Figuras de Dicción en Marcos


No

Referencia

Figura de Dicción

1

 

 

 

2

1:2

542 Sinécdoque del género

1:2; Jn 6:45; Hch 7:42. El vocablo “profetas” es usado aquí en lugar dl singular, ya que la profecía citada sólo se halla en Malaquías 3:1. El caso de Mt 2:23 ya es más problemático, pues no es probable la derivación del vocablo hebreo netzer = retoño (Is 11:1). Quizás la solución esté en la expresión “para que se cumpliese así lo dicho (no: lo escrito) por medio de los profetas”. La misma explicación podría darse acerca de Mt 27:9 y Hch 13:40.

667 Gnome o Cita

1:2, 3. “Como está escrito en Isaías el profeta…” Los profetas citados son Malaquías 3:1 e Isaías 40:3, pero se menciona sólo a Isaías, porque su libro encabeza el rollo de los profetas.

3

1:5

501 Metonimia del sujeto

1:5. “Y salían a él toda la región de Judea”; esto es, los que habitaban en la región de Judea.

4

1:33

501 Metonimia del sujeto

1:33. “Y toda la ciudad (los habitantes de la ciudad) estaba agolpada a la puerta.”

5

2:4

433 Heterosis de los tiempos

2:4. “… y por la abertura hecha, bajan (es decir, bajaron) la camilla”, V. también 3:19, 20, 31 y 16:2

6

2:27

263 Antimetábola

2:27. “El sábado fue instituido para el hombre, y no el hombre, y no el hombre para el sábado.”

7

2:27-28

139 Asíndeton

2:27-28. Aquí el Textus Receptus suprime la conjunción, con lo que el asíndeton queda más claro: “ Y les decía:

-          EL sábado fue instituido para el hombre,

-          No el hombre para el sábado.

-          Por tanto, el Hijo del Hombre es también señor del sábado.

8

3:4

439 Heterosis de los tiempos

3:4. “¿Es lícito en sábado hacer bien o hacer mal…?”; es decir, ¿cuál de las dos cosas es mejor? Los enemigos de Jesús estaban haciendo el mal en sábado, pues estaban acechándole.

9

3:21

318 Correspondencia

3:21-35:

A.    a. 21- . Los parientes de Jesús.

b. – 21-. Su entremetimiento (“salieron para hacerse cargo del él”)

                             c.-21- Su desdén hacia él (decían: Está fuera de sí”)

                                     B. d. 22- Los escribas: Su 1ª acusación  (“Está poseído…”)

                                                e. – 22. Su 2ª acusación (“En nombre de “Satanás…).

                                     B.       e.23-27. Respuesta de Jesús a la 2ª acusación

                                          d. 28-30. Su denuncia contra la 1ª acusación

            A. a. 31- . Los parientes de Jesús “En esto, llegaron su madre y…)

                       b. 31-32. Su entremetimiento (“enviaron a llamarle”).

                            c. 33-35.  Desdén de Jesús hacia ellos.

10

3:22

698 Idiotismo

3:22. “Por medio del príncipe de los demonios”

11

3:28

337  Pleonasmo

3:28. “En verdad os digo que todo será perdonado a los hijos (gr. huioís, equivalente al hebreo banim) de los hombres…”; es decir, a los hombres de todas las épocas, como en Mt 12:31.

12

3:30

64  Elipsis

3:30. En este versículo se omite en el original la primera cláusula. Debe suplirse así: “Jesús les dijo esto porque decían: Tiene un espíritu inmundo.”

13

3:31

203 Polisíndeton

3:31-35. La instructiva escena, aquí referida, atrae nuestra atención por medio del polisíndeton. La conjunción “y” ocurre once veces en el original. El énfasis se comprende mejor, si s vuelve la vista al v. 21. Veamos la estructura de Mr 3:21-35:

A. a. 21-. Los parientes de Jesús,

          b.-21-. Interfiriéndose en los asuntos de él,

               c. -21. Dicen: “Está fuera de sí” (desdoro hacia él).

                     B. d. 22- Los escribas dicen: “Está poseído por Beelzebú.”

                               e.-22- Los escribas añaden todavía: “En nombre del

                                         príncipe de los demonios es como expulsa éste los

                                        demonios

                     B.      e.23-27. Respuesta de Jesús a esta 2ª calumnia.

                          d. 28, 29. Defensa de Jesús contra la 1ª calumnia.

A. a. 31- Los parientes de Jesús,

          b. – 31, 32. Se interfieren en los asuntos de él.

                  c. 33-35. Jesús antepone la familia espiritual suya a sus parientes

                                 según la carne (desdoro hacia ellos)

14

4:30

438 Heterosis de persona y número (verbos)

4:30. “… ¿A qué compararemos (es decir, compararé) el reino de Dios, o con qué parábola lo expondremos (es decir, lo expondré)?

