Figuras de Dicción en Lucas


No

Referencia

Figura de Dicción

1

1:2

694 Idiotismo

1:2. “… fueron testigos oculares y ministros (o, servidores) de la Palabra”. Probablemente, se refiere a la Palabra Viva, el Señor Jesucristo.

2

1:16

668 Gnome o Cita

1:16-17 está tomando de Mal 4:5-6 y 31.

3

  

4

 

5

  

6

1:17

116 Elipsis

1:17. Suplida la elipsis, dice: “para hacer volver los corazones de los padres a los hijos, y los corazones de los desobedientes a la sensatez de los justos.”

411 Antimeria del sustantivo

1:17. “… con el espíritu y el poder de Elías”; es decir, semejantes a los de Elías

457 Metonimia de la causa

1:17. “y él mismo irá delante, en su presencia, con el espíritu y el poder de Elías”; es decir, con el mismo maravilloso poder espiritual de Elías (v. también en endíadis)

577 Endíadis

1:17. “… con el espíritu y el poder de Elías”; es decir, con el espíritu poderoso de Elías.

7

1:30

550 Sinécdoque de la especia

1:30. “… Deja de temer, María, porque has hallado (es decir, has obtenido) gracia ante Dios”.

8

1:32

203 Polisíndeton

1:31-32. Aquí es presentado el nacimiento del Señor Jesús como en Is 9:6-7,  pasando por alto sus padecimientos y el rechazo que recibió de los suyos en su Primera Venida, mientras que se ponen de relieve todos los detalles de Su gloria, los cuales, a pesar de la conexión que guardaban con Su nacimiento, no habían de seguirse de inmediato. Siete veces se repite la conjunción “y” en Lc 1:31-32. Nótese que, mientras Mt 1:21-23 hace referencia a Is 7, conectando así al Rey con los sufrimientos, es Lc 1:31-32 donde se hace referencia a Isaías 9, conectando así al Hombre con la gloria que se le ha de seguir.

9

1:35

504 Metonimia del sujeto

1:35. “… y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra”; el propio Dios (el Espíritu Santo, si se atiende al paralelismo con la primera parte del versículo) manifestará en ti SU poder infinito. Comparece el “cubrir” de Lc 1:35 con Gn 1:2.

10

 

11

1:37

587 Catacresis

1:37. “Porque ninguna palabra (lit.) será imposible para Dios.” El griego “rhéma”, se usa aquí en lugar de “cosa”, del hebreo davar, que tiene ambos sentidos. 

699 Idiotismo

1:37. “Porque toda cosa no será imposible con Dios”; esto es, porque ninguna cosa será imposible para Dios. Lo mismo, en Mt 24:22; Mr 13:20; Jn 3:15, 16; 6:39; 12:46; Ro 3:20; 1Co 1:29: Gá 2:16; 1Jn 2:21; Ap 18:22.

12

1:46

292 Paralelismo

1:46-47. “Engrande mi alma al Señor, y mi espíritu ha saltado de gozo en Dios mi Salvador.”

13

1:47

433 Heterosis

1:47. “Y mi espíritu saltó de gozo (es decir, salta de gozo) en Dios mi Salvador.”

14

1:48

419 Antiptosis

1:48. “… la pequeñez de su esclava”; es decir, de su esclava empequeñecida, refiriéndose probablemente a la humillación a la que se hallaba sometida. Si incluso José pudo sospechar de ella, por muy triste que le resultara,  ¿qué diría la gente?

15

1:55

421 Antiptosis

1:55. “Tal como les habló a nuestros padres, a Abraham y a su descendencia (lit. semilla) para siempre.”  En el original,  “padres” está en acusativo, para indicar que es una expresión genérica; en cambio, “Abraham y su descendencia” están en dativo, porque se trata de algo más personal. 

16

1:64

135 Zeugma

1:64. “Y al instante le fue abierta la boca y la lengua.” La lengua no se le “abrió”, sino que se le “soltó”, pero el escritor sagrado omite el segundo verbo, a fin de centrar la atención, no en el abrir o soltar, sino en el milagro, ya predicho, que permitió a Zacarías alabar a Dios con su boca y su lengua, después de tantos meses de forzado silencio.

17

1:69

809 Genitivo

1:69. “… cuerpo de salvación (lit.)” es decir, poder que produce salvación. El vocablo “cuerpo” se usa, por metonimia, en lugar de Cristo, fuerte y cpaz de alcanzar y traernos salvación.

18

 

 

1:71

340 Pleonasmo

1:71. “Y de las manos de todos los que nos odian”; es decir, del poder de los enemigos que nos aborrecen y hacen que les sirvamos (Hch 5:12, 7:25, 35) 

19

 

20 

 

21

1:78

726 Antropopatía

1:78. “Por medio de las entrañas de misericordia de nuestro Dios.”

