:18. “... aunque vuestros pecados sean como la grama, como la nieve serán emblanquecidos”. Es muy probable que el vocablo “pecados” sea aquí sustituto de “pecadores”. Sin duda se habla de personas. Lo cierto es que no son los pecados los que quedan emblanquecidos, sino los pecadores (comp. con Sal 51:7). 

627 Síncrisis

1:18. “Aunque vuestros pecados sean como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; aunque sean rojos como carmesí, vendrán a ser como blanca lana.”

20

  

21

1:21

551 Sinécdoque de la especie

1:21. “… Llena estaba de justicia, en ella habitaba (lit. pernoctaba) la equidad; pero ahora los homicidas”.

613 Antítesis

1:21. Aquí se dice de Jerusalén: “… en ella habitaba la equidad; pero ahora, los homicidas”.

22

1:22-23

332 Epexégesis

1:22-23. Aquí, después de las palabras: “Tu plata se ha convertido en escorias, tu vino está mezclado con agua”, se da la interpretación: “Tus príncipes, rebeldes y compañeros de ladrones…”

23

1:24

728 Antropopatía

1:24. “… me vengaré de mis enemigos”.

24

1:29

437 Heterosis de los tiempos

1:29. “Porque se avergonzarán de las encinas que amasteis”; es decir, que amaron. Con el súbito cambio de persona, aquellos a quienes se dirige el mensaje son declarados culpables del mismo pecado.

25

2:3

134 Zeugma

2:3. “Y vendrán muchos pueblos y dirán: Venid y subamos al monte de Yahveh, a la casa del Dios de Jacob.” Es decir, y entremos a la casa de Dios de Jacob

26

2:3-4

162 Indicación

2:3-4. “… Porque de Sión saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Yahveh. Y juzgará entre las naciones, y será árbitro de muchos pueblos; y forjarán (lit.) sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra”. Aquí también, se ofrecen las premisas, pero se deja a nuestra imaginación sacar la conclusión en cuanto a los maravillosos resultados de esta poderosa palabra de Yahveh que, desde Sión, saldrá por todos los ámbitos de la tierra transformando todo y llevando paz y prosperidad a todas las naciones. Será como una “nueva creación” por la Palabra que creó los cielos y la tierra. 

27

2:4

526 Metonimia del adjunto

2:4. Aquí, “espada” y “rejas de arado”, etc., se usan en lugar de “guerra” y “paz”, de las que son símbolos respectivamente. V. también en polisíndeton y silogismo.

28

 

 

 

29

2:7-8

260 Entretejido

2:7-8. “Aquí tenemos, en líneas alternas:

“Su tierra está llena de plata y oro,

    no tienen fin sus tesoros;

Su tierra está llena de caballos,

    no tiene número sus carros.

Su tierra está llena además de ídolos, etc.”

290 Epibolé

2:7-8. “Su tierra está llena de plata y oro… Además su tierra está llena de ídolos…”

30

 2:10

675 Ironía

2:10. “Métete en la peña, escóndete en el polvo, de la presencia temible de Yahveh y del resplandor de su majestad.” Se trata de una ironía, para mostrar que no hay rocas ni refugio de cualquier otra clase que puedan salvar al hombre de los juicios del “día de Yahveh”. 

31

 

 

32

2:11

200 Polisíndeton

2:11, 19. La figura tiene aquí por objeto mostrar la forma extraordinaria en que Yahveh va a sacudir la tierra (vv. 19, 21). Hay aquí también la figura llamada sinonimia. Toda la porción, ya en su estructura esquemática (desde 2:1 hasta 4:6) está llena de majestuosa solemnidad.

248 Poliptoton

2:11. El texto dice literalmente: “Los ojos altivos del hombres (hebr. ádam) serán abatidos, y la soberbia de los hombres (hebr. ánashim) será humillada; y será exaltado Yahveh solo en aquel día.” Lo mismo ocurre en el v. 17, donde el singular y el plural vuelven a usarse juntos, a fin de poner de relieve los trascendentales efectos del Día de Yahveh, mencionado en el v. 12 por primera vez en toda la Biblia. La misma figura aparece en otros lugares. Por ella vemos que Dios hace una distinción entre “ser humano” (ádam) y “hombres” (ánashim), en sentido contrario a la distinción que el mundo hace: En cuanto al ser humano, Dios lo tiene condenado hasta la raíz, mientras que el mundo lo deifica. Pero en cuanto a los hombres, Dios tiene compresión de ellos y envió a Su Hijo al mundo para salvarlos y bendecirlos, mientras que al mundo le importan poco los individuos, y los persigue y ataca a los largo de los siglos con “guerras y odio”. Véanse también en este pasaje las figuras polisíndeton y sinonimia.

33

2:11-17

280 Sinonimia

2:11-17. Aunque ya hemos estudiado esta porción bajo la figura polisíndeton, podemos observar también numerosos sinónimos, acumulados con el fin de poner intensamente de relieve la importancia del “Día de Yahveh”. Hay en esta porción dos clases de sinónimos que van de la mano: Una, compuesta de cinco vocablos que se repiten catorce veces e indican exaltación; otra, compuesta de dos vocablos que se repiten cinco veces e indican humillación.

34

2:19

272 Paronomasia

2:19, 21. “… cuando él se levante para sacudir terriblemente (h. laárots – lit. para atemorizar) la tierra (h. árets)”.

35

2:20

447 Heterosis del número (sustantivos)

2:20. “Aquel día arrojará el hombre… sus ídolos… que hicieron para sí (singular) para adorarlos.”

36

2:22

786 Erótesis o Interrogación

2:22. “Desentendeos del hombre, cuyo aliento está en su nariz; porque, ¿qué vale realmente?”. 

37

3:6

548 Sinécdoque de la especie

3:6. “… y le dirá: Tú tienes manto, tú serás nuestro príncipe”; como diciendo: Tú vas bien vestido y, por consiguiente, tienes muchos bienes.

38

3:9

346 Pleonasmo

3:9. “… porque como Sodoma publican su pecado, no lo disimulan”.

39

3:14

814 Genitivo de relación y objeto

3:14. “… el despojo del pobre”; esto es, el que le han quitado al pobre.

40

3:16-23

366 Enumeración o Sinatresmo

3:16-23. “Aquí se enumeran los diversos elementos del atavío de las mujeres de Jerusalén, para poner de relieve los juicios de Dios en 3:24-4:1.

41

3:17

201 Polisíndeton

3:17- 4:1. Esta porción forma el miembro “B” del primer esquema (conciso) del estudio que acabamos de hacer, y merece ser ampliada por el polisíndeton que pone de relieve los detalles del juicio de Dios sobre las hijas de Sión

42

3:26

715 Prosopopeya

3:26. “Sus puertas se entristecerán y enlutarán”, según costumbre oriental. V. Job 1:20; 2:13.

43

 

  

 

44

4:1

162 Indicación

4:1. “Echarán mano de un hombre siete mujeres en aquel día, diciendo: Nosotros comeremos de nuestro pan, y nos vestiremos de nuestras ropas; solamente permítenos llevar tu nombre, quita nuestro oprobio.” Ésta es la continuación y conclusión del cap. 3, en que, desde el v. 18, se describe el castigo del orgullo de “las hijas de Sión”; pero se nos deja el sacar la conclusión: ¡Cuán grande ha de ser la desolación! Las puertas, donde los principales del pueblo, los maridos de “las hijas de Sión”, se reunían para juzgar, están ahora tristes y enlutadas (v. 26, comp. con Jer 14:2; Lam 1:4); y las mujeres, que otrora eran galanteadas por tantos hombres, se ofrecen ahora a un hombre (siete, a un solo hombre), renunciando a sus derechos legales de ser mantenidas y vestidas por sus maridos (v. Ex 21:10).  

571 Sinécdoque de la parte

4:1. “Echarán mano de un hombre siete mujeres en aquel día”; es decir, en aquel tiempo. Lo mismo, en Is 9:4; Os 9:9 (comp. con Jue 19:22-25); Mt 2:1.

45

4:4

402 Antimeria del verbo

4:4. “…con espíritu de juicio y con espíritu de consumir (lit.)”; es decir, con espíritu de devastación.

46

5:1-6

633 Alegoría

5:1-6. En esta porción tenemos una alegoría que combina las dos formas expresadas. La alegoría comienza por aludir implícitamente a Judá y Jerusalén (puesto que a ellas va dirigida la profecía, v. Is 1:1), con lo que tenemos una hipocatástasis continuada; y, en los vv. 3-7, procede a sustituirlas, con lo que tenemos una metáfora continuada.

47

5:3

796 Anacenosis

5:3, 4. “Ahora, pues, habitantes de Jerusalén y varones de Judá, juzgad ahora entre mí y mi viña. ¿Qué más se podía haber hecho a mi viña, que yo no haya hecho en ella?”, etc.

48

5:5

428 Heterorsis

5:5. Dice textualmente: “Os mostraré, pues, lo que yo hago a mi viña: Quitar su vallado, y será consumida; desportillar su cerca, y será hollada.” El sentido es: “… Quitaré… desportillaré…”

49

5:7

272 Paronomasia

5:7. “… Esperaba justicia (h. mishpat – lit. juicio -), y he aquí violencia (h. mishpaj – lit. opresión); restitud (h. ts´dagah – lit. justicia, no imputada, sino cumplida), y he aquí alarido (h. ts`aqah)” En castellano, tendríamos la figura, aunque no tan perfecta, si decimos: “Esperaba equidad, y he aquí iniquidad; rectitud, y he aquí acritud.”

50

5:8

290 Epibolé

5:8, 11, 18, 20, 21, 22. Seis veces se repite, al principio de sendos párrafos, “¡Ay de los que…!” Pero, en 6:5, dice: “¡Ay de mí…!”

51

5:9

48 Elipsis

5:9. “En mis oídos dijo Yahveh Tsebaoth”

52

5:14

716 Prosopopeya

5:14. “Por eso ensanchó su alma (lit.) el Seol, y sin medida extendió su boca.” De este modo se expresa la gran mortandad de aquel día.

53

5:19

680 Ironía simulada

5:19. Estas palabras están dichas con hipocresía, como es evidente por el “¡ay!” pronunciado en el v. 18 contra los que así hablaban.

54

5:20

263 Antimetábola

5:20. “¡Ay de los que al mal llaman bien, y al bien mal; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo dulce, y lo dulce amargo!”

54

5:21

488 Metonimia del sujeto

5:21. “¡Ay de los … que son prudentes ante su propio rostro” (lit.); es decir, en su manera de ver y juzgar las cosas.

55

5:25

354 Hipérbole o exageración

5:25 y 42:15. Las hipérboles contenidas en estos lugares tienen por objeto poner de relieve la tremenda ira y los severísimos juicios de Dios contra su pueblo.

56

5:26

733 Antropopatía

5:26. “Alzará pendón a naciones lejanas y silbará al que está en el extremo de la tierra.” V. en hipotiposis

57

6:3

185 Duplicación

6:3. La triple repetición: “santo, santo, santo (es) Yahveh Tsebaoth” pone de relieve, más allá de toda medida, la superlativa, infinita, santidad de Dios.

58

6:5

770 Ecfónesis o Exclamación

6:5. Entonces dije: ¡Ay de mí!, que estoy muerto”, etc. Ésta es una ecfónesis salida de un corazón convicto. Una confesión, de lo que había hecho, sino de los que ERA en cuanto a su naturaleza, condición y méritos. El resultado de una exclamación como ésta es siempre parecido al que vemos en el v. siguiente: “Entonces voló”, etc.  

59

6:8

784 Erótesis o Interrogación

6:8. “… ¿A quién enviaré y quién irá de nuestra parte?”.

60

 

 

 

 

 

61

6:9

241 Poliptoton

6:9. “… Oíd bien…; ved por cierto…” (lit. oiréis oír…; veréis ver). En cuatro ocasiones se repite en el N.T. esta profecía, a fin de llamar la atención sobre la gran importancia del cambio que iba a llevarse a cabo. En la primera ocasión, se halla registrada tres veces, formando así, con Isa 6:9, un conjunto de siete expresiones en las Sagradas Escrituras:

1.      Is 6:9.

2.      Mt 13:14.

3.      Mr 4:12.

4.      Lc 8:10.

5.      Jn 12:39-40

6.      Hch 28:25-27.

7.      Ro 11:8

751 Apostrofe a hombres

6:9. “Y dijo: Anda y di a este pueblo: Oíd bien, pero no entendáis”, etc. En  estilo indirecto, sería: “Y me mandó que le dijese al pueblo, etc.” V. en poliptoton, y comp. con Mt 13:14; Hch 28:26,27.

62

 

63

 

 


 

64

  

65

6:10

262 Epánodo

6:10. “Engruesa el corazón de este pueblo, y agrava sus oídos, y ciega sus ojos, no sea que, viendo con sus ojos, y oyendo con sus oídos y entendiendo con su corazón…”

297 Paralelismo

6:10. Véase la estructura de este versículo, ya estudiado en poliptoton:

a. “Engruesa el corazón  de este pueblo,

    b. y agrava sus oídos,

       c. y  ciega sus ojos;

       c. no sea que, viendo con sus ojos,

    b. y oyendo con sus oídos,

a. y entendiendo con su corazón…”

490 Metonimia del sujeto

6:10. “Engruesa el corazón de este pueblo”; esto es, declara que así será (Isaías no podía hacer tal cosa). Lo mismo, en Mt 13:14; Mr 4:12; Lc 8:10; Jn 12:40; Hch 28:26, 27; Ro 11:8.

685 Idiotismo

6:10. “Engruesa el corazón de este pueblo, etc.”; es decir, debes aclarar, o predecir, que el corazón de este pueblo se ha hecho insensible, etc. (V. en metonimia también). En Mt 13:15; Hch 28:27, hallamos la correcta versión: “Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado.” En Jn 12:40, en cambio, se mantiene la versión literal del hebreo: “Ha cegado los ojos de ellos y endureció su corazón.”

66

7:1

407 Antimeria del sustantivo

7:1. “… Rezín… y Peka… subieron contra Jerusalén para combatirla”. Lit. “para combate contra ella”.

67

7:2

567 Sinécdoque de la parte

7:2, 5, 8, 9; 9:9. Se nombra a “Efraín” porque Samaria, la capital del reino del norte, estaba dentro de los términos de esta tribu; además, de esta tribu era Jeroboam, el primer rey del reino del norte; pero, por sinécdoque, se incluyen también las otras nueve tribus.

68

7:9

272 Paronomasia

7:9. “… Si vosotros no creéis (h. lo´tha´aminu), no permaneceréis firmes (h. ló thé amenu)”. Ambos verbos proceden de la misma raíz = ´amán = sostener, nutrir (sustentar). (Comp. con  Jn 8:24.)

69

7:18

733 Antropopatía

7:18. “… silbará Yahveh a la mosca que está en los confines de los ríos de Egipto, etc.”

70

8:9

675 Ironía

8:9-10 “Estas frases contienen ciertas parte de ironía, aunque claramente se advierte que, por mucho que se unan los hombres contra Dios, sus esfuerzos quedarán en nada.

71

8:10

426 Heterosis 

8:10. “Trazad un plan… proferid palabra”; como diciendo: “trazaréis un plan y fracasará, proferiréis palabra y no se cumplirá”. (V. también 29:9; 37:30; 54:1, etc.).

72

 

73

8:12

232 Mesarquía

8:12. “No llaméis conspiración a todas las cosas que este pueblo llama conspiración.” También se halla aquí la figura poliptoton en las palabras “llaméis” y “llama”.

244 Poliptoton

8:12. El texto dice literalmente: “… ni temáis el temor de ellos, ni tengáis miedo”.

74

8:13

524 Metonimia del adjunto

8:13. “… sea él vuestro temor” (lit.); es decir, el Dios a quien debéis temer. 

75

8:19-20

98 Elipsis

8:19-20. Estos versículos dicen literalmente, suplidas las elipsis: “Y cuando os digan: Preguntad a los encantadores y a los adivinos, que susurran y bisbisean, responded: ¿Acaso no consultará el pueblo a su Dios? Porque ¿habrán de ir los vivos a consultar a los muertos? ¡A la ley y al testimonio! SI no dicen conforme a esta palabra (lit.), es que no hay en absoluto amanecer para él” (lit.). Sin duda, el singular de la última cláusula tiene la intención de marcar al que no obre conforme a la Ley (comp. con el corriente “todo el que”; “cualquiera que” en el griego del N.T.).  

76

9:2

432 Heterosis de los tiempos

9:2. “El pueblo que andaba en tinieblas ha visto (es decir, verá) una gran luz.”

77

9:6

809 Genitivo

9:6. “… Príncipe de paz”; es decir, el autor y dador de paz.

78

9:7

729 Antropopatía 

9:7. “… El cielo de Yahveh Tsebaoth realizará esto”.

79

9:12

288 Amebeon

9:12, 17, 21; 10:4. Cuatro veces se repite aquí, para poner de relieve la solemne advertencia: “Ni con todo esto ha cesado su furor, sino que todavía su mano está extendida.”

80

10:14

512 Metonimia del adjunto

10:14. “Y mi mano tomó, como quien toma un nido, la fuerza (esto es, la riqueza) de los pueblos.”

81

10:16

272 Paronomasia

10:16. “… y debajo de SU gloria (h. k´bodó) encenderá (h. yaqad) una hoguera (h. yeqod) como fuego de incendio” (lit. como incendio – hebr. kiqod – de fuego).

82

10:23

341 Pleonasmo

10:23. “Pues el Señor Yahveh de las huestes realizará en medio de toda la tierra (lit.)”; es decir, en todo el país.

83

10:27

512 Metonimia del adjunto

10:27. “… y  le yugo se pudrirá a causa de (tu) aceite” (lit.); es decir, de tu cuello gordo (símbolo de robustez), que  quiebra el yugo impuesto por el enemigo.

84

11:2

809 Genitivo de origen y causa eficiente

11:2. “… espíritu de sabiduría y de inteligencia”; que da sabiduría, etc.

85

11:6

595 Ampliación

11:6.  Ha sido ya mencionado en la definición de la figura, así como Lc 2:11. (Lobo es llamado por su nombre, incluso cuando su naturaleza ha sido cambiada. Is 11:6).

86

11:4

297 Paralelismo

11:14.

a. “Herirá al opresor

   b. con la vara de su boca,

   b. y con el aliento de sus labios

a. matará al impío.”

87

13:4

272 Paronomasia

13:4. “… Yahveh de los ejércitos (h- tsevaoth) pasa revista a las tropas (h. tseva´) para la batalla.

88

 

89

13:5

520 Metonimia del adjunto

13:5. “Viene de tierra lejana, desde el fin (lit.) de los cielos”; es decir, desde donde parece que los cielos tocan la tierra. Lo mismo, en Dt 4:32; 30:4; Heh 1:9; Mt 24:31.

558 Sinécdoque del todo

13:5. “… para destruir toda la tierra”; es decir, el país de los caldeos.

90

 

  

91

13:6

272 Paronomasia

13:6. “Aullad, porque cerca está el día de Yahveh; vendrá como terrible azote (h. k´shod-k es la proposición) del Todopoderoso (h. mish-shadday).” Con esta figura se pone de relieve la terrible amenaza de aquel “día”, y nuestra atención se centra en el hecho de que la destrucción viene por el poder ¡precisamente del Todo-suficiente! Es como “la ira del Cordero”, de la que leemos en Ap 6:16-16. Tenemos la misma figura en Joel 1:15.

516 Metonimia del adjunto

13:6. “Aullad, porque cerca está el día (esto es, el juicio) de Yahveh.”

92

13:11

558 Sinécdoque del todo

13:11. “Y castigaré al mundo (esto es, a Babilonia, como se ve por v.1) por su maldad.”. Lo mismo, en 14:17.

93

13:18

712 Prosopopeya

13:18. “… ni su ojo perdonara  a los niños”.

94

14:4

650 Polionimia

14:4. Bajo el juicio del rey de Babilonia, parece haber un personaje más siniestro todavía: el Anticristo, conectado con el propio Satanás, aunque su figura no aparece aquí tan clara como en Ez 28:11 y siguientes, donde, bajo la persona del rey de Tiro, se dicen muchas cosas que sólo a Satanás pueden cuadrar.

95

14:6

158 Tapéinosis

14:6. Al final, “con acoso que nadie impidió” (lit.); es decir, al que todos contribuyeron.

96

 

97

14:8

48 Elipsis

14:8. “Si, los cipreses se regocijan por ti, y los cedros del Líbano, diciendo…”

716 Prosopopeya

14:8. “Aun los cipreses se regocijaron a causa de ti.”

98

14:9

716 Prosopopeya

14:9-11. Se representa a los muertos hablando desde sus tumbas. Es cierto que se menciona el Seol, pero hay también una repetida alusión a los “gusanos” (v.11). Por donde se ve que se intercambian el Seol y el sepulcro. El Seol mismo aparece estremeciéndose en el v.9 y despertando a los muertos. 

99

14:13

354 Hipérbole o exageración

14:13. “… Subiré al cielo”. Con esta frase se describe la soberbia satánica del rey de Babilonia, y la del propio Lucifer.

100

14:14

812 Genitivo de aposición

14:14. “Sobre las alturas de la nubes”; esto es, sobre las alturas, es decir, las nubes.

101

14:15

349 Perífrasis o circunlocución

14:15. “Mas tú has sido derribado hasta el Seol, a lo profundo del abismo”: es decir, muerto y sepultado.

102

14:16

789 Dialogismo

14:16-19. “Se inclinan hacia ti los que te ven y te contemplan diciendo: ¿Es éste aquel varón que hacía temblar la tierra, que sacudía los reinos, etc… pero tú eres echado de tu sepulcro como un hombre abominable”, etc.

103

14:21

335 Pleonasmo

14:21. “… ni llenen de ciudades la faz del mundo”; es decir, el mundo entero.

104

14:23

737 Antropopatía

14:23. “barrer”

105

14:31

500 Metonimia del sujeto

14:31. “… grita, oh ciudad”; esto es, los habitantes de la ciudad.

106

107

15:9

272 Paronomasia

15:9. “Pues las aguas de Dimón se llenarán de sangre (h. dam).”

545 Sinécdoque de la especie

15:9. “… porque yo traeré sobre Dimón males mayores, un león sobre los que escapen de Moab”.

108

16:9

518 Metonimia del adjunto

16:9. Dice textualmente: “…porque sobre tus veranos (es decir, sobre tus cosechas) y sobre tu siega caerá el grito”. Lo mismo, en 2 S 16:1; Jer 40:10; Am 8:1. Así que el vocablo “cosecha” en la cláusula siguiente, en Is 16:9, se refiere a la siega del grano.

109

17:1

272 Paronomasia

17:1. “… He aquí que Damasco dejará de (ser) ciudad (h. me ir), y será un montón de ruinas (h. me´i)”.  Este último vocablo hebreo es usado por el profeta en lugar de la forma acostumbrada ma avi, a fin de añadir fuerza a la profecía mediante la similitud con ir = ciudad. 

110

17:2

273 Paronomasia

17:2. “Las ciudades (arey) de Aroer (h. aro er).”

111

17:3

675 Ironía

17:3. “… será como la gloria de los hijos de Israel”; es decir, la gloria de Damasco y de Siria se desvanecerá como se había desvanecido la gloria del reino de Israel. El vocablo “gloria” se emplea aquí, por antífrasis, para poner de relieve la altura de la que Israel había caído. 

112

17:5

519 Metonimia del adjunto

17:5. “Y será como cuando el segador recoge la cosecha”; es decir, la mies.

113

18:2

48 Elipsis

18:2. “Que envía mensajeros por mar, y en naves de papiro sobre las aguas, diciendo:…”

114

19:8

335 Pleonasmo

19:8. “… los que extienden red sobre la faz de las aguas”.

115

19:11

115 Elipsis

19:11. “¿Cómo diréis al sabio Faraón: Yo soy el hijos de los sabios?” Ha de suplirse la elipsis, para dar el sentido correcto.

 

116

20:5

522 Metonimia del adjunto

20:5. “Y se asustarán y avergonzarán de Etiopía, sus esperanza”; es decir, de la ayuda que esperaban de parte de los etíopes (v. el v. 6)

117

21:1

505 Metonimia del sujeto

21:1. Dice textualmente: “Carga sobre el desierto del mar”; es decir, profecía que anuncia castigo por parte de Dios. Lo mismo, en 13:1; 23:1, etc.; Mal 1:1. La “carga” puede presentarse en forma de visión, o con palabras audibles.

118

21:2

273 Paronomasia

21:2. “Sube (h. alí), oh Elam (h. eylam).”

119

21:5

675 Ironía

21:5. Es el mensaje de Dios a Babilonia, para mostrarle que toda su preparación para la defensa no servirá para nada, como se ve por el grito del v.9: “… ¡Cayó, cayó Babilonia!”.

120

21:7

407 Antimeria del sustantivo

21:7. “… escuche diligentemente con mucha atención” (lit.); es decir, muy atentamente.

121

22:13

48 Elipsis

22:13. “Y he aquí gozo y alegría, matando vacas y degollando ovejas, comiendo carne y bebiendo vino, diciendo:…”

122

22:17

244 Poliptoton

22:17. “Este versículo dice textualmente: “He aquí a Yahveh arrojándote con arrojo de forzudo, y te envolverá con envoltura.”  La figura indica que Dios va a derribar a Sebná de su alto rango y lo va a llevar y traer como una pelota o un ovillo (v. el versículo 18 – también el 19 - , que amplían y explican la idea aquí expresada).

123

22:18

273 Paronomasia

22:18. Dice textualmente: “Envolver te envolverá (como) un ovillo (lit. bola o pelota)” (herb. Tsanof yitsnafkhá ts nefah). La idea es confeccionar un ovillo (pelota) para tirarlo y recogerlo a placer.

124

23:1

497 Metonimia del sujeto

23:1. “…Aullad, naves de Tarsis”; es decir, los mercaderes que iban y venían en las naves de Tarsis. Lo mismo, en el v. 14.

125

23:3

514 Metonimia del adjunto

23:3. “… de la mies del río”; es decir, del país prosperado gracias al Nilo; esto es, de Egipto.

126

23:16

751 Apostrofe a hombres (vivos o muertos)

23:16. El profeta apostrofa a la ciudad Tiro como a una persona y, en medio de la profecía, le dice: “Toma un arpa y rodea la ciudad, oh ramera olvidada”, etc. Lo mismo, en 47:1, con referencia a Babilonia.

127

24:1

365 Merismo o Distribución

24:1-3, doné, después de afirmar que “Yahveh vacía la tierra y la despuebla”, la aserción es amplificada, y se va enumerando después la forma en que Dios va llevando a cabo el exilio y la dispersión.

128

24:2

625 Símil

24:2. “Y sucederá

como al pueblo,

así al sacerdote;

como al siervo,

así a su amo;

como a la criada,

así a su ama, etc.”

129

24:3

273 Paronomasia

24:3. “La tierra será enteremente (h. hibboq) vaciada (h. tibboq), y completamente (h. hibboz) saqueada (h. tibboz); porque Yahveh ha pronunciado esta palabra. 

130

 

 

131

24:4

273 Paronomasia

24:4. “La tierra estuvo de luto (h. avlah) y se marchitó (h. nevlah); languidecieron (h. umlalu) los altivos del pueblo de la tierra”.

716 Prosopopeya

24:4. “La tierra estuvo de luto y se marchitó.”  V. en paronomasia. Ejemplos similares pueden verse en el v. 7, así como en 33:9; Jer 4:28; 12:4; Lam 2:8; Os 4:3; Jl 1:10; Am 1:2, etc.

132

24:4-5

225 Anadiplosis

24:4-5. “Se marchitaron los nobles del pueblo de la tierra. Y la tierra se contaminó bajo sus moradores”.

133

24:14-15

48 Elipsis

24:14-15. “…Por la majestad de Yahveh gritarán desde el mar, diciendo…”

134

24:16

245 Poliptoton

24:16. El texto dice literalmente: “… ¡Mi desdicha, mi desdicha, ay de mí! Traidores han traicionado; y con traición traidores han traicionado”. Además de la epizeuxis al comienzo de esta porción, tenemos aquí un poliptoton combinado, ya que todas las palabras viene de la misma raíz, con el énfasis climático de la última frase “(con) traición (los) traidores”; como diciendo: “su traición ha sido realmente abominable”.  

135

24:17

273 Paronomasia

24:17, 18. “Terror (h. pajad), foso (h. phajath) y trampa (h. phaj) contra ti, oh morador de la tierra. Y acontecerá que el que

136

24:18

342 Pleonasmo

24:18. “… el que huya de la voz del miedo” (lit.). V. también en paronomasia.

137

138

24:23

406 Antimeria del adjetivo

24:23. “La pálida (lit.) se avergonzará”; es decir, la luna, por su color pálido.

716 Prosopopeya

24:23"La luna se avergonzará y el sol se confundirá, etc" Con esto se pone de relieve la gloria de la presencia de Yahveh. 

139

25:1

273 Paronomasia

25:1. “Yahveh, tú eres mi Dios; te exaltaré (arominkhá), alabaré tu nombre (h. shimkhá).”

140

26:1

25 Elipsis

26:1. “En aquel día se cantará este cántico en tierra de Judá: Ciudad fuerte tenemos; salvación pondrá (por) muros y antemuro.” Hay aquí una clara elipsis del sujeto de “pondrá”. Lo más acertado es suplir “Dios”.

141

26:2

443 Heterosis del número (sustantivos)

26:2. “Abrid las puertas para que entre una gente justa, que guarda felicidades”; es decir, absoluta y perfecta fidelidad.

142

26:3

408 Antimeria del sustantivo.

26:3. Dice textualmente: “El pensamiento (está) fijo (en ti); guardarás paz, paz…”; es decir; guardarás en completa paz. Véase en epizeuxis, donde hay muchos ejemplos.

143

28:1

410 Antimeria del sustantivo.

28:1. “La corona de soberbia” es decir, la corona orgullosa.

144

 

  

145

28:9

49 Elipsis

28:9. “¿A quién, dicen ellos, se enseñara conocimiento…?” Este versículo y el siguiente contienen las frases burlonas de los borrachos del v.7 y de los burladores del v. 14, ridiculizando al profeta. Luego, en el v. 11, replica el profeta comenzando por un “porque” y aplicando las mismas frases burlonas de los impíos al castigo que han de recibir por transgredir los mandamientos de Dios.

521 Metonimia del adjunto

28:9. “… o a quién se hará entender el oír” (lit.); es decir, el mensaje. Lo mismo, en 28:19; 53:1; Jn 12:38; Ro 10:16; Gá 3:2, 5.

146

28:10

185 Duplicación

28:10. Este versículo expresa el lenguaje de los burladores (compárese con el v. 14). Para comprender esta burla es preciso acudir al original. Así se explica el v. 11, que dice: “porque en lengua de tartamudos y en extraña lengua se hablará a este pueblo”, refiriéndose al acento duro de los invasores asirios. 

147

28:12

482 Metonimia del efecto

28:12. “… Éste es el reposo”; es decir, esto es lo que da reposo.

148

28:16

485 Metonimia del efecto

28:16. “… el que cre, no se apresurará” (lit.). Aquí, el huir o apresurarse se pone como efecto de la confusión y vergüenza que es la causa de ello. Véase Ro 9:33; 10:1; 1P 2:6, donde está explícita la causa. El sentido es que el que cree en Jesucristo no necesitará huir apresuradamente, sino que aguardará esperanzado en tiempo de Dios.

149

28:20

634 Alegoría

28:20. Es igualmente una alegoría (hipocatástasis continuada), en la que se mencionan la cama y la manta, pero no la gente a la que se refieren. El profeta está hablando del pánico que se apoderará de los habitantes de Judá ante la rápida invasión de Senaquerib, pero preferirán ser dejados en su falsa seguridad. Por medio de esta bella alegoría, se les hace saber que su reposo será interrumpido, y que su sueño será perturbado. 

150

28:28

485 Metonimia del efecto

28:28. “¿Se tritura el pan?” (lit.); es decir, el grano del que se hace el pan. El sentido es claro, a la vista del v. 27, así como de Job 28:5. En el Sal 104:14, tenemos lo opuesto de esto en metonimia de la causa.

151

29:1

675 Ironía

29:1. “¡Ay de Ariel, de Ariel (e.d., “el león de Dios”), ciudad donde acampó David!” Ese glorioso título se usa ahí, por metonimia, en lugar de Jerusalén; pero también sirve, por ironía, para poner de relieve lo profundo de la caída de la ciudad desde lo alto de sus pasadas glorias.

152

30:6

512 Metonimia del adjunto

30:6. “… llevan sobre lomos de pollinos su fuerza”; es decir, sus riquezas. En cambio, en los vv. 2 y 3, el vocablo “fuerza” ha de tomarse literalmente.

153

30:17

74 Elipsis

30:17. “Un millar huirá a la amenaza de uno; a la amenaza de cinco, huiréis vosotros todos.”

154

30:22

410 Antimeria del sustantivo

30:22. “… los ídolos de tu plata” (lit.); es decir, tus ídolos de plata.

155

30:27

338 Pleonasmo

30:27. “He aquí que el nombre de Yahveh viene de lejos”; es decir, Yahveh mismo desciende de Su trono y se acerca airado. 

156

30:30

723 Antropopatía

30:30, a la luz de Sal 29:3-9, y nótese la hipálage.

157

31:3

346 Pleonasmo

31:3. “Y los egipcios son hombres, y no Dios; y sus caballos, carne, y no espíritu.” Con esta figura se muestra al pueblo cuán fácilmente podía Dios destruir a los enemigos de Israel.

158

31:5

115 Elipsis

31:5. “Como las aves aleteando, así amparará Yahveh Tsebaoth a Jerusalén; la liberará amparándola y la preservará

159

32:5-7

301 Correspondencia

32:5-7. Veamos en la porción los siguientes miembros:

A. “El ruin no será llamado generoso,

     B. ni el tramposo será llamado espléndido.

A. Porque el ruin hablará ruindades y su corazón fabricar  iniquidad para cometer

    impiedad y para proferir impiedades contra Yahveh, dejando vacía el alma del hambriento y quitando la bebida al sediento.

B. Kas armas del tramposo son malvadas; trama intrigas inicuas para enredar a los sencillos con palabras mentirosas, y al necesitado cuando defiende una causa justa.”

 

Aquí tenemos, en A y A, al ruin; en B y B, al tramposo. A y B están en forma negativa; A y B, en forma afirmativa.

160

 

161

32:12

523 Metonimia del adjunto

32:2. “… Golpeaos el pecho por los campos de deseo” (lit.); es decir, por los campos deleitosos, deseables. Lo mismo, en Jer 3:19.

627 Síncrisis

32:12. “Y será aquel varón como un escondedero contra el viento, y como un refugio contra el turbión; como arroyos de aguas en tierra de sequedad, como sombra de gran peñasco en tierra calurosa.”

162

33:7-12

139 Asíndeton

33:7-12. Aquí la figura es empleada para describir con toda rapidez, aunque con todo detalle también, el juicio sobre Asiria, a fin de que podamos fijar nuestra atención en el hecho importante de que ha llegado la hora de la liberación para Judá. Léase toda la porción sin conjunciones copulativas, pues no las tiene el hebreo, hasta llegar al gran clímax del versículo 12: “Y los pueblos serán como cal quemada; como espinos cortados que son quemados con fuego.”

163

33:12

486 Metonimia del efecto

33:12. “Y los pueblos serán como cal quemada”; es decir, como combustible para los hornos de cal.

164

  

165

33:15

506 Metonimia del sujeto

33:15. “… el que tapa sus oídos para no oír de sangre” (lit.); es decir, no oír propuestas de derramar sangre. Comparece con Pr 1:10, 11.

531 Metalepsis

33:15. “… el que tapa sus oídos para no oír de sangres” (lit.) “Sangres” aquí está en lugar de “derramamiento de sangre”, y, después, “derramamiento de sangre” está en lugar de los asesinos que vierten. V. Pr 1:11.

166


167

33:19

404 Antimeria del verbo

33:19. “… de lengua ridiculizada que no entendiste” (lit.); es decir, de lengua extrajera, con frecuencia despreciada. 

461 Metonimia de la causa

33:19. “… pueblo de labio (esto es, lengua) difícil de entender”.

168

33:23

343 Pleonasmo

33:23. “… se repartirá entonces botín de muchos despojos”; es decir, un copioso botín.

169

34:4

598 Hipérbaton

34:4. En hebreo, el orden de las palabras, en la segunda frase, es el siguiente: “y se enrollarán como un rollo los cielos”.  Al colocar “los cielos” al final, adquiere un énfasis especial.

170

34:5

814 Genitivo de relación y objeto

34:5. “… sobre el pueblo de mi anatema”; esto es, el pueblo que se ha hecho digno de mi maldición para ser destruido.

171

34:6

332 Epexégesis

34:6. Lo que en la 1ª parte del v. se dice de la “espada” de Dios, se explica en la 2ª parte del mismo versículo.

172

34:11

475 Metonimia de la causa

34:11. “... y plomada de asolamiento” (lit. y piedras de vacío).

172

36:3

493 Metonimia del sujeto

36:3. “Y salió a él Eliaquim, hijo de Hilcías, que estaba sobre su casa” (lit.); es decir, al frente de los sirvientes = mayordoma.

174

37:18

251 Antanaclasis

37:18. “Ciertamente, oh Jehová, los reyes de Asiria destruyeron todas las tierras (ha aratsoth) y todas sus comarcas (artsam = la misma palabra). En el primer casa, significa las naciones o sus habitantes; en el segundo, las tierras en sentido propio: comarca, campos, etc.

175

37:22

760 Prolepsis o Anticipación

37:22 habla bellamente del entonces futuro regocijo de Jerusalén al ser librada del asedio de Senaquerib, como si fuera ya presente: “La virgen hija de Sión te menosprecia, te escarnece…”

176

37:37

202 Polisíndeton

37:37. Aquí, para poner de relieve lo tremendo de la destrucción del ejército de Senaquerib, y lo extraordinario de la liberación de Jerusalén, leemos en un breve versículo (ocho palabras en el hebreo):

“Y se retiró

  y se fue,

  y se volvió Senaquerib, rey de Asiria,

  y se quedó en Nínive” (lit.).

177

38:10

593 Eufemismo

38:10. “… A la mitad de mis días iré a las puertas del Seol”; es decir, moriré. Este v. arroja luz sobre Mt 16:18, donde ocurre una expresión similar: “las puertas del Hades”: La muerte no prevalecerá contra el cumplimiento de los designios de Dios.

178

38:12

74 Elipsis

38:12. “… Como tejedor he enrollado mi vida”. Es decir, “como un tejedor hace con su tejido, así ha enrollado yo mi vida”.

179

38:16

428 Heterosis 

38:16. “… por lo cual, me restablecerás y hacer que yo viva” (lit.); es decir, “… y harás que yo viva”.

180

38:18

106 Elipsis

38:18. “Porque el Seol no te exaltará, ni te alabará la muerte.”

498 Metonimia del sujeto

38:18. “Porque el Seol (los que están en el Seol) no te exaltará, ni te alabará la muerte (los muertos), ni esperarán en tu verdad los que descienden al pozo” (lit.); es decir, al sepulcro. El sentido se clara en el v. 20 y en Sal 115:17.

181

38:21

608 Histerología

38:21, 22. El v. 22 nos refiere la petición de señal por parte de Ezequías, señal que aparece anteriormente en el mismo capítulo. Con esta figura se pone de relieve el control absoluto de Dios sobre los acontecimientos históricos. 

182

40:1

185 Duplicación

40:1. “”Consolad, consolad (hebr. najmú, najmú) a mi pueblo, dice vuestro Dios.” La repetición pone de relieve el consuela que Dios tiene preparada para Su pueblo en fecha no lejana.

183

40:2

506 Metonimia del sujeto

40:2. “… que ha recibido de la mano de Yahveh el doble (es decir, una plena retribución) por todos sus pecados”.

184

40:5

539 Sinécdoque del género

40:5. “Y se manifestará la gloria de Yahveh, y toda carne (todo el pueblo) juntamente la verá.”

185

40:13

88 Elipsis

40:13. El hebreo dice, con la elipsis suplida: “¿Quién midió (o, escudriño) el Espíritu de Yahveh, o quién, (lit. y el varón) como consejero Suyo, le hizo comprender?.”

186

40:15

153 Litote

40:15. “He aquí que las naciones le son como la gota de agua en un cubo, y como polvo en las balanzas le son estimadas; he aquí que las islas le pesan como una mota.” Pero aun así fracasa el lenguaje en expresar la distancia abismal entre lo finito y el infinito. Por eso, el v. 17 añade: “Como nada son todas las naciones delante de él; y su comparación serán estimadas como naderías y vaciedad.”

187

40:31

362 Catábasis

40:31. “pero los que esperan a Yahveh tendrán nuevo vigor, levantarán el vuelo como las águilas; correrán y no se cansaran; caminaran y no se fatigarán”.

188

41:1

494 Metonimia del sujeto

41:1. “Escuchadme, islas costeras”; es decir, los habitantes de las islas. Lo mismo, en Is 42:4 y 51:5.

189

 

 

190

42:3

158 Tapéinosis

42:3. “No quebrantará la caña cascada, ni apagará el pábilo que humea.” Es decir, fortalecerá la caña cascada, y soplará para que dé llama el pábilo que humea. 

476 Metonimia de la causa

42:3. “… ni apagará el pábilo (lit. el lino) que humea”.

191

42:7

552 Sinécdoque de la especie

42:7. “… y de casas de prisión a los que moran (lit. están sentados) en tinieblas” (comparece con Mt 4:16; Lc 1:79).

192

42:13

733 Antropopatía

42:13. “… gritará, voceará, se mostrará fuerte contras sus enemigos”. Y, en el v. 14, “… daré voces como la que está de parto”. Comparece con Sal 78:65.

193

43:3

500 Metonimia del sujeto

43:3. “…a Egipto he dado (como despojo) por tu rescate”.

194

43:17

476 Metonimia de la causa

43:17. “… fenecen, como pábilo (lit. como lino) quedan apagados”.

195

43:22

551 Sinécdoque de la especie

43:22. “Con todo, no me invocaste a mí (no me rendiste culto de adoración), oh Jacob.” 

196

43:24

480 Metonimia del efecto

43:24. Dice textualmente: “… sino que me hiciste servir con tus pecados”; es decir, tus pecados me han causado el duro servicio (comparece con Fil 2:8) de la pasión y muerte que sufrí por ellos.

197

43:25

53 Elipsis

43:25. El hebreo dice literalmente, con la elipsis suplida: “Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por causa de mí mismo, y de tus pecados no me acordaré.” Compárese con Sal 103:14, que dice literalmente: “Porque él (Yahveh) conoce nuestro barro (o, mejor, arcilla); viniéndole a la memoria (hebr. zakhur) que polvo somos nosotros.” En ambos casos, se omiten los verbos paro poner el énfasis en las personas más bien que en los actos: En Is 43:25, el énfasis se carga en la misericordia de Dios, que es Su gloria (“por causa de mí mismo); en Sal 103:14, el énfasis se pone en nuestra insignificancia y fragilidad; pero ¡esto es precisamente lo que Dios recuerda, y lo que nosotros olvidamos! Los hombres no soportan nuestra fragilidad y se acuerdan de nuestros pecados: si ofendemos a alguien, lo recordará después de muchos años; pero Dios dice que no recordará nuestros pecados, a pesar de que él es Yahveh, nosotros somos polvo. ¡Bendito sea Dios, porque él olvida nuestros pecados, que los hombres recuerdan, pera recuerda nuestra debilidad, que los hombres olvidan!     

198

44:3

333 Epexégesis

44:3. También aquí, la segunda parte del versículo nos ofrece la interpretación de la primera parte.

199

44:6

54 Elipsis

44:6. “… Yo soy el primer y yo soy el último; y fuera de mí no hay ningún dios” (el hebreo ein es una negación muy fuerte; por eso, traducimos: “no hay ningún dios”).  

200

44:19

523 Metonimia del adjunto

44:9. “y sus obras más deseadas" = lo que más deseaban. 

201

44:21

470 Metonimia de la causa

44:21. “Acuérdate de estas cosas, oh Jacob e Israel… yo no me olvidaré de ti”; es decir, yo cumpliré tus deseos de días mejores.

202

44:23

767 Peanismo

44:23.  Cantad loores, oh cielos, porque Yahveh lo hizo...”

203

44:25

597 Antífrasis

44:25. “… que trastorno a los sabios”; es decir, a los que son tenidos por sabios, ya por otros o por sí mismos, no a los que son verdaderamente sabios a los ojos de Dios. El mismo sentido tiene el vocablo “sabiduría” en la frase siguiente.

204

45:1

737 Antropopatía

45:1. Desatar los lomos

205

 

206

45:22

346 Pleonasmo

45:22. “… Y no hay más Dios que yo; un Dios justo y Salvador; ningún otro fuera de mí.” Con esto se pone de relieve la verdad de que no hay quien pueda salvar sino sólo el Dios de Israel (comparece con Hch 4:12). V. también Is 44:8 y 46:9.  

615 Enantiosis

45:22. “… porque yo soy Dios, y no hay más”; es decir, no hay ningún otro Dios verdadero.

207

47:2

486 Metonimia del efecto

47:2. “Toma el molino y muele harina”; es decir, muele el grano del que se hace harina.

208

48:5

760 Prolepsis o Anticipación

48:5-7. Yahveh describe aquí cómo había hablado, desde el principio, de los acontecimientos futuros, y por qué había hablado así.

209

48:18

765 Eonismo

48:18. “¡Oh, si hubieras atendido a mis mandamientos! Sería entonces tu paz como un río, y tu justicia como las ondas del mar”.

210

 

 

211

49:6

478 Metonimia del efecto

49:6. Dice textualmente: “… para ser (tú) mi salvación (es decir, el Salvador en envió) hasta los confines de la tierra.”

508 Metonimia del sujeto

49:6. “… Muy poca cosa es para mí que tú seas mi siervo para levantar las tribus de Jacob y restaurar las desolaciones de Israel” (lit.); es decir, la tierra y las ciudades de Israel que habían quedado desoladas.

212

49:14

802 Prolepsis abierta

49:14. “Pero si Sión dijo: Me ha abandonado Yahveh, y el Señor se ha olvidado de mí.” Esta objeción es plena y bellamente contestada en el v. siguiente: “¿Se olvidará la mujer de su niño de pecho, para dejar de compadecerse del hijos de su vientre? Pues aunque éstas lleguen a olvidar, yo nunca me olvidaré de ti”.

213

49:15

732 Antropopatía

49:15. “… Pues aunque éstas (las madres) lleguen a olvidar, yo nunca me olvidaré de ti”.

214

49:16

488 Metonimia del sujeto

49:16. “He aquí que en las palmas de las manos te he tatuado”; es decir, mi recuerdo de ti es tan indeleble como las líneas grabadas en las palmas de las manos (que están allí desde antes que nazcamos).

215

49:20

163 Indicación

49:20. Aquí, la grandeza de las bendiciones y de la prosperidad de Sión se nos muestra en la afirmación de los hechos referidos en los versículos 18-21. Se nos deja a nosotros el sacar la conclusión de lo que ahí se dice.

216

50:11

675 Ironía

50:11. Es una ironía divina para mostrar la vanidad de buscar luz y felicidad aparte de Dios.

217

51

333 Epexégesis

51. Donde el versículo 2 interpreta el sentido del versículo 1.

218

51:4

189 Anáfora

51:1, 4, 7. Tres veces tenemos aquí el llamamiento de Dios a estarle atentos.

219

51:9

186 Duplicación

51:9 – 52:12. En esta porción tenemos tres llamadas, puestas de relieve mediante la iteración, como puede verse por el esquema siguiente:

 

A1. 51:9-11. Llamada al brazo de Dios: “Despierta, despierta, vístete de poder, oh brazo de Yahveh.”

      B1. 12-16. “Yo, yo soy vuestro consolador…” – responde Dios.

A2. 17-20. Llamada a Jerusalén: “Despierta, despierta, levántate, oh Jerusalén.”

      B2. 21-23. Nueva consolación de parte de Dios.

A3. 52:1-2. Llamada a Sión: “Despierta, despierta, vístete de poder, oh Sión.”

       B3. 3-12. Nueva consolación de parte de Dios.

220

51:19

780 Erótesis o Interrogación

51:19. “Estas dos cosas te han acontecido. ¿Quién se dolerá de ti? (todos); asolamientos  y quebrantamiento, hambre y espada. ¿Quién te consolará? (todos; v. el contexto posterior, que es de consuelo).

221

51:20

410 Antimeria del sustantivo

51:20. “… como un antílope de red” (lit.); es decir, como un antílope atrapado en la red.

222

52:7

566 Sinécdoque de la parte

52:7. “¡Cuán hermosos son cobre los montes los pies del que trae alegres nuevas…!”; es decir, qué agradable es la venida del que trae el evangelio de salvación. Lo mismo, en Ro 10:15.

223

52:10

723 Antropopatía

52:10 e Is 53:1 (v. metonimia del adjunto, y comparece con Jn 12:38; Ro 1:16.)

224

53:4

809 Genitivo de origen y causa eficiente

53:4. “… herido de Dios”; esto es, herido por Dios.

225

 

226

53:5

54 Elipsis

53:5. “… y por su azotina hubo curación para nosotros”

809 Genitivo de origen y causa eficiente

53:5. “… el castigo de nuestra paz”; es decir, el castigo que nos obtuvo la reconciliación con Dios y, por tanto, la paz (Ro 5:1).

227

53:11

469 Metonimia de la causa

53:11. “… por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos”; por el conocimiento de Él y de la salvación que otorga (Lc 1:77).

228

 

 

 

 

 

 

 

 

229

53:12

30 Elipsis

53:12. “Por tanto, le asignaré entre los grandes, y repartirá el despojo con los pecadores,” Además de los artículos subrayados, que faltan en el original, hay una elipsis detrás de “asignaré”, la cual se ha de suplir añadiendo “una porción”. El sentido es que Yahveh le dará (al Mesías) una gran multitud como botín de su victoria, y él (el Mesías) repartirá los poderosos como despojo. La estructura del pasaje muestra que 53:12 se corresponde con 52:15, conforme al contexto, de la siguiente manera:

 

El Siervo de Yahveh – La Expiación por el pecado

A. 52:13. Su presentación.

     B. 52:14. Su aflicción.

         C. 52:15. Su recompensa.

A. 53:1-3. Su acogida.

     B. 53:4-10. Su aflicción.

          C. 53:10-12. Su recompensa.

 

543 Sinécdoque de la especie

53:12. “…habiendo él llevado el pecado de muchos”; esto es, de todos, cualquiera sea la opinión acerca de la extensión de la redención. (Mt 20:28; He 9:28.)

230

54:1

437 Heterosis de los tiempos

54:1. “Regocíjate, oh estéril, la que no daba (es decir, dabas) a luz.” Y así, en el resto del versículo.

231

54:9

410 Antimeria del sustantivo

54:9. “Porque aguas de Noé (es) esto para mí” (lit.). Es decir, la situación actual es como la de los días de Noé cuando ocurrió el diluvio.

232

55:3

814 Genitivo de relación y objeto

55:3. “… las firmes misericordias de David” (lit.); esto es, las que Dios le prometió firmemente a David en 2 S 7 (Hch 13:34).

233

 

234

55:8

263 Antimetábola

55:8. “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dice Yahveh.”

732 Antropopatía

55:8. Este versículo puede estudiarse analizando su estructura:

a. “porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni

b. vuestros caminos son

a. mis caminos, dice Yahveh.”

 

235

55:8-9

297 Paralelismo

55:8-9. Es notable la estructura de este conocido pasaje:

a. “porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos,

    b. ni vuestros caminos mis caminos, dice Yahveh.

    b. Pues así como los cielos son más altos que la tierra, así son mis caminos más altos

        que vuestros caminos,

a. y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.”

236

55:10

625 Símil

55:10-11. Véase la estructura de este porción:

a. “Como desciende la lluvia y la nieve

    b. de los cielos,

       c. y no vuelve allá, sino que riega la tierra y la hace germinar y producir,

          d. y da semilla al que siembra, y pan al que come,

a. así será mi palabra que sale

   b. de mi boca;

      c. no volverá a mí vacía,

         d. sino que realizará lo que me place, y cumplirá aquello para que la envié”

 

  Aquí, en bella comparación, tenemos en a y a las dos cosas que se comparan, la Palabra que se asemeja a la lluvia y a la nieve; en b y b, sus fuentes respectivas, en c y c, su destino: no vuelve de vacío; y en d y d, su final próspero, con el cumplimiento de su respectiva misión

237

55:12

716 Prosopopeya

55:12. “… los montes y los collados prorrumpirán en cánticos de júbilo delante de vosotros, y todos los árboles del campo darán palmadas de aplauso”. Así se enfatiza el regocijo general de Israel en el día glorioso en que Yahveh les consolará. (También, en 49:13).

238

57:6

728 Antropopatía

57:6. Dice literalmente: “… ¿Recibiré consuelo con estas cosas?”.

239

57:8

60 Elipsis

57:8. “… porque, yéndote de mí, te descubriste a otros y subiste…” Ésta es la mejor manera de suplir la elipsis.

240

57:9

354 Hipérbole o exageración

57:9. “… y los hiciste bajar hasta la profundidad del Seol”. Así se expresa la indignidad de Acaz, rey de Judá, al enviar embajada a Tiglat-pileser, rey de Asiria, para que le ayudase contra el reino del norte, diciéndole: “Yo soy tu ciervo…” (2 R 16:7 y ss.).

241

57:12

675 Ironía

57:12. “Yo voy a denunciar tu justicia y tus obras.” Estas palabras son dirigidas, por sarcasmo, a un pueblo perverso y apóstata. El vocablo “justicia” señala, por antífrasis, el hecho de que, si las obras hubiesen sido realmente justas, les habrían servido de provecho; en cambio, añade: “que no te aprovecharán”.  

242

 

243

57:13

510 Metonimia del adjunto

57:13. “… un soplo (lit. la vanidad) los arrebatará”; es decir, los hombres vanos se los llevarán. Comparece con Sal 144:4 y Stg 4:14.

675 Ironía

57:13. “Cuando clames, que te libren todos tus ídolos.” Con esta ironía, se muestra que sólo el Dios verdadero puede librar en días de angustia y aflicción. Lo mismo, en Jue 10:14.

244

57:19

547 Sinécdoque de la especie

57:19. “Produciré fruto de labios: paz, paz al que está lejano y al cercano” (comparece con Hch 2:39). V. también en epizeuxis. 

245

58:5

369 Sínteton o Combinación

58:5. “… cilicio (mejor: saco) y ceniza” (también Jonás 3:6; Lc 10:13). 

246

  

247

58:10

251 Antanaclasis

58:10. Dice textualmente: “Y si sacas de tu alma (de tu amor, de tu simpatía, de tus bienes – por metonimia -) para el hambriento y sacias el alma (la persona- por sinécdoque-) afligida…”

681 Oximoron

58:10. “… y tu oscuridad será como el mediodía”.

248

58:11

443 Heterosis del número (sustantivos)

58:11. “Yahveh te guiará continuamente, y en las sequías (es decir, en una grande sequía) saciará tu alma”.

249

59:14

719 Prosopopeya

59:14. “Al juicio recto se le ha hecho retirarse, y la justicia se puso lejos; porque la verdad tropezó en la plaza, y la rectitud no pudo entrar”.

250

60:1

524 Metonimia del adjunto

60:1. “Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz”; es decir, Aquel que es la luz. 

251

60:1-3

298 Paralelismo

60:1-3. Véase la bella estructura de este pasaje:

a. “Levántate,

   b. resplandece; porque ha venido tu luz,

      c. y la gloria de Yahveh ha amanecido sobre ti.

         d. Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra,

         d. y oscuridad las naciones;

      c. mas sobre ti amanecerá Yahveh, y sobre ti será vista su gloria.

  b. Y andarán los gentiles a tu luz,

a. y los reyes al resplandor de tu amanecer” (de tu “levante”). 

252

60:12

390 Parémbole

60:12. “Este v. es una parémbole, completa en sí misma.

253

61:2

570 Sinécdoque de la parte

61:2. “Para proclamar el año de la buena voluntad de Yahveh.” La referencia implícita  a Lv 25:9-10 nos da a entender que el “gran jubileo” de Dios se extiende a toda la era de la gracia que nos trajo el Señor Jesús (comparece con Jn 1:17; 2Co 6:2).

254

  

255

61:7

43 Elipsis

61:7. “A causa de vuestra vergüenza tendréis doble.” Esta es la probable forma de suplir el verbo omitido en el original, aun cuando el contraste del contexto favorece a nuestras versiones.

506 Metonimia del sujeto

61:7. “Por cuanto vuestra vergüenza fue doble, y ellos se regocijaron diciendo: La confusión es su herencia; por eso también en sus tierras (las de los judíos) poseerán doble honra y tendrán perpetuo gozo”. Aquí, el segundo “doble” no denota pleno castigo (como en 40:2), sino plena compasión.

256

62:4

590 Antonomasia

62:4. “Nunca más te llamarán “Desamparada”, ni tu tierra se dirá más “Desolada”; sino que serás llamada “Hefzi-bah” (mi deleite está en ella), y tu tierra “Beulah” (desposada).”

257

62:5

585 Catacresis

62:5. “Pues como un joven se desposa con una virgen, se desposarán contigo tus hijos.” Que los hijos se casen con su madre parece una gran incongruencia. Pero es de notar que el verbo hebreo ba´al significa también “poseer”, siento éste su sentido primordial (v. 1Cr 4:22; Is 26:13). El versículo significa, pues, que así como un joven que se casa con una doncella, la posee segura y felizmente, así también los hijos de Sión estarán en posesión segura y feliz de su ciudad.

258

 

  

259

63:1

783 Erótesis o Interrogación

63:1, 2. “¿Quién es éste que viene de Edom, de Bosrá, con vestidos rojos?...” Esto no se refiere a la obra de la redención de Cristo a favor de su pueblo, sino el día de la venganza y del juicio de sus enemigos, como muestra claramente el contexto .V. en prosopopeya.

789 Dialogismo

63:1-6. Véase en forma de dialogismo: “¿Quién es éste que viene de Edom, de Bosrá, con vestidos rojos?, ¿ése que es hermoso en su vestido, que marcha en la grandeza de su poder?”

“Yo, el que hablo en justicia, poderoso para salvar.”

“¿Por qué es rojo tu vestido, y tu ropas como del que ha pisado en el lagar?”

“He pisado yo solo el lagar, y de los pueblos nadie había conmigo; los pisé con mi ira y los hollé con mi furor; y su sangre salpicó mis vestidos, y manché todas mis ropas. Porque el día de la venganza que estaba en mi corazón y el años de mis redimidos han llegado”.

 

   De esta manera tan fuerte y llena de vida, se nos describe el día de la venganza y del juicio. Con todo, ¡aún hay personas que toman esta porción como si tratase de la pasada obra de gracia de Cristo en el Calvario!

260

63:4

570 Sinécdoque de la parte

63:4. “… y el año (esto es, el tiempo) de mis redimidos han llegado”.

261

63:10

728 Antropopatía

63:10. “Mas ellos fueron rebeldes y contristaron su santo Espíritu” (comparece con Ef 4:30 y Ez 6:9; Zac 11:8).

262

63:15

726 Antropopatía

63:15. “…¿Dónde está tu celo y tu poder, la conmoción de tus entrañas y tus piedades, que ahora se han cerrado para mí?

263

63:16

544 Sinécdoque de la especie

63:16. “Pues tú eres nuestro padre, si bien Abraham nos ignora, e Israel (Jacob) no nos reconoce.” Aquí, los individuos mencionados se usan en lugar de la gran mayoría del pueblo de Israel, puesto que dichos patriarcas habían muerto muchos siglos antes.

264

64:1

765 Eonismo

64:1. “Oh, si rasgases los cielos y descendieras y a tu presencia se derritiesen los montes…!” Es también oración. 

265

64:6

340 Pleonasmo

64:6. La frase final dice textualmente: “… y la mano de nuestras iniquidades…”; es decir, el poder de nuestras maldades.

266

65:1

685 Idiotismo

65:1. Dice literalmente: “He sido buscado por los que no preguntaban (por mí).” Ro 10:20 nos da la versión del modismo: “Fui hallado por los que no me buscaban”.

267

65:13-14

260 Entretejido

65:13-14. “Por tanto, así dice el Señor Yahveh:

                  He aquí que mis siervos comerán,

                       y vosotros tendréis hambre;

                  he aquí que mis siervos beberán,

                       y vosotros tendréis sed;

                  he aquí que mis siervo se alegrarán,

                      y  vosotros seréis avergonzados;

                  he aquí que mis siervos cantarán por júbilo del corazón,

                      y vosotros clamaréis por la pesadumbre del  corazón”

 

En las dos últimas líneas, tenemos también epístrofe en la palabra “corazón”.

268

65:21-22

295 Paralelismo

65:21-22. Véase la estructura de esta porción:

a1. “Edificarán casas

    b1. Y morarán en ellas;

a2. Plantarán viñas

   b2. Y comerán el fruto de ellas.

a3. No edificarán

   b3. Ara que otro habite,

a4. Ni plantarán

   b4. para que otro coma”.

 

También puede notarse la alternancia de contraste entre el v. 21, con sus proposiciones positivas, y el v.22, con sus proposiciones negativas.

269

66:3-4

252 Antanaclasis

66:3-4. Aquí se enfatizan y solemnizan las palabras de Dios mediante la estructura de esta porción en la que se puede apreciar la figura epánodo; y las palabras se repiten en sentido diferente: al principio, se aplican a actos de los hombres; después, por la figura antropopatía, a los actos de Dios, como puede verse por el siguiente esquemas:

 

a. su alma se agradó en sus abominaciones.

   b. También yo escogeré para ellos escarnios y traeré sobre ellos lo que temieron;

      c. porque llamé, y nadie respondió;

      c. hablé, y no oyeron, sino que

   b. hicieron lo que era malo delante de mis ojos, y escogieron

a. lo que no me grada.

 

Aquí, en “a” y “a”, tenemos el agradar y no agradar; en “b” y “b”, el escoger; y en “c” y “c”, la razón que se da para cada caso.

270

66:6

43 Elipsis

66:6. “Voz  de tumulto viene de (la) ciudad, voz sale del templo, voz de Yahveh que da el pago merecido a sus enemigos.” Los verbos subrayados son los más apropiados para suplir las dos elipsis. El rabino Slotki, sin embargo, suprime las primeras elipsis y traduce la palabra qol por “¡escucha!”, con lo que la traducción sería la siguiente: “¡Escucha! Un tumulto de la ciudad. ¡Escucha! Sale del templo. ¡Escucha! Yahveh da el pago a sus enemigos.”

271

66:12

627 Síncrisis

66:12. “Porque así dice Yahveh: He aquí que yo extiendo sobre ella paz como un río, y la gloria de las naciones como un torrente que se desborda.”

272

66:23

539 Sinécdoque del género

66:23. “Y sucederá que de mes en mes, y de sábado en sábado,  vendrá toda carne (todos los hombres) a adorar delante de mí, dijo Yahveh.”