Comentario de Génesis

Los Comienzos del Mundo, del Hombre y de la Nación Hebrea
La Creación El Diluvio Abraham Isaac Jacob José 

¿Quién escribió el Génesis?
  

Contenidos

  1. 1 Capitulo 1. Creación del universo
  2. 2 Capítulos 1:2 hasta 2:3. Los "Siete Días"
  3. 3 Capitulo 2:4-17. El Huerto del Edén
  4. 4 Capitulo 2:18-25. La Creación de la Mujer
  5. 5 Capitulo  3. La Caída del Hombre
  6. 6 Capitulo 4. Caín y Abel
  7. 7 Capítulo 5. Genealogías desde Adán hasta Noé
  8. 8 Capitulo  6:1-8. La Maldad Antediluviana
  9. 9 Capitulo 6:9-18. Noé y el Arca
  10. 10 Capitulo 6:19-7:5. Los Animales
  11. 11 Capitulo 7:6-8:19. El Diluvio 
  12. 12 Capitulo 9:18-28. La Profecía de Noé, 9:25-27
  13. 13 Capitulo 10. Naciones Descendientes de Noé
  14. 14 Capitulo 11. Desde al Diluvio hasta Abraham(1)
  15. 15 CAPÍTULO 11. Desde el Diluvio hasta Abraham(2)
  16. 16 Capítulo 11. Desde el Diluvio hasta Abraham (3)
  17. 17 Capitulo 11. Desde el Diluvio hasta Abraham (4)  
  18. 18 Capitulo 11. Desde el diluvia hasta Abraham (5)
  19. 19 Capitulo 12. EL llamamiento de Abraham
  20. 20 Capitulo 13. Separación de Abraham y Lot
  21. 21 Capitulo 14. Abraham Derrota a los Reyes Babilónicos
  22. 22 Capitulo 15-17. Dios Renueva Sus Promesas a Abraham
  23. 23 Capitulo 18, 19. Sodoma y Gomorra
  24. 24 Capítulo  20. Sara y Abimelec
  25. 25 Capítulo 22. Abraham Ofrenda a Isaac
  26. 26 Capítulo 23. La Muerte de Sara
  27. 27 Capítulo 24. Nupcias de Isaac y Rebeca
  28. 28 Capitulo 25:1-11. Muerte de Abraham
  29. 29 Capitulo  25:29-34. Nacimiento de Jacob y Esaú 
  30. 30 Capítulo 26. Estadía de Isaac entre los Filisteos
  31. 31 Capítulo 27. Jacob Obtiene la Bendición de su Padre
  32. 32 Capítulo 28. El Sueño de Jacob en Betel
  33. 33 Capitulo 29, 30. Estadía de Jacob en Harán 
  34. 34 Capítulo 31-33. Jacob Vuelve a Canaán
  35. 35 Capítulo 34. Dina es Vengada por Simeón y Leví 
  36. 36 Capítulo 35. Dios Renueva el Pacto en Betel
  37. 37 Capitulo 36."Las Generaciones de Esaú" 
  38. 38 Capitulo 37:2 hasta 50:26. "Las Generaciones de Jacob"
  39. 39 Capítulo 37. José es Vendido a los Egipcios
  40. 40 Capítulo 38. Los Hijos de Judá
  41. 41 Capítulo 39. José es Encarcelado
  42. 42 Capitulo 40, 41. José es Hecho Gobernador de Egipto 
  43. 43 Capítulo 42 al 45. José se Da a Conocer
  44. 44 Capítulo 46, 47. Jacob y su Familia su Traslado a Egipto
  45. 45 Capítulo 48, 49. Bendiciones y Profecías de Jacob
  46. 46 Capítulo 50. Muerte de Jacob y de José
 La tradición secular hebrea y cristiana es que Moisés, usando documentos antiguos existentes en su días, escribió el Génesis bajo la dirección del Espíritu Santo. El libro termina unos 300 años antes de su época, y solamente pudo haber obtenido los informes que contiene por revelación directa de Dios o de anales históricos recibidos de sus antepasados.   

    Después de un "Himno de la Creación," diez "Libros de Generaciones" dan los lineamientos generales del libro. Puede haber sido incorporados íntegros por Moisés, con las adiciones y explicaciones que Dios le haya movido a hacer; o puede él haberlos compuesto bajo la misma dirección de las materias históricas que haya tenido a su disposición. Estos documentos son como siguen:

DOCUMENTOS DEL LIBRO DE GÉNESIS 
"Himno a la Creación" 1:1-2: 3
"Generación del Cielo y de la tierra" 2:4-4:26
"Libro de las Generaciones de Adán" 5:1-6:8
"Las Generaciones de Noé" 6:9-9:28
"Las Generaciones de los Hijos de Noé" 10:1-11:9
"Las Generaciones de Sem" 11:10-26
"Las Generaciones de Taré" 11:27-25:11
"Las Generaciones de Ismael" 25:12-18
"Las Generaciones de Isaac" 25:19-35:29
"Las Generaciones de Esaú" 36:1-43
"Las Generaciones de Jacob" 37:2-50:26

    Estos once documentos primitivos, originalmente anales genealógicos de la familia escogida por Dios y de otras relacionadas con ella, que forman el Libro de Génesis, abarcan los primeros 200 años de la historia humana, desde la creación del hombre hasta la estadía del pueblo escogido en Egipto. 


El "Himno de la Creación" 1:1-2:3 
    Una descripción poética de los pasos sucesivos de la creación, en cuadros majestuosos vertidos en el conocimiento molde bíblico del número siete. En toda la literatura, sea científica o de cualquier otro género, no hay relato más sublime del origen de las cosas.
    ¿Quién escribió el "Himno de la Creación"? Fue usado por Moisés, pero sin duda escrito desde mucho antes, quizás por Abraham, Noé, Enoc o Adán. La escritura estaba en uso común desde mucho antes de los días de Moisés. Algunos de los "mandamientos, estatutos y leyes" de Dios ya existían en los días de Abraham, 600 años antes de Moisés (Gen 26:5).  

    ¿Cómo sabía el autor lo que sucedió antes de aparecer el hombre? Sin duda Dios le reveló el remoto pasado así como después había de revelar a los profetas el remoto futuro.
    ¿Quién sabe si Dios mismo no haya enseñado este himno, o la substancia del mismo, al propio Adán? Luego quizás se hay recitado en forma oral en el círculo familiar, o cantado como ritual de la adoración primitiva (los himnos constituían una buena parte de las primeras formas literarias) generación tras generación, hasta que se inventara la escritura, cuidando Dios mismo de su transmisión fiel, hasta que por fin, bajó la mente privilegiada de Moisés, tomó su lugar como parte inicial del Divino Libro de los Siglos.
    Si la Biblia es la Palabra de Dios, tal como creemos, y si Dios sabía desde el comienzo que había de usar la Biblia como instrumento principal en le redención del hombre, ¿por qué ha de sernos difícil creer que Dios mismo, al propio tiempo de la creación del hombre le haya dado el germen y el núcleo de esa Palabra?    
    

Egipto y la Biblia
    Egipto fue colonizado primeramente por las descendientes de Cam. Abraham pasó algún tiempo en Egipto, lo mismo que Jacob. José fue el gobernador de Egipto. La nación hebrea pasó 400 años de su niñez en Egipto. Moisés era hijo adoptivo de una reina de Egipto, y en preparación para ser el legislador de Israel fue enseñado en la sabiduría y ciencia de los egipcios. Salomón se casó con la hija de un faraón egipcio. La religión egipcia, la adoración de un becerro, llegó a ser religión del reino norteños de Israel. Jeremías murió en Egipto. Desde la cautividad babilónica hasta los tiempos de Cristo había una numerosa población judía en Egipto. La traducción Septuaginta del Antiguo Testamento se hizo en Egipto. Jesús pasó parte de Su niñez en Egipto, y Egipto llego a ser un centro importante de los comienzos del cristianismo.       

Egipto
    Es un valle de 3 hasta 50 km. de ancho, con un promedio como de 15 km., y 1200 km. de largo, abierto por el el Nilo a través del extremo oriental del desierto de Sahara, desde Asuán hasta el Mediterráneo; con una altiplanicie desierta como de 300 m. de elevación a cada lado.    
    Cubre el suelo del valle un depósito negro aluvial de sedimento de las alturas abisinias, de fertilidad nunca igualada, renovada constantemente por la inundación anual del Nilo. 
    Ha sido irrigado desde el amanecer de la historia, con un sistema vasto y complicado de canales y estanques. La represa de Asuán, recientemente construida por los británicos,  ahora controla la inundación del Nilo y el hambre es cosa del pasado. 


Capitulo 1. Creación del universo


    "En el principio" Dios creó los cielos y la tierra; acto de creación absoluta.
    En los "Siete Días" siguientes, el relato describe la formación , de diferentes maneras, de la substancia ya creada, con referencia a la tierra y a su preparación para la creación del hombre, que debía habitarla. Conforme a la cronología bíblica, la creación del hombre fue cerca de 4.000 años antes de Cristo; pero la creación del universo pudo haber sido siglos incontables antes, en el fondo de un pasado infinitamente remoto y antes de que el tiempo fuese.
    Jesús estaba presente, y tomó parte en la obra (Juan 1:1-3; 15:5, 24)

    ¿Quién hizo a Dios? 
    Todo niño hace esta pregunta que nadie puede contestar. Hay cosas más allá de nuestra mente. No podemos concebir ni el principio ni el fin del tiempo, ni los límites del espacio. O el mundo ha existido siempre sin haber tenido principio, o fue hecho de la nada;  mas no podemos concebir ni lo uno ni lo otro. Esto sí sabemos: de todas las cosas, la más alta que alcanzamos a concebir es la personalidad, mente, la inteligencia. ¿De dónde vino? ¿Podría lo inanimado crear la inteligencia? Por fe reconocemos, como lo más lejos a que nuestra mente alcanza a comprender, a un Poder más alto que nosotros mismos. Dios, en la esperanza de que algún día, en el más allá, comprenderemos los misterios de la existencia.  

    El Universo que Dios Creó. 
    Los astrónomos calculan que la Vía Láctea, la galaxia a que pertenece nuestras tierra y el sistema solar, contiene más de 30.000.000.000 de soles, muchos de ellos inmensamente más grandes que el nuestro, que es a su vez un millón de veces más grande que la tierra. La Vía Láctea tiene la forma de un delgado reloj de bolsillo. Su diámetro es de 200.000 años luz; el años luz es  la distancia que recorre la luz en un año a la velocidad de 300.000 kilómetros por segundo. Y hay cuando menos 100.000 galaxias como la Vía Láctea, algunas de ellas millones de años-luz de la otra. Y todo esto quizás sea solamente una mota en comparación con lo queda más allá en la extensión infinita del espacio.



Capítulos 1:2 hasta 2:3. Los "Siete Días"

    Si estos fueron días de 24 horas, o periodos largos sucesivos, o interludios entre períodos, esto no lo sabemos. Las palabra "día" tiene diferentes significados. En Gn 1:5 se usa como sinónimo de luz. En 1:8 y 13 parece significar un día de 24 horas. En 1:14 y 16 parece significar las 12 horas de luz. En 2:4 parece abarcar el período entero de la creación. En pasajes tales como Joel 2:18, Hech 2:20 y Juan 16:23 "aquel día" parece referirse a toda la era cristiana. En otros como 2 Tim 1:12 parece referirse a la era más alla de la segunda venida de Cristo. Y en Sal 90:4 y 2 Ped 3:8 "un día delante del Señor es como mil años, y mil años como un día". De manera que quizás sea mejor no dogmatizar demasiado acerca de la duración de los seis días de la creación. 
    Pero sea cual haya sido su duración, recordemos que la obra de cada día se desarrolló como resultado del mandato de Dios. Este capítulo no es un tratado de ciencias sino más bien un poema o himno. Sin embargo su armonía con los actuales conocimientos biológicos y zoológicos es sorprendente.

Primer Día, 1:2-5.
    La Luz. La creación "en el principio" de "los cielos y la tierra" debe haber incluido la luz. Pero la superficie de la tierra debe de haber quedado todavía en oscuridad. El enfriamiento de la costra terráquea , una desolada masa agitada y cubierta de agua hirviente, habrá arrojado densas capas de nieblas y gases que excluirían totalmente la luz del sol. La luz, y la sucesión del día y de la noche, se establecerían en la tierra cuando el proceso de enfriamiento disminuyó la densidad de la niebla lo suficiente para que la luz penetrara. Sin embargo, el sol mismo no fue visible sino hasta el cuarto día.

Segundo Día, 1:6-8. 
    La "expansión, aquí llamada "cielos", significa la atmósfera o capa de aire entre la tierra cubierta de aguas y las nubes, hecha posible por el enfriamiento progresivo de las aguas de la tierra, cuya superficie, sin embargo tendría el calor suficiente como para formar nubes que escondieran el sol.

Tercer Día, 1:9-13.
    Tierra Seca y Vegetación. Pareciera que hasta ahora la superficie entera de la tierra había estado cubierta de agua, pues las resquebraduras continuas de la delgada y recién formada capa habrán mantenido la superficie lisa como un globo de líquido. Pero siendo ya más fría y más gruesa, y más o menos inmóvil, la capa sólida comenzaría a doblarse, y comenzarían a aparecer islas y continentes. Todavía no había lluvias, pero densas nieblas regaban las recién formadas tierras. El calor que todavía reinaba produciría un clima tropical por dondequiera, y la vegetación habrá crecido rápidamente y en proporciones gigantescas. Por efecto de innumerables sumergencias y resurgimientos alternos, se producirían nuestros actuales yacimientos carboníferos.      

Cuarto Día, 1:14-19.
    Sol, Luna y Estrellas. Deben de haber sido creados "en el principio", y  su luz  habrá penetrado las nieblas terrestres en el "primer día", aun que ellos mismo aún no eran visibles. Pero ahora con una menor densidad de las nubes como resultado del enfriamiento progresivo de la tierra, se veían desde ella. Cuando la tierra dejó de recibir calor desde adentro y ya dependía del sol como única fuente de calor, vinieron las estaciones. Por este tiempo quedarían casi detenidos los procesos geológicos.  

Quinto Día, 1:20-25.
    Seres marítimos y aves. Nótese  la progresión: Primero y segundo día, cosas inanimadas; tercer día vegetal; quinto día, vida animal. 

Sexto Día, 1:24-31.
    Seres terrestres, y el hombre. Con la tierra ya por fin lista para ser morada del hombres, Dios hizo a éste a Su propia semejanza, y le dio dominio sobre la tierra y todos sus habitantes. Dios debe de haber quedado bien satisfecho de Su obra porque contempló todo cuanto había hecho y "vio que era bueno", vs 4, 10, 12, 18, 25, 31. Pero pronto el cuadro se oscurece. Esto también Dios lo había previsto y debe de haber contemplado a toda Su obra de la creación del hombre como apenas un paso hacia el mundo glorioso que de ella habrá de resultar tal como lo relatan los capítulos finales del Apocalipsis.

Séptimo Día, 2:1-3.
    Dios descansó. No de manera absoluta (Juan 5:17), sino de esta labor creativa en particular. Esto fue la base del descanso semanal (Ex 20:11). Nótese que el séptimo día no tuvo "tarde". Hay una referencia mística al descanso celestial (Heb 4:4, 9). Puede ser que el número "siete" compenetre la estructura del Universo mucho más allá de lo que el hombre alcanza a comprender.