511 Metonimia del adjunto

1:78. Dice textualmente, según los MSS más fiables: “… Con las cuales nos visitará un amanecer desde lo alto”; es decir, la estrella matutina, esto es, Juan el Bautista, como Precursor del “Sol de justicia”, que es Jesucristo (Is 9:2; 60:1, 2; Mal 4:2).

588 Catacresis

1:78; 2Co 6:12; 7:15; Fil 1:8; Col 3:12. El griego “splánjna” = entrañas, se usa por “misericordia” o, mejor, “compasión”, como el hebreo “rajamim” que significa ambas cosas.  Gn 43:30; Sal 51:1; Pr 12:10.

22

1:80

457 Metonimia de la causa

1:80. “Y el niño crecía y se fortalecía en espíritu”; es decir, en las especiales manifestaciones del Espíritu. Lo mismo, en 2:40.

23

2:1

558 Sinécdoque del todo

2:1. “… para que se hiciera un censo de toda la tierra habitada”; es decir, de todo el imperio romano.

24

2:5

424 Heterosis

2:5. “para inscribirse”; es decir, para ser inscrito.

25

2:11

350 Perífrasis o Circunlocución

2:11. “En la ciudad de David”; es decir, en Belén.

26

2:14

613 Antítesis

2:14. “¡Gloria a Dios en lo más alto; y sobre la tierra, paz!”. V. también en elipsis.

27

2:21

66 Elipsis

2:21. “Y cuando se cumplieron ocho días para circuncidarle, lo circuncidaron, y fue llamado su nombre Jesús” (lit.). El original, con la repetición de la conjunción copulativa, muestra a las claras que hay una elipsis, lo cual se debe al objetivo de poner de relieve la importancia del nombre, sin necesidad de repetir el verbo, pues resulta superfluo. 

28

2:30

479 Metonimia del efecto

2:30. “Porque han visto mis ojos tu salvación”; es decir, al Salvador. Lo mismo en Isaías 49:6 y Lucas 3:6.

29

2:46

559 Sinécdoque del todo

2:46. La expresión “para siempre” (heb. le´olam), por una porción de tiempo.

30

2:48

519 Metonimia del adjunto

2:48. “… He aquí que tu padre (esto es, el que era considerado como tal – comp. con 3:23: “… según se suponía”-) y yo te buscábamos angustiados”.

31

2:49

811 Genitivo de posesión

2:49. “… en los asuntos de mí Padre”; es decir, la voluntad del Padre, que Cristo había venido a cumplir; ésta era la obra que vino a llevar a cabo, y es muy de notar que las primeras palabras de Cristo que registran los Evangelios sean esas de Lc 2:49, y las últimas: “Está consumado” (Jn 19:30): había llevado totalmente a cabo dicha obra (Jn 17:4). Así aprendemos que la voluntad de Dios Padre fue la fuente de nuestra salvación, la obra de Cristo el canal por el que fluyó la salvación, y el testimonio y poder del Espíritu Santo fue la fuerza que nos aplicó la salvación (He 10:7, 12, 15).

32

3:6

539 Sinécdoque del género

3:6. “Y verá toda (todo el pueblo) la salvación de Dios”.

33

3:11

555 Sinécdoque de la especia

3:11. Una clase de vestidura se pone aquí en lugar de todas

34

3:19

760 Prolepsis o Anticipación

3:19-20. Se menciona aquí proféticamente el encarcelamiento de Juan el Bautista. Compárese con Mt 11:2.

35

 

36

4:18

657 Gnome o Cita

4:18, 21. Cita de Is 61:1-2. Se conserva el sentido original, a pesar de que las palabras difieren del texto hebreo y del de los LXX.

660  Gnome o Cita

4:18. Citado de Is 6:1-2, conforme a los LXX. Ya hemos aludido a este lugar en cuanto a la preservación del sentido original, pero lo repetimos porque varían las palabras: “El Espíritu del Señor está sobre mí, por lo cual me ungió para evangelizar (lit.) a los pobres. Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a proclamar liberación a los cautivos, y recuperación de la vista a los ciegos.” Hasta aquí tenemos las palabras de los LXX. La última frase “y recuperación de la vista a los ciegos” no está en el texto hebreo, mientras que la última frase del texto hebreo no está en los LXX. Pero las dos palabras, en el hebreo, contienen ambos sentidos. Paqaj significa simplemente “abrir”; se aplica una vez a los oídos (Is 42:20) y, con mucha frecuencia. A los ojos (2R 4:35; 6:17, 20; 19:16; Job 27:19; Pr 20:13; Is 42:7; Jer 32:19; Dan 9:18). Así, pues, la primera palabra significa “abrir los ojos a alguien”; la otra palabra significa “prisión”. Así que, en la lectura el sentido de la primera palabra es extendido y senos da en las palabras de Is 42:7, mientras que el de la segunda palabra es extendido y nos es dado en las palabras de Is 58:6, de forma que juntando las dos palabras nos dan el sentido de que los ojos de los cautivos serían abiertos al ser liberados de las tinieblas de la prisión. La explicación está en el hecho de que los párpados eran llamados “las puertas” de los ojos (hebr. Apha apayim), como puede verse en Job 16:16; Sal 132:4; Pr 6:4. De ahí que el término “abrir” se aplica igualmente a los ojos y a las puertas de la cárcel.

37

4:23

638  Proverbio

4:23. “Seguramente me citaréis este refrán: Médico, cúrate a ti mismo.” En efecto, este proverbio se halla en el Talmud (Beresh. Rab. Sect. 23, y en Tanchuma, fol. 4, 2).

38

4:38

78 Elipsis relativas

4:38. El original dice textualmente: “Y levantándose de la sinagoga, entró en la casa de Simón.” Se sobreentiende: “se marchó” (“Y levantándose, se marchó de la sinagoga y entró en la casa de Simón”), pero la elipsis tiene por objeto dirigir la atención al hecho más importante, a saber, levantarse rápidamente para impedir así cualquier comentario sobre el milagro que acababa de realizar, más bien que el mero hecho de salir de la sinagoga.

39

5:9

419 Antiptosis

5:9. “… ante la captura de los peces”; es decir, ante los peces capturados.

40

5:14

619 Anacoluto

5:14. “Y le encargó que no se lo dijera a nadie, sino anda, etc.”

41

6:48

581 Endíadis

6:48. “Es semejante a un hombre que, al construir una casa, excavó y ahondó…”; es decir, excavó profundamente.

42

7:11-18

204 Polisíndeton

7:11-18. Esta porción no apunta a ningún clímax en particular, pero en ella aparece la conjunción “y” veinte veces, a fin de traer nuestra atención a cada una de las circunstancias, para que veamos por qué es mencionada, y cuál es la lección que cada una nos enseña. Es precisamente el informe que del milagro llevaron los discípulos de Juan a su maestro (v.18) lo que motivó la embajada que éste envió a Jesús para preguntarle si era Él “el que había de venir”. Véase también, Mr 3:1-6, el milagro del hombre de la mano seca.

43

7:21

402 Antimeria del verbo.

7:21. “… y otorgó la vista (lit. el ver) a muchos ciegos”.

44

7:29

491 Metonimia del sujeto

7:29. “Y todo el pueblo que le escuchó y los cobradores de impuestos justificaron a Dios (lit.), siendo bautizados con el bautismo de Juan”; es decir, reconocieron que Dios es justo y se humillaron confesando sus pecados y siendo bautizados por Juan. Lo mismo, en v. 35 y 10:29; 16:15, etc.  

45

7:38

204 Polisíndeton

7:38. También aquí se describen mediante un polisíndeton quíntuple las muestras de devoción defectuosa se esta mujer hacia Jesús.

46

7:43

62 Elipsis

7:43. Aquí hay una elipsis muy corriente en todos los idiomas: “Respondiendo Simón, dijo (lit.): Supongo que (aquel) a quien perdonó más, le amará más.” La elipsis se aclara con sólo atender a la pregunta de Jesús.

47

 

 

48

7:44

163 Indicación

7:44. “… no me diste agua para los pies; pero ésta ha regado mis pies con sus lágrimas, y los ha enjugado con sus cabellos”. La conclusión aquí implica es: “Por consiguiente, ¡cuánto es su amor que el tuyo!” (lo mismo digamos de los vv. 45 y 46).

615 Enantiosis

7:44-46. La diferencia entre la sincera realidad y la ficticia formalidad se echa de ver en esta serie de contrastes.

49

9:3

429 Heterosis

9:3. “… ni tener (lit.) dos túnicas”; es decir, ni llevéis dos túnicas.

50

9:13

64 Elipsis

9:13. En este versículo es evidente que falta una cláusula que ha de suplirse del modo siguiente: “Él les dijo: Dadles vosotros de comer. Y dijeron ellos: NO tenemos más que cinco panes y dos peces; así que no podemos darles de comer, a no ser que vayamos nosotros a comprar alimentos para toda esta multitud”.

51

9:36

550 Sinécdoque de la especie

9:36. “Y cuando cesó la voz, Jesús fue hallado (estaba allí) solo.”