15

5

61 Elipsis

5. Tenemos, por vía de ilustración, tres oraciones:

1.      En los vv. 12-13: “Le rogaron los demonios… Él les dio permiso.”

2.      En el v. 17: “Y comenzaron a rogarle que se alejara.” Y se fue.

3.      En los vv. 18-19: “El que había estado endemoniado le rogaba que le dejara quedarse con él. Pero no se lo permitió.”

16

5:2-3

232 Mesarquía

5:2-3. “Y en cuanto desembarcó, en seguida le salió al encuentro, de entre los sepulcros, un hombre poseído de un espíritu inmundo, que tenía su morada entre los sepulcros.” También hay aquí poliptoton.

17

5:2-6

311 Correspondencia

5:2-6:

A. “Y en cuanto desembarcó, en seguida le salió al encuentro, de entre los

       sepulcros, un hombre poseído de un espíritu inmundo,

       B. que tenía su morada entre los sepulcros,

               C. y ya nadie podía atarle ni con cadenas,

                        D. porque le habían atado muchas veces con grilletes

                                 E. y cadenas,

                                 E. pero él había roto las cadenas,

                        D. y destrozado los grilletes,

               C. y nadie tenía fuerzas para dominarle.

       B. Y continuamente, de noche y de día, andaba entre los sepulcros y por los

            montes, dando gritos y cortándose con piedras.

A. Al ver de lejos a Jesús, corrió y se postró ante él.”

18


19

5:23

34 Elipsis

5:23. “… ven a poner las manos sobre ella”; es decir, tus manos (Mt 9:18, donde está explícito el pronombre sou = de ti).

112 Elipsis

5:23. Aquí hay una eclipsis a la mitad del versículo, como se puede apreciar por la conjunción hiná = para que. El mejor modo de suplir la elipsis es repitiendo el verbo que encabeza el versículo, del modo siguiente: “y le suplica con insistencia, diciendo: mi jija está a punto de morir. Te suplico con insistencia que vengas a poner las manos sobre ella, para que sea sanada y viva” (lit.).

20

5:29

470 Metonimia de la causa

5:29. “… conoció en su cuerpo (sintió, experimentó en su cuerpo) que había sido curada de su aflicción”. El mismo verbo, y en el mismo sentido, se aplica al Señor en el v. 30 (“percatándose en su interior”).

21

5:35

503 Metonimia del sujeto

5:35. “Todavía estaba él hablando, cuando del jefe de la sinagoga (lit.) llegaron”; es decir, de casa del jefe de la sinagoga: de los criados que el tenía.

22

6:2

340 Pleonasmo

6:2. “¿Y tales milagros (lit. poderes) que se realizan mediante sus manos?” (gr. kheirón, genitivo del plural de “kheir” = mano; es decir el equivalente griego del hebreo yad); esto es, “mediante Él”

23

6:48

520 Metonimia del adjunto

6:48. “… y quería pasarles de largo”; es decir, hizo como si fuese a asar de largo; o, al menos, eso es lo que ellos pensaron.

24

6:8-9

619 Anacoluto

6:8-9. “Y les encargaba que no tomasen nada, etc. (estilo indirecto)… y no os pongáis dos túnicas” (estilo directo).

25

6:11

617 Anacoluto

6:11. “Y cualquier lugar que no os reciba ni os escuchen, sacudid el polvo, etc.” El paso súbito del singular al plural es un anacoluto, el cual se aclara con el final “contra ellos”, haciendo referencia al sujeto implícito del “escuchen” (está claro que el lugar, al comienzo de la frase, está sustituyendo a los habitantes del lugar). 

26

6:14

403 Antimeria del verbo

6:14. “Juan el bautizante”; es decir, el Bautista.

27

6:14-16

36 Elipsis

6:14-16. “Y oyó el rey Herodes” (lit.). No se dice lo que oyó, pero el contexto anterior suple fácilmente lo que falta, es decir, los milagros que se llevaban a cabo en el nombre de Jesús. Todo lo restante del v. 14, hasta el final del v. 15, es un paréntesis. De modo que el comienzo del v.16: “Al oír Herodes, decía…”, es una repetición del comienzo del v.14.

28

6:39

699 Idiotismo

6:39. “… para que todos se acomodaran por grupos grupos” (lit.), como Ex 8:14, en la versión de los LXX.

29

7:3

407 Antimeria del adjetivo

7:3. “… a menos que se laven las manos con el puño” (lit.); es decir, cuidadosamente (o: asiduamente).