NOTA ARQUEOLÓGICA
    Relatos Babilónicos de la Creación. En años recientes han sido hallados sobre tablillas de barro, en las ruinas de Babilonia, Nínive, Nippur y Ashur, diferentes epopeyas de la creación que contienen notables semejanzas con el "Himno de la Creación" de Génesis.
    Hay "siete" tablillas ( o épocas) de la creación; "en el principio"; un "abismo primitivo"; un "caos de aguas" llamado "el abismo"; los dioses "formaron todas las cosas"; hicieron "la expansión de arriba y la de abajo"; "establecieron los cielos y la tierra"; al curto día "ordenaron las estrellas"; "hicieron crecer las hierba verde", "las bestias del campo y el ganado y todo animal viviente"; al sexto día "formaron al hombre del polvo de la tierra"; "fueron hechos seres vivientes"; "varón y mujer juntos vivieron"; "compañeros eran "; "en un huerto era su habitación"; "ropas no conocían"; el séptimo día fue designado un "día santo" en el cual "cesar de todo negocio se ordenaba". 
    Estos relatos babilónicos y  asirios son todos burdamente politeístas. Pero por tantos puntos de similaridad con el relato del Génesis, parecía que hayan tenido un origen común. ¿No evidencian que algunas de las ideas del Génesis se grabaron en la memoria de los primeros habitantes de la tierra, y que las diferentes razas humanas, al apartarse del linaje escogido de Dios y caer en la idolatría, heredaron y transmitieron reliquias de verdades antiguas que entretejieron en sus culturas nacionales? ¿No son estas tradiciones corruptas testimonios  de la existencia de una fuente divina original?

 

Tablilla Babilónica

NOTA ARQUEOLÓGICA 
    El Monoteísmo Primitivo. La Biblia afirma que la raza humana comenzó creyendo en un solo Dios, y que la idolatría politeísta se desarrolló después. Esto contradice de lleno la teoría moderna de que la idea de un solo Dios fue una evolución lenta hacia arriba desde el animismo. El punto de vista bíblico ha sido confirmado recientemente por la arqueología. El Dr. Stephen Langdon de la universidad de Oxford ha hallado que los escritos babilónicos más antiguos sugieren que la religión primitiva del hombre era la creencia en un solo Dios, y luego hubo un descenso rápido hasta caer en el politeísmo y la idolatría. 
    Sir Flinders Petrie afirma que la religión primitiva de Egipto fue monoteísta. Sayce anunció en 1898 que había descubierto en tres tablillas diferentes, el tiempo de Hamurabi, en el Museo Británico, las palabras, "Jahwe" (Jehová) es Dios".     
    Prominentes antropólogos han anunciado recientemente que entre todas las razas primitivas ha habido una creencia universal en un Dios supremo.
    
"Las Generaciones del Cielo y la Tierra", 2:4-4:26
    A veces llamado el "Segundo Relato" de la  Creación. Comienza con una referencia al estado desolado de la tierra (2:5-6), que correspondería a los comienzos del "tercer día" en el relato de 1:9-10. Después da algunos detalles omitidos de la primera historia, y  luego pasa al relato de la caída del hombre. Complementa el primer relato, sin contradecirlo, pues detalles adicionales no son contradicciones.    
    ¿Quién fue el autor original de este documento? Continúa la historia hasta la sexta generación de los descendientes de Caín, 4:17-22, y termina cuando Adán aún vivía (vivió hasta la octava generación de su descendiente Set, 5:4-25). Si no fue inventada la escritura en tiempo de Adán ¿no podría ser que él haya contado estas cosas a menudo en el círculo familiar, de manera que acabarán por tomar una especia de forma fija hasta que se inventó la escritura? ¿No es posible que Moisés haya escrito la historia de la caída del hombre sustancialmente en las misma palabras con que Adán la relataba?



Capitulo 2:4-17. El Huerto del Edén

    El capitulo 1 llama al Creador, "Dios" (Elohim), nombre genérico del Ser Supremo. Este relato usa "Jehová Dios" (Jehová Elohim), Su nombre personal; primer paso en un largo proceso de auto-revelación de Dios.
    Vapor y no lluvia, vs 5-6. Esto ha de significar que por algún tiempo, ante de haber lluvias, la tierra era regada por fuertes nieblas. Por ser todavía tan caliente la superficie de la tierra y los vapores resultantes tan densos, las gotas refrescantes de lluvia desde las capas superiores de las nubes se evaporarían de nuevo antes de caer a tierra.
    "Jehová Dios plantó un huerto", 8. "Árbol de la Vida", v. 9, 3:23. Puede haber sido un verdadero alimento sustentador de inmortalidad, indicativo de que la inmortalidad nuestra depende de algo fuera de nosotros mismos. Este árbol será nuevamente accesible para los que hayan lavado sus ropas en la sangre del Cordero (Ap. 2:7; 22:2, 14).
    "Árbol de ciencia del bien y del mal", (9, 17). Era "bueno para comer" "agradable a los ojos" y "codiciable para alcanzar la sabiduría" (3:6). Sea cual fuere la naturaleza exacta de esta árbol-literal, figurado o simbólico-la esencia del pecado de Adán y Eva fue cuando menos en parte, el traspasar de Dios a sí mismos el control de sus propias vidas. Dios lea había dicho, en efecto, que hicieran todo cuanto quisieran excepto una sola cosa. Era una prueba de su obediencia. Mientras se abstenían, Dios reinaba en sus vidas. Cuando a pesar de Su mandamiento hicieron lo único que se les prohibía, se hicieron sus propios amos. ¿No es esto la esencia del pecado humano-arrogarnos el derecho de ordenar nuestras vidas según nuestro propio antojo? Desde el principio Dios había dispuesto que el hombre viviera para siempre, siendo la obediencia a Él la única condición. El hombre fracasó, y luego comenzó el proceso largo y lento de la redención por un Salvador, por medio del cual el hombre pueda recobrar su estado perdido.  



Capitulo 2:18-25. La Creación de la Mujer

    Ya se nos había dicho en 1:27 que "varón y hembra los creó". Ahora se nos da la creación de la mujer en mayor detalle. En la fundación misma de la raza humana y a comienzos de la Palabra Sagrada, se declara el origen divino y la santidad del matrimonio; un hombre y una mujer, una sola carne (v.24).
    La Escritura representa al matrimonio como un reflejo terrestre de la relación entre Cristo y la Iglesia (Ef 5:25-32; Ap 19:7; 21:2-9). La Iglesia es la "Esposa" de Cristo. La esposa de Adán fue hecha de su costado, mientras él dormía. Esto puede ser un cuadro primitivo de la Iglesia, la Esposa de Cristo, formada de la "sangre y agua" del costado de Cristo mientras Él "dormía" sobre la cruz (Juan 19:34; 1 Juan 5:6-8).
    "Desnudos, y no se avergonzaban" (25). Puede ser que estuviesen envueltos en la etérea Luz de Dios, tal como se veía Jesús cuando fue transfigurado (Mar 9:3), la cual les sería quitada cuando entró el pecado, pero que un día vestirán nuevamente los redimidos (Ap 3:4; 21:23). Hasta donde sabemos, de toda la creación solamente el hombre viste ropas, insignia de nuestra naturaleza pecaminosa y testigo mudo de la verdad primitiva.

Ubicación del Huerto del Edén 
    Era sobre los ríos Eufrates y Tigris, en la unión de estos con el Pisón y el Gihón (2:10-14). Estos últimos no han sido identificados. Los primeros nacen en la montañas del Cáucaso en el sureste de Asia, fluyen al sureste y desembocan en el Golfo Pérsico, el cual es un brazo del Mar Indico. 
    Podemos decir, pues, que el hombre fue creado y colocado cerca del centro de la superficie de la tierra, ya que esta región del Cáucaso  y del Eufrates queda aproximadamente al centro del hemisferio oriental, el más grande de los dos hemisferios.
    Los etnólogos en general consideran a esta región como hogar original de todas las actuales razas humana. Es la región de donde vinieron el buey, la cabra, la oveja, el cerdo, el perro y la mayoría de los animales domésticos. De aquí también son la manzana, la pera, el durazno, la ciruela, la cereza, el membrillo, la mora, la grosella, la uva, el olivo, el higo, el dátil, la almendra, el trigo, la cebada, la avena, el guisante, el frijol, el lino, la espinaca, el rábano, la cebolla y la mayoría de nuestras frutas y hortalizas. Fue la cuna de la raza humana.  
   


Babilonia
    Aun cuando algunos creen que las altiplanicies armenias, cerca de los nacimientos del Eufrates y del Tigris (que quizás no hayan sido siempre tan altos como ahora), pueden quizás haber sido el sitio exacto del huerto de Edén, el lugar tradicional y generalmente aceptado de éste es en Babilonia, cerca de la desembocadura del Eufrates. "Edin" era el nombre antiguo de la llanura babilónica.  
    Actualmente el Eufrates y el Tigris se unen a unos 160 km. del golfo pérsico. En tiempos de Abraham el golfo se extendía tierra adentro hasta Ur, y los dos ríos entraban al mismo por bocas diferentes. La llanura babilónica entera fue creada por los depósitos aluviales de estos dos ríos, que a menudo cambiaban de cauce.
    Posiblemente en días de Adán los dos ríos hayan estado unidos algún corto trecho, separándose otra vez antes de llegar al golfo. Desde el huerto sobre la corriente única entre la unión y la separación de los dos ríos, se verían cuatro "ramales" (2:10). En tiempos antiguos al Golfo Pérsico se le llamaba "río", y sus mareas, de 3 m. de alto, investirían la corriente de los ríos o "ramales".  

NOTA ARQUEOLÓGICA 
    Eridu, el tradicional Huerto de Edén. El sitio exacto que señala la tradición como lugar del Huerto de Edén es un grupo de túmulos, 20 kms al sur de Ur, llamado Eridu  (Abu Sharem). Era el hogar de "Adapa", el Adán babilónico. El Prisma de Weld dice que los dos primeros reyes de la historia reinaron en Eridu. 
    Según antiguos escritos babilónicos, "cerca de Eridu había un huerto en el cual estaba un misterioso árbol sagrado, un árbol de vida plantado por los dioses, cuyas raíces eran hondas y cuyas ramas llegaban hasta el cielo. Era protegido por espíritus guardianes, y nadie penetra en medio de él".
    Las ruinas de Eridu fueron excavadas por Hall y Thompson, del Museo Británico, 1918-19. Hallaron indicaciones de que había sido una ciudad próspera y culta, reverenciada como el hogar original del hombre.

La Región de Eridu.
    Las excavaciones han revelado que la región alrededor de Eridu era densamente poblada desde los primeros tiempos conocidos, y que fue durante siglos el centro dominante del mundo. Es una región en donde han sido hallados muchos de los escritos más antiguos y más valiosos. 
  • Ur, hogar de Abraham, quedaba a solamente 20 kilómetros de Eridu.
  • Fara, hogar tradicional de Noé, estaba a 110 km.
  • Obeid (Al Ubaid) en donde fue hallado el más antiguo documento histórico que se conoce estaba a solo 24 km.
  • Lagash, en donde se descubrieron inmensas bibliotecas primitivas quedaba a sólo 95 km de Eribu.
  • Nippur, otro centro literario, estaba a 160 km.
  • Erec, una de las ciudades de Nímrod estaba a 80 km. de distancia.
  • Larsa en donde apareció el prisma de Weld, estaba a unos 65 km.
  • Babilonia quedaba a 240 km. desde Eridu



Eridú en Irak 



Prisma de Weld



Capitulo  3. La Caída del Hombre

    Esta se produjo por sutileza y engaño de la serpiente. Génesis presenta a la serpiente como hablando por sí misma, pero otras Escrituras indican que fue Satanás quien hablaba por medio de la serpiente (2 Co 11:3, 14; Ap 12:9; 20:2). Adán y Eva estaban en aquel momento solos, sin otros compañeros que los animales, con los cuales parecen haber tenido relaciones amistosas (2:19, 20). Algunos han creído que originalmente la serpiente caminaba erguida y que era muy hermosa, y el ser que por su naturaleza era el más apropiado para convertirse en instrumento de Satanás. Sedujo a Adán y Eva a que desobedecieran a su Creador. Así cayó la sombra del pecado, de tinieblas, de trabajos y dolor y muerte sobre el mundo que Dios había hecho tan hermoso y "muy bueno" (1:31).

¿Por qué Hizo Dios al Hombre de Manera que Pudiera Pecar?
    Bueno, ¿y de qué otra manera podría haberlo hecho, salvo como máquina, o como animal guiado únicamente por el instinto? ¿Podría haber un ser moral sin el poder de escoger? La libertad es don de Dios al hombre; libertad para pensar y para escoger; libertad de conciencia, aun cuando el hombre use de su libertad para rechazar y desobedecer al Dios que se la dio.
    En cierto desastre ferroviario, el maquinista, que pudo haber salvado su vida saltando del tren, permaneció en su puesto y así salvó a los pasajeros; pero perdió su propia vida. Se le hizo un monumento;  no al tren, que solamente hizo lo que su maquinista le obligó a hacer, sino al maquinista que por su propia voluntad escogió dar su vida para salvar a los pasajeros. ¿Qué mérito había en obedecer a Dios si en nuestra naturaleza no hubiera inclinación de hacer otra cosa distinta? Pero si de nuestra propia elección, y contra los impulsos de nuestra naturaleza, obedecemos a Dios, va en ello el carácter.    

¿No Sabía Dios que el Hombre Pecaría?
    Sí, y sabía las fatales consecuencias; pero también sabía el resultado final. Sufrimos y padecemos, y nos preguntamos por qué Dios hizo semejante mundo. Pero algún día, cuando todo haya llegado a dar fruto final, nuestros padecimientos terminarán, nuestras preguntas cesarán, y juntos con los redimidos de todos los tiempos nos uniremos en interminables aleluyas de alabanza a Dios por habernos creado tal como lo hizo, y por habernos conducido  hasta la vida, la gloria y el gozo en las edades sin fin de la eternidad. 

Efectos del Pecado sobre la Naturaleza.
    Aquí en las primeras páginas de la Biblia tenemos una explicación primitiva de la Naturaleza tal como es hoy día: la aversión universal contras las serpientes (3:14, 15), el dolor en el parto (3:15) y la producción espontánea de hierbas nocivas mientras que la vegetación alimenticia demanda trabajoso cultivo (3:17-19); así como la base del descanso semanal (2:2, 3) y del matrimonio (2:24); e insinuaciones de Cristo en la Simiente de la Mujer (3:15) y en el sacrificio y la propiciación (4:4). 

"La Simiente de la Mujer", 15
    Inmediatamente después de la caída del hombre se da la profecía y la afirmación divina de que la creación del hombre aún había de ser un éxito, por medio de la "Simiente de la Mujer". Esta es la primera sugerencia bíblica de un Redentor que había de venir. El uso de "le" (v.15) indica que se trata de una sola persona. Solamente un descendiente de Eva ha nacido de mujer sin ser engendrado de varón. Aquí al comienzo mismo de la historia bíblica tenemos este vislumbre de Cristo; y conforme recorremos sus páginas, las insinuaciones, alusiones, vislumbres, cuadros y declaraciones se vuelven más claros y más abundantes, de tal manera que cuando llegamos al final del antiguo Testamento se nos ha dado un cuadro bastante completo de Cristo.  
    "Madre de todos los vivientes", 20. Sobre la unidad de la raza en Adán se basa la expiación de Cristo. El pecado de un solo hombre trajo la muerte; la muerte de un solo Hombre trajo la redención del pecado (Rom 5:12-19).  

NOTAS ARQUEOLÓGICAS
    Tradición Babilónica de la Caída del Hombre. Las inscripciones primitivas babilónicas abundan en referencias a un "árbol de la vida" del cual fue expulsado el hombre por la influencia de un espíritu maligno personificado en una serpiente, y al cual impidieron su regreso querubines guardianes.
    Entre estas tablillas hay una histórica de "Adapa" tan notablemente paralela en algunos detalles a la historia bíblica de Adán, que se le llama al Adán babilónico. "Adapa, simiente del hombre"; "el sabio de Eridu"; "sin culpa"; luego "ofendió a los dioses"; "por causa del saber"; después "se hizo mortal"; "la comida de los dioses no comió"; "enfermedad trajo sobre el pueblo"; los dioses dijeron, "no descansará"; "le vistieron de ropas de lujo".
    
El "Sello de la Tentación" hallado entre las antiguas tablillas babilónicas y actualmente en el Museo Británico, parece referirse claramente al relato del Huerto de Edén. Al centro hay un árbol; a la derecha un hombre; a la izquierda una mujer cogiendo fruta; detrás de la mujer una serpiente erguida, en actitud de hablarle.      
    

Sello de la Tentación 
(Tablilla Babilónica) 

    

"Adapa"



El Sello "Adán y Eva"
    Hallado en 1932 por el Dr E. A. Speiser del Museo de la Universidad de Pennsylvania, cerca del fondo del túmulo de Tepe Gawra, 20 km. al norte de Nínive. Lo calcula como del año 3.500 A.C., y lo llama "muy sugestivo de la historia de Adán y Eva"; un hombre y una mujer, desnudos y caminando como completamente abatidos y angustiados, seguidos de una serpiente. El sello es de unos 2.5 cm. de diámetro, grabado sobre piedra. Se halla ahora en el Museo de la Universidad de Pennsylvania.  

Sello "Adán y Eva"


Significado de estas inscripciones primitivas.
    Estos documentos antiguos, grabados sobre piedra y barro en el amanecer mismo de la historia y en el hogar original de la raza humana, preservados bajo el polvo de los siglos y por fin descubiertos por la pala del arqueólogo, son evidencias bien definidas de que los rasgos principales de la historia bíblica de Adán se grabaron profundamente en los pensamientos del hombre primitivo. 

Otras Tradiciones de la Caída del Hombre
  • Persia: Nuestros primeros padres, inocentes, virtuosos y felices, vivieron en un huerto en donde había un árbol de la inmortalidad, hasta que apareció un espíritu maligno en forma de serpiente. Puede haberse heredado esta tradición de Jafet, así como los hebreos heredaron la suya se Sem.
  • India: En los primeros tiempos el hombre era libre de mal y de enfermedades, tenía todo cuanto deseaba, y vivía largo tiempo.
  • Gracia: Los primeros hombres, de la edad de oro, eran desnudos, libres de mal y de sufrimiento, gozaban de comunión no interrumpida con los dioses, y la tierra daba sus frutos espontáneamente.  
  • China: Había una tradición de una edad feliz en la cual el hombre tenía abundancia de comida y estaba rodeado de animales pacíficos. 
  • Los mongoles y tártaros tenían tradiciones similares.   
  • Tautones: La raza primitiva gozaba de una vida de festividad perpetua. 
  • Toda las razas bárbaras tienen tradiciones de un estado más civilizado.
  • El relato original del huerto de Edén fue sin duda contado por Adán a Matusalén, por éste a Noé y éste lo contó a sus hijos; y en las culturas nacionales posteriores se desfiguro de diferentes maneras. ¿No son estas tradiciones evidencias de una fuente verídica primitiva?


Capitulo 4. Caín y Abel

    Admitiendo que Adán y Eva fueron creados adultos, cuando Caín mató a Abel ellos deben de haber tenido unos 129 años, porque poco después nació Set (4:25) cuando Adán tenía 130 años (5:3).
    El sacrificio de Abel (4:4) fue aceptable por cuanto él era justo (1 Jn 3:12) y porque lo ofreció en fe (He 11:4). Tal parece que al entrar el pecado, Dios haya ordenado tales sacrificios. Parece  haber sido una especie de cuadro primitivo de la muerte expiatoria de Cristo.
    La esposa de Caín (4:7) tiene que haber sido hermana suya, ya que Eva era "madre de todos los vivientes" (3:20). Adán tuvo un número no específico de hijos e hijas (5:4). La tradición dice que eran 33 hijos y 28 hijas. 
    ¿A quién temía Caín (4:14)? En los 130 años desde la creación de Adán hasta el asesinato de Abel pueden haber surgido muchas generaciones y una población total de algunos miles.
    La señal de Caín (4:15). Fuese los que fuese, la gente debe de haber entendido lo que significaba. Esto puede haber sido el origen de la escritura; la señal representaba una idea, y pronto se usarían diferentes señales para diferentes ideas. 
    La ciudad de Caín al oriente de Edén (4:17) probablemente era solamente un pueblo de toscas cabañas, con muro para su defensa, como especie de cuartel general de su prole proscrita.   
    La poligamia (4:19) siguió al asesinato, en la familia de Caín. Dios había ordenado desde el comienzo, que un hombre y una mujer vivieran juntos en matrimonio (2:24), pero el hombre pronto dispuso de otra manera.  

NOTA ARQUEOLÓGICA
    Uso Primitivo de Metales. Cuando Adán aún vivía sus descendientes aprendieron el uso del cobre y del hierro, e inventaron instrumentos de música (4:21, 22).
    Hasta hace poco se creía que el uso del hierro era desconocido antes del siglo 12 A.C. Los términos que han usado historiadores y arqueólogos para designar los pasos sucesivos en el avance de la civilización, son:
  • Paleolítica: Edad primitiva de piedra, usándose piedras sin labrar.
  • Neolítica: Edad posterior de piedra, usándose piedras labradas.
  • Calcolítica: Cobre y piedras; transición de la piedra al metal.   
  • Edad de Bronce: 2500 año 1200 A.C.
  • Edad de Hierro: del 1200 A.C. en adelante.
    En 1933 el Dr H. E. Frankfort, del Instituto Oriental, descubrió en las ruinas de Asmar, unos 160km. al norte de Babilonia, una hoja de hierro que había sido hecha alrededor del 2700 A.C., con lo cual el uso conocido del hierro retrocede unos 1500 años.
    Las inscripciones primitivas revelan que Babilonia jamás ha sido habitada por gente que no hayan conocido el uso de metales. Instrumentos de cobre han sido hallados en las ruinas de diferentes ciudades antediluvianas.
    El prisma de Wed, que da los nombres de los diez reyes longevos que reinaron entes del diluvio, dice que el tercero, el quinto y el sexto reinaron en un lugar llamado "Badgurgurru". Esta palabra significa "ciudad de trabajadores de bronce". Quizás sea una tradición acercva de la ciudad de Caín (4:17).

Libro de las Generaciones de Adán"     
    El tercero de los documentos que forman el libro del Génesis. Continúa el relato hasta el año 500 de la vida de Noé (5:32).Puede haber sido comenzado por Adán, continuado por Enoc y Matusalén y terminado por Noé. Copias de éste y de los dos documentos anteriores, sobre tablillas de barro, pueden haber sido enterrados por Noé en Sippar como lo cuenta la tradición; también puede haber llevado copias consigo en el arca. 



Capítulo 5. Genealogías desde Adán hasta Noé

    Las edades se dan como sigue:
  • Adán 930 años.
  • Set, 912.
  • Enós, 905.
  • Cainán, 910.
  • Mahalaleel, 895.
  • Jared, 962.
  • Enoc, 365.
  • Matusalén, 969.
  • Lamec, 777.
  • Noé, 950 anos.
    Tan larga vida se explica generalmente por la teoría de que el pecado apenas había comenzado su obra maligna sobre la raza, que descendía de una naturaleza originalmente inmortal. Algunos piensan que los nombres no son de individuos sino de épocas dinastías; otros creen que en aquel tiempo los meses se contaban como años. Los críticos modernistas desde luego dicen que todo es leyenda y mito.
    Las cifras en este capítulo y en el 6:6 indican un período de 1656 años entre la creación del hombre y el diluvio. Algunos piensan que por tener esta genealogía y la del capítulo 11 exactamente diez generaciones cada una , quizás hayan sido abreviadas, como la de Jesús en Mateo capítulo 1. Pero en contra de esto está la fórmula "vivió ...años, y engendró a ..."   

Enoc 21-24
    Fue le mejor de ellos. En una sociedad de maldad indecible, "caminó con Dios". Nació 622 años después de la creación de Adán, fue contemporáneo de éste durante 308 años. Dios se lo "llevó" 69 años antes del nacimiento de Noé, cuando tenía solamente 365 años de edad.   
    Fuera de Enoc, solamente Elías fue así traspasado con ver la muerte (2 Reyes 2). Quizás Dios haya propuesto a estos dos como una especie de cuadro de la suerte feliz de los santos que estén todavía vivos cuando el Señor regrese (1 Tes 4:17).
    Los árabes tenían una leyenda acerca de que fue Enoc quien inventó la escritura. El Nuevo Testamento contiene una referencia a una profecía suya (Judas 14).

Matusalén, 25-27
    Fue le más anciano de los diez, con 969 años. Fue hijo de Enoc, y contemporáneo de Adán durante 243 años y de Sem durante 98 años, formando así un eslabón entre el huerto de Edén y el mundo postdiluviano. Murió en el año del diluvio.  

NOTA ARQUEOLÓGICA 
    Longevidad primitiva. Beroso, historiador babilónico del año 300 A.C., basando su historia en archivos del templo de Marduk copiados de inscripciones primitivas, muchas de las cuales han sido descubiertas, nombró a diez reyes longevos que reinaron desde 10.000 hasta 60.000 años cada uno: Aloro, Alaparo, Amelón, Ammenón, Magalaro, Daono, Eudoraco, Amempsino, Otiartes y Xisuthro. "En los días de Xisuthro", dice Beroso, "ocurrió el Gran Diluvio". 
    El prisma de Weld y tablillas de Nippur dan los nombres de reinados como sigue:

Alulim 
Alalmar
Emenluannba
Kichunna
Enmengalanna
Dumuzi
Sibzianna
Emenduranna
Uburrato
Zinsuddu (Utnapishtim)
Reinó en Eridu
Reinó en Eridu
Reinó en Badgurgurru
Reinó en Larsa
Reinó en Badgurgurru
Reinó en Badgurgurru
Reinó en Larak
Reinó en Sippar
Reinó en Shuruppak
 
28.000 años 
36.000 años
43.000 años
43.000 años
28.000 años
36.000 años
28.000 años
21.000 años
18.000 años
64.000 años


Tablillas de Nippur

    "Entonces el diluvio destruyó la tierra"
Estos deben de ser los mismos reyes citados por Beroso, llamados por diferentes nombres después de la confusión de lenguas en Babel. Las tablillas que dan estos nombres fueron escritas después del comienzo del período histórico. Parece que los antiguos, cuando hablaban de tiempos prehistóricos, caían en el mismo error de algunos modernos, el de exagerar hasta dimensiones fabulosas la cronología de su mundo primitivo. 
    Además de los babilonios, también los persas, egipcios, hindúes, griegos y otros tenían tradiciones de la gran longevidad de los primeros habitantes de la tierra. ¿De dónde vendrían tales tradiciones si no del hecho que los hombres realmente vivían largo tiempo?   

NOTA ARQUEOLÓGICA
    Excavaciones de las Ciudades Antediluvianas. Las ciudades nombradas al comienzo como capitales de reyes antediluvianos todas han sido identificadas excepto Badgurburru. Las excavaciones en las ruinas de estas y otras ciudades antediluvianas han traído a la luz muchos detalles de la vida antediluviana y nos hacen muy real el mundo de los primeros capitulo de Génesis. 
    Entre las ciudades antediluvianas excavadas se hallan Eridu, Obeid, Erec, Susa, Tepe Gawara, Ur, Kish, Fara (Shuruppak), Sippar (Acad), Larsa y Jemdet Nasr. En sus reuinas, los arqueólogos han llagado muy cerca de los comienzos de la vida urbana en babilonia.
    Entre las reliquias de pueblos antediluvianos halladas en estas ruinas se cuentan objetos tales como alfarería pintada, implementos de pedernal, herramientas de obsidiana (vidrio volcánico), vasos de turquesa, hachas, espejos, azadores y hoces de cobre, diferentes implementos de piedra, de pedernal y de cuarzo, modelos de barcos, un horno subterráneo de alfarero y hermosas muestras de alfarería vitrificada, cosméticos que usaban las mujeres prehistóricas para oscurecer cejas y párpados, ruinas de templos de ladrillo pintado de rojo o recubierto de repello, alfarería artísticamente pintada con complicados dibujos geométricos y figuras de aves, hasta un carro, y obras arquitectónicas que indican "una civilización sorprendentemente avanzada".          



Capitulo  6:1-8. La Maldad Antediluviana

    Se cree que los "hijos de Dios" (6:2) o son ángeles caídos, a los cuales pueden referirse 2 Ped 2:4 y Judas 6, o cabecillas de las familias seteas que se hayan casado con la descendencia impía de Caín. Sean cuales sean, estos matrimonios anormales llenaron de violencia y corrupción la tierra.
    Jesús tuvo el diluvio como un hecho histórico, y comparó el tiempo de Su segunda venida con los días de Noé (Mat 24:37-39). Los secesos de hoy día nos hacen preguntarnos si no estará acercándose aquel tiempo ahora mismo. 
    Los "120 años" (6:3) parecen referirse al plazo señalado para el diluvio. También pueden referirse a la menor duración de la vida humana, en comparación con las citadas en el capitulo 5.

"Las Generaciones de Noé" 6:9-9:28
    El cuarto documento del libro de Génesis. Contiene la historia del diluvio, contada o quizás escrita por Noé, y transmitida por Sem a Abraham. 



Capitulo 6:9-18. Noé y el Arca

    El Arca era de casi 140 m. de eslora, 23 de manga y 14 de altura. Tenía tres cubiertas,divididas en compartimientos, y un ventanal alrededor en la parte superior. Algunos han calculado su desplazamiento, en cerca 40.000 toneladas. Sus dimensiones y proporciones se aproximan bastante a las de los grandes transatlánticos modernos. Puesto que vivía a orillas de grandes ríos la construcción de barcos debe de haber sido uno de las primeras obras del hombre. Las tablillas cuneiformes nos muestran que en el amanecer de la historia ya se dedicaban los habitantes de Babilonia al comercio fluvial  y marítimo. Según la tradición babilónica el hogar de Noé era Fara, sobre el Eufrates, a unos 110 km. al noroeste del sitio del Huerto de Edén, de manera que la construcción de barcos y la navegación fluvial deben de haberle sido familiares desde la niñez. 



Capitulo 6:19-7:5. Los Animales

    En 6:19-21 y 7:2 se nos explica que debían llevarse en el arca siete parejas de cada animal limpio, pero solamente una pareja de los demás. Algunos han calculado que el arca tendría cabida para 7.000 especies de animales. Para reunirlos, quizás hayan buscado a ejemplares muy jóvenes; aunque también se nos dice que a veces los animales silvestres parecen presentir una catástrofe inminente y se vuelven mansos. 
     Era una tarea gigantesca construir el arca, reunir los animales y almacenar los alimentos necesarios. Noé y sus tres hijos no podrían hacerlo solos. Como era nieto de Matusalén y biznieto de Enoc, puede haber sido rey de una ciudad conforme a la tradición babilónica, y puede haber empleado a miles de personas en la obra. Y bien puede haber tardado en hacerlo la mayor parte de 120 años (6:3). Fue sin duda objeto de burlas incesantes, pero permaneció impávido en su fe (2 Pe 2:5; He 11:7).     



Capitulo 7:6-8:19. El Diluvio 

    "Fueron rotas las fuentes del abismo, y las cataratas del cielo fueron abiertas" (7:11). Casi podría llamarse el valle del Eufrates el istmo del hemisferio oriental, en donde el Mediterráneo y el Mar Índico se acercan y casi dividen a África de Europa y Asia. La región montañosa armenia es casi como un sistema de islas, con los mares Caspio y Negro al norte, el Mediterráneo al oeste, y el Golfo Pérsico y el Mar Índico al sur. Un hundimiento catastrófico de la región provocaría el influjo de las aguas de estos mares, al mismo tiempo que las lluvias arreciarían desde arriba.       
 
Área del Diluvio
    "Todos los montes altos que había debajo de todo los cielos fueron cubiertos; y murió toda carne que se mueve sobre la tierra" (7:19, 21). Tal es, sin duda, el lenguaje mismo en que Sem contó o escribió la historia del diluvio a sus hijos y nietos. Lo relató tal como lo vio. 
    ¿Interpretaremos su lenguaje conforme a la geografía suya, o a la nuestra de hoy? Toda la raza fue destruida excepto Noé y su familia. Para destruir la raza solamente era necesario que el diluvio cubriese aquella parte de la tierra que había sido habitada. Según el relato bíblico, solamente había habido diez generaciones desde Adán, el primer hombre. ¿Cómo podría una sola familia en diez generaciones y con métodos primitivos de viajar, poblar toda la tierra? Muy probablemente la raza humana no se había extendido más allá de la cuenta del Eufrates. Sin embargo, algunos creen que el Diluvio cubrió realmente toda la tierra tal como ahora la conocemos, y la identificamos con el último gran cambio en loas niveles terrestres al final de la época glacial. 

Cronología del Arca
  • Noé entró en el arca 7 días antes de que lloviese, 7:4, 10. 
  • Comenzó a llover el día 17 del segundo mes del año 600 de Noé, 7:11. 
  • Llovió durante 40 días, 7:12. Las aguas prevalecieron 150 días, 7:24; 8:3.  
  • El arca encalló el día 17 del séptimo mes, 8:4. 
  • Se descubrieron las cimas de los montes el primer día del décimo mes, 8:5. 
  • Se quitó la cubierta del arca el primer día del primer mes del año 601 de Noé, 8:13. 
  • Noé salió del arca del día 27 del segundo mes, 8:14-19. 
  • Estuvo en el arca un año y 17 días; 5 mese flotando y 7 encallado.  
El Monte Ararat
    Luego de flotar 800 km. mas desde su punto de partida, el arca descansó sobre un pico de las montañas de Armenia llamado Ararat a unos 3200 km al norte de Nínive. El Monte Ararat tiene unos 5.200 m de altura. A su pie se halla una ciudad llamada Naxuana o Nakhichevan, que afirma tener la tumba de Noé. El nombre significa "Aquí asentóse Noé".


Monte Ararat
    

Capítulos 8:20-9:17. El Arco Iris
    Si como piensan algunos geólogos, había antes del Gran Diluvio inundaciones frecuentes debido a cambios en los niveles terrestres, y un clima más caluroso y mayor densidad de humedad en el atmósfera, puede ser que este gran cambio geológico produjera una atmósfera más despejada que haría más visible el arco iris.. Dios lo designó como señal de SU pacto con el hombre, de que "no habrá más diluvio para destruir la tierra" (9:8-17). La próxima destrucción de la tierra será por fuego (2 Ped 3:7).



Capitulo 9:18-28. La Profecía de Noé, 9:25-27

    Los descendientes de Cam habían de ser sujetos a servidumbre; los semitas conservarían el conocimiento del Dios verdadero; y las razas jeféticas tendrían parte dominante en el mundo y suplantarían a los semitas en enseñar acerca de Dios. Esto se cumplió cuando los israelitas tomaron Canaán, los griegos tomaron Sidón, y Roma derrotó a Cartago. Desde entonces las razas jeféticas han dominado al mundo, y han sido convertidas al Dios de Sem, mientras que los semitas han ocupado un lugar de relativa insignificancia, y las razas camitas un lugar de servidumbre. Un pronóstico sorprendente de la historia. 

¿Ha Sido Descubierta el Arca de Noé?  
    Diferentes publicaciones afirman que poco antes de la revolución bolchevique, ciertos aviadores rusos, dijeron haber visto el casco de un barco gigantesco muy arriba en los inaccesibles reductos glaciales del Monte Ararat, y que se informo de esto al gobierno ruso; que el Zar envió una expedición la cual encontró el barco y tomó medidas, dibujos y fotografías. Poco después, el gobierno zarista fue derrocado; luego tomaron el poder los bolcheviques ateos, y los informes jamás fueron publicados. Esperemos que pronto pueda investigarse.

Tradición Babilónica del Diluvio
    Según contó Beroso en 300 A.C., los archivos del Templo de Marduk en Babilonia contenían esta historia: Que cierto rey Xisutho  fue amonestado por los dioses a que construyera un barco y tomará a bordo a sus amigos, parientes y toda clase de animales, y la comida necesaria. Hizo un barco inmenso, que encalló en Armenia, Cuando las aguas bajaron, envió aves; a la tercera vez, no volvieron. Salió del barco, hizo un altar, y ofreció sacrificios. Otra versión más antigua de esta tradición se halla en las tablillas del Diluvio encontradas en 1872 por George Smith, en Nínive      





Otras Tradiciones
  •     Los egipcios tenían una leyenda de que los dioses cierta vez purificaron la tierra mediante un gran diluvio, del cual solamente se salvaron unos pocos pastores sobre una montaña
  •     La tradición griega: Deucalion, amonestado de que los dioses habían de traer un diluvio sobre la tierra por su gran maldad, hizo un arca, que luego descansó sobre el Monte Parnaso. Envió dos veces una paloma.
  • Tradición hindú: Siendo advertido, Manu hizo un barco en el cual solamente él se salvó, de entre todos los seres vivientes.
  • Tradición china: Fa-He, fundador de la civilización china, según se dice se salvó juntamente con su esposa, tres hijos y tres hijas, de un diluvio que fue enviado porque el hombre se había rebelado contra el cielo. 
  • Inglaterra: Los druidas tenían una leyenda de que la tierra había sido poblada de nuevo por un patriarca justo que en un barco fuerte se había salvado de un diluvio enviado por el Ser Supremo para destruir al hombre por sus maldades. 
  • Los polinesios cuentan historias de un diluvio del cual ocho personas se salvaron en una canoa. 
  • México: Un hombre con su esposa e hijos se salvaron en un barco, de un diluvio que destruyó la tierra. 
  • Perú: Un hombre y una mujer se salvaron en un cajón de flotó sobre las aguas del diluvio.
  • Los indios norteamericanos tenían varias leyendas según las cuales una, tres u ocho personas se salvaron de las aguas.
  • Groenlandia: La tierra se volcó y todos se ahogaron menos un hombre y una mujer, que poblaron de nuevo la tierra.
Universalidad de la Tradición 
    Los babilonios, asirios, egipcios, persas, hindúes, griegos, chinos, frigios, fijianos, esquimales, indios norte y sur americanos, brasileños, peruanos y toda rama de la raza humana-semitas, arianos y turanios- todos tiene tradiciones de un gran diluvio que destruyó a toda la humanidad menos a una sola familia; tradición que se habrá impreso indeleblemente en la memoria de los antepasados de todas estas razas antes de que se separaran. "Todos estos mitos se comprenden solamente bajo el supuesto de que algún evento de tal naturaleza sucedió. Semejante creencia universal y que no nazca de algún principio instintivo de nuestra naturaleza, necesariamente ha de basarse en hecho histórico"

NOTA ARQUEOLÓGICA 
    Las Tablillas del Diluvio: George Smith, del Museo Británico, encontró en 1872 en unas tablillas de la biblioteca de Assur-banipal en Nínive, relatos del Diluvio notablemente parecidos al relato bíblico. Habían sido copiados de otras tablillas que databan desde la primera dinastía de Ur, a mediados del período entre el Diluvio y Abraham. Más tarde fueron encontradas muchas de estas tablillas antiguas. En estas historias aparecen repetidamente las expresiones, "el diluvio", "la época de antes del diluvio," "los escritos de los tiempos antes del diluvio". El prisma de barro que contiene los nombres de los diez reyes longevos antediluvianos dice, después del décimo nombre, "Entonces el diluvio destruyó la tierra."    


Tablillas del Diluvio


Relatos del Diluvio, por el Noé Babilónico.
    Esta forma parte de la llamada Epopeya de Gilgames. Gilgames era el quinto rey de la dinastía de Erec, la cual fue una de las primeras después del diluvio. El poema relata la historia de sus aventuras, una de las cuales fue una visita al hogar isleño de Utnapishtim, el Noé babilónico, en busca del secreto de la vida eterna que se suponía que éste poseía. Esta visita se representa sobre un sello que se halló hace poco en Tel Bila cerca de Nínive. En su contestación a Gilgames, Utnapishtim (Noé) relata la historia del diluvio y de su rescate de él. Esta historia aparece en muchas tablillas diferentes, con variantes, y puede condensarse como sigue: "La asamblea de los dioses acordó enviar un diluvio., Dijeron: Sobre el pecador descanse su pecado. Oh hombre de Shuruppak, haz un barco, salva tu vida. Hazlo de seis pisos, cada uno de siete parte.Cúbrelo de asfalto por dentro y por fuera. Bótalo sobre las aguas. Tome en el barco simiente de vida de toda especie. Lo hice. Con todo cuanto tenía lo cargué, de plata, oro y todo ser viviente que tenía. Embarqué en el barco con mi familia y parentela. Cerré la puerta. Llegó el tiempo señalado. Observé la apariencia del día. Era terrible. Toda luz se volvió oscuridad. Las lluvias descendieron. Rugió la tempestad, como carga de botella, contra la humanidad. Temblaba el barco. Los dioses lloraban. Mire sobre el mar. Todo hombre estaba hecho polvo, como troncos que flotaban alrededor. Cesó la tempestad. El diluvio había pasado. El barco encalló sobre al Monte Nazir. Al séptimo día envié una paloma; regresó. Envié una golondrina; volvió. Envié un cuervo; bajó, vadeó, graznó; no volvió. Desembarque. Ofrecí sacrificio. Los dioses olieron el grato olor. Dijeron: No se haga así ya más. Dijeron: En otros tiempos Utnapishtim era hombre; sea ahora como nosotros inmortal, y viva lejos, en la desembocadura de los ríos."         


Sello de Gilgames


NOTA ARQUEOLÓGICA
    La Capa Diluviana de Ur. Estas tradiciones del diluvio, aunque mezcladas con politeísmo y algo de mitos, demuestran que el diluvio estaba grabado en la memoria de los primeros habitantes de Babilonia como un hecho verídico. Y ahora en los últimos pocos años, una capa verdadera de barro, evidentemente depositada por el diluvio, ha sido hallada en tres lugares diferentes; en Ur, a 20 km. del sitio tradicional del huerto de Edén; en Fara, hogar tradicional de Noé, 100 km. aguas arriba del Eufrates; en Kish, suburbio de Babilonia, otros 160 km. más arriba por el río; y posiblemente en un cuarto lugar, Nínive, casi 500 km. más allá en el mismo río. 
    En Ur, la ciudad de Abraham, la expedición conjunta del Museo de la Universidad de Pennsylvania y el Museo Británico, bajo la dirección del Dr C. L. Woolley, halló en 1929 cerca del fondo de los túmulos de Ur y debajo de diferentes capas de ocupación humana, una gran capa homogénea de arcilla sedimentaria, de 2.50 m. de espesor, sin mezcla alguna de reliquias humanas, y sin embargo con las ruinas de otras ciudad todavía más abajo. Dijo el Dr. Woolley que 2.50 m. de sedimento implica una sumersión prolongada debajo de mucha profundidad de agua; que no podría producirse por ninguna inundación común y corriente del río, sino solamente por algún vasto diluvio tal como el relato en la Biblia. La civilización de debajo de la capa diluviana era tan diferente de la que había encima de ella, que indicaba para el Dr Woolley "una interrupción repentina y tremenda en la continuidad de la historia". 

      



NOTA ARQUEOLÓGICA
    La Capa Diluviana de Kisk. Se dice en las tablillas de Kish, (Ukheimer, El-Ohemer, Uhaimir) en el lindera occidental de Babilonia, sobre un lecho ahora seco del Eufrates, fue la primera ciudad que después del diluvio fue reedificada en el mismo sitio.
    La expedición conjunta del Museo Field y la de la Universidad de Oxford, dirigida por el Dr. Stephen Langdon, halló en 1928-1929 en las capas inferiores de las ruinas de Kish un depósito de arcilla limpia sedimentaria de 1.50 m. de espesor, lo cual indica una inundación de vastas proporciones. No contiene objetos de ninguna clase. El Dr. Langdon sugirió que pudo haber sido causada por el diluvio mencionado en la Biblia. Los restos encontrados debajo de ella representan una cultura de tipo completamente diferente. Entre los objetos hallados hubo un carro de cuatro ruedas, siendo éstas de madera con clavos de cobre. Entre las limoneras yacían los esqueletos de los animales que tiraban del carro.  





NOTA ARQUEOLÓGICA 
    La Capa Diluviana de Fara. Fara (Shuruppak, Sukkurru), hogar del Noé babilónico, estaba casi a medio camino entre Babilonia y Ur; antes sobre el Eufrates, que ahora corre 40 millas al este. Es una serie de túmulos bajos, azotados por las arenas del desierto, excavados en 1931 por el Dr Eric Schmidt del Museo de la Universidad de Pennsylvania. Halló los restos de tres ciudades; la superior, contemporánea con la tercera dinastía de Ur; la segunda, sumeria primitiva; y la inferior, antediluviana. 
     La capa diluviana separaba la ciudad media de la más antigua. Era de tierra amarillenta; una mezcla de arena y barro, evidentemente aluvial y sin trazas de ocupación humana. Debajo del sedimento diluviano había una capa de carbón y cenizas, restos de color obscuro que quizás hayan sido muros, alfarería pintada, esqueletos, sellos cilíndricos, sellos para estampar, ollas, cazuelas y vasijas, todo con el aspecto de que la población había "dejado repentinamente sus hogares, abandonando sus enseres." 

    ¿En Nínive También? En sus "Anales de Arqueología y Antropología" M. F. Mallowan, director de excavaciones del Museo Británico en Nínive, 19320-33, describe la perforación de un hoyo de 27 m. de profundidad en el Túmulo Mayor, desde la cima hasta suelo virgen. Dice que 21 de los 27 m. representaban cinco etapas pre-históricas de ocupación, y que como a la mitad de esta distancia, entre las capas segunda y tercera desde el fondo, había un estrado de 2.50 m. de espesor formado de capas alternas de barro pegajoso y de arena de río, con 13 aumentos sucesivos de nivel, lo cual según su opinión, indicaban una serie de épocas lluviosas muy severas. Había una diferencia notable entre la alfarería debajo de este retrato y la de encima. ¿Podrá ser esto otro indicio del diluvio?

"Las Generaciones de los Hijos de Noé", 10:1-11:9
    El quinto documento del libro de Génesis (véase al comienzo de esta pagina) preparado, probablemente, por Sem, y entregado por éste a Abraham. Sen vivió desde 98 años antes del diluvio hasta 150 años después del nacimiento de Abraham (11:10).
    



Capitulo 10. Naciones Descendientes de Noé

    La familia de Noé desembarcó del Arca en el monte Ararat, cerca de las fuentes del río Eufrates. Parece que luego emigraron 800 km. al sureste y se asentaron en Babilonia, su hogar antediluviano. Cien años más tarde, fueron dispersados por la confusión de lenguas (10:25)          


Descendientes de Jafet; Grupo Norteño de Naciones, 2-5
    Los jafelitas se dirigieron hacia el norte y poblaron regiones alrededor de los mares Negro y Caspio, y fueron progenitores de las grandes razas caucásicas de Europa y Asía. Los griegos tenían una tradición de que "Iapatos" (¿Jafet?) era padre de la raza humana.    

Descendientes de Cam; Grupo Sureño de Naciones, 6-20
    Los camitas  emigraron al sur. Los nombres que aquí se citan parecen indicar Arabia Central y Meridional, Egipto, y las costas este y sur del Mediterráneo. Canaán, hijo de Cam, colonizó y dio su propio nombre a la tierra que luego fue hogar nacional de los judíos.  Egipto fue llamado la "Tierra de Cam", y puede ser que éste haya encabezado en persona la emigración hacia allá. "Khen", nombre de un dios egipcio, era equivalente de la palabra hebrea Cam, Egipto también fue llamado "Mizraim", nombre de otro hijo de Cam. Nimrod fue camita.     

