Figuras de Dicción en Lamentaciones


No

Referencia

Figura de Dicción

1

1

178 Acróstico

1. Es un capítulo acróstico. Consta de 22 versículos, cada uno de los cuales comienza por una letra distinta en orden alfabético, y cada versículo consta de tres líneas, excepto el versículo 7 (letra Zain), que consta de cuatro.

2

1:1

786 Erótesis o Interrogación

1:1. (2:1, etc.). “¿Cómo ha quedado solo la ciudad populosa?”. Versículo también en elipsis y antítesis.

3

1:1-4

107 Elipsis

1:1-4. “¡Cómo yace solitaria la ciudad que estaba llena de pueblo!  ¡Cómo se ha quedado viuda la grande entre las naciones!  ¡Cómo se ha vuelto tributaria la princesa entre las provincias!  ¡Cómo llora sin cesar (lit. llora llorando) en la noche…!  ¡Cómo está desterrada Judá…!  ¡Cómo están de luto las calzadas de Sión…! (V. también 2:1, 2 y ss.; 4:1, 4, 8, 10).

4

1:4

716 Prosopopeya

1:4. “Las calzadas de Sión están de luto, etc.” Con esta elegantísima prosopopeya se describe de la manera más gráfica la gran desolación de la ciudad.

5

1:7

523 Metonimia del adjunto

1:7. “… Y de todas sus cosas de deseo”; es decir, de todos los bienes que había deseado. Lo mismo, en el versículo 10: “… sus cosas de deseo”.

6

1:8

407  Antimeria de sustantivo

1:8. “Jerusalén ha pecado u pecado” (lit.); es decir, ha pecado gravemente.

7

1:9

444 Heterosis del número (sustantivo)

1:9. “… y cayó asombros” (lit.; es decir, asombrosamente).

8

2

178 Acróstico

2. Es un capítulo acróstico, excepto que, en él, es el versículo 19 8letra Qof) el que consta de cuatro líneas, y que se observa una transposición en los versículos 16 (comienza por Pe) y 17 (comienza por Ayin).

9

2:1

354 Hipérbole o exageración

2:1. “… Derribó del cielo a la tierra el esplendor de Israel”. Así se describe la degradación de Sión desde la altitud de la gloria de la que había caído.

10

2:4

523 Metonimia del adjunto

2:4. “Entesó su arco como enemigo… y destruyó todos los deseos de su ojo” (lit.); es decir, todos los objetos que sus ojos deseaban.

11

2:11

354  Hipérbole o exageración

2:11. “… Mi hígado se derrama por tierra…”. Con esta hipérbole se describe el profundo pesar del profeta por la desolación de Sión.

12

2:12

474 Metonimia de la causa

2:12. “Dicen a sus madres: ¿Dónde está el trigo (es decir, el pan) y el vino?”

13

2:14

483 Metonimia del efecto

2:14. “Tus profetas vieron para ti falsedad e insensatez”; es decir, cosas que produjeron falsas esperanzas en el pueblo.

14

2:20

787 Erótesis o Interrogación

2:20. “… ¿Han de comer las mujeres el fruto de sus entrañas, los pequeñitos puestos a su tierno cuidado? ¿Han de ser muertos en el santuario del Señor el sacerdote y el profeta?”. 

15

3

178 Acróstico

3. Es un acróstico, es diferente, pues costa de 66 versículos, de forma que los tres primeros comienzan por la letra Álef; el segundo grupo de tres, por Bet; y así sucesivamente. También hay transposición de las letras Ayin y Pe, pues comenzó por Pe los versículos 46-48; y por Ayin, los versículos 49-51

16

 

  

17

3:1

437 Heterosis de los tiempos

3:1. Dice textualmente: “Yo soy el hombre, él vio…”; es decir, que ha visto. Pero la ausencia, en el hebreo, del pronombre relativo ´asher, hace que el paso de la primera persona a la tercera sea súbito. 

717 Prosopopeya

3:1. “Yo soy el hombre que ha visto aflicción bajo el látigo de su enojo. Me guio, etc.” Estas frases se suelen aplicar a Cristo, pero desacertadamente, ya que es una prosopopeya en la que toda la nación Judía es personificada en un solo hombre.

18

3:7

474 Metonimia de la causa

3:7. “… ha hecho pesado mi bronce”; es decir, mis cadenas. 

19

 

 

 

 


 

20

3:20

721 Antropopatía

3:20. “… Y tu alma condescenderá hasta mí”. Éste era el texto primitivo, pero es una de las 18 alteraciones de los “soferim”. El texto actual dice: “…Mi alma…está abatida dentro de mí”. Jerusalén, personificada, se dirige del modo siguiente a Dios en los versículos 19-21:  

“Acuérdate de mi miseria y de mi vida errante,

Del ajenjo y del veneno;

Sí, de cierto, Tú te acordarás,

Y tu alma se lamentará sobre mí;

Esto es lo que medito en mi corazón,

Y por eso tengo esperanza.”

827 Enmiendas de los Soferim

3:20. “Mi alma lo recuerda todavía, y está abatida dentro de mí.” El texto original era: “Y tu alma guardará luto por mí” (o: “condescenderá hasta mí”).

21

3:22

444 Heterosis del número (sustantivos)

3:22. Dice textualmente: “Misericordias de Yahveh que no hemos sido consumidos”; es decir, a la gran misericordia de Yahveh se debe que no hayamos sido consumidos.

22

3:41

49 Elipsis

3:41. El texto hebreo dice literalmente y muy expresivamente: “Levantemos muy alto (forma Piel) nuestro corazón hacia nuestras manos, y nuestras manos hacia Dios que está en los cielos, diciendo:…” Todo lo subrayado ha de suplirse. El original expresa de forma vivida cómo ha de ser nuestro arrepentimiento y nuestra confesión de Dios, alcanzando muy alto nuestro corazón con las manos al Dios de los cielos; es decir, exponiendo todo nuestro malvado interior (v. 42) sin tapujos, en la presencia de Dios, como una clara muestra de una sincera conversión, después de un riguroso examen de conciencia (v. 40).

23

4

178 Acróstico

4. Tenemos aquí 22 versículos, cada uno de los cuales comienza por una letra distinta siguiendo el orden alfabético, como Lam. 1, pero cada versículo consta de dos líneas, en vez de tres; además, también aquí hay trasposición de las letras Ayin y Pe (vv. 16, 17), como en los capítulos 2 y 3.

24

4:1-2

362 Catábasis

4:1-2.

“¡Cómo se ha ennegrecido el oro!

¡Cómo el buen oro ha perdido su brillo!

Las piedras del santuario están esparcidas por

las encrucijadas de todas las calles.

Los hijos de Sión, preciados y estimados más

que el oro puro,

¡Cómo son tenidos por vasijas de barro, obra de

manos de alfarero!”

25

4:7

357 Hipérbole o exageración

4:7, 8. Aquí se expresa el tremendo contraste entre lo que era antes Sión y lo que es cuando el profeta dice esto.

26

4:21

676 Ironía

4:21. “Alégrate y regocíjate, hija de Edom.” Es una ironía, como se ve por el contexto posterior.

27

5:9

526 Metonimia del adjunto

5:9. “Con nuestras vidas (esto es, con peligro de la vida) nos procuramos nuestro pan ante la espada (es decir las luchas) del desierto.” Lo mismo, en Ez 21:3, 4.