Estudio Inductivo de la Biblia

Buscar en este sitio

    Actividad reciente del sitio



    Joel
    יזאל
    "Dios anuncia su día"

    Joel 
    1  2  3

    Tiempo de Lectura= 0:15 / Contiene 3 capítulos, 73 versículos.



    1) ¿QUIÉN ESCRIBIÓ EL  LIBRO? Joel

    2) ¿CUÁNDO FUE ESCRITO? 830 o 750 a.C. (?)

    3) ¿A QUIÉN FUE ESCRITO? Judá

    4) ¿DE DÓNDE FUE ESCRITO?Judá


    MÉTODO  HISTÓRICO

    1) ¿CUÁL ES EL TRASFONDO  HISTÓRICO DEL LIBRO? El libro de Joel está dividido en dos partes; (1) una gran calamidad causada por una invasión de langostas, y (2) la respuesta de Dios a las oraciones del pueblo. El libro contiene una profecía que se encuentra con frecuencia en los escritos de los profetas: que los judíos irían a establecer una gran nación en Palestina en el futuro.

    BEI. Aunque no sabemos nada acerca de Joel, ni siquiera el tiempo preciso en que escribió, aparte de lo que tenemos en este breve libro profético, su mensaje es muy importante. Cuando Pedro predicó el día de Pentecostés, su mensaje giro en torno a la profecía de Joel (Hch 2:14-21; Jl 2:28-32).

    Para llamar al pueblo de Dios a arrepentimiento, Joel recurre a una plaga de aquel tiempo, advirtiendo, a la manera de los otros profetas, que el día de Jehová esta por venir, un día tan seguro como las promesas de Dios.

    2) ¿SI ES UNA EPÍSTOLA CUANDO FUE FUNDADA LA IGLESIA?
    3) ¿DE QUIÉN ESTÁ COMPUESTA LA IGLESIA? 
    4) ¿CUALES SON SUS FUERZAS Y SUS DEBILIDADES? 


    MÉTODO LITERARIO

    1) ¿QUE GENERO DE LITERATURA ES EL LIBRO? Profecía (Telescópica: a su tiempo y al nuestro)


    MÉTODO PANORÁMICO

    1)     ¿CUÁL ES LA IDEA PRINCIPAL DEL LIBRO? Se enfoca a su época por un lado, y a nosotros, el habla en su tiempo y al futuro; enfatizando la misericordia de Dios, y su perdón que siempre esta al alcance.

    2)     ¿CUÁL  FUE LA RAZÓN PRINCIPAL POR LA CUAL SE ESCRIBIÓ ESTE LIBRO? El ultimo Juicio de Dios, y el cumplimiento de la gracia de Dios para el día de Pentecostés.

    2) ¿CUÁL  FUE LA RAZÓN PRINCIPAL POR LA CUAL SE ESCRIBIÓ ESTE LIBRO?

    PALABRAS CLAVE DE JOEL (RV1960): oruga (saltón, revoltón, langosta), Sion, día de Jehová (en aquel tiempo, aquellos días), convertirse, volver, hacer recaer), nunca más, ahