Figuras de Dicción en Jeremías



No

Referencia

Figura de Dicción

1

1:5

469 Metonimia de la causa

1:5. “”Antes que te formase en el vientre te conocí” (es decir, te amé y te escogí).

2

1:10

685 Idiotismo

1:10. “Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, etc”; es decir, para declarar o profetizar acerca de naciones que serán arrancadas y destruidas.

3

1:11-12

273 Paronomasia

1:11-12. “… Veo una vara de almendro (lit. vigilante, hebr. shaqed). Y me dijo Yahveh: Bien has visto; porque yo estaré atento (lit. vigilo, hebr. shoqed) sobre mi palabra para hacer (la)”. La idea es la siguiente: Así como el almendro es el primer árbol que echa flores, incluso antes de que se acabe el invierno, así también Dios velará y se apresurará a cumplir su palabra.

4

1:13

559 Sinécdoque del todo

1:13. El Norte, por Media y Persia, con respecto a Babilonia.

5

1:17

273 Paronomasia

1:17. “… no desmayes (h. tajath) ante sus rostros (h. mipneyhem) para que no te confunda (h. ´ajitkhá) yo ante sus ojos (h. liphneyhem)”.

6

1:18

189 Anáfora

1:18. Dos veces se repite aquí la conjunción “y”; y cinco veces, la preposición “contra”, el comienzo de sendas frases. Con esto, se pone de relieve que Jeremías va a ser, no sólo el “portavoz de Dios”, sino también que lo va a ser “contra” todos aquellos cuyos pensamientos y caminos son opuestos a los de Dios; ya que, todo el que está de parte de Dios no puede menos de oponerse a los que se oponen a Dios.

7

1:19

354 Hipérbole o exageración

1:19; 15:20. “Y harán guerra contra ti” (lit.). Se usa esta expresión propia de ejércitos, no de individuos, para dar a entender cuán hostil sería la oposición de los malvados contra el mensaje de Dios.

8

2:5

510 Metonimia 

2:5. “… y se fueron tras la vanidad (es decir, tras las cosas vanas = los ídolos) y se hicieron vamos” (v. también en paronomasia). Lo mismo, en Dt 32:21; Jer 14:22, y comparece con Hechos 14:15.

9

2:8

158 Tapéinosis

2:8. Al final, “… y anduvieron tras lo que no aprovecha”. Más aún, arruina.

10

2:11

826 Enmiendas de los Soferim

2:11. “… Sin embargo, mi pueblo ha trocado su gloria por lo que no aprovecha”. El texto decía “mí gloria” (hebr. kebodí, que fue cambiado en kebodó).

11

2:12

752 Apóstrofe a cosas inanimadas

2:12. “Asombraos, cielos, de ello; horrorizaos y cobrad gran espanto.”

12

2:27

475 Metonimia de la causa

2:27. “que dicen a un leño… y a una piedra, etc.”; es decir, a ídolos de madera y de piedra.

13

2:28

798 Epítrope

2:28. “¿Pues dónde están tus dioses que hiciste para ti?” Se les llama “dioses”, pero sólo para mostrar, por ironía, el hecho de que no son dioses. Los mismo, en 7:21; Ez 20:39.

14

2:31

414 Antimeria de sustantivo

2:31. “Aquí, la última sílaba de la palabra “tinieblas” es, en hebreo, “Yah”; de modo que habría de traducirse: “¿He sido yo un desierto para Israel, o una tierra de tinieblas de Yah?”; esto es, de las tinieblas más densas y oscuras. 

15

2:33

522 Metonimia del adjunto

2:33. “¿Por qué adornas tu camino para hallar amor?”; es decir, para hallar a quien amar.

16

3:12

287 Cicloides o Repetición circular

3:12, 22. Dos veces tenemos aquí la exhortación al “apóstata Israel” a que “se vuelva” a su Dios.

17

3:23

495 Metonimia del sujeto

3:23. “Ciertamente falsedad eran los collados, y el bullicio sobre los montes.” Los vocablos “collados” y “montes” están aquí en lugar de los ídolos a los que se daba culto en ellos (Ez 18:6, 11, 15).

18

3:24

483 Metonimia del efecto

3:24. “La confusión (lit. Vergüenza) consumió el trabajo de nuestros padres”; es decir, el culto a Baal, que atrajo sobre ellos vergüenza y pesadumbre. El vocablo “vergüenza” aparece en lugar de “ídolo” o “idolatría”, en Jer 11:13; Os 9:10 (v. también Jer 48:13, etc.)

19

4:2

583 Endíatris

4:2. “y juras: Vive Yahveh, en verdad, en justicia y en rectitud”; esto es, has de jurar verdadera, recta y justamente. Si se jura por Yahveh en verdad (v. Lv 19:12; Nm 30:3; Jer 5:2; Mt 5:33), se jura por Yahveh solamente (esto es, en justicia y rectitud), y no por los ídolos, según hacían en tiempo de Sofonías (Sof 1:5).

20

 

 

 

 

21

4:10

490  Metonimia del sujeto

4:10. “Y dije: ¡Ay, Yahveh Dios! Verdaderamente en gran manera has engañado a este pueblo y a Jerusalén”; es decir, has profetizado que serían engañados. En efecto, el pueblo se engañó a sí mismo con la falsa seguridad de que Dios no actuaría para destrucción (5:12)

686 Idiotismo

4:10. “¡Ay Yahveh Dios! Verdaderamente en gran manera has engañado a este pueblo, etc.” esto es, has permitido que fuese engañado por los falsos profetas que le prometían: “Paz tendréis”

22

4:19

186 Duplicación

4:19. “¡Mis entrañas, mis entrañas!” Con esta iteración expresaba Jeremías la angustia que le agobiaba.

23

4:20

474 Metonimia de la causa

4:20. “… destruidas mis tiendas, en un momento mis cortinas”; es decir, mi tabernáculo o morada.

24

4:23

189 Anáfora

4:23-26. Los cuatro versículos comienzan con un “Miré”, para poner de relieve la solemnidad de la desolación producida por el juicio de Dios.

25

 

 

26

4:29

354 Hipérbole o exageración

4:29. Todo el versículo está lleno de hipérboles, las cuales tienen especial fuerza expresiva en el original hebreo.

500 Metonimia del sujeto

4:29. “… huye toda la ciudad”; todos los habitantes de la ciudad.

27

5:15

560 Sinécdoque del todo

5:15. Los babilonios son llamados aquí “nación desde la eternidad”; esto es, muy antigua (Gn 10:10).

28

5:17

189 Anáfora

5:17. Dos veces se repite aquí la conjunción “y”; y cinco veces, la preposición “contra”, al comienzo de sendas frases. Con esto, se pone de relieve que Jeremías va a ser, no sólo el “portavoz de Dios”, sino también que lo va a ser “contra” todos aquellos cuyos pensamientos y caminos son opuestos a los de Dios; ya que, todo el que está de parte de Dios no puede menos de oponerse a los que se oponen a Dios.

29

 

30

6:1

559 Sinécdoque del todo

6:1. (Comparece con 51:11 y 27:28); 50:3, 41.

568 Sinécdoque de la parte

6:1. “Benjamín” se pone aquí por todo Judá, a causa de su estrecha conexión con los de Guibeá (Jue 19:16; Os 9:9)

31

7:9

428 Héterosis

7:9. Dice textualmente: “Hurtar, cometer homicidios, cometer adulterios, jurar en falso, etc.” Algunos interpretan la letra hebrea he, que va a la cabeza del primer verbo, como interrogación; otros, como intensificación, haciendo énfasis en los verbos: “¿hurtaréis, asesinaréis, etc.?”

32

7:18-19

252 Antanaclasis

7:18-19. “… para provocarme a ira. ¿Me provocarán ellos a ira?, dice Yahveh. ¿No se exasperan más bien a sí mismos…? En el primer caso, se trata del acto del pueblo al provocar a Dios; en el segundo, del castigo que esta provocación del pueblo va a ocasionar al pueblo mismo, como sigue explicando el v. 19, así como el 20.

33

7:21

675 Ironía

7:21. “Así ha dicho Yahveh Tsebaoth, Dios de Israel: Añadid vuestros holocaustos sobre vuestros sacrificios, y comed la carne.” El contexto posterior muestra la ironía de estas frases, ya que Dios no podía aceptar los sacrificios de tales hipócritas.

34

7:31

549 Sinécdoque de la especie

7:31. “… cosa que yo no les mandé ni subió a mi corazón” (lit.); es decir, ni me vino al pensamiento.

35

 

 

 

  

36

8:4

31 Elipsis

8:4. “Así dijo Yahveh: ¿Caerán (los hombres) y no se levantarán? Si se desvió, ¿no volverá?” Esta traducción es difícil de entender. Una explicación de los masoretas aclara este pasaje, donde los dos verbos de la segunda parte son los mismos haciendo notar que hay una correcta división de la palabras, ya que, en vez de decir “im-yashub uló yasub”, debería decir “im-yashubu ló yashub” = “Si se vuelven, ¿no se volverá (Yahveh a ellos)? Esta lectura está de acuerdo con el contexto y con Mal 3:7.     

237 Poliptoton

8:4. Las versiones (en cualquier lengua) traduce, más o menos, como sigue: “#l que cae, ¿no se levanta? El que se desvía, ¿no vuelve al camino?”. Sin embargo, la Masorah llama la atención al hecho de que en las dos palabras “vuelve y”, la primera letra de la segunda palabra debería ser la última letra de la primera palabra, siendo éste uno de los ejemplos en que las palabras del original han sido mal divididas. De acuerdo con el contexto de la porción, debería traducirse así: “¿Se caerán, y no se levantarán?  ¿Se volverán (a Dios), y Él no se volverá a ellos?” Esto está de acuerdo con lo que leemos en Mal 3:7, al tiempo que nos presenta mejor la figura poliptoton.  

37

8:6

538 Sinécdoque del género

8:6. “… no hay hombre que se arrepienta de su mal”; es decir, escasamente hay algunos.

38

9:1

362 Catábasis

9:1. “¡Oh, si mi cabeza se hiciere aguas, y mis ojos fuentes de lágrimas, para que llorase día y noche los muertos de la hija de mi pueblo!”

39

9:2

775 Epitímesis o Reprimenda

9:2. Jeremías expresa aquí su detestación de la idolatría de Israel.

40

9:9

728 Antropopatía

9:9. “…De tal nación, ¿no se vengará mi alma?”.

41

9:17

530 Metonimia del adjunto

9:17, 18: Instrucciones de Dios a Jeremías.

42

9:19

49 Elipsis

9:19. “Porque de Sión fue oída voz de endecha, diciendo:…”

43

9:23

260 Entretejido

9:23. (en la Biblia Hebrea, v. 22). Aquí, en el hebreo, las tres cláusulas comienzan por “no alabe” (hebreo al-yithhallel) y termina por la palabra “su” (hebreo lo).

44

9:24

468 Metonimia de la causa

9:24. “Más alábese en esto el que se haya de alabar: en entenderme y conocerme”; esto es, en amarme y creer en mí (vv. 3 y 6)

45

10:11

274 Paronomasia

10:11: “… Los dioses que no hicieron (h. avadu) los cielos ni la tierra, desaparecerán (lit. perecerán- h. yé vadu) de la tierra y de debajo de los cielos”. Es muy notable que, entre todas las profecías de Jeremías, ésta precisamente no está escrita en hebreo, sino en caldeo (arameo), porque es un mensaje dirigido a los gentiles y a sus dioses por el Dios de Israel. Lo mismo ocurre con las porciones del libro de Daniel que están dirigidas a los gentiles: todas están en arameo, mientras que las que conciernen a Israel están todas en hebreo.

46

10:18

530 Metonimia del adjunto

10:18. Tanto este versículo como los vv. 9, 19, 20 están llenos de símbolos. V. también Is 2:4; Jer 46:19; Ez 39:9, 10; Am 5:16; Mt 24:20; Lc 22:36, 38; 2 Co 7:3.

47

11

749 Apóstrofe

11. Después de profetizar los males que habían de venir sobre las casas de Israel y de Judá, el profeta pasa a hablar de sí mismo en el v. 18: “Yahveh me lo hizo saber y lo conocí; entonces me hiciste ver sus obras.”

48

11:3

571 Sinécdoque de la parte

11:3, 4. “… Maldito el varón que no escuche las palabras de este pacto, el cual mandé a vuestros padres el día que los saqué de la tierra de Egipto”. Y en el v. 7: “el día que les hice subir de la tierra de Egipto”. Ahora bien, los mandamientos y la advertencia a que se hace aquí referencia están escritos en Dt. 27 y fueron dados unos cuarenta años después de la salida de Egipto. Está, pues, claro, que el hebreo beyom no se puede tomar literalmente, sino que “el día” se pone aquí, por sinécdoque, en lugar de todo el tiempo cubierto por los acontecimientos a los que se hace referencia (Jer 31:32; 34:13; Ez 20:5, 6).

49

11:5

675 Ironía

11:5. “¿Qué tiene mi amado (esto es, Judá) que hacer en mi casa?” Lo que sigue muestra qué se quiere dar a entender por medio de la antífrasis en el vocablo “amado”.

50

11:19

49 Elipsis

11:19. “Y no sabía que tramaban maquinaciones contra mí, diciendo…”

51

11:23

570 Sinécdoque de la parte

11:23. “… el año (en el tiempo) de su castigo”.

52

12:1

797 Sincóresis

12:1 “Justo eres tú, oh Yahveh, para que dispute contigo; sin embargo, alegaré mi causa ante ti. ¿Por qué es prosperado el camino de los impíos, y lo pasan bien todos los que se portan deslealmente?”

53

12:2

488 Metonimia del sujeto

12:2. “Los plantaste (a los impíos) y echaron raíces; crecieron y dieron frutos; cercano estás tú en sus bocas (es decir, en las palabras que dicen), pero lejos de sus riñones (es decir, en los sentimientos que albergan)” (Is 29:13

54

12:10

410 Antimeria de sustantivo

12:10. “… mi heredad de deseo”; es decir, mi heredad deseada, agradable.

55

12.17

522 Metonimia de adjunto

12:17. “… he entregado el amor de mi lama (es decir, lo que amaba mi alma) en manos de sus enemigos”.

56

13:9

559 Sinécdoque del todo

13:9. Dan 11:5.

57

13.17

281 Sinonimia

13:17. “Más si no oís esto, en secreto llorará mi alma a causa de vuestra soberbia; y llorando amargamente se desharán mis ojos en lágrimas, porque el rebaño de Yahveh fue hecho cautivo.” Puede notarse ase “in crescendo”, que adquieres toda su solemnidad cuando se compara este versículo con el llanto del Salvador sobre Jerusalén (Lc 19:41).

58

 

59

13:23

642 Proverbio

13:23. “¿Podrá mudar el etíope su piel, o el leopardo sus manchas?”

788 Erótesis o Interrogación

13:23. “¿Podrá mudar el etíope su piel, o el leopardo sus manchas? Así también, ¿podréis hacer el bien, estando habituados a hacer el mal?” V. paremia

60

14:1

599 Hipérbaton

14:1. El orden es textualmente el siguiente: “La que vino (lit. hubo) palabra de Yahveh a Jeremías con motivo (o: acerca) de la sequía.” Por medio del hipérbaton, se pone de relieve que este oráculo llegó de parte de Dios. 

61

14:5

428 Heterosis

14:5. Dice textualmente: “Que aun la cierva en el campo pario y abandonar”; es decir, y abandona la cría.

62

14:7

719 Prosopopeya

14:7. “Aunque nuestras iniquidades testifican contra nosotros.”

63

14:16

466 Metonimia de la causa

14:16. “… pues sobre ellos derramaré su maldad”; es decir, el castigo que se merece su maldad.  

64

15:7

569 Sinécdoque de la parte

15:7. “Y voy a aventarlos con aventador hasta las puertas (esto es, hasta las ciudades) de la tierra.”

737 Antropopatía

15:7. “Aventar” (Mt 3:12; Lc 3:17, referido a Cristo)

65

15:10

554 Sinécdoque de la especie

15:10. “… Nunca ha dado ni tomado en préstamo”. Se pone en lugar de toda clase de transacciones y contratos que pueden ocasionar contienda. 

66

15:16

248 Poliptoton

15:16. “Fueron halladas tus palabras y yo las comí; y tu palabra (lit.) fue para mí el gozo y la alegría de mi corazón.”. Con esta repetición en singular (según lo muestra el verbo) de la Palabra de Dios, tras hablar de las palabras de Dios en plural, se nos quiere hacer notar el contraste entre las numerosas “palabras” de Dios a nosotros, y a la “Palabra” de Dios como un todo (comp. con Jn 17:8, 14, 17).

67

16:7

31 Elipsis

16:7. “Ni partirán para ellos en el luto”. No se dice lo que los hombres partirán para los que están de luto, pero se suple la elipsis con el acusativo “pan” (comp. Ez 24:17; Os 9:4, etc.). Era costumbre que los amigos proveyeran para los enlutados la primera comida después del funeral. 

68

16:9

342 Pleonasmo

16:9. “… He aquí que yo haré cesar en este lugar, delante de vuestros ojos y en vuestros días, toda voz de gozo y toda voz de alegría, y toda voz de esposo y toda voz de esposa”. Esto no quiere decir que los esposos y las esposas se quedarán sin voz, sino que cesarán las bodas y se acabarán los matrimonios.

69

16:18

507 Metonimia del sujeto

16:18. “Pero primero pagaré al doble (con castigo completo) su iniquidad y su pecado.

70

17:3

599 Hipérbaton

17:3. Nótese aquí la fuerza del hipérbaton: “¡Oh, mi monte en el campo! Toda tu sustancia y todos tus tesoros al pillaje entregaré.” Al colocarlo al final de la frase, se da al verbo todo el énfasis.

71

17:4

560 Sinécdoque del todo

17:4. “… porque habéis encendido en mi furor un fuego que para siempre arderá”; es decir, hasta que todo haya sido consumido.

72

17:5-8

302 Correspondencia

17:5-8. La estructura de esta importante porción es como sigue:

A. 5. “Maldito el varón (hebr. géver = fuerte) que confía en un ser humano (hebr. adam) y pone carne por su brazo (es decir, busca apoyo en un mortal), y su corazón se aparta de Yahveh.

      B.  6. Será como la retama en el desierto y no verá cuándo viene el bien, sino que

      morará en las sequedades en el desierto, en tierra solitaria y deshabitada.   

A. 7. Bendito el varón (hebr, géver) que confía en Yahveh, y cuyo confianza es

Yahveh.

      B. 8. Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente

     echa sus raíces y no teme la venida del calor, sino que su follaje estará frondoso; y

     en el año de sequía no se inquietará no dejará de dar fruto.”

73

17:18

507 Metonimia del sujeto

17:18. “… quebrántalos con doble (es decir, completo) quebrantamiento”.

74

18:4

43 Elipsis

18:4  Este versículo es muy difícil de traducir y se han intentado varios modos de suplir las evidentes elipsis. El mejor, a favor del cual están los comentarios de los mejores rabinos, es: “¿Dejará alguien la nieve del Líbano por la roca del campo? ¿O serán abandonadas las aguas que fluyen frescas por aguas extrañas?”

75

18:15

72  Elipsis

18:15. “Porque mi pueblo me ha olvidado, incensando a lo que es vanidad (es decir, a los ídolos), y ha sido inducido a tropezar en sus caminos, de forma que abandonan las sendas antiguas (6:16), para ir por atajos, por camino no transitado”

76

18:18

461 Metonimia de la causa

18:18. “… Venid e hirámoslo con la lengua” (esto es, con tramas calumniosas).

77

19:1

44 Elipsis

19:1. “Ve y obtén una vasija de alfarero y toma de los ancianos del pueblo…)

78

20:5

512 Metonimia del adjunto

20:5. “Entregaré asimismo toda la fuerza (es decir, todas las riquezas) de esta ciudad.”

79

20:14

346 Pleonasmo

20:14. “Maldito el día en que nací; el día en que mi madre me dio a luz no sea bendito.”

80

21:13

349 Perífrasis o circunlocución

21:13. “… moradora del valle y de la roca de la llanura”. Con esta figura se describe aquí a Sión, a causa de su ubicación (Jos 15:8).

81

21:14

477 Metonimia de la causa

21:14; 22:7. Compárense estas lugares con Jer 52:13; 2 R 25:9; 2Cr 36:19, y se verá cómo se explican las figuras en los dos últimos lugares.

82

22:3

576 Endíadis

22:3. “… Haced juicio y justicia”; esto es, juicio justo. Lo mismo, en v. 15.

83

22:10

231 Mesarquía

22:10. “No lloréis al muerto (Josías)… llorad amargamente por el que se va (Salum, hijo de Josías)” (v. también el poliptoton) 

84

22:13

466 Metonimia de la causa

22:13. “… y no dándole su trabajo” (lit.; es decir, el salario).

85

22:21

443 Héterosis del número (sustantivos)

22:21. “Te he hablado en tus prosperidad (es decir, en tu gran prosperidad), mas dijiste: No piré” 

86

22:29

186 Duplicación

22:29. “¡Tierra, tierra, tierra!, oye palabra de Yahveh.” La triple reiteración muestra lo tremendo de la maldición que Yahveh lanza sobre la descendencia física de Conías (Jeconías o Joaquín).

752

87

23:2

403 Antimeria del verbo

23:2. Literalmente: “… a los pastoreadores que apacientan (o: alimentan) a mis pueblo”. Compárese con Gn 4:2, donde el término “pastor” se refiere más bien al cuidar de las ovejas que al alimentarlas.

88

23:6

479 Metonimia del efecto

23:6. “…Yahveh es nuestra justicia”; es decir, al autor de nuestra justicia: nuestro Justificador.

89

23:23

786 Erótesis o Interrogación

23:23. “Y cuando te pregunte este pueblo, o el profeta o el sacerdote, diciendo: ¿Cuál es la carga de Yahveh?, les dirás: ¿Qué carga? (lit.) Os voy a arrojar de mí, dice Yahveh.” Lo mismo, en los vv. 35, 37.

90

23:28

642 Proverbio

23:28. “¿Qué tiene que ver la paja con el trigo?

91

23:29

732 Antropopatía

23:29. Según la traducción más probable, este v. comienza así: “por tanto, he aquí que yo os olvidaré completamente y os abandonaré”. Esto lo dice a los falsos profetas, que se quejaban de la “carga de Yahveh”  (esto es, del mensaje de castigo).

92

24:5

469 Metonimia de la causa

24:5. “… Como a estos higos buenos, así conoceré (reconoceré y protegeré) a los deportados de Judá”.

93

25:9

560 Sinécdoque del todo

25:9. “… y los pondré por espanto y por rechifla y en desolaciones para siempre (lit.). Las versiones suelen traducir: “en desolación perpetua”, para suavizar algún tanto la expresión, ya que el período es definido precisamente en el v. 11 como de “setenta años”.

94

25:26

650 Polionimia

25:26. “… y el rey de Sesac (lit.) beberá después de ellos”. El tema es “la copa del vino del furor” de Dios (v.15), de la que cuatro clases de naciones van a beber al mismo tiempo:

1.      Jerusalén y las naciones de Judá (v.28);

2.      Egipto /v. 19);

3.      “toda mezcla de naciones” (vv. 20-22); y

4.      Otras naciones más lejanas (vv. 23-25).

  Después de todas ellas, “beberá el rey de Sesac”. Según la cábala, para velar en un enigma un nombre, como aquí ocurre con Sesac = Babilonia, la última letra del alfabeto hebreo se pone en lugar de la primera; la penúltima, es lugar de la segunda; y así sucesivamente. De esta forma, las tres consonantes de Sesac (sin, sin, kaph) sustituyen a las otras de Babel (beth, beht, lámed). V. también en paronomasia y anfibología.

95

26:2

500 Metonimia del sujeto

26:2. “… y habla a todas las ciudades (a todos los representantes de los habitantes) de Judá”

96

26:9

535 Sinécdoque del género

26:9. “… Y todo el pueblo se juntó contra Jeremías”; es decir, la mayor parte, como puede verse por los vv. 16 y ss. 

97

26:11

465 Metonimia de la causa

26:11. “… En justicia (es decir, pena) de muerte ha incurrido este hombre”. V. también Jn 3:19 (gr. krísis = juicio o veredicto).

98

28:5

519 Metonimia del adjunto

28:5, 10. En estos versículos, Hananías es llamado “profeta”, porque era considerado como tal (v. 1).

99

29:11

576 Endíadis

29:11. “… para daros un porvenir y una esperanzas”; es decir, para daros el porvenir próspero que os he prometido y en el que podéis poner vuestra esperanza segura.

733 Antropopatía

29:11. “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Yahveh; pensamientos de paz y no de desgracia, para daros un provenir y una esperanza.” V. también en metonimia del adjunto y en endíadis.

100

29:19

437 Heterosis de personas y número (verbos)

29:19. “por cuanto no han hecho caso de mis palabras… pero no quisisteis (es decir, no quisieron) escuchar, dice Yahveh”.

101

31:15

716 Prosopopeya

31:15. Raquel, aunque muerta hacía muchos siglos, es representada llorando. Lo mismo, en Mt 2:18.

102

31:20

726 Antropopatía

31:20. “… Por eso mis entrañas suspiran por él (Efraín); ciertamente tendré de él compasión, dice Yahveh”.

103

31:29

638 Proverbio

31:29. “En aquello días no dirán más: Los padres comieron las uvas agrias, y los dientes de los hijos tienen la dentera.” En efecto, esto es lo que dijeron en una ocasión (Ez 18:2, 3).

104

31:34

468 Metonimia de la causa

31:34. “… porque todos me conocerán”; esto es, creerán en mí con fe salvífica.

105

32:19

681 Oximoron

32:19. “Como un asno será enterrado”; es decir, quedará sin sepultura (2 Cr 36:3; Jer 36:30).

106

34:17

252 Antanaclasis

34:17. “Por tanto, así dice Yahveh: Vosotros no me habéis oído para promulgar cada uno libertad a su hermano…; he aquí que yo promulgo libertad, dice Yahveh, a la espada y a la pestilencia y al hambre…”. El pueblo había rehusado dar “libertad” a los oprimidos, como lo había mandado Dios (v.9). Por tanto,  Dios proclama otra clase de “libertad”: a la espada, a la pestilencia y al hambre, para que los destruyan.

107

36:27

576 Endíadis

36:27. “Entonces vino palabra de Yahveh a Jeremías, después que el rey había quemado el rollo y las palabras que Baruc había escrito en él”; es decir, el rollo que contenía las palabras de Yahveh.

108

 

 

109

38:23

480 Metonimia del efecto

38:23. Dice textualmente: “… y tú quemarás con fuego (es decir, serás la causa de que sea incendiada) esta ciudad”.

491 Metonimia del sujeto

38:23. “y tú quemarás con fuego esta ciudad” (lit.); esto es, será la causa de que esta ciudad sea incendiada, puesto que Sedequías no incendió personalmente la ciudad.

110

40:7

513 Metonimia del adjunto

40:7. “… y la pobreza (es decir, los pobres) d la tierra”.

111

44:26

338 Pleonasmo

44:26. “… He aquí, he jurado por mi gran nombre, dice Yahveh”; es decir, por mí mismo, por mi infinita majestad, por todo lo que mi nombre implica.

112

47:5

526 Metonimia del adjunto

47:5. “Calvicie vino sobre Gaza” (lit.); es decir, pesadumbre, de la que era signo el raparse la cabeza.

113

47:6

752 Apostrofe de cosas inanimadas          

47:6. “Oh espada de Yahveh, ¿hasta cuándo no reposarás?” (Ez 21:16).

114

48:8

500 Metonimia del sujeto

48:8. Aquí, “ciudad”, “valle” y “llanura” se ponen en lugar de los habitantes de la ciudad, del valle y del llano.

115

48:29

281 Sinonimia

48:29. Nótese la acumulación de sinónimos (seis), junto con las figuras paréntesis y polisíndeton. Todo ello, para exhibir el terrible orgullo de MOab, que había de ser castigado (Is 16:6).

116

49:23

500 Metonimia del sujeto

49:23 “Hamat”, está en lugar de sus habitantes; y lo mismo, Arfat (Damasco). Lo mismo, en el v. 24, “Damasco”.

117

50:5

49 Elipsis

50:5. “Preguntarán el camino de Sión, vueltos sus rostros hacia acá, diciendo…”

118

50:28

814 Genitivo de relación y objeto

50:28. “… de la venganza de su templo”; esto es, la venganza de Dios con relación a su templo, tomando venganza de los que lo había destruido.

119

50:35-37

189 Anáfora

50:35-37. “Espada…Espada…espada…Espada…” Así se pone de relieve la mortandad durante la destrucción de Babilonia.

120

51:9

354 Hipérbole o exageración

51:9. Con las últimas frases de este versículo, semejantes a las de Ap 18:5, se expresa la magnitud del pecado de Babilonia y el juicio que va a hacerse sobre ella.

121

51:19

25 Elipsis

51:19. Porque él (es) Formador de todo, y la tribu (lit. cetro) de su herencia.” La elipsis queda suplida cumplidamente, si se atiende a 10:16, con lo que el presente texto debe leerse así: “Porque él es el Formador de todo, e Israel es la tribu de su herencia.”

122

51:20-23

189 Anáfora

51:20-23. En estos cuatro vv. se repite diez veces la frase “por medio de ti”, para ampliar así la afirmación hecha, con respecto a Israel, al comienzo del v. 20: “Martillo me sois, y armas de guerra”.

123

51:31

35 Elipsis

51:31. “… para anunciar al rey de Babilonia que su ciudad es tomada por todas partes”. El hebreo dice solamente: “es tomada desde (el) extremo”, como en 50:26 “Venid contra ella desde e extremo”. La elipsis debe suplirse añadiendo el adjetivo “cada”, del modo siguiente: “… es tomada desde cada extremo”. La profecía se cumplió con toda exactitud Herodoto dice que “los babilonios… se salvaron de la batalla encerrándose en sus fortalezas”,  lo que concuerda con Jer 51:30: “Los valientes de Babilonia dejaron de pelear, se encerraron en sus fortalezas.” Herodoto describe con todo detalle que los ejércitos de Ciro, después de desviar el curso del Éufrates, entraron en la ciudad por el álveo del río en cada extremo; así que los babilonios que estaban luchando en los extremos de la ciudad fueron exterminados de una vez, mientras los del interior de la ciudad banqueteaban en completa ignorancia de los que estaba ocurriendo (Dan 5:3-4, 23, 30). Con la correcta suplencia de la elipsis, se establece y confirma el exacto cumplimiento de la profecía, siendo una prueba más de la maravillosa exactitud de la Palabra de Dios.

124

51:39

410 Antimeria del sustantivo

51:39, 57. “Dormirán sueño de eternidad” (lit.); es decir, sueño eterno.

125

51:48

716 Prosopopeya

51:48. “Los cielos y la tierra y todo lo que hay en ellos cantarán de gozo sobre Babilonia”;  es decir, sobre la grande y definitiva caída de Babilonia.

126

51:53

354 Hipérbole o exageración

51:53. “Aunque suba Babilonia hasta el cielo”; es decir, por mucho que se encumbre a sí misma.

127

51:54

342 Pleonasmo

51:54. “Se oye la voz de un grito…” (lit.); es decir, se oye un gran clamor. Véase también Sofonías 1:10.