Figuras de Dicción en Josué




No

Referencias

Figuras de Dicción

1

2:1

821 Homeoteleuton

2:1. “Y ellos fueron y entraron (en Jericó, y entraron) en casa de una ramera que se llamaba Rahab.” Lo incluido en el paréntesis falta en el actual texto hebreo (y, por tanto, en nuestras versiones).

2

2:6

450 Hipálage

2:6. “... y los había escondido en los linos del manojo”; es decir, entre los manojos de lino.

3

3:3

114 Elipsis

3:3. “Cuando veáis el arca del pacto de Yahweh vuestro Dios, y a los levitas sacerdotes que llevan yendo delante, vosotros saldréis de vuestro lugar y marcharéis en pos de ella.” Aquí la elipsis se suple atendiendo al “en por de ella”.

4

3:17

340 Pleonasmo

3:17; 2 R 4:13; Sal 22:14. “En medio del Jordán”; “en medio de mi pueblo”; “en medio de mis entrañas” (v. también Sal 40:8, 10).

5

7:7

770 Ecfónesis o Exclamación

7:7. “Y Josué dijo: ¡Ah, Señor Yahweh ! ¿Por qué hiciste pasar a este pueblo el Jordán…?

6

7:11

198 Polisíndeton

7:11. Yahweh muestra a Josué (y a nosotros) la magnitud del pecado de Acán poniendo de relieve los actos que integraban dicho pecado. El texto dice literalmente: “israel ha pecado;

y también han quebrantado mi pacto que yo les mandé;

y también han tomado del anatema,

y también han hurtado,

y también han mentido,

y también lo han guardado entre sus enseres.”


 Cinco veces se repite aquí el mismo vocablo hebreo vegam = y también.

7

7:24

198 Polisíndeton

7:24. “Aquí, para mostrar la tremenda solemnidad del juicio pronunciado y ejecutado en Acán, así como la magnitud de su pecado, se repite doce veces la conjunción “y”; once de ellas, junto con la preposición de acusativo “a” (hebr. ve´eth).

8

8:29

76 Elipsis

8:29: “... mandó Josué que quitasen … y levantasen sobre él gran montón de piedras, que permanece hasta hoy” (lo mismo ocurre en 10:21).

9

9:22

301 Correspondencia

9:22-25 Estructura:


A. 22. Pregunta de Josué: “Y llamándose Josué…”

     B.  23. Sentencia de Josué: “Ahora, pues (hebr. ve´attah).

A. 24. Respuesta de los gabaonitas: “Y ellos respondieron…”

     B. 25. Se someten a la sentencia de Josué: “Ahora, pues (ve´attach).”

10

9:27

821 Homeoteleuton

9:27. “Y Josué los destinó aquel día a ser leñadores y aguadores para la congregación y para el altar de Yahweh (y los habitantes de Gabaón se hicieron leñadores y aguadores para el altar de Yahweh)”, etc. La porción ha sido preservada en la versión de los LXX.

11

10:12

821 Homeoteleuton

10:12. “Entonces Josué habló a Yahweh el día que Yahweh le entregó al amorreo delante de los hijos de Israel (cuando los destruyeron en Gabaón, y fueron destruidos delante de los hijos de Israel), y dijo en presencia de los israelitas.” También esta porción ha sida preservada en los LXX.

12

13:6

495 Metonimia del sujeto

13:6. “todos los que habitan en las montañas…” (v. Jue 7:24).

13

13:33

503 Metonimia del sujeto

13:33. “Mas a la tribu de Leví no dio Moisés heredad; Yahweh Dios de Israel es la heredad de ellos”; es decir, el servicio del santuario, que consistía principalmente en el ofrecimiento de sacrificios. La aclaración precisa se halla en el v. 14. Por aquí vemos que el nombre de Yahweh se pone en lugar de los sacrificios que le ofrecían y que él aceptaba; en otras palabras, el sacerdocio de Israel, como aparece en Nm 18:8, 20; Dt 10:9; 18:1-3; Jos 18:7; Ez 44:28.   

14

15:19

513 Metonimia del adjunto

15:19. “... dame también fuentes de aguas”; es decir, tierras que tengan fuentes de agua.

15

24:19

108 Elipsis

24:19. Aquí es preciso suplir, de los vv. 14-16, lo suficiente para completar el sentido (así como los vv. 20 y 23), de la forma siguiente: “Entonces Josué dijo al pueblo: No podréis servir a Yahweh, a no ser que quitéis los ídolos de entre vosotros, porque él es Dios santo y Dios celoso.”

16

24:17

123 Falsas Elipsis

24:17. “porque Yahweh nuestro Dios es el que nos sacó a nosotros y a nuestros padres de la tierra de Egipto.” Aquí no hay elipsis; sobran, por tanto, las palabras subrayadas. En cambio, hay otra figura llamada técnicamente homeoteleuton (véase en su lugar), en virtud de la cual, el escritor sagrado, con la vista fija en el pronombre hebreo hu = él omitió añadir “es Dios”, pero la frase ha sido preservada íntegra en la versión de los LXX. Debe, pues, leerse así: “porque Yahweh nuestro Dios,  él es Dios, él nos sacó…”

17

24:27

714 Prosopopeya

24:27. “... esta piedra nos servirá de testigo, porque ella ha oído todas las palabras que Yahweh nos ha hablado”.