52

9:52

31 Elipsis

9:52. “Y envió mensajes delante de él, y fueron y entraron en una aldea de los samaritanos para prepararle.” No se dice lo que iban a prepararle, pero se adivina que iban a prepararle una posterior acogida favorable.

53

9:55

773 Epitímesis o Reprimenda

9:55. “Entonces, volviéndose él, los reprendió, diciendo: Vosotros no sabéis de que espíritu sois”, etc. 

54

10:4

358 Hipérbole o exageración

10:4. “… y a nadie saludéis por el camino”. El Señor se refiere a los saludos y cumplidos ceremoniosos y prolijos que eran frecuentes entre los orientales (y todavía lo son, incluso entre los occidentales). 

55

10:19

473 Metonimia de la causa

10:19. “… y nado os dañará”; es decir, no os producirá ningún perjuicio.

56

 

57

10:21

693 Idiotismo

10:21. “… Jesús se regocijó en el espíritu” (lectura probable, de acuerdo con bastantes MSS); es decir, se regocijó muchísimo

768 Peanismo

10:21. “”En aquella misma hora Jesús se regocijó en el espíritu y dijo: Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque ocultaste estas cosas a sabios y entendidos y las has revelado a niños.” V. en catacresis. 

58

10:27

204 Polisíndeton

10:27. Tenemos aquí una quíntuple descripción de las exigencias del amor que es “el cumplimiento de la Ley”. Se dice a veces que Dios no puede mandar imposibles. La verdad es que la Ley fue dada, con el énfasis que el primer mandamiento señala en cuanto a la perfección exigida, a fin de sacar a plena luz nuestra natural impotencia para cumplirla, para que así nos apoyemos con gratitud en la omnipotencia de Dios, que ha provisto para nosotros un Salvador tan perfecto.  

59

10:28

427 Heterosis

10:28. “… haz esto, y vivirás”; esto es: “si haces esto, vivirás”.  Casos parecidos se dan, cuando el imperativo equivale a una concesión permisiva.

60

10:29

404 Antimeria del verbo

10:29. “… ¿Y quién está cerca de mí? (lit.); es decir, ¿quién es mi prójimo?

61

11:14

479 Metonimia del efecto

11:14. Estaba Jesús echando fuera un demonio que era mudo”; es decir, que producía la mudez (Mt 9:32, 33; Mr 9:17, 25).

62

11:19

796 Anacenosis

11:19. “Pues si yo echo fuera los demonios por Beelzebú, ¿por quién los echan vuestros hijos fuera? Por tanto, ellos serán vuestros jueces.”

63

11:20

698 Idiotismo

11:20. “Mas si con el dedo de Dios.”

64

11:42

537 Sinécdoque del género

11:42. “… y de toda hortaliza”; es decir, de todas aquellas cuyo diezmo se pagaba.

65

11:43

471 Metonimia de la causa

11:43. “… que amáis (por eso, los ocupáis) los primeros asientes en los sinagogas”.

66

11:51

540 Sinécdoque del género

11:51. “Desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías, que pereció entre el altar y la casa” (lit.); es decir, el templo.

67

11:52

527 Metonimia del adjunto

11:52. “… porque habéis quitado la llave del conocimiento”; es decir, el derecho y los medios para llegar al conocimiento de la palabra de Dios.

68

12:5

219 Epanadiplosis

12:5. “… Temed a aquel que después de haber quitado la vida, tiene autoridad para echar en el infierno; sí, os digo, a éste temed”.

69

12:45

204 Polisíndeton

12:45, 46. Se describe aquí, por medio de un cuádruple “y”, el pecado del mal siervo, que dijo: “Mi señor tarda en venir.” Igualmente se describe en cuatro miembros, unidos por tres “y”, el castigo que tal siervo ha de llevar. ¡Cuán terrible y solemne es el hecho de que precisamente los que se desentienden de la Segunda Venida del Señor, se ocupen en “golpear” a sus consiervos!

70

13:3

288 Amebeon

13:3, 5. Jesús repite la solemne advertencia: “No; entes bien, si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.”

71

 


72

13:9

72 Elipsis relativas   

13:9. “Y si da fruto, bien; y si no, la cortarás después.” El verbo omitido en la primera frase se ha de suplir con el contrario del que aparece en la segunda frase: “Y si da fruto, la dejarás estar; y si no, la cortarás después.”

149 Aposiopesis

13:9. Este versículo ha sido ya analizado dentro del estudio de las elipsis, pero contiene también la figura retórica aposiopesis: “Y si da fruto…” Nuestras Biblias suple la elipsis con el adverbio “bien”, pero el original queda colgado en silencio brusco, como si el viñador quisiera decir: “No me atrevo a prometer lo que haré por ella; no sólo no la cortaré, sino que la cuidaré lo mejor posible.”

