Gráficos de Santiago




El Tiempo de Santiago


  • ca. 30 d.C. El Señor Jesús resucitado aparece a su hermano Jacobo.
  • ca. 44 d.C. Se menciona a Jacobo en el rol de líder de la iglesia.
  • ca. 46 d.C. Fecha aproximada en que se escribe Santiago.
  • ca. 50 d.C. Santiago dirige el concilio de Jerusalén.
  • ca. 62 d.C. Ejecución de Jacobo por las autoridades sacerdotales de Jerusalén. 



Datos esenciales


 Propósito:  Pone al descubierto las prácticas hipócritas y enseña una conducta cristiana correcta
 Autor: Santiago, hermano de Jesús y pastor de la iglesia en Jerusalén 
 Destinatario: Los cristianos judíos del primer siglo que residían en comunidades gentiles fuera de Palestina y todos los cristianos de todas artes
 Fecha: Probablemente 49 d.C., antes del concilio de Jerusalén realizado en 50 d.C. 
 Marco histórico: Esta carta expresa la preocupación de Santiago por los cristianos perseguidos que en alguna oportunidad fueron parte de la iglesia de Jerusalén 
 Versículo clave: "Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras"  (2:18)

Bosquejo de Santiago


 Saludos (1:1)
 Pruebas y tentaciones (1:2-18) La prueba de la fe (1:2-12)
 La fuente de la tentación (1:13-18)
 Escuchar y hacer (1:19-27)
 Favoritismo prohibidos (2:1-13)
 La fe y las obras (2:14-26)
 Domesticidad de la lengua (3:1-12)
 Dos clases de sabiduría (3:13-18)
 

Advertencia contra la mundanalidad (cap.4)

 

 Las riñas (4:1-3)
 Infidelidad espiritual (4:4)
 El orgullo (4:5-10)
 La calumnia (4:11-12)
 La jactancia (4:13-17)
 Advertencia a los opresores ricos (5:1-6)
 
Exhortaciones misceláneas 
(5:7-20)

 

 Asunto concerniente a la paciencia y el sufrimiento (5:7-11)
 Asunto concerniente a los juramentos (5:12)
 Asunto concerniente a la oración de fe (5:13-18)
 Asunto concerniente a aquellos que se extravían de la verdad (5:19-29)

 


Palabras claves de Santiago


 SantiagoTotalReferencias
 hermanos15 1:2,16,19 -2:1,5,14 - 3:1,10,12 - 4:11 - 5:7,9,10,12,19
 fe16 1:3,6 - 2:1,5,14(2),17,18(3),20,22(2),24,26 - 5:15
 perfecto (perfeccionarse)2 1:17 - 3:2
 decir (hablar)7 1:19 - 2:14,16,23 - 4:5,6,15
 juez (juzgar, juicio)4 2:13(2) - 4:11 - 5:9
 obras13 2:14,17,18(3),20,21,22(2),24,25,26 - 3:13
 condenado (condenación)3 3:1 - 5:6,12
 lengua7 1:26 - 3:5(2),6(2),8,9
 ley11 1:25 - 2:8,9,10,11,12 - 4:11(4),12

 


Rico o pobre

    En el antiguo Israel, existía la hierba que brotaba de la tierra por la mañana y por la tarde se marchitaba bajo el intenso calor del sol del verano. Santiago compara la inestabilidad de las riquezas con este tipo de hierba, hoy está aquí y mañana muere. En el cuadro siguiente proyecta lo que las Escrituras dicen sobre los ricos.

La visión mundana de las riquezas

La visión de la Palabra acerca de las riquezas

·         El dinero trae libertad

·         El amor por el dinero puede esclavizar y llevar a la destrucción; sólo Cristo trae la verdadera libertad. (1 Ti 6:7-10).

·         El dinero trae seguridad

·         Las riquezas mundanas son muy inseguras, y pasarán rápidamente (1:10). La verdadera seguridad está fundada en el conocimiento y la verdad de Dios (Jer 9:23, 24; 1 Ti 6:17-19).

·         EL dinero es lo más importante

·         Cristo y el Reino de Dios son lo más importante (Mt 6:33; Fil 3:7-10).

·         El dinero es poder

·         El poder viene de estar lleno del Espíritu (Hch 1:8; 3:1-10).