30

7:3-4

390 Parèmbole

7:3-4. Estos dos versículos forman un paréntesis independiente.

31

7:4

60 Elipsis

7:4. “Y de lo que viene del mercado no comen…” O: “Y, al venir del mercado, no comen…”

32

7:9

677 Ironía

7:9. “Les decía (Jesús) también: ¡Qué bien dejáis a un lado el mandamiento de Dios, etc.!” La ironía es estupenda, como lo muestra el adverbio griego kalós = excelentemente, convenientemente. Podría traducirse: “¡Qué bonitamente dejáis a un lado, etc.!” Realmente, les cuadraba bien a los fariseos dejar a u lado el mandamiento de Dios a fin de conservar sus propias tradiciones.   

33

7:17

60 Elipsis

7:17. “Y cuando entró en casa, apartándose de la multitud.”

34

7:20

332 Epexégesis

7:20-23. También aquí, el hecho solemne, afirmado en el v. 20, es puesto de relieve en los vv. Siguientes, a fin de que se imprima con fuerza en la mente y en el corazón de los oyentes.

35

7:21-23

139 Asíndeton

7:21-23. Léase esta lista de iniquidades como está en el texto, sin conjunciones, y se verá la fuerza del final (v.23): “Todas estas maldades salen de adentro y contaminan al hombre.” La importante verdad, puesta aquí de relieve, nos muestra la necedad de todos los intentos modernos de “mejorar la naturaleza humana”, pues ignoran el hecho de que, en nuestro corazón no hay cosa buena (Jer 17:9; Mt 15:18-20; Ro 7:18). Mientras no nos es dado un “corazón nuevo” (Ez 36:26), todos los intentos de hacer blanco lo que es negro resultarán vanos.

36

8:32

407 Antimeria de sustantivo

8:32. “Y les hablaba esto con toda franqueza”; es decir, valientemente, osadamente, públicamente.

37

8:36

357 Hipérbole o exageración

8:36; Lc 9:25. Para expresar el contraste entre la mayor ganancia de este mundo y la ruina de la propia persona.

38

9:17

479 Metonimia del efecto

9:17, 25. “Maestro, te he traído mi hijo, que tiene un espíritu mudo” (lit.; es decir, un espíritu que le produce la mudez).

39

9:23

536 Sinécdoque del género

9:23. “… todo es posible para el que cree”; es decir, todas las cosas comprendidas en la promesa, pues la fe siempre está en relación a la palabra de Dios.

40

9:24

756 Epanortosis o Corrección

9:24. “… Creo; ven en auxilio de mi poca fe”. De repente se da cuenta de que debe corregir su aserción, al recordar su debilidad.

41

9:31

434 Heterosis de los tiempos

9:31. “… El Hijo del Hombre es entregado (es decir, será entregado) a traición en manos de hombres”.

42

10:43

378 Epítasis

10:43-44. “… cualquiera que desee llegar a ser grande entre vosotros, será vuestro sirviente”. En el v. 44, el sentido viene a ser el mismo, pero se añade, como epítasis: “y cualquiera que desee entre vosotros ser primero, será esclavo de todos”.

43

11:9

756 Epanortosis o Corrección

11:9. “Entonces, ¿qué salisteis a ver? ¿A un profeta? Sí, os digo, y más que profet”

44

11:14

552 Sinécdoque de la especie

11:14. “Entonces le respondió (es decir, le dirigió la palabra) diciendo.” Lo mismo, en Lc 7:40, etc.

45

11:22

815 Genitivo de Relación y Objeto

11:22. “… Tened fe de Dios” (lit.); es decir, fe en Dios; la fe que Él demanda y acepta y con la que corresponde a Su fidelidad (Col 2:12).

46

11:23

554 Sinécdoque de la Especie

11:23. “Remover montañas” está aquí como ejemplo de todas las cosas que son imposibles para los hombres. Lo mismo, en Lc 17:6 y Mt 17:20. En este último lugar, el vocablo “nada” muestra bien que el remover montañas es sólo una entre las clases de cosas imposibles. No entra dentro de lo natural el que una palabra remueva montañas. V. 1Co 13:2.

47

 


48

11:32

65 Elipsis

11:32. “Pero, ¿vamos a decir: De los hombres? ¿Y qué hará entonces con nosotros la multitud?”.  El contexto posterior nos ofrece la clave para suplir lo que los enemigos de Jesús pensaban en su interior.

618 Anacoluto

11:32. Dice textualmente: “Pero ¿vamos a decir: De los hombres? Temían a la multitud.” Los pensamientos de los interlocutores quedan aquí interrumpidos y han de suplirse rellenando la elipsis.