Descendientes de Sem; Grupo Central de Naciones, 21-31
    Samitas fueron los judíos; asirios, sirios y elamitas, en la parte norte del valle del Eufrates y sus alrededores. El "Jobab" de versículo 29 puede haber sido Job.


Nimrod, 8-12 
    Nimrod fue el caudillo más prominente de los 400 años entre el Diluvio y Abraham. Nieto de Cam y nacido poco después del Diluvio, a juzgar por las edades citadas en 11:10-16, puede haber vivido durante todo aquel período. Fue hombre muy emprendedor.
    Su fama de "vigoroso cazador" implica que fue protector del pueblo en una época en que las fieras eran amenaza continua. En los sellos y bajorrelieves primitivos de babilonia a menudo se representa a un rey en combate victorioso con un león. Esto puede ser una tradición acerca de Nimrod.
    En su ambición de controlar a la raza que se multiplicaba y se extendía rápidamente, parece haber sido cabecilla de la empresa de la Torre de Babel (10:10; 11:9). Parece también que después de la confusión de las lenguas y la dispersión de las gentes, Nimrod haya reiniciado los trabajos en Babilonia. Después levantó tres ciudades vecinas, Erec, Acad y Calneh, y las consolidó en un solo reino bajo su propio dominio. Las ciudades y los reinos eran en aquel tiempo muy pequeños, pero tales fueron los comienzos del imperialismo.
    Por largo tiempo Babilonia fue conocida como la "Tierra de Nimrod". Después se le deificó como dios de Babilonia, siendo su nombre idéntico con "Merodac". 
    Todavía con ambiciones de controlar a la raza que seguía extendiéndose, Nimrod fue 500 km. más al norte y fundó Nínive (aunque otra versión dice que fue Assur) y las ciudades vecinas de Rehobot, Calah y Resen. Este fue el reino norteño de Nimrod. Durante muchos siglos después, estas dos ciudades de Babilonia y Nínive, fundadas por Nimrod, fueron las ciudades principales del mundo. Algunos identifican a Nimrod con Gilgames, quinto rey de la dinastía de Erec.
    Según escritos cuneiformes, Nínive fue colonizada desde Babilonia, lo cual confirma Génesis 10:11.       
    




Capitulo 11. Desde al Diluvio hasta Abraham(1)

    La Torre de Babel y la Confusión de Lenguas, 1-9
        La Confusión de Lenguas ocurrió en la cuarta generación después del Diluvio, cerca del tiempo del nacimiento de Peleg (10:25),  o sea 101 años después del Diluvio y 326 años antes del llamamiento de Abraham (11:10-26). Fue el medio usado por Dios para dispersar a la raza, a la tarea de subyugar la tierra. Puede explicar en parte la variedad de dioses, y también la variedad de hombres aplicados a los personajes antediluvianos.   
    La construcción de la torre de Babel se detuvo temporalmente, pero pronto la continuaron los que quedaron en Babilonia, y la torre llegó a ser el centro alrededor del cual se construyó la ciudad. Sirvió luego de modelo para torres similares en otras ciudades babilónicas, y puede haber sugerido la forma de las pirámides que poco después comenzaron a levantarse en Egipto. 

    NOTA ARQUEOLÓGICA
    Sitio de la Torre de Babel. La torre tradicional de Babel queda en Borsippa, 16 km. al suroeste del centro de Babilonia. Sir Henry Rawlinson halló en un cimiento en Borsippa un cilindro con esta inscripción: 
"La Torre de Barsippa, que un rey anterior había erigido y completado hasta la altura de 42 codos, cuya cima no terminó, cayó en ruinas en tiempos antiguos. No había el debido cuidado de sus cunetas para las aguas; la lluvia y las tempestades de habían llevado los ladrillos, y las tejas de su tejado estaban rotas. El gran dios Marduk me movió a restaurarla. No cambié su sitio, ni cambié los cimientos de sus muros. En una época propicia renové su enladrillado y las tejas de su tejado, y escribí mi nombre sobre las cornisas del edificio. La hice de nuevo tal como había sido siglos pasados; eregí su pináculo tal como era en días remotos."      
    Entre los arqueólogos generalmente se cree que el sitio verdadero haya sido en el centro de Babilonia, y se identifica con las ruinas inmediatamente al norte del Templo de Marduk. G. Smith halló una tablilla antigua con la leyenda, 
"La construcción de esta ilustre torre ofendió a los dioses. En una noche derribaron lo que se había edificado. Los esparcieron lejos, e hicieron extraño su lenguaje. Impidieron su progreso. Lloraron lágrimas ardientes sobre Babilonia." 
    Esto parece una tradición de Babel. Es ahora un inmenso cráter de cien metros de cuadrado, que ha sido empleado como cantera de donde sacar ladrillos. Cuando estaba en pie consistía de varias plataformas sucesivas una sobre otra y cada una más pequeña que la anterior, con un santuario de Marduk en lo alto.
 
    Torre de Babel hoy




"Las Generaciones de Sem", 11:10-26
    El sexto documento de los que forman el libro de Génesis. En capítulo  10:21-31 los descendientes de Sem se nombran de una manera más general; aquí se da la descendencia en línea recta desde Sem hasta Abraham; 10 generaciones y 427 años. La siguiente tabla muestra las edades desde Adán hasta el diluvio conforme a capítulo 5 y desde el Diluvio hasta Abraham conforme al capítulo 11.  

 
Capítulo 5
 Edad cuando nació su hijo 
Edad Total  
 
Capítulo 11

Edad cuando nació su hijo  

Edad Total  
Adán 
Set
Enós
Cainán
Mahalaleel
Jared
Enoc
Matusalén
Lamec
Noé
Sem (al venir el diluvio)


130
105
90
70
65
162
65
187
182
500  
100 

1656
930
912
905
910
895
962
365
969
777
950
600
Después del Diluvio
Arfaxad
Sala
Heber
Peleg
Reu
Serug
Nacor
Taré
Abraham (al entrar en Canaán)  
2
35
30
34
30
32
30
29
130
75


427

438
433
464
239
239
230
148
205




    Según estas cifras:
  • Hubo 1656 años desde Adán hasta el Diluvio, y 427 años desde el Diluvio hasta Abraham.
  • Adán fue contemporáneo de Matusalén durante 243 años.
  • Matusalén lo fue de Noé 600 años, y Sem 98 años.
  • Solamente hubo 126 años desde la muerte de Adán hasta el nacimiento de Noé.
  • Sem vivió desde 98 años antes del Diluvio hasta 502 años después. 
  • Sem vivió hasta 75 años después de haber llegado Abraham a Canaán.
  • Adán vivió hasta la séptima generación de sus descendientes. 
  • Noé vivió hasta la novena generación de los suyos.
  • De la columna de la derecha, todos menos Peleg y Nacor vivían cuando nació Abraham.
  • Antes del Diluvio vivían hasta edad muy avanzada. Desde entonces en adelante hay una disminución progresiva. En tal período de longevidad, la población aumentaría muy rápidamente.   
"Las Generaciones de Tare", 11:27 hasta 25:11.
    El séptimo documento del libro de Génesis. La historia de Abraham, contada, probablemente, por éste y por Isaac. 




CAPÍTULO 11. Desde el Diluvio hasta Abraham(2)

 Algunos escritos antiguos babilónicos, luego de nombrar a diez reyes antediluvianos, añaden, "Entonces del diluvio destruyó la tierra".
    Después, en el período entre el Diluvio y Hamurabi, contemporáneo de Abraham, se cuentan 100 reyes, de 20 ciudades o dinastías diferentes.
    En estas tablillas, a comienzos de este período, la duración de los reinos baja de pronto, de muchos siglos a plazos razonables, marcando así la línea divisora entre lo "histórico" o sea registros de eventos contemporáneos, y lo  "pre-histórico" o sea anales de eventos anteriores a base de tradición oral, o copiados en cuneiforme a base de escritos pictográficos más antiguos quizás mal descifrados.  

Las Ciudades-Reinos
    Al comienzo del período histórico estaban colonizadas Kish, Lagash. Erec, Ur Eridu, Nippur, Acad, Babilonia,Larsa, Fara y otros lugares. Eran pequeñas ciudades fortificadas, cada una bajo un rey o sacerdote-rey. Estaban en lucha constante entre sí. A veces una ciudad llegó a dominar a otras, formándose así un pequeño imperio. Este dominio duraba algún tiempo y luego se deshacía o pasaba a manos de otra ciudad o ciudades. Estos reyes registraban sus hazañas en tablillas de barro, de las cuales miles han sido desenterradas en años recientes. Sin embargo, las tablillas no indican hasta dónde las dinastías eran contemporáneas o consecutivas, en todo o en parte de manera que la cronología de la época es muy incierta. 
    Mas adelante se muestran las dinastías principales entre el Diluvio y los días de Abraham. Nótese que estos centros de población estaban todavía concentrados alrededor de Eridu, sitio tradicional del huerto del Edén, y Fara, hogar tradicional de Noé. 

Dinastía de Kish
    Llamada en las tablillas la primera dinastía después del diluvio. Kish era un suburbio de Babilonia, cerca del sitio de la Torre de Babel, primera gran ciudad pos-diluviana y principal capital de la región babilónica en el período inmediatamente después del Diluvio. Fue aquí donde el Dr. Langdon halló restos del sedimento diluviano.

Dinastía de Lagash
    Lagash fue la capital del primer reino postdiluviano sumerio o camítico en el sur de Babilonia, así como Kish lo fue del primer reino semítico en el norte de Babilonia, distante unos 160 km. Uno de sus reyes, Eannatum, extendió su reino por toda Babilonia y subyugó a las elamitas en la meseta alta oriental. Lagash fue un centro literario, excavado por Sarzec en 1877-1901.

Dinastía de Erec
    Erec, también llamada Uruk o Warka, una de las ciudades de Nimrod, distaba solamente 80 km. del tradicional Huerto de Edén. Uno de sus reyes fue Gilgames. Otro fue Lugalziggissi, el primer rey que llegó hasta el Mediterráneo, generaciones antes de que Abraham hiciera este viaje, el cual se hizo llamar "Señor del Mundo". Erec fue escavada por Holdewey, 1913, y Noldeke y Jordán, 1928-33. Hallaron que era una de las ciudades más antiguas del mundo, con 18 diferentes capas pre-históricas. Fue el centro principal de la adoración Ishtar, en donde era obligatoria la prostitución.  

Dinastía de Acad 
    Acad, o Sippar, otra de las ciudades de Nimrod y también famosa como centro de bibliotecas, estaba a unos 160 kms. al noroeste del hogar tradicional de Noé en Fara. Produjo a Sargón 1, el guerrero más célebre de los días pre-abrahámicos. Reinó desde Elam hasta el Monte Sinaí, y se hizo llamar "Rey de los Cuatro Ángulos del Mundo". Fue un gran conquistador,  constructor y patrono de las ciencias. Fundó una gran biblioteca. Se cree que haya sido contemporáneo de Cheops, constructor de la Gran Pirámide de Egipto. 

Dinastía de Ur
    Dista solamente 20 km de Eridu, el tradicional Huerto de Edén. Por algún tiempo después del Diluvio Ur fue sobrepasada por otras ciudades. Pero ya en días de Abraham había llegado a ser la ciudad principal del mundo. Bajo dos de sus más célebres reyes Ur-engur y Dungi, Ur dominó desde el Golfo Pérsico hasta el Mediterráneo.          

Dinastía de Babilonia
    Cerca del tiempo de la emigración de Abraham a Canaán, 2000 A.C., alcanzó la supremacía Babilonia, bajo Hammurabi. Este fue un gran guerrero, constructor de templos y de canales, y recopilador de un código de leyes. Se le identifica generalmente con el "Amrafel" del Gn 14:1.



Capítulo 11. Desde el Diluvio hasta Abraham (3)


Este Período en la Historia Babilónica (2)  

Excavación en Ur, ciudad de Abraham

    Ur, también llamada Mugheir o Magyar, era en un tiempo puerto marítimo sobre el Golfo de Persia, en la desembocadura del Eufrates , a 320 km. del sitio tradicional del Huerto de Edén. Fue ciudad antediluviana, destruida por el diluvio, y reedificada después. Poco antes del tiempo de Abraham era la ciudad más espléndida del mundo; centro de manufactura, agricultura y comercio marítimo, en una tierra de fertilidad y riqueza fabulosas, con caravanas que iban a tierras lejanas en todas direcciones y barcos que partían de sus muelles para surcar el Golfo Pérsico con cargas de cobre y de piedras dura. Cerca del tiempo de Abraham fue eclipsada por Babilonia. Siguió siendo ciudad de importancia hasta la época persa, cuando ya había retrocedido el golfo, y el Eufrates había variado su curso y pasaba 15 km. al este. Entonces Ur fue abandonada, y luego enterrada por las tempestades de arena del desierto.  

    Las Ruinas de Ur, varias ciudades una sobre otra y la de Abraham cerca del fondo, consisten de un túmulo alto rodeado de otras menores y abarcan una área de unos 3 m. de noroeste a sureste y casi 1 km. de ancho. Han sido hallados restos de un muro externo de 20 m. de espesor y 24 de alto, a lo largo de unos 4 km. El área sagrada de los templos y palacios, rodeada de un muro interior, era de 365 m. de largo y 183 de ancho.
    Una expedición conjunta del Museo de la Universidad de Pennsylvania y del Museo Británico bajo la dirección de C.L. Wollley,  exploró minuciosamente los secretos de estas ruinas en los doce inviernos de 1922-1934, trabajando de 4 a 5 meses en cada temporada.    
    
    
Ruinas de Ur


    El Zigurat o Torre-Templo, modelado sobre la torre de Babel, es ahora el túmulo más alto y en los días de Abraham posiblemente era el edificio más notable de la ciudad. Fue reconstruido por última vez por Nabonido en el siglo VI A.C., sobre las ruinas del templo de la época de Abraham, que a su vez había sido reconstruido sobre los cimientos (que aún permanecen) de otro de los tiempos prehistóricos. La torre, tal como la vio Abraham, era cuadrada, de terrazas sucesivas hechas de ladrillo macizo y sembradas de árboles y arbustos; en lo alto, un santuario del dios de la luna.   

    El Zigurat



    Los Templos. Los dos principales eran del dios lunar Nannar y de la diosa lunar Ningal. En los días de Abraham estaban en toda su gloria; un vasto complejo de santuarios y aposentos de los sacerdotes; sacerdotisas y servidores. Los padres de Abraham deben de haber adorado estas deidades. 

    Las Tumbas Reales. Uno de los descubrimientos más sorprendentes fue el rico tesoro de las tumbas de la Reina Shubad, Mes-kalm-dug y un rey anónimo, en las capas inferiores del cementerio real de una época intermedia entre el diluvio y Abraham. Junto a los huesos de la Reina había una corona y tocado de oro, y gran cantidad de cuentos, collares y adornos de oro, plata y piedras semipreciosas, tazas, platos, cajas de tocador, vasijas de cosméticos, una arpa de oro; los huesos de 40 sirvientes de la Corte que habían sido sacrificados en el entierro de la Reina, y una variedad interminable de implementos de cobre, bronce y pedernal para servirle  a la Reina en el otro mundo; los restos de un carro, y los huesos de los animales de tiro. Estos pueden verse ahora en el Museo de la Universidad de Pennsylvania. Dan testimonio de un grado muy alto de habilidad en tan remota edad, así como de la práctica de los sacrificios humanos, y de la creencia en una vida futura.    

 





    Un barrio residencial del tiempo de Abraham fue descubierto, con hogares, tiendas, escuelas y capillas, con miles de tablillas, etc. Pueden verse hasta las calles mismas que recorría Abraham. Las casas eran de ladrillos, de dos pisos, alineadas a lo largo de la calle, y con patios interiores. 



Capitulo 11. Desde el Diluvio hasta Abraham (4)  


Este Período en la Historia Egipcia. 