·         El dinero no sólo establece tu riqueza, sino tu valor como persona

·         Tu valor está basado en lo que Dios dice, no en lo que tu cuenta del banco dice (Jn 3:16; Ef 1:3-14).

·         El dinero te hace exitoso

·         El éxito viene del conocer y hacer lo que Dios dice (Jos 1:8).

·         El dinero te da opciones

·         Dios es el único que nos da opciones (Ef 3:20).

·         El dinero trae felicidad

·         La felicidad que el dinero trae es de corta vida. Y en el transcurso del tiempo el dinero puede producir “muchos dolores” (1 Ti 6:10). El gozo viene del conocimiento de Dios (5:1-6; Jn 15:11; 16:24).

·         El dinero es tu recompensa. Ahórralo y gástalo en ti mismo

·         Da tanto como puedas (Mt 6:19-24; Hch 20:35; 2 Co 9:6-11; 1 Ti 6:18).

·         El dinero es tu posesión. Gástalo en lo que desees.

·         Todo lo que tienes es de Dios y Él hace como desea. Eres sólo un administrador de sus posesiones (Sal 24:1; Lc 19:11-27; 2 Co 5:10).

 


Resumen de los capítulos


 
Capítulo 1
 
 Posición confiada 

 
 Lo que el cristiano TIENE

 Capítulo 2
 
Servicio compasivo 

 
Lo que el cristiano HACE
 
Capítulo 3

 Vocabulario cuidadoso 

 
Lo que el cristianos DICE
 
 Capítulo 4  
 
Sumisión contrita 


 Lo que el cristiano SIENTE 
 
Capítulo 5

 Compartir con amor 

 
Lo que el cristiano DA





Santiago y El Sermón del Monte



    Santiago

    Sermón del Monte

     Tema

     1:2

     Mt. 5:10-12 (Lc 6:22, 23)

     Gozo en medio de las tribulaciones

     1:4

     Mt. 5:48

     Dios desea y obra en nosotros la perfección 

     1:5

     Mt. 7:7 

     Pedir buenas cosas a Dios

     1:17

     Mt. 7:11

     Dios es dador de lo bueno

     1:19, 20

     Mt. 5:22

     Mandamiento contra la ira

     1:22, 23

     Mt. 7:24-27

     Ilustración del contraste entre el que oye y el que hace

     1:26, 27

     Mt. 7:21-23

     Persona religiosa cuya religión de nada sirve

     2:5

     Mt. 5:3

     Los pobres como herederos del reino

     2:10

     Mt 5:19

     Toda la ley moral que ha de guardarse

     2:11

      Mt 5:21, 22

    Mandamiento contra el asesinato
     2:13

     Mt 5:7; 6:14, 15

     Bendición del misericordioso, condenación del inmisericorde

     2:14-26

     Mt 7:21-23

     Los muertos, fe sin valor (y engañosa)

     3:12

     Mt 7:16 (Lc 6:44, 45)

     El árbol produce frutos según lo que es

     3:18

     Mt 5:9

     Bendición de los que hacen la paz

     4:2, 3

     Mt 7:7, 8

     La importancia de pedirle a Dios

     4:4

     Mt 6:24

     La amistad con el mundo = hostilidad contra Dios
     4:8 Mt 5:8 Bendición y llamado a los puros de corazón
     4:9 Mt 5:4 Bendición y llamados a los que lloran
     4:11, 12 Mt 7:1-5 Mandamiento de no juzgar a los demás
     4:13, 14 Mt 6:34 No centrarse tanto en el mañana
     5:1 (Lc 6:24, 25) Ayes a los ricos
     5:2 Mt 6:19, 20 Las polillas y el óxido corrompen las riquezas terrenales
     5:6 (Lc 6:37) Contra la condenación del justo
     5:9 Mt 5:22; 7:1 No juzgar, el juez está a la puerta
     5:10 Mt 5:12 Profetas como ejemplos de paciencia y sufrimiento 
     5:12 Mt 5:33-37 No efectuar juramentos apresurados ni irreverente




Fe que obra

Santiago ofrece un mayor número de similitudes al Sermón del Monte que cualquier otro libro en el Nuevo Testamento. Santiago se apoyaba en las enseñanzas de Jesús. 