73

13:11

479 Metonimia del efecto

13:11. “y había allí una mujer que desde hacía dieciocho años tenía un espíritu de enfermedad” (lit.; es decir, un espíritu maligno que le producía la enfermedad). Lucas añade que “andaba encorvada y en ninguna manera se podía enderezar”. La expresión griega “eis to pantelés” detrás del adverbio fuertemente negativo “me”, denota la imposibilidad total, causada por la enfermedad. De ahí, la sublime metáfora de Jesús al decir que “Satanás la tuvo atada durante dieciocho años” (v.16). La expresión griega citada ocurre solamente aquí y en He 7:25, donde la traducción más ajustada es: “completamente”. La figura, pues, no es aquí enálage (“un espíritu enfermo”), sino metonimia.

74

 

75

13:32

774 Epitímesis o Reprimenda

13:32. “Id y decirle a ese zorro”, etc. Éste fue un mensaje lleno de franqueza, y sin pizca de miedo, a Herodes.

434 Heterosis de los tiempos

13:32. “… y al tercer día termino (es decir, terminaré) mi obra”.

76

 

77

13:33

51 Elipsis

13:33. “Sin embargo, es necesario que hoy, y mañana y al día siguiente prosiga mi camino” (lit.).

677 Ironía

13:33. “Sin embargo, es necesario que hoy y mañana y pasado mañana siga mi camino; porque no es posible que un profeta muera fuera a Jerusalén.” Nótese que es un mensaje del Señor a Herodes, a quien llama, por hipocatástasis, “ese zorro”, y las últimas palabras son irónicas, como está claro por la solemne exclamación del versículo siguiente. El sentido de toda la porción parece ser éste: “Estamos aún a tres días de camino de Jerusalén; allá debo ir para morir, ya que Jerusalén se ha convertido en el lugar natural para matar a los profetas. Así que no tenéis que amenazarme de muerte por parte de Herodes. No es dentro de su jurisdicción (23:7) donde debo morir.”

78

14:5

780 Erótesis o Interrogación

14:5. “… ¿Quién de vosotros, si su asno o su buey cae en algún pozo, no lo sacará inmediatamente, aunque sea en sábado?” (ninguno)

79

14:18

36 Elipsis

14:18. El original dice literalmente: “Y comenzaron de una todos a excusarse.” Ha de suplirse “mente” o “negativa”. Esto es: Todos comenzaron a declinar igualmente la invitación.

80

14:26

355 Hipérbole o exageración

14:26. “Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, etc.”; es decir, si no los estima no obedece menos que a mí. En este sentido se usa el verbo “aborrecer” en lugares como Gn 29:31; Ro 9:13. Otras palabras usadas hiperbólicamente en la Biblia son:

·         “Enojo”, por desagrado, como en Dt 3:26.

·         “Salvar”, por preservar, como en Job 2:6 (lit.)

·         “Perder la vida”, por estimarla como cosa secundaria, como en Mt 10:39; 16:25; Mr 8:35; Lc 9:24; 17:33, a la luz de Ap 12:11.

·         “Corromper”, por perjudicar, como en Rut 4:6.

·         “Robar” (depojar), por recibir salario, como en 2Co 11:8.

81

15:2

679 Ironía humana

15:2. “Éste recibe a los pecadores y come con ellos”. También esto está dicho con ironía, pero expresa la misma bendita verdad del pasaje anteriormente citado (Mt 11:19).

82

15:8

501 Metonimia del sujeto

15:8. “… Padre, he pecado contra el cielo (e.d., contra Dios) y contra ti”.

83

15:16

433 Heterosis de los tiempos

15:16. “Y deseaba haber llenado (es decir, llenar) su vientre.”

84

15:20

204 Polisíndeton

15:20, 22-23. Con todo detalle se describe aquí, en cinco frases (v.20), la plenitud de la gracia divina al recibir al pecador arrepentido. Parece como si todo el Ser bondadoso del Padre se volcase sobre el pecador perdido: “Cuando aún estaba lejos; “lo vio su padre (ojos) y fue movido a compasión (corazón), y corrió (pies), y se echó a su cuello (brazos), y le besó efusivamente (labios).

   En los vv. 22-23, hallamos siete veces la conjunción “y”; aquí expresa en ocho miembros la fiesta que el padre hizo a su hijo pródigo, con lo que se muestra cuán completas y definitivas son las bendiciones impartidas al pecador arrepentido y aceptado.  