    Aunque la historia bíblica comienza en Babilonia, pronto pasa a Egipto, país que desde allí en adelante desempeña un papel importante en el Antiguo Testamento.
     Egipto fue fundado poco después del Diluvio por Mizraim, hijo de Cam. Fue llamado la "tierra de Cam".
    Mientras en Babilonia la civilización se desarrollaba bajo Nimrod,  Sargón y Hamurabi, en Egipto avanzó a pasos mayores bajo las doce primeras dinastías, que abarcan el período desde el Diluvio hasta Abraham.
    
    Las 31 Dinastías de Manetón. Cerca del año 250 A.C. el egipcio Manetón escribió una historia de Egipto que ordenó bajo 31 dinastías, desde Menes el primer rey histórico hasta la conquista griega bajo Alejandro Magno, 332 A.C. Hasta el día de hoy se suele hablar de la historia antigua egipcia en términos de estas 31 dinastías, y su corrección general ha sido confirmada por los descubrimientos arqueológicos.      

  Contemporáneo de:
  1. Dinastía
  2. Dinastía
  3. Dinastía
  4. Dinastía
  5. Dinastía
  6. Dinastía
  7. Dinastía
  8. Dinastía
  9. Dinastía
  10. Dinastía
  11. Dinastía
  12. Dinastía
  13. Dinastía
  14. Dinastía
  15. Dinastía
  16. Dinastía
  17. Dinastía
  18. Dinastía
  19. Dinastía
  20. Dinastía
  21. Dinastía
  22. Dinastía
  23. Dinastía 
  24. Dinastía
  25. Dinastía
  26. Dinastía
  27. a  31. Dinastía
Período Griego
Período Romano

Menes


Las Pirámides







2000 A.C.



1800 A.C.

1580-1340
1340-1200
1200-1100
1100-950
950-750
750-720
720-712
712-663
663-525
525-332 Persas

332-30 A.C.
30 A.C-300 D.C





Sargón?







Abraham



José?

Moisés?


David







Septuaginta
Cristo 


        Al principio, Egipto no era sino un conjunto de grupos de familias o pequeñas tribus. Cada una se llamaba un "reino". Hubo el período "prehistórico" o sea un tiempo antes de que se hicieran anales escritos de los sucesos contemporáneos, con sus tradiciones de primitivos longevos dioses, semi-dioses y reyes. Conocían el uso del oro, la plata, el cobre, el plomo y el pedernal, y los elementos de las escritura. Construían botes y barcos.   

Las Tres Grandes Épocas de la Historia Egipcia fueron: 
  1. El Reino Antiguo: Dinastías 3 al 6, época de la construcción de las Pirámides. Hay varios cálculos, desde 4000 A.C. hasta 2000 A.C., la mayoría alrededor del 2700 o del 2400 A.C.
  2. El Reino Medio: Dinastías 11 y 12, era de la construcción de canales y período de gran prosperidad. Alrededor del 2000 A.C.; el tiempo de Abraham. 
  3. El Período del Imperio: Dinastías 18 y 19, 1600-1200 A.C. El primer imperio mundial, desde Etiopía hasta el Eufrates. Período de la estadía de Israel en Egipto.  

    La cronología egipcia se ha establecido relativamente bien a partir de 1600 A.C.; más allá de esta fecha es muy incierta. Por ejemplo, diferentes egiptólogos calculan a Menes, el primer rey histórico, como sigue: Petrie, 5500 A.C.; Mariette, 5000; Brugsch, 4500; Chabas, 4000; Lepsius, 3900; Bunsen, 3600; Hall, 3500; Breasted, 3400; Barton, 3400; Meyer, 3300; Scharff, 3000; Poole, 2700; G. Rawlinson, 2450; Wilkinson, 2350; y Sharpe, 2000 A.C. Se nota que dos de los egiptólogos más famosos, Petrie y Breasted, difieren entre sí en más de 2000 años en cuanto al comienzo de la historia egipcia. Estos dos hombres también difieren entre sí por 1000 años en cuanto a la fecha de las Pirámides, y por 700 años en cuanto a los reyes Hyksos. La tendencia actual es de bajar los cálculos tanto egipcios como babilónicos, estimándose la Gran Pirámide alrededor del 2500 o 2400 A.C.

    Cronología Bíblica y Egipcia. En su período prehistórico los egipcios tenían tradiciones del Diluvio. La civilización de las Pirámides se desarrolló después del Diluvio-lo suficiente después para el necesario desarrolló de la familia de Noé. El texto bíblico parece colocar el Diluvio cerca del 2400 A.C., mientras que la mayoría de los egiptólogos calculan el comienzo del período histórico egipcio cerca del 3000 A.C. Esto colocaría 600 años antes del Diluvio eventos que necesariamente sucedieron bastante tiempo después  de él. Esto aparentemente implica un conflicto entre la cronología egipcia y la bíblica. Pero debe notarse que algunos de los egiptólogos citados arriba colocan el comienzo del período histórico después del 2400 A.C., y que por otra parte las versiones Septuaginta y Samaritana colocan la fecha del Diluvio más allá del 3000 A.C. EL conflicto pues, es solamente entre algunos de los sistemas de cronología egipcia y algunos de los sistemas de cronología bíblica; otros están de perfecto acuerdo.  



Capitulo 11. Desde el diluvia hasta Abraham (5)


Este Período en la Historia Egipcia (2)    

  • 1a Dinastía. Menes (Mena), primer rey histórico egipcio, consolidó varias tribus y unió el Alto y Bajo Egipto. Conquisto Sinaí y explotó sus minas de turquesas. Algunos identifican este nombre con Mizraim, hijo de Cam. Puede haber sido más o menos contemporáneo de Nimrod; mientras éste colocaba los cimientos del imperialismo entre los pequeños estados de Babilonia, Menes hacía lo mismo en Egipto. Fue hallada su tumba en Abydos, y en ella un  vaso vitrificado verde con su nombre. Esta dinastía tuvo 9 reyes.
  • 2a Dinastía. 9 reyes de nombres semíticos, indicio de relaciones con Babilonia. Se trabajaban las minas de Sinaí.
  • 3a Dinastía. 5 reyes. Siguió la explotación del Sinaí. Se construían barcos hasta casi 50 m. de eslora para el comercio mediterráneo, y se hacían viajes al Líbano. Comenzó la era de las Pirámides. Zozer hizo la "Pirámide de las Gradas" de Sakkarah, 3 km. al oeste de Menfis, con seis terrazas sucesivas, algo semejante a los templos-torres de Babilonia. Snefru (Seneferu) imitó a Zozer, pero rellenó las terrazas para formar costados lisos, la primera pirámide verdadera en Meydum, a poca distancia.
  • 4a Dinastía. 7 reyes. El cenit de la época de las pirámides, incluyéndose las tres grandes de Cheops (Khufu), Khafre (Cephren) y Menkure (Menkaura) en Gizeh, 13 km. al oeste del Cairo. La más grande fue la de Cheops, uno de los reyes más grandes de Egipto, y le sigue la de Khafre, junto a la cual hizo esculpir la Esfinge con su propia semejanza. La momia de Menkura fue hallada en su tumba.
  • 5a Dinastía. 9 reyes. Continuó la minería en Sinaí. Hubo expediciones de comercio en el Mediterráneo y hasta Fenicia, Siria y Ofir. Los egipcios tenían una fuerte creencia en una vida futura. Al costado oeste de la pirámide de la Reina Khent-Kawes, de la 5a dinastía, ha sido hallado un barco de 35 m. de largo y 4.5 m. de ancho, tallado en la roca, para transportar su alma al otro mundo. Las tumbas de los faraones estaban bien repletas de los tesoros de este mundo, que pensaban llevar consigo al mundo futuro.
  • 6a Dinastía, con 6 reyes. Fin del Reino Antiguo. Pepi II, quinto de los seis, reinó 90 años-el reino más largo de la historia. 
  • 7a., 8a., 9a. y 10a. Dinastías. 20 reyes; un período de desintegración y de muchos reinos contendientes entre sí.  
  • 11a Dinastía. 7 reyes. Comienzos de Gran Reino Medio, que duró hasta fines de la 12a Dinastía. 
  • 12a Dinastía. 8 reyes. Amenemhet III construyó el Templo de Serabit en Sinaí, en donde Petrie halló hace poco el escrito alfabético más antiguo del mundo. Era frecuente el comercio en Siria. Se hizo un canal desde al Nilo hasta el Mar Rojo. Senusert I construyó el Obelisco de On, que todavía queda en pie. Se cree generalmente que Senusert II haya sido Faraón cuando Abraham visitó Egipto.

  



    Las Pirámides egipcias, a diferencia de las torres-templos babilónicos, que se construían con santuarios en lo alto para el culto de los dioses, eran solamente tumbas para perpetuar las glorias de los faraones que las construían. Comenzando en la dinastía 1a. al furor de las pirámides llegó a su colmo en la 4a. dinastía.    

    La Gran Pirámide de Cheops,  el monumento más grandioso de los siglos, abarca 5 1/4 hectáreas; 234 m. de cada costado (ahora 228) 7 147 m. de alto (ahora 137). Se calcula que contiene unas 2.300.000 piedras de cerca de un metros de espesor y un peso de 2 1/2 toneladas, cada una. Es hecha de capas sucesivas de bloques toscamente labrados de piedras caliza. La capa exterior era lisa, de bloques de granito exquisitamente esculpidas y bien juntados. Estos bloques exteriores han sido quitados y usados en la construcción del Cairo. A la mitad del costado norte hay una entrada de 90 cm. de ancho y 1.20 m. de alto, que conduce a una cámara cortada en la roca maciza 30 m. debajo del nivel del suelo y 90 m. debajo de la cúspide. A medio camino de esta cámara a la cúspide, hay otras dos con cuadros y esculturas que representan las hazañas del rey. La momia de Cheops ya no estaba allí.  
      

Pirámide de Cheops



    Cómo se Hicieron. Las piedras se cortaban con solamente implementos de piedra y de cobre, en una cantera, 20 km. al este; se transportaban a través del Nilo en la época de las inundaciones, y luego cuadrillas interminables de hombres provistos de cuerdas las subían por largas rampas de tierra, y se levantaban y se colocaban en sus sitios acuñando primero un lado y después otro de plataformas con fondos como de cuna. Se dice que 100.000 hombres trabajaron durante 10 años para levantar las rampas, y durante 20 más en la pirámide misma; todo ello mediante el trabajo forzado de las clases obreras y de esclavos, bajo látigo despiadado del capataz. 

    Su Significado. Lo que más sorprende es que las Pirámides fueron hechas en el amanecer mismo de la historia. Sir Flinders Petrie llama a la Pirámide de Cheops "la estructura más grande y más exacta que el mundo jamás haya visto". Dice la Enciclopedia Británica, "El poder mental de que testifica es tan grande como de de cualquier hombre moderno".   



Capitulo 12. EL llamamiento de Abraham


    Aquí comienza la historia de la Redención. Se había insinuado en el huerto de Edén (3:15). Ahora, 2.000 años después de la creación y de la caída del hombre, 400 años después del Diluvio, en un mundo caído otra vez en idolatría y maldad, Dios llamó a Abraham para que fuera fundador de un movimiento que tendría por objeto restaurar y redimir al hombre.

    En aquella época primitiva de la tierra, cuando las naciones apenas pasaban de ser comunidades triviales que exploraban y colonizaban las tierras más favorecidas, Abraham, hombre justo y creyente en Dios, no idólatra y uno de los pocos que aún retenían la tradición del monoteísmo primitivo, recibió de Dios la promesa de que sus descendientes:
  1. Heredarían la tierra de Canaán.
  2. Serían una gran nación.
  3. Y que por su medio, todas las naciones serían bendecidas. 
    Esta promesa 12:2-3; 22:18, es el pensamiento básico cuyo tema desarrolla todo el resto de la Biblia. Dios llamó a Abraham primeramente en Ur (Hch 7:24; Gn 11:31). Luego en Harán (12:1-4); en Siquem (12:7; en Betel (13:14-17) y dos veces en Hebrón (15:5, 18; 17:1-8). La promesa fue renovada a Isaac (26:3-4) y a Jacob (28:13-14; 35:11-12; 46:3-4).

Abraham
    Parece, según 11:26, 32; 12:4; Hch 7:2-4, que Abraham nació cuando su padre tenía 130 años, y que fue el primogénito como pudiera inferirse de 11:26-27. Tenía 75 años cuando llegó a Canaán; cerca de 80 cuando rescató a Lot y se vio con Melquisidec; 86 cuando nació Ismael; 99 cuando fue destruida Sodoma; 100 cuando nació Isaac; 137 cuando murió Sara; 160 cuando nació Jacob. Murió a los 175, o sean 115 años antes de que Jacob emigrara a Egipto. 

El Desarrollo de la Idolatría
     Abraham no era idólatra, pero vivía en un mundo de idolatría. En el comienzo el hombre tenía un solo Dios; y en el huerto de Edén había vivido en comunión algo íntima con Dios. Pero después de su pecado y destierro, fue perdiendo su conocimiento primitivo de Dios, y buscando a tientas en la oscuridad una solución de los misterio de la existencia, llegó a adorar los poderes de la naturaleza que le parecían ser fuentes de la vida. El sexo, por cuanto era el medio por el cual venía la vida, tenía una parte muy importante en la religión primitiva babilónica. Inscripciones cuneiformes atestiguan que gran parte de sus liturgias eran descripciones de relaciones sexuales entre dioses y diosas, por cuyo medio, pensaban ellos, habían venido a existir todas las cosas. Luego también fueron deificados el sol, la lluvia y otras fuerzas de la naturaleza, porque de estas dependía la vida del mundo. Los reyes también, por cuanto tenían poder, llegaron a ser deificados.  muchas ciudades y naciones tenían como dios principal a su fundador; así, Asur, padre de los asirios vino a ser deidad principal de éstos, y Marduk (Nimrod) fundador de Babilonia, llegó a ser el dios principal de Babilonia. A fin de hacer estos dioses más reales, se hacían imágenes para representarlo, y luego las imágenes mismas llegaron a ser adoradas como dioses. Así el hombre cayó de lleno desde el monoteísmo original al abismo de innumerables cultos politeístas e idólatras algunos de los cuales incluían prácticas indeciblemente viles y abominables. 

La Idolatría en los Días de Abraham.
    Ur era ciudad babilónica, y Babilonia tenía muchos dioses y diosas. Se adoraban el fuego, el sol, la luna, las estrellas y diferentes fuerzas de la naturaleza. Nimrod, que se había rebelado contra Dios al construir la torre de Babel, fue reconocido luego como deidad principal de Babilonia. La forma más común de su nombre era Marduk; más adelante se le identificó con Bel. El dios del sol era Shamash; Sin, dios de la luna, era deidad principal de Ur, la ciudad de Abraham. La esposa de Sin era Ningal, diosa lunar de Ur. Tenía muchos nombres, y era adorada en cada ciudad como diosa madre. Uno de sus nombres era Nina, de donde tomó su nombres la ciudad de Nínive. En Babilonia, su nombre más común era Ishtar. Era la deificación del instinto del sexo; su culto requería el libertinaje, y la prostitución sagrada relacionada con sus santuarios era costumbre universal entre las mujeres babilónicas. Entre las dependencias de sus templos había retiros o cámaras en donde las sacerdotisas se entregaban a ceremonias vergonzosas con los varones adoradores. Además de estas sacerdotisas prostitutas, toda joven, esposa o viuda debía oficiar en estos ritos cuando menos una vez en su vida. 

Abraham Creía en Un Solo Dios.
    Sus compatriotas eran idólatras. Su padre era idólatra (Josué 24:2). Hay leyendas de que era perseguido cuando niño por haberse negado a adorar ídolos. ¿Cómo sabía Abraham de Dios? Sin duda, por revelación directa de El. Además, tomando como correctas las cifras de los capítulos 5 y 11, Noé vivió hasta el nacimiento de Abraham, luego de haber sido contemporáneo durante 600 años de Matusalén, quien lo fue de Adán durante 243 años. Así pues Abraham pudo haber aprendido directamente de Sem el relato de Noé del diluvio y el relato de Matusalén acerca de Adán y del huerto de Edén.     