 Lección Referencia
 Cuando su vida llena de dificultades y persecuciones, alégrese. Le espera una recompensa.  Santiago 1:2
 Mateo 5:10-12
 Usted llegará a ser perfecto, maduro y completo, sin que le falte nada.  Santiago 1:4
 Mateo 5:48
 Pídale a Dios y Él responderá Santiago 1:5; 5:15
 Mateo 7:7-12
 Los humildes (que no son considerados muchos según las normas mundo) deben regocijarse en su posición, como aquellos a quienes Dios ama.  Santiago 1:9
 Mateo 5:3
 Cuídese de su enojo... Puede ser peligroso.  Santiago 1:20
 Mateo 5:22
 Sea misericordioso con los demás, así como Dios lo es con usted.  Santiago 2:13
 Mateo 5:7; 6:14
 Debe probarse su fe al ayudar a los demás.  Santiago 2:14-16
 Mateo 7:21-23
 Felices los que buscan las paz; hacedores de paz que plantan semillas en paz y recogen una cosecha de justicia.  Santiago 3:17, 18
 Mateo   5:9
 Usted no puede servir a Dios y al dinero, a los placer o a la madad. La amistad con el mundo es aborrecimiento a Dios.  Santiago 4:4
 Mateo 6:24
 Cuando nos humillamos y reconocemos nuestra necesidad de Dios, Él vendrà y nos levantará.  Santiago 4:10
 Mateo 5:3, 4
 No critique ni hable mal de los demás. Eso va en contra del mandato de Dios de amarnos unos a otros.  Santiago 4:11
 Mateo 7:1, 2
 Como los tesoros en la tierra solo se corroen y desaparecen, debemos acumular tesoros eternos en el cielo.  Santiago 5:2
 Mateo 6:19
 Sea paciente en el sufrimiento, así como lo fueron los profetas de Dios. Santiago 5:10
 Mateo 5:12
 Sea sincero en lo que dice de modo que pueda decir un simple "no" o "sí" y que siempre se le crea.  Santiago 5:12
 Mateo 5:33-37




La fe viva


    Santiago quiere que sus lectores demuestren en sus vidas las cualidades de una fe viva. La fe viva es más que el mero conocimiento y sentimiento, puesto que incluye la confianza sincera que es paciente y obedece a Dios.
 Descripción Resultado
 Pruebas (1:2, 3)
 Sin dudas (1:6-8)
 Paciencia en la tentación (1:1:12)
 Más que creer (2:19, 20)
 Creer en Dios (2:23-25)
 Paciencia 1:3)
 Respuesta a la oración (1:5)
 Vida eterna (1:12)
 Fe perfeccionada por obras (2:22)
 Justicia ante Dios (2:23)
    Santiago contrasta la fe viva con la fe muerte o vacía. La fe muerta no da como resultado una vida transformada, característica de la fe viva. 



Sinopsis


1. Saludo (1:1)
2. Pruebas y tentaciones (1:2-18)
    A. Enfrentar pruebas y tentaciones (1:2-12) 
    B. Dios como el dador de buenas dádivas, no un tentador (1:13-18)
3. Escuchar y hacer (1:19-27)
4. La prohibición del favoritismo (2:1-13)
5. La fe y las obras (2:14-26)
6. Domar la lengua (3:1-12)
7. Dos tipos de sabiduría (3:13-18)
8. Advertencia contra la mundanalidad (4:1-5:6)
    A. El egoísmo (4:1-3)
    B. La amistad con el mundo (4:4)
    C. El orgullo (4:5-10)
    D. La calumnia (4:11-12)
    E. La jactancia (4:13-17)
    F. EL egoísmo (5:1-6)
9. Exhortaciones misceláneas (5:7-20)




Bosquejo Resumen


  1. Religión genuina (1:1-27)
  2. Fe genuina (2:1-3:12) 
  3. Sabiduría genuina  (3:13-5:20)
    
    Santiago les escribió a los cristianos judíos que habían sido esparcidos por todo el mundo Mediterráneo debido a la persecución. En un ambiente hostil fueron tentados a aceptar una creencia intelectual en vez de la fe verdadera. Esta carta puede tener un excelente contenido ara nosotros al recordarnos que la fe genuina transforma vidas. Se nos anima a poner la fe en acción. Es fácil decir que tenemos fe, pero la verdadera producirá obras de amor para los demás.