Figuras de Dicción en Tito


No

Referencia

Figura de Dicción

1

1:8

26 Elipsis absolutas

1:8. “Todas la cosas (son) puras para los puros.” Hay aquí una elipsis después de “pánta” = todas las cosas. La traducción completa habría de ser: Todos los alimentos son puros (es decir, ceremonialmente limpios) para los que son puros” (limpios en la presencia de Dios). La elipsis se aclara por referencia a 1 Co 6:12; 10:23, donde el contexto hace ver que se trata de alimentos.

2

  

3

1:12

520 Metonimia de Adjunto  

1:12. “Uno de ellos, su propio profeta.” No es que Epiménides fuese un profeta inspirado por Dios, pero los cretenses lo tenían por tal.

670 Gnome o Cita

1:12. “Uno de ellos, su propio profeta, dijo: Los cretenses son siempre mentirosos, malas bestias, vientres (lit.) ociosos”; esto es, glotones y holgazanes, además de mentirosos y  salvajes. Esto incluye otra nueva figura: oxímoron. Jerónimo dice que el poeta aludido es Epiménides, y que la frase citada ocurre en su libro De Oraculis = “Sobre los oráculos”, por lo cual es llamado “profeta” por Pablo, ya sea por ironía, ya sea por el título de su obra. Calímaco, un poeta de Cirense, hace uso de estas palabras en un himno a Júpiter, en el que satiriza a los creyentes por la jactancia de éstos al afirmar que Júpiter estaba enterrado en Creta, siendo así – dice Calímaco - , que Júpiter es inmoral. Fue con base en esto por lo que Ovidio dijo: “No siempre mienten los cretenses.” Alguien ha dicho que si los cretenses eran siempre mentirosos, y lo confirma un cretense, tampoco a éste se puede creer, porque también habría de ser mentiroso. Pero todos estos argumentos caen por tierra ante la afirmación del Espíritu Santo de que ¡este testimonio es verdadero! 

4

2:2

120 Elipsis

2:2. Aquí debe suplirse, del v. 6 el verbo “exhortar”, del modo siguiente: “Exhortar a los ancianos (gr. presbútas = ancianos de edad, no de oficio en la iglesia) a ser sobrios, serios, sensatos…” Lo mismo ha de suplirse en los vv. 3, 4, 5 y 9.

5

2:6

46 Elipsis

2:6. La última frase del v. dice lacónicamente: “El testimonio en sazones apropiadas.” La mejor forma de suplir lo que falta es traduciendo: “De lo cual se ha dado testimonio en las adecuadas oportunidades.”

6

 

7

2:13

417 Antimeria de Sustantivo

2:13. Dice textualmente: “… y la manifestación de la gloria del gran Dios y Salvador nuestro, Jesucristo”; es decir, y la manifestación gloriosa…”.

 580 Endíadis  

2:13. “aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo”; esto es, nuestra dichosa esperanza de la manifestación gloriosa de Cristo. También la última frase es una endíadis, pues no se habla de dos personas distintas, sino de una sola: de Jesucristo, que es nuestro Divino Salvador.

8

2:14

817 Genitivo de Relación y Objeto

214. “… celoso de buenas obras”; esto es, con respecto a buenas obras.

9

3:1

746 Inclusión

3:1-3. Después de hablar de exhortaciones que han de hacerse a otros, el Apóstol se incluye dentro del estado y condición en que se halla, por naturaleza, todo pecador: “Porque nosotros también éramos…”

10

3:8

94 Elipsis de Repetición

3:8. “Palabra fiel es ésta, y en estas quiero que insistas con firmeza.” Así suelen traducir las versiones, tanto españolas como inglesas. Pero el elipsis podría suplirse mejor refiriendo el pronombre indeterminado griego “toutón” , no a cosas, sino a los herederos del v. anterior, pues ésta es la motivación para que “los que han creído a Dios, procuren ocuparse de buenas obras”. De este modo, el comienzo del versículo sería: “Palabra fiel es ésta, y acerca (gr. “peri”) de estos herederos quiero que insistas con firmeza, para que los que han creído a Dios, procuren ocuparse en buenas obras.”  

11

3:14

95 Elipsis de Repetición

3:14. “Y aprendan también los nuestros a ocuparse en buenas obras.”

12

4:19

494 Metonimia del Sujeto

4:19. “… y a la casa (a la familia) de Onesíforo”.

13

6:1

34 Elipsis

6:1. “… para que no sea blasfemado el nombre de Dios y la doctrina”; es decir, “su” (de Dios) doctrina: la instrucción que nos ha proporcionado mediante el Evangelio.