49

12:5

99 Elipsis

12:5. “Y envió a otro; y a él le mataron; también envió a otros muchos, y los trataron afrentosamente (del v. 4), golpeando a unos y matando a otros.”

50

12:30

282 Sinonimia

12:30. “Y amarás al Señor tu Dios

con todo tu corazón,

con toda tu alma,

con toda tu mente, y

con toda tu fuerza.”

    Éste es el gran mandamiento, enfatizado por las figuras homeoteleuton, polisíndeton y sinonimia, a fin de convencernos de la imposibilidad de cumplir esta ley y, tras esta convicción llevarnos a los pies de Cristo, quien nos salvó de la condenación de la ley y nos otorga, por medio del Espíritu Santo, un corazón nuevo para poder  guardar los mandamientos de Dios (v. también en Lc 10:27).

51

12:35

700 Idiotismo

12:35. “Y respondiendo Jesús, les decía mientras enseñaba en el templo”; aquí debería traducirse: “preguntaba diciendo” (o: “tomando la palabra, les preguntaba”. Lo mismo, en Mr 13:2, etc.

52

12:36

653 Gnome o Cita

12:36. “David mismo dijo, movido por el Espíritu Santo.” Con esto se nos introduce una cita del Sal. 110:1.

53

12:38

407 Antimeria del sustantivo

12:38. “Y en su enseñanza les decía”; es decir, mientras les enseñaba, les decía.

54

12:44

481 Metonimia del efecto

12:44. “… pero ésta ha echado, de su pobreza, todo cuanto poseía, toda su vida” (lit.; es decir, todo su sustento – gr. bíon = los bienes de este mundo -. (1Jn 3:17; Lc 15:12)

55

13:26

135 Zeugma

13:26. “Y entonces verán al Hijo del Hombre que viene en las nubes con gran poder y gloria.” En el original, el adjetivo “grande” está colocado entre “poder” y “gloria”, sin matizar entre uno y otro, porque lo que aquí se pone de relieve es la “grandeza” de ambos; el énfasis se perdería si se multiplicasen los adjetivos (vv. 40 y 42).

56

13:35

219 Epanadiplosis

13:35-37. “Velad, por tanto;… Lo que os digo a vosotros, lo digo a todos: Velad.”

57

14:29

99 Elipsis

14:29. “Aunque todos sufran tropiezo, yo no sufriré tropiezo.” Este ejemplo es tan evidente, que apenas necesita ser mencionado.

58

14:35

517 Metonimia del adjunto

14:35. “… y comenzó a orar que, si era posible, pasara de él aquella hora”; es decir, los sufrimientos que se avecinaban.

59

14:45

696 Idiotismo

14:45. Según algunos MSS, Judas dijo: “Rabí, Rabí…”; eso es (hipócritamente), el más excelente Maestro. V. en epizeuxis.

60

14:49

62 Elipsis

14:49. La última frase del versículo dice textualmente: “Pero para que se cumplan las Escrituras.” Hay una braquilogía, que se rellena de acuerdo con Mt 26:56: “¨Pero todo esto ha sucedido para que se cumplan las Escrituras de los profetas.”

61

14:54

513 Metonimia del adjunto

14:54. “… calentándose junto a la lumbre (lit.luz)”; es decir, junto al fuego (Jn 18:18).

62

15:12

612 Inserción

15:12, 13, 14, lugar en que las palabras de Pilato (vv. 12, 14) son interrumpidas por los gritos del pueblo (v. 13). Éste fue, en efecto, el orden en que ocurrieron estos detalles del episodio; pero, en lugar de describirlos por separado, el escritor sagrado describe en vivo y simultáneo contraste las palabras de Pilato y las del pueblo.  

63

15:29

403 Antimeria del verbo

15:29. “El destructor”; es decir, tú que destruyes…

64

16:2

553 Sinécdoque de la especie

16:2. “Y muy de madrugado… vienen (es decir, llegan) al sepulcro.”

65

16:15

539 Sinécdoque del género

16:15. “… y proclamad el evangelio a toda criatura”; esto es, a todo ser humano. Este precepto fue cumplido en:

66

16:20

538 Sinécdoque del género

16:20. “Y ellos salieron y predicaron en todas partes”;  es decir, dondequiera se encontraban, o en todas las clases de lugares.

67

24:40

34 Elipsis

24:40. “Y diciendo esto, les mostró las manos y los pies”; es decir, sus manos y sus pies (por lo demás, en castellano, al contrario que en inglés, la construcción correcta omite de ordinario el pronombre o adjetivo. Mientras el inglés dice: “Mi cabeza duele”, el castellano dice: “Me duele la cabeza.”. (Jn 11:41; Hch 13:3; 19:6; Ro 2:18).