Abraham Llega a Canaán, 12:4-9
    La primera parada de Abraham fue en Harán, casi mil kilómetros al noroeste de Ur y 650 al noreste de Canaán. Había salido de Ur en busca de una tierra en donde pudiera fundar una nación libre de idolatría, sin saber a dónde iba (Heb 11:8). Pero Harán ya era una región bien colonizada, con caminos a Babilonia, Asiria, Siria, Asia Menor y Egipto, recorridas constantemente por caravanas y ejércitos. Sus habitantes eran idólatras, adoradores del dios lunar de Ur. Así pues, luego de la muerte de Taré su padre, Abraham salió conforme al llamamiento de Dios en busca de una tierra manos habitada.
    Siquem, su primera parada en Canaán, en el centro mismo del país se hallaba en un valle de suma hermosura, entre los montes Ebal y Gerizim. Aquí Abraham elevó un altar a Dios, pero pronto siguió hacia el sur para continuar explorando la tierra.
    El próximo lugar en donde se detuvo fue Betel, 30 km. al sur de Siquem y 15 al norte de Jerusalén. Era uno de los lugares más altos de Canaán, con paisajes magníficos en todas direcciones. Probablemente Abraham seguiría a lo largo de la cordillera principal. por cuanto el valle del Jordán al este y la llanura costeña al oeste ya estarían más o menos poblados. En Betel también hizo un altar, no solamente en reconocimiento a Dios sino también para dar a conocer su fe a las gentes entre quienes había venido a vivir. Debe de haberle gustado Betel, pues allí habitó cuando volvió de Egipto, hasta su separación de Lot.   

Estadía de Abraham en Egipto, 12:10-20
    En su viaje desde Betel hacia el sur, debe de haber pasado cerca de Jerusalén; y si Melquisedec era Sem, Abraham pudo haberle visitado , pues seguramente lo habría conocido en Babilonia. Debido al hambre en aquella tierra, Abraham siguió al sur hasta Egipto, para vivir allí hasta que pasara el hambre. Esto por poco le trajo serias dificultades. Su esposa era hermosa; y los príncipes poderosos tenían la costumbre de tomar para sí a las mujeres hermosas y matar a sus maridos. Abraham tuvo esta misma dificultad más tarde con Abimelec el príncipe filisteo (cap. 20). Su subterfugio de llamar a Sara su "hermana" no era mentira del todo, pues era su hermanastra (20:12). Los matrimonios entre parientes cercanos eran comunes en los primeros tiempos, hasta que la multiplicación de las familias permitía una elección más amplia.

NOTA ARQUEOLÓGICA 
    Visita de Abraham a Egipto. Sobre  la tumba de Senusert II, de quien se cree que haya sido el Faraón de aquella época, hay un grabado que representa la visita de comerciantes asiáticos semitas, como si fuera evento de alguna importancia. Esto quizás puede referirse a la visita de Abraham a Egipto.     



Capitulo 13. Separación de Abraham y Lot

    Lot era sobrino de Abraham. Habían estado juntos desde que salieron de Ur, años antes. Pero ahora sus rebaños y su ganado eran tan numerosos, y sus pastores reñían tanto sobre las tierras de pastoreo, que parecía mejor separarse. Abraham magnánimamente dijo a Lot que escogiera primero, y esté neciamente escogió la llanura de Sodoma. Entonces Abraham escogió Hebrón, que desde entonces fue su hogar permanente. 



Capitulo 14. Abraham Derrota a los Reyes Babilónicos

    Esto fue para rescatar a Lot. Abraham debe de haber tenido algo de genio militar. Con 318 hombres suyos y alguna ayuda de sus vecinos confederados, mediante un ataque nocturno desconcertó a estos cuatro famosos reyes babilónicos. Los ejércitos de aquel tiempo eran pequeños; la población total del mundo era pequeña y dispersa, y los reyes eran príncipes tribales. Abraham mismo sería una especie de rey, quizás el cabecilla de un clan de mil o más. 
    
NOTA ARQUEOLÓGICA
    Hamurabi. Comúnmente se le identifica al "Amrafel" del 14:1 con Hamurabi, el más famosos de los reyes de la Babilonia primitiva. El descubrimiento de su celebre código de leyes he hecho que su nombre sea familiar a todos. Quizás Abraham la haya conocido personalmente cuando estuvo en Ur. Su Código de Leyes es una voz de entre el polvo de los días a Abraham.  
  
 



NOTA ARQUEOLÓGICA
    El "Camino de los Reyes" 5, 6. Los lugares nombrados en los versículos 5, 6, por donde vinieron los cuatro reyes contra Sodoma, estaban tan lejos al oriente de la ruta ordinaria del comercio que Albright dijo que en un tiempo lo consideraba como indicio del carácter legendario del capítulo 14 del Génesis, hasta que en 1929 él mismo descubrió en Haurán y a lo largo de la frontera este de Galaad y Moab una cadena de grandes túmulos de ciudades que florecieron alrededor del 2000 A.C. Esto indica que era una región bien poblada y en el camino directo entre Damasco y los yacimientos de oro, cobre y manganeso de Edom Y Sinaí.

    Melquisedec, 14:18-20. Sacerdote de Salem (Jerusalén). Dice la tradición hebrea que era Sem, sobreviviente del Diluvio y que aún vivía; el hombre más anciano de la tierra, y sacerdote, en la edad patriarcal, de la raza entera. Si esto fuera cierto, sería indicio de que desde entonces, inmediatamente después del Diluvio, Dios había escogido a Jerusalén para ser escenario de la redención humana, Algunos creen que Melquisedec haya sido un ángel; otros, una encarnación de Dios; y otros, del Mesías. Quienquiera que haya sido, era un cuadro y un tipo de Cristo (Sal 110; Heb 5;6, 7). 



Capitulo 15-17. Dios Renueva Sus Promesas a Abraham

    Con la explicación adicional de que antes de heredar Canaán, su simiente pasaría 400 años en una tierra extraña (Egipto). Luego, cuando Abraham ya era de 100 años, y Sara tenía 90, fue prometido Isaac, y fue instituido el pacto de la circuncisión como señal de la nación escogida de Dios. 



Capitulo 18, 19. Sodoma y Gomorra

    Estas sentinas de iniquidad distaban solamente unos pocos kilómetros de Hebrón, hogar de Abraham, y de Jerusalén hogar de Melquisedec; y sin embargo, eran tan viles que su hedor subía hasta el cielo. Eran apenas 400 años después de Diluvio; casi dentro de la memoria de hombres que aún vivían. Sin embargo, los hombres habían olvidado la lección de aquella destrucción cataclísmica de la raza. Y Dios "llovió fuego y azufre" sobre estas dos ciudades, para refrescar la memoria de los hombres y para amonestarles de la ira de DIos sobre la maldad humana; quizás también, como muestra de la destrucción final de la tierra en un holocausto de fuego (2 P 2:5, 6; 3:7, 10).   
    Jesús comparó el tiempo de Su regreso a los días de Sodoma (Luc 17:26-32), y también a los días del diluvio. Ambos fueron tiempos de maldad indecible. Hoy día, y en escala nunca antes vista en la historia reinan la codicia, la brutalidad, la bestialidad y los instintos criminales en aquellos que como demonios del infierno reinan en la tierra, y no requiere gran esfuerzo de la imaginación ver el fin hacia el cual marchamos, por más que hombres buenos y estadistas traten de evitarlo. A no ser que venga un movimiento mundial de arrepentimiento, quizás el día fatal no esté muy distante. 

Ubicación de Sodoma y Gomorra
    Al extremo sur, o norte, del Mar Muerto. "Sodoma" (Usdom) es el nombre de la montaña junto a la esquina suroeste. Había una tradición persistente de grandes cambios topográficos al extremo sur del Mar Muerto cuando Sodoma y Gomorra fueron destruidas. La generalidad de los escritos antiguos pensaban que los sitios de ambas ciudades estaban sepultados debajo de las aguas del Mar Muerto.

El Mar Muerto
    Tiene unos 65 km. de largo y 15 de ancho. El extremo norte es muy profundo;en algunos lugares, más de 300 metros. El tercio del sur no tiene en ninguna parte más de 5 m., y en la mayor parte de su extensión tiene menos de 3 m. El nivel del agua es más alto ahora que en los días de Abraham, debido al sedimento arrastrado por el Jordán y otros afluentes. Lo que ahora es la parte sur del Mar Muerto, era entonces una llanura. 

NOTA ARQUEOLÓGICA
    En 1924 los Dres. W. F. Albright y M. G. Kyle, que dirigían una expedición conjunta de las Escuelas Americanas y del Seminario Xenia, hallaron junto a la esquina sureste del Mar Muerto cinco oasis producidos por arroyos de agua dulce. En un punto céntrico y sobre una llanura de 150 m. sobre el nivel del Mar Muerto, en un lugar llamado Bad-ed-Dra, hallaron los restos de un gran encierro fortificado que evidentemente era un "lugar alto" para festividades religiosas. Había muchos fragmentos de alfarería, pedernales y otras reliquias de un período como del 2500 al 2000 A.C., y evidencias de que la población cesó repentinamente alrededor del 2000 A.C. Esta evidencia de que la región era densamente poblada y próspera indica que debe de haber sido muy fértil, "como el huerto del Jehová". Que la población cesó bruscamente, y que desde entonces ha sido región de desolación absoluta, parece indicar que el distrito haya sido destruido por algún gran cataclismo que cambió el suelo y el clima.
    La opinión de Albright y Kyle y de la mayoría de los arqueólogos de hoy día es que Sodoma y Gomorra se hallaban sobre estos oasis, más abajo en el curso de los arroyos, y que su sitio está ahora cubierto por el Mar Muerto. 

"Pozo de Asfalto" y "Azufre", 14:10; 19:24 
    El "betún", asfalto o brea, es una producto negro brillante de petróleo que se derrite y arde. Hay grandes yacimientos de él a ambos lados del mar Muerto, especialmente hacia el extremo sur, y grandes masas en el fondo, de las cuales cantidades considerables han flotado a la superficie durante terremotos.
    Del "azufre" dice Kyle que debajo del Monte Usedom hay una capa de sal de 50 m. de espesor, y encima de ella otra de greda mezclada con azufre libre. A su debido tiempo, Dios encendió los gases; hubo una gran explosión, y la sal y el azufre arrojados hasta las nubes  en estado candente, de manera que literalmente "llovió fuego y azufre desde los cielos". La esposa de Lot fue cubierta de sal. Hay al extremo sur del Mar Negro muchas columnas de sal que han llevado el nombre de "la esposa de Lot". En verdad todo detalle de la región parece corresponder exactamente al relato bíblico de Sodoma y Gomorra. 



Capítulo  20. Sara y Abimelec

    Aunque Hebrón era su hogar principal, de tiempo en tiempo Abraham iba de una parte a otra en busca de pastos para sus ganados. En Gerar, ciudad filistea a unos 65 km. al oeste de Hebrón, cerca de la costa mediterránea, tuvo otra experiencia similar a la que tuvo con Faraón (12:10-20). Sara debe de haber sido sumamente hermosa para atraer de esta manera la atención de los reyes, especialmente si se toma en cuenta su edad. Más tarde, Isaac y Rebeca tuvieron en la misma ciudad una experiencia similar con otro Abimelec (cap.26).

NOTA ARQUEOLÓGICA
    Ciudades Patriarcales. EN muchas de las ciudades nombradas en relación con Abraham, Isaac y Jacob-tales como Siquem, Betel, Hai, Jerusalén, Gerar y Dotán- Albright y Gerstang han hallado en las capas inferiores de las ruinas, reliquias de alrededor de 2000 A.C. que evidencian que estas ciudades realmente existían en esa época.  
     




Capítulo 22. Abraham Ofrenda a Isaac


    "Dios lo ordenó para luego prohibirlo". Era una prueba de la fe de Abraham. Dios había prometido que Isaac había de ser padre de naciones (17:16). Sin embargo, ahora manda que Isaac sea muerto, antes de haber dejado hijos. De alguna manera, Abraham creía que Dios le volvería a la vida (Heb 11:19). No sabemos de qué manera Dios dio a conocer a Abraham el mandato. Pero Abraham no puede haber tenido duda de que era la voz de Dios, pues seguramente no hubiera intentado llevar a cabo una tarea tan cruel y repugnante sin estar completamente seguro de que Dios lo mandaba de manera directa y definitiva. La teoría de que Abraham bajo la influencia de la costumbre canaanita de sacrificios infantiles, tan solamente se imaginó que debía ofrendar a Isaac, es a las claras absurda. La idea provino de Dios, no de Abraham. 
    La ofrenda de Isaac era un cuadro profético de la muerte de Cristo. En padre ofrenda a su hijo. El hijo estuvo como muerto tres días (en la mente de Abraham, v.4). Un sustituto, y un sacrificio verdadero. Y todo esto sobre el Monte Moria, el mismo lugar en donde, 2000 años después, fue sacrificado el Hijo de Dios. De esta manera fue una sombra, en los comienzos mismos de la nación hebrea, del gran evento que aquella nación fue creada para traer.  



Capítulo 23. La Muerte de Sara

    La cueva de Macpela, en donde Sara fue sepultada, queda sobre la falda occidental del Hebrón, en una mezquita bajo control de los mahometanos, quienes no permiten que ningún cristiano entre. En 1862 el entonces Príncipe de Gales pudo entrar, con permiso especial del Sultán. Vio tumbas de piedra de Abraham, Isaac, Sara, Rebeca y Lea, y una abertura circular que daba a una cueva más abajo, la cual se suponía ser la verdadera cueva de Macpela, y a la cual se decía que nadie había entrado desde 600 años.



Capítulo 24. Nupcias de Isaac y Rebeca

    Rebeca era prima segunda de Isaac. El propósito de Abraham al enviar hasta su propio pueblo en busca de una esposa para Isaac era mantener a su posteridad libre de idolatría. Si Isaac se hubiese casado con una cananita, !cuán diferente pudiera haber sido toda la historia de Israel! !Qué lección para los jóvenes al escoger a su compañera!. 



Capitulo 25:1-11. Muerte de Abraham

    Sara murió a la edad de 127 años, cuando Abraham tenía 137. El vivió otros 38 años más. En este tiempo se casó con Cetura, de quien tuvo seis hijos de los cuales descienden los madianitas y otros pueblos vecinos. Fue con una madianita que se casó Moisés, 500 años después (Ex 2:16-21). En términos generales, Abraham fue "el más grande, el más puro y el más venerable de los patriarcas, reverenciado por judíos, mahometanos y cristianos" Era "Amigo de Dios" y "Padre de los Creyentes"; generoso, desprendido, un carácter magnífico y hombre cuya fe en Dios no tenía límites; y todo esto, en la vecindad  atmosférica de Sodoma y Gomorra.  

"Las Generaciones de Ismael" 25:12-18.
    Octavo documento del libro de Génesis. Ismael era hijo de Abraham y de Agar la sierva egipcia de Sara. Los ismaelitas poblaron Arabia, y llegaron a ser conocidos comúnmente como árabes. Así pues, Abraham fue padre del actual mundo árabe. La rivalidad entre Isaac e Ismael ha persistido a través de los siglos en el antagonismo ante judíos y árabes. 
    Arabia es una gran península de 2400 km. de largo y 1300 de ancho, casi 150 veces el área de Palestina. Es en gran parte desierta, con algunos oasis dispersos, escasamente habitados por tribus nómadas. En un tiempo caía más lluvia que ahora, y estaba más densamente poblada. Variaciones climatéricas mermaron la precipitación, y se secaron los lechos de los ríos.      

"Las Generaciones de Isaac" 25:19 hasta 35:29
    Noveno documento del libro del Génesis, La historia de Isaac y Jacob, narrada por Jacob a sus hijos. 