85

15:21

150 Aposiopesis

15:21. “Padre, he pecado contra el cielo y ante ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo…” Parece como si la pesadumbre le impida terminar lo que había pensado decir (v.9). Aunque es más probable que fuese su padre quien no le dejó terminar, sino que se anticipó con su tierna acogida y su bendición septenaria.

86

16:3

772 Aporía o Perplejidad

16:3. “Entonces el mayordomo dijo para sí: ¿Qué haré? Porque mi amo me quita la mayordomía. Para cavar, no tengo fuerzas; mendigar, me da vergüenza.”

87

 

 

88

16:8

411 Antimeria de sustantivo

16:8. “Y alabó el amo al mayordomo de injusticia”; es decir, al mayordomo injusto. Lo mismo, en Lc 18:6: “juez de injusticia”

515 Metonimia del adjunto

16:8. “… los hijos de este siglo”; es decir, los que viven para las cosas de este mundo.

89

16:11

599 Hipérbaton

16:11. El hipérbaton griego muestra dónde está el énfasis aquí: “… ¿lo verdadero, quién os (lo) confiará?

90

16:15

525 Metonimia del adjunto

16:15. “… porque lo que los hombres tienen por muy estimable, delante de Dios es abominación”; es decir, una cosa que Dios abomina.

91

16:17

587 Catacresis

16:17. “Pero más fácil es que pasen el cielo y la tierra, que caiga (lit.) una tilde de la ley.” El verbo griego píptein = caer, se usa aquí en lugar de “dejar de cumplirse” o “faltar” (v. Ro 9:6; 1S 3:19), pues el hebreo naphal tiene ambos significados (v. Jos 23:14; Est. 6:10). Pero, además, el griego keraía = tilde, significa literalmente “cuernito”. En hebreo, el nombre más corriente con esa significación es ta agim = coronitas. La Masorah explica que esas “coronitas” o “cuernitos” son los pequeños calientes que distinguen, en hebreo, unas letras de otras muy parecidas: por ejemplos, Daleth y Resh; Beth y Kaph; etc. Así que el sentido de dicho versículo es que resulta más fácil que el cielo y la tierra desaparezca, antes de que lo más diminuto de una de las letras de la palabra de Dios deje de cumplirse.

92

16:29

459 Metonimia de la causa

16:29. “…A Moisés y a los profetas tienen”; es decir, los escritos de Moisés y de los profetas. V. también Lc 24:27; Hch 15:21; 21:21; 2Co 3:15.  

93

 

  

94

17:9

154  Litote

17:9. “¿Acaso le da las gracias al siervo porque hizo lo que se le había mandado? Pienso que no.” Como diciendo: “Estoy  seguro de que no le dará las gracias.”. La concisión de la frase da a entender que ni siquiera merece detenerse en dar razones. 

390 Parémbole

17:9. La pregunta y respuesta contenida en este v. forman un todo independiente, en medio de la argumentación.

95

17:22

517 Metonimia del adjunto

17:22, 26, “… los días del Hijo del Hombre”; es decir, cuando Jesucristo venga otra vez, para asumir el gobierno universal del mundo y ejecutar los juicios necesarios para asegurar su dominio

96

17:27

140 Asíndeton

17:27-30. Véase cómo se nos apresura a contemplar el fatal desenlace:

·         Comían,

·         bebían,

·         se casaban (ellos),

·         se daban en casamiento (ellas),

·         hasta el día en que entró Noé en el arca,

·         y vino el diluvio y los destruyó a todos.

·         Asimismo como sucedió en los días de Lot:

·         Comían,

·         bebían,

·         compraban,

·         plantaban,

·         edificaban;

·         mas el día en que Lot salió de Sodoma

·         llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos.

·         Lo mismo será el día en que el Hijo del Hombre sea manifestado” (lit. revelado).

97

18:1

538 Sinécdoque del género

18:1. “También les refería Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre y no desmayar”; es decir, de orar en toda oportunidad, de estar siempre con espíritu de oración (1Ts 5:17).

98

18:5

355 Hipérbole o exageración

18:5. “,, no sea que viniendo de continuo, me fastidie (lit. me golpee)”. Este se aplica literalmente a los hombres, pero es una hipérbole si se aplica a Dios (v. en antropopatía)

99

18:12

572 Sinécdoque de la parte

18:12. “Ayuno dos veces en sábado” (lit.); es decir, en la semana.

100

 

 

 

 

 

101

18:14

78 Elipsis relativas

18:14. “Os digo que éste descendió a su casa justificado más bien que aquél.” La preposición griega para con acusativo tiene aquí exactamente el mismo sentido que la hebrea min, partícula exclusiva, no meramente comparativa, como puede verse por los siguiente ejemplos: Sal 118:8-9: “Mejor es confiar En Yahweh que (es decir: y no) confiar en el nombre. Mejor es confiar Yahweh que (y no) confiar en principal.” Jon 4:3: “… porque mejor es mi muerte que (y no) mi vida” (lo mismo al final del v. 8). He 11:25: “Escogiendo ser maltratado con el pueble de Dios más que (y no) gozar de los deleites temporales del pecado.” También puede aplicarse a Gá 1:8-9 (“otro evangelio”). 

439 Heterosis de los tiempos

18:14. “Os digo que éste descendió a su casa justificado más bien que aquél”. El sentido es que uno descendió a casa justificado; el otro, no. Toda la parábola se refiere a la justificación, no  a la oración (v. 9)

102

18:29

214 Paradiástole

18:29. “Y él (Jesús) les dijo: De cierto os digo que no hay nadie que haya dejado casa,

o padres

o hermanos

o mujer,

o hijos, por el reino de Dios…”

103

18:34

346 Pleonasmo que afecta la a frases

18:34. “Pero ellos nada comprendieron de estas cosas, y estas palabras les quedaban ocultas, y no entendían lo que se les decía”. Así se pone de relieve la total ignorancia de los discípulos. 

104

19:9

493 Metonimia del sujeto

19:9. “… Hoy ha venido la salvación a esta casa”; esto es, a Zaqueo y a su familia.

105

 

 

  

106

19:42

150 Aposiopesis

19:42. “¡Si también tú conocieses, y de cierto en este día, lo que es para tu paz!... Mas ahora está oculto a tus ojos.” Las bendiciones implicadas en ese: “¡Si conocieses…!” quedan ahogadas en la tribulación que se cierne sobre la nación. La continuación más probable de la frase sería: “¡Cuán dichosa serías! ¡Cuán bendecida! ¡Cuán salva! ¡Cuán segura! Mas ahora están ocultas a tus ojos.”

517 Metonimia del adjunto

19:42. “… ¡Si también tú conocieses, y de cierto en este tu día”; es decir, en este día de gracia y bendición, última oportunidad para ti (v. 44).

107

19:44

79 Elipsis relativas

19:44. “Y te derribarán a tierra.” El verbo griego edafizo significa dos cosas: “poner al nivel del suelo” y “derribar o estrellar algo contra el suelo”. Ambos sentidos se hallan aquí. En el segundo sentido lo emplean los LXX en Sal 137:9 y Os 10:14. 

108

20:9

79 Elipsis relativas

20:9. “Un hombre plantó una viña, la arrendó a unos labradores y se fue lejos por mecho tiempo. “Se sobreentiende que “se quedó allí por mucho tiempo”. También puede traducirse: “y estudio ausente por mucho tiempo”.

109

20:10

560 Sinécdoque del todo

20:10. En Lc 20:10, hallamos la expresión griega “khrónous hikanoús” = por tiempos considerables  o suficientes, dando a entender que el amo estaría ausente durante un año,  esto es, hasta la próxima sazón o estación del año en que se haría la vendimia.

110

20:35

820 Genitivo de contenido

20:35. “… dignos de alcanzar de aquel siglo” (lit.); esto es, de tener parte en aquel siglo.

111

  

112

21:4

514 Metonimia del adjunto

21:4. “Porque todos ellos echaron en las ofrendas (lit. dones) de lo que les sobra”; es decir, en los receptáculos donde se recogían las ofrendas (Mt 15:5; 26:6).

815 Genitivo de relación y objeto

21:4. “… las ofrendas de Dios”; esto es, las que pertenecen a Dios y que Él acepta. La expresión es diferente de la de Ef 2:8: “don de Dios”; esto es, procedente de Dios (genitivo de origen).

113

21:6

616 Anácoluto

21:6. El original comienza: “Estas cosas que contempláis…”, y, a continuación, añade: “días vendrán, etc.” Así que es menester suplir: “En cuanto a estas cosas que contempláis.” Más sencillo aún: “De estas cosas, etc.”

114

21:15

577 Endíadis

21:15. “porque yo os daré boca (lit.) y sabiduría”; esto es, una boca (metonimia por “palabras”) sabia; por eso, “no la podrán contradecir ni resistir todos los que se os opongan”.

115

21:34

566 Sinécdoque de la parte

21.34. “… no sea que vuestros corazones (es decir, vosotros) se carguen de crápula y embriaguez, etc.”.

116

  

117

21:35

335 Pleonasmo

21:35. “Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz (gr. prósopon, traducido del hebreo panim) de toda la tierra.” El pleonasmo pone aquí de relieve los acontecimientos relacionados con la “Gran Tribulación”.

350 Perífrasis o Circunlocución

21:35. “… sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra”; es decir, sobre todos y cada uno.

