Gráficos de Eclesiastés




El Tiempo en Eclesiastés 

  • ca. 1405 a.C. Los hebreos comienzan la conquista de Canaán.
  • ca. 1010 a.C. David comienza su reinado.
  • ca. 970 a.C. David muere y Salomón se convierte en rey.
  • ca. 930 a.C. Salomón muere y el reino se divide.
  • ca. 586 a.C. Jerusalén cae bajo Nabucodonosor. 



Datos esenciales


 Propósitos: Salvar a las futuras generaciones de la amargura de aprender por medio de su propia experiencia que la vida no tiene ningún significado si nos apartamos de Dios
 Autor: Salomón
 Destinatario: Los súbditos de Salomón en particular y toda la gente en general
 Fecha: Probablemente alrededor de 935 a.C., al final de la vida de Salomón
 Marco histórico: Salomón hace un análisis retrospectivo de su vida, mucha de la cual la vivió de Dios
 Versículo clave: "El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre" (12:13).


Bosquejo de Eclesiastés


 Autor (1:1)
 Tema: Lo absurdo de los esfuerzos del hombre sobre la tierra aparte de Dios (1:2)
 Introducción: Los perjuicios de trabajar para acumular cosas y así obtener la felicidad (1:3-11)
 Discurso, Parte 1: A pesar de los aparentes enigmas y absurdos de la vida, esta debe disfrutarse con un Dios de Dios (1:12-11:6)
 Discurso, Parte 2: Puesto que la ancianidad y la muerte han de llegar pronto, el hombre debe disfrutar la vida en su juventud, recordando que Dios habrá de juzgarlo (11:7-12:7)
 Repetición del tema (12:8)
 Conclusión: Reverentemente confía en Dios y obedézcalo (12:9-14)



Las "vanidades" de Eclesiastés (1:2; 12:8)

        1. Sabiduría humana  2:14-16
        2. Esfuerzo humano  2:18-23
        3. Logro humano  2:26
        4. Vida humana  3:18-22
        5. Rivalidad humana  4:4
        6. Sacrificio humano egoísta  4:7, 8
        7. Poder humano  4:16
        8. Avaricia humana  5:10
        9. Acumulación humana  6:1-12
        10. Religión humana  8:10-14




Salomón reflexiona en Génesis


Cerca del fin de su vida, el rey Salomón penitente ponderó la vida a la luz de la caída y la manifestación del pecado del hombre.
Salomón llegó a las siguientes conclusiones, posiblemente a partir de su propio estudio de Génesis

 1. Dios creó los cielos y la tierra con leyes de diseño y regularidad. Ec 1:2-7; 3:1-8;  Gn 1:1-31; 8:22
 2. El hombre creado del polvo y regresa al polvo. Ec 3:20; 12:7  Gn 2:7; 3:19 
 3. Dios colocó su aliento que da vida en el hombre. Ec 12:7  Gn 2:7
 4. Tal como Dios ordenó, el matrimonio es una de las bendiciones que más se disfruta en la vida. Ec 9:9 Gn 2:18-25
 5. El juicio divino es el resultado de la caída. Ec 3:14-22; 11:9; 12:14 Gn 2:17; 3:1-19
 6. El efecto de la caída en la creación es "vanidad". Ec 1:5-8 Gn 3:17-19 
 7. El trabajo después de la caída es difícil y produce poca utilidad. Ec 1:3, 13; 2:3; 3:9-11  Gn 3:17-19
 8. La muerte alcanza a todas las criaturas después de la caída. Ec 8:8; 9:4, 5 Gn 2:17; 3:19
 9. Después de la caída, el corazón del hombre es perverso por completo. Ec 7:20; 7:29; 8:11; 9:3 Gn 3:22; 6:5; 8:21
 10. Dios retiene cierto conocimiento y sabiduría del hombre por razones sabias; pero no expresadas, que Él tiene. Ec 6:12; 8:17 Gn 3:22



Sinopsis


1. Autor (1:1)
2. Tema: Los esfuerzos de las personas no tienen sentido apartados de Dios (1:2)
3. Introducción: La acumulación de cosas no producirá felicidad (1:3-11)
4. La vida debe ser disfrutada como un don de Dios (1:12-11:6)
5. Comience a disfrutar de la vida durante su juventud porque Dios juzgará (11:7-12:8)
6. Conclusi{on: Confíe en Dios y obedézcale con reverencia (12:9-14)




Bosquejo Resumen


  1. Experiencia personal de Salomón (1:1-2:26)
  2. Observaciones generales de Salomón (3:1-5:30)
  3. Consejos prácticos de Salomón (6:1-8:17)
  4. Conclusión final de Salomón (9:1-12:14) 
 
    Eclesiastés nos muestra que ciertos caminos en la vida nos conducen a un vacío. Este libro profundo nos ayuda a descubrir el verdadero propósito de la vida. Dicha sabiduría nos puede salvar del vacío que resulta de una vida sin Dios. Salomón nos enseña que el significado de la vida no se encuentra en el conocimiento, ni en el dinero, ni en el placer, ni en el trabajo, ni en la popularidad. La verdadera satisfacción surge al saber que lo que estamos haciendo es parte del propósito de Dios en nuestras vidas. Este es un libro que nos puede ayudar a librarnos de la carrera por el poder, aprobación y dinero, y puede acercarnos más a Dios.