Capitulo  25:29-34. Nacimiento de Jacob y Esaú 

    Esaú, el primogénito, era el heredero natural de Isaac, y heredero aparente de las promesas abrahámicas. Pero Dios, que sabía, antes de que nacieran, las cualidades de cada uno, escogió a Jacob para transmitir la inapreciable herencia. Así lo intimó a la madre (v.23), y ella lo enseñó a Jacob desde su niñez. Este fue el factor determinante del trato de Jacob con Esaú (v.31).
    De la secesión de la promesa fueron eliminados todos los hijos de Abraham menos Isaac. De los hijos de éste, Esaú fue eliminado y Jacob escogido. Allí se detuvo el proceso eliminados, y todos los descendientes de Jacob fueron incluidos en la nación escogida. 



Capítulo 26. Estadía de Isaac entre los Filisteos

    Poco se nos cuenta de la vida de Isaac fuera de este incidente de Abimelec y Rebeca y la contienda sobre los pozos. Había heredado la mayor parte de los rebaños de su padre; era rico, próspero y pacífico, y su vida exenta de acontecimientos notables.
    Isaac nació cuando Abraham tenía 100 años y Sara 90. Tenía 37 años cuando murió su madre; 40 cuando se casó; 60 cuando nació Jacob; 75 cuando murió Abraham; 137 (?) cuando Jacob huyó; 150 (?) cuando nació José y 157 (?) cuando Jacob volvió. Cuando José fue vendido tenía 167 años y murió a los 180, en el año en que José fue hecho gobernador de Egipto. 
    Abraham vivió 175 años, Isaac 180, Jacob 147 y José 110.
NOTA IMPORTANTE: Los "Mandamientos, estatutos y leyes" de Dios (v.5). Esto se parece mucho a una evidencia bíblica de que en días de Abraham ya existan los comienzos de la Palabra escrita de Dios. 



Capítulo 27. Jacob Obtiene la Bendición de su Padre

    Ya había comprado la primogenitura a Esaú (25:31-34); ahora era necesario lograr que su padre diera validez al traspaso. Esto lo logró mediante engaño. Para evaluar en lo moral de Jacob deben considerarse varios factores:
  1. Su madre le inspiró a hacerlo.
  2. Anhelaba ardientemente la primogenitura, lo cual era en sí mismo digno de encomio, aun cuando usó de medios dudosos para obtenerla; porque esa primogenitura significaba ser el medio de la gran promesa de bendición para el mundo entero.
  3. Probablemente no existía ningún otro medio de obtenerlo.
  4. A Esaú nada le importaba la primogenitura .
  5. Jacob pagó muy caro su engaño; véase cap 29.
  6. Dios mismo al colocar los cimientos para Sus gigantescos planes mundiales (Rom 9:10-13) hizo la elección antes de que los dos naciesen (25:23).
    Las predicciones de Isaac (29, 40). Dios debe de haber puesto estas palabras en boca de Isaac, pues se cumplieron de la manera más sorprendente. Los descendientes de Jacob llegaron a tener un lugar predominante entre las naciones y a su tiempo dieron al mundo al Cristo, en cuya Persona marchan adelante hacia el dominio universal. Los idumeos, los descendientes de Esaú, sirvieron a Israel; luego, sacudieron el yugo (2 Reyes 8:20-22); y han desaparecido de las páginas de la historia. 



Capítulo 28. El Sueño de Jacob en Betel

    El traspaso de la primogenitura de Esaú a Jacob había sido ratificado por Isaac. Ahora era confirmado desde el cielo, dando Dios mismo a Jacob la seguridad de que de ahora en adelante él había de ser el canal escogido de las Promesas. La escala sugería que de alguna manera, las promesas culminarían en algo que fuese puente entre el cielo y la tierra. Jesús dijo que Él era esa escalera (Juan 1:51). 
    Se cree que cuando esto sucedió Jacob ya era de 77 años. Tenía 15 años cuando murió Abraham, 84 cuando casó; 90 cuando nació José, 98 cuando volvió a Canaán, cerca de 100 cuando nació Benjamín, 120 cuando murió Isaac, 130 cuando fue a Egipto y 147 cuando murió.
    Pasó sus primeros 77 años en Canaán, 20 en Harán, otros 33 en Canaán y los últimos 17 en Egipto. 



Capitulo 29, 30. Estadía de Jacob en Harán 

    Harán quedaba a unos 640 km. al noreste de Canaán. Había sido hogar de Rebeca la madre de Jacob, y de allí había emigrado su abuelo Abraham. Labán era tío de Jacob. Allí estuvo veinte años de trabajo y sufrimiento. Mediante engaño tuvo que recibir a una esposa a quien no quería, así como por engaño había recibido de Isaac la bendición que éste no quería darle. Había comenzado a cosechar tal como lo había sembrado, y su cosecha fue completa y abundante (Gá 6:7).

La Familia de Jacob
    Tuvo dos esposas y dos concubinas, las cuales, con una sola excepción, no había querido y solamente había recibido como producto de circunstancias desventuradas. De estas nacieron 12 hijos: 
  • De Lea: Rubén, Simeón, Leví, Isacar y Zabulón. 
  • DE Raquel: José y Benjamín.
  • De Zilpa, sierva de Lea: Gad y Aser.
  • De Bila, sierva de Raquel: Dan y Neftalí.
    Esta familia polígama, con muchos incidentes vergonzosos en su contra, fue usada por Dios para ser el principio de las doce tribus que formaron la nación mesiánica, escogida por Dios para dar al mundo el Salvador. Esto muestra:
  1. Que Dios usa a los hombres tales como son, para cumplir Sus propósitos y que, por decirlo así, tiene que hacer lo mejor que puede con al material que emplea. 
  2. Esto no indica que todo aquel que Dios de esta manera utiliza, será salvo eternamente. Puede uno ser usado para llevar adelante los planes de Dios en este mundo y sin embargo ser inaceptable para el mundo eterno en el día en que Dios juzgue lo encubierto de los hombres para señalar a cada uno su suerte eterna (Ro 2:12-16).
  3. Esto testifica de la veracidad de los escritos bíblicos. Ningún otro libro en el mundo entero narra con igual candor las debilidades de sus héroes, y hechos tan contrarios a los ideales que se esfuerza por promover.  


Capítulo 31-33. Jacob Vuelve a Canaán

    Había salido de Canaán 20 años antes, solo y con las manos vacías. Ahora volvía hecho un príncipe de tribu, rico en rebaños, ganado y siervos. Dios había cumplido Su promesa (28:15) aun cuando Jacob había tenido pruebas a granel. Su despedida de Labán (31:49) dio lugar a la hermosa bendición ahora tan usada, "Atalaye Jehová entre mí y ti, cuando unos apartemos el uno del otro".
    Cuando salió Jacob de Canaán, ángeles le habían despedido (28:12). Ahora a su regreso, ángeles le dan la bienvenida (32:1).
    Isaac aún vivía. Abraham había muerto hacía unos cien años. Ahora Jacob entraba en su herencia de la tierra prometida de Canaán. Dios había estado con él hasta ahora, en toda su inquieta vida; ahora sentía que necesitaba a Dios más que nunca (32:24-30). Esaú había jurado matarlo (27:41) y Jacob todavía lo temía. Se encontraron y se separaron, en paz.



Capítulo 34. Dina es Vengada por Simeón y Leví 

    El primer lugar de Canaán en donde Jacob se detuvo fue en Siquem. Allí compró una parcela de terreno y levantó un altar a Dios, como si se propusiera hacer allí su morada, cuando menos por algún tiempo. Pero el acto sanguinario de Simeón y Leví le atrajo el odio de sus vecinos y pronto siguió hasta Betel, así como había hecho Abraham muchos años antes.



Capítulo 35. Dios Renueva el Pacto en Betel

    Betel era el lugar en donde, 20 años antes, en su huida de Canaán, Jacob había visto la escala celestial y Dios le había declarado heredero de las promesas abrahámicas. Ahora Dios le asegura de nuevo que aquellas promesas se cumplirán. Luego Jacob sigue hasta Hebrón, el hogar de Abraham y de Isaac. Allí se quedó unos 30 años, hasta que emigró a Egipto.    

Capitulo 36."Las Generaciones de Esaú" 

    Décimo de los documentos del Génesis. Un breve relato del origen de los idumeos.
En su carácter personal. Esaú era "profano" o "irreligioso"; "menosprecio" su primogenitura; nada le significaba el ser medio de bendición de Dios al mundo; le interesaba tan solamente el apetito. Jacob no era ningún ángel, pero comparado con Esaú, era inmensamente más apto para ser padre de la nación mesiánica de Dios.
    Los amalecitas (v.12)  era una rama de los descendientes de Esaú; una tribu nómada, con su centro principal en Cades en la parte norte de la península de Sinaí, pero vagaban en amplios círculos aun hasta Judea y muy lejos hacia el este. Fueron los primeros en atacar a Israel a su salida de Egipto, y fueron opresores de Israel en tiempo de los jueces.
    Algunos creen que el "Jobab" del v. 34 puede haber sido Job, en cuyo libro se menciona a "Elifaz" y "Teman" (v. 10, 11). Este capítulo, puede, pues ser marco del cuadro de Job. 



Capitulo 37:2 hasta 50:26. "Las Generaciones de Jacob"

    Onceavo y último documento de Génesis. Es la historia de José y de la emigración de Israel a Egipto; incorporada, sin duda, con anales de la familia recibidos de Abraham y guardada como cosa sagrada durante la larga estadía en Egipto.   



Capítulo 37. José es Vendido a los Egipcios

    La "ropa de diversos colores" (v.3) era señal de favoritismo, y un posible indicio de la intención de Jacob de hacerle a José heredero de la primogenitura. 
    Rubén, primogénito de Jacob, era el heredero natural de la primogenitura; pero fue excluido con motivo de su relación ilícita con una de las concubinas de su padre (35:22; 49:3, 4; 1 Cr 5:1, 2). Simeón y Leví, los siguientes en la línea de sucesión, fueron pasados por alto por su crimen de violencia en Siquem (34:25-30; 49:5-7). Judá, el cuarto hijo, era quien seguía en la línea de sucesión y probablemente reinaría entre la familia la creencia de que a él le tocaría la primogenitura.   
    Pero José, aunque era onceavo hijo de Jacob, era primogénito de Raquel, la esposa más amada de Jacob, y José era su hijo favorito (37:3). Así pues, aquella "ropa" sospechosa. Y los sueños de José acerca de su propia exaltación (5-10) agravaban la situación.
    De estas manera Judá y José parecen haber sido rivales en cuanto a la primogenitura. Esto quizás explique la parte activa de Judá en vender a José como esclavo (26, 27). La rivalidad entre Judá y José trascendió a sus descendientes. Las tribus de Judá y Efraín (hijo de José) disputaban constantemente la supremacía. Judá ocupó el  lugar principal bajo David y Salomón. Luego, bajo la dirección de Efraín, se separaron las diez tribus. 



Capítulo 38. Los Hijos de Judá

    Probablemente fue insertado este capítulo por cuanto Judá era progenitor del Mesías y conforme al propósito del Antiguo Testamento era necesario conservar los registros de familia en una línea no interrumpida de sucesión, aun cuando contuvieran algunos hechos no muy dignos de alabanza.     



Capítulo 39. José es Encarcelado

    José era de carácter inmaculado, de una hermosura poco común, dotado de capacidades excepcionales de dirigente y capaz de sacar la mejor partida de cualquier situación desagradable. Nació en Harán, 75 años después de la muerte de Abraham y 30 años antes de la muerte de Isaac, siendo su padre como de 90 años, y 8 años antes del regreso a Canaán. Fue vendido esclavo a los 17 años; estuvo 13 años en casa de Potifar y en la cárcel; a los 30 años fue hecho gobernador de Egipto, y murió a los 110 años.     

NOTA ARQUEOLÓGICA
    José y la Esposa de Potifar. La "Historia de los Dos Hermanos", papiro antiguo ahora en el Museo Británico, escrito en el reinado de Seti II, poco después del Éxodo, tiene parecido con el relato de José y la esposa de Potifar que el edito de la edición inglesa de la "Historia de Egipto" de Brugsch la supone derivada del incidente, que debe de haber quedado narrado en los anales de la corte egipcia: Un hombre casado envía a su hermano menor, soltero y a quien había confiado todos sus negocios, a su casa, para que traiga semilla de trigo. La esposa le tienta, pero él la rechaza. Ella enojada, dice a su esposo que el menor había tratado de violarla. El esposo planea su muerte. Huye el menos, y más tarde es hecho rey de Egipto. 



Capitulo 40, 41. José es Hecho Gobernador de Egipto 

    José se casó con una hija del sacerdote de On. Aunque tenía esposa pagana, gobernaba sobre un país pagano y vivía en un centro de vil idolatría, mantuvo la fe de su niñez en el Dios de sus padres, de Abraham, Isaac u Jacob.   

NOTA ARQUEOLÓGICA 
    El Palacio de José en On. En 1912 Sir Filinders Petrie descubrió ruinas de un palacio que se cree haya sido de José. Según la tradición, fue en On donde vivieron José y María con Jesús mientras estuvieron en Egipto. 
    Los Siete Años de Hambre. En su " Egipto bajo los Faraones" Brugsch cita una inscripción que  él llama "una confirmación muy notable y luminosa" de esto. En la tumba familiar de un tal Baba, gobernador de la ciudad de El Kab al sur de Tebas, y de la época de la 17a dinastía que era contemporánea de la 16a en el norte y bajo la cual gobernaba José, hay una inscripción en la cual Baba afirma haber hecho para su propia ciudad lo que la Biblia dice que José hizo para todo Egipto. "Recogí trigo, como amigo del dios de las cosechas. Y cuando sobrevino el hambre, que duró muchos años. reparti trigo en la ciudad, en cada año del hambre." Dice Brugsch, "Puede que las épocas de hambre eran en Egipto tan sumamente infrecuentes y que Baba vivió más o menos al mismo tiempo que José, solamente queda una inferencia razonable; que los muchos años de hambre de los días de Baba son los siete años de hambres de José."  



Capítulo 42 al 45. José se Da a Conocer

    Esta ha sido llamada una de las historias más hermosas de toda la literatura. El incidente más conmovedor en el relato es cuando Judá, el mismo que años antes había tomado parte principal en la venta de José como esclavo (37:26), ahora se ofrece como rehén en lugar de Benjamín (44:18-34), expiando así en parte sus anteriores instintos criminales.  



Capítulo 46, 47. Jacob y su Familia su Traslado a Egipto

    Abraham, Isaac u Jacob probablemente pensaban que llegarían a posesionarse de Canaán mediante el aumento natural de números. Pero Dios dispuso de otra manera, a fin de que ISrael se criara por algún tiempo en Egipto, la civilización más avanzada de sus tiempos. Al salir Jacob de Canaán, Dios le dio seguridad de que sus descendientes volverían (46:3-4).



Capítulo 48, 49. Bendiciones y Profecías de Jacob

    Jacob parece haber dividido la primogenitura, designando a Judá como transmisor de la promesa mesiánica (49:10) y sin embargo asignando prestigio nacional excepcional a Efraín el hijo de José (48:19-22; 49:22-26; 1 Cr 5:1, 2).
    Las profecías de Jacob acerca de las doce tribus se cumplieron en grado notable en la historia posterior de ellas. "Shiloh" (49:10) se entiende comúnmente como sinónimo de Mesías. La tribu de Judá produjo a David y de la familia de David vino Jesús. 



Capítulo 50. Muerte de Jacob y de José

    El cadáver de Jacob fue llevado a Hebrón para ser sepultado. Y José, al morir, exigió que sus hermanos juraran llevar sus huesos consigo cuando Israel regresara a Canaán. Esta creencia, de que Canaán aún sería su hogar no fue olvidada, y 400 años más tarde, cuando salieron hacia Canaán, llevaron consigo los huesos de José (Ex 13:19