Gráficos de Santiago




El Tiempo de Santiago


  • ca. 30 d.C. El Señor Jesús resucitado aparece a su hermano Jacobo.
  • ca. 44 d.C. Se menciona a Jacobo en el rol de líder de la iglesia.
  • ca. 46 d.C. Fecha aproximada en que se escribe Santiago.
  • ca. 50 d.C. Santiago dirige el concilio de Jerusalén.
  • ca. 62 d.C. Ejecución de Jacobo por las autoridades sacerdotales de Jerusalén. 



Datos esenciales


 Propósito:  Pone al descubierto las prácticas hipócritas y enseña una conducta cristiana correcta
 Autor: Santiago, hermano de Jesús y pastor de la iglesia en Jerusalén 
 Destinatario: Los cristianos judíos del primer siglo que residían en comunidades gentiles fuera de Palestina y todos los cristianos de todas artes
 Fecha: Probablemente 49 d.C., antes del concilio de Jerusalén realizado en 50 d.C. 
 Marco histórico: Esta carta expresa la preocupación de Santiago por los cristianos perseguidos que en alguna oportunidad fueron parte de la iglesia de Jerusalén 
 Versículo clave: "Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras"  (2:18)

Bosquejo de Santiago


 Saludos (1:1)
 Pruebas y tentaciones (1:2-18) La prueba de la fe (1:2-12)
 La fuente de la tentación (1:13-18)
 Escuchar y hacer (1:19-27)
 Favoritismo prohibidos (2:1-13)
 La fe y las obras (2:14-26)
 Domesticidad de la lengua (3:1-12)
 Dos clases de sabiduría (3:13-18)
 

Advertencia contra la mundanalidad (cap.4)

 

 Las riñas (4:1-3)
 Infidelidad espiritual (4:4)
 El orgullo (4:5-10)
 La calumnia (4:11-12)
 La jactancia (4:13-17)
 Advertencia a los opresores ricos (5:1-6)
 
Exhortaciones misceláneas 
(5:7-20)

 

 Asunto concerniente a la paciencia y el sufrimiento (5:7-11)
 Asunto concerniente a los juramentos (5:12)
 Asunto concerniente a la oración de fe (5:13-18)
 Asunto concerniente a aquellos que se extravían de la verdad (5:19-29)

 


Palabras claves de Santiago


 SantiagoTotalReferencias
 hermanos15 1:2,16,19 -2:1,5,14 - 3:1,10,12 - 4:11 - 5:7,9,10,12,19
 fe16 1:3,6 - 2:1,5,14(2),17,18(3),20,22(2),24,26 - 5:15
 perfecto (perfeccionarse)2 1:17 - 3:2
 decir (hablar)7 1:19 - 2:14,16,23 - 4:5,6,15
 juez (juzgar, juicio)4 2:13(2) - 4:11 - 5:9
 obras13 2:14,17,18(3),20,21,22(2),24,25,26 - 3:13
 condenado (condenación)3 3:1 - 5:6,12
 lengua7 1:26 - 3:5(2),6(2),8,9
 ley11 1:25 - 2:8,9,10,11,12 - 4:11(4),12

 


Rico o pobre

    En el antiguo Israel, existía la hierba que brotaba de la tierra por la mañana y por la tarde se marchitaba bajo el intenso calor del sol del verano. Santiago compara la inestabilidad de las riquezas con este tipo de hierba, hoy está aquí y mañana muere. En el cuadro siguiente proyecta lo que las Escrituras dicen sobre los ricos.

La visión mundana de las riquezas

La visión de la Palabra acerca de las riquezas

·         El dinero trae libertad

·         El amor por el dinero puede esclavizar y llevar a la destrucción; sólo Cristo trae la verdadera libertad. (1 Ti 6:7-10).

·         El dinero trae seguridad

·         Las riquezas mundanas son muy inseguras, y pasarán rápidamente (1:10). La verdadera seguridad está fundada en el conocimiento y la verdad de Dios (Jer 9:23, 24; 1 Ti 6:17-19).

·         EL dinero es lo más importante

·         Cristo y el Reino de Dios son lo más importante (Mt 6:33; Fil 3:7-10).

·         El dinero es poder

·         El poder viene de estar lleno del Espíritu (Hch 1:8; 3:1-10).

·         El dinero no sólo establece tu riqueza, sino tu valor como persona

·         Tu valor está basado en lo que Dios dice, no en lo que tu cuenta del banco dice (Jn 3:16; Ef 1:3-14).

·         El dinero te hace exitoso

·         El éxito viene del conocer y hacer lo que Dios dice (Jos 1:8).

·         El dinero te da opciones

·         Dios es el único que nos da opciones (Ef 3:20).

·         El dinero trae felicidad

·         La felicidad que el dinero trae es de corta vida. Y en el transcurso del tiempo el dinero puede producir “muchos dolores” (1 Ti 6:10). El gozo viene del conocimiento de Dios (5:1-6; Jn 15:11; 16:24).

·         El dinero es tu recompensa. Ahórralo y gástalo en ti mismo

·         Da tanto como puedas (Mt 6:19-24; Hch 20:35; 2 Co 9:6-11; 1 Ti 6:18).

·         El dinero es tu posesión. Gástalo en lo que desees.

·         Todo lo que tienes es de Dios y Él hace como desea. Eres sólo un administrador de sus posesiones (Sal 24:1; Lc 19:11-27; 2 Co 5:10).

 


Resumen de los capítulos


 
Capitulo 1
 
 Posición confiada 

 
 Lo que el cristiano TIENE

 Capitulo 2
 
Servicio compasivo 

 
Lo que el cristiano HACE
 
Capitulo 3

 Vocabulario cuidadoso 

 
Lo que el cristianos DICE
 
 Capitulo 4  
 
Sumisión contrita 


 Lo que el cristiano SIENTE 
 
Capitulo 5

 Compartir con amor 

 
Lo que el cristiano DA