118

21:38

79 Elipsis relativas

21:38. El original dice textualmente: “Y todo el pueblo madrugaba a él en el templo para oírle.” Es evidente que hay que suplir e verbo “venir” del modo siguiente: “Y todo el pueblo madrugaba para venir a él en el templo (y) oírle.” O, también: “Y todo el pueblo madrugaba para venir a él, a fin de oírle en el templo.” La primera versión está más en consonancia con la construcción del original. 

119

22:15

697 Idiotismo

22:15. “Con deseo he deseado” (lit.); esto es, de deseado grandemente.

120

22:17

497 Metonimia del sujeto

22:17, 20. Aquí, la copa está en lugar del vino que contiene; el cual, a su vez, simboliza a sangre de Jesús (Mt 26:28; Mr 14:24; 1Co 10:16, 21; 11:25, 26, 27, 28).

121

22:19

435 Heterosis de los tiempos

22:19. “… que por vosotros es dado”; es decir, va a ser dado pronto. Lo mismo en Mt 26:28; Mr 14:24; 1Co 11:24.

122

22:21

55 Elipsis

22:21. “… la mano del que me entrega está conmigo en la mesa”.

123

22:36

116 Elipsis

22:36. “Suplida la elipsis, la segunda mitad del versículo ha de leerse así: “y el que no tenga espada (de la última frase), venda su manto y compre una espada”. Véase lo que ya dijimos acerca del versículo 37.

124

22:37

99 Elipsis

22:37. “Porque os digo que es necesario que se cumpla todavía en mí esto que está escrito: Y fue contado con los inicuos; porque lo que está escrito de mí tiene fin” (lit.). Ésta era la última profecía escrita acerca de Jesús, que había de cumplirse justamente antes de ser entregado a traición; por eso, abrogó ahora un precepto que había sido necesario cuando él hizo su presentación, pero ya no era necesario ahora que había sido rechazado y estaba a punto de morir. Por tanto, ahora podían, no sólo llevar la espada, sino incluso comprarla, puesto que sólo fue reconocido entre los hombres como “transgresor”.

125

22:41

368 Epíteto

22:41. Un “tiro de piedra” es usado aquí como epíteto de una determinada distancia.

126

22:44

624 Símil

22:44. “Y su sudor se hizo como grumos de sangre que bajaba hasta el suelo” (lit.). En efecto, fueron grumos de sangre.

127

22:49

698 Idiotismo

22:49. “… ¿heriremos son espada?”.

128

23:21

187 Duplicación

23:21. “¡Crucifícale, crucifícale!” Aquí se pone de relieve la vehemencia y la determinación del pueblo, instigado por los líderes religiosos.

129

24:25

773 Epitímesis o Reprimenda  

24:25. “Entonces él les dijo: ¡Oh insensatos y tardos de corazón para creer en todo lo que los profetas han dicho!” Estos creyentes judíos estaban dispuestos a recibir las porciones de la Biblia que hablan de la gloria de Cristo, pero rechazaban las que hablan de los sufrimientos de Cristo. Los creyentes de hoy tienen peligro de irse al extremo opuesto. Los judíos pensaron que el Señor Jesús no era bastante bueno para el mundo, y por eso lo rechazaron. Los cristianos de hoy piensan que el mundo no es bastante bueno todavía para Cristo y, por eso, fracasan en ganarle almas. Ambos tienen parte de la verdad, pero no aciertan a ver la verdad entera; por lo cual merecen la reputación del Señor, la cual va en el v. 26: “¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria?” Nótese los dos extremos. El Espíritu Santo declara (2P 1:19), con respecto a las profecías, que el mundo es un lugar oscuro y haremos bien en prestar atención a la única luz que poseemos. ¡Muchos cristianos dicen hoy que la profecía es un lugar oscuro y que haremos bien en evitar meternos a interpretarla!  

130

24:27

134 Zeugma

24:27. El original dice: “Y comenzando desde Moisés y desde todos los profetas, les explicó en todas las Escrituras lo referente a él.” El verbo “comenzar” le cuadra bien aquí a Moisés, por supuesto; pero, con respecto a “todos los profetas”, el verbo “seguir” es más adecuado: “y siguiendo por todos los profetas”. Con esta figura se nos da a entender que nuestra atención no se ha de fijar en el acto de explicar, sino en el testimonio convergente  de todos los libros de la Escritura.  

131

24:49

435 Heterosis de los tiempos

24:49. “He aquí que yo envió sobre vosotros...” es decir, voy a enviar pronto. (Jn 20:17)

132

24:54

539 Sinécdoque del género

24:54. “Y estaban siempre en el templo”; es decir, en los tiempos apropiados para la oración (Hch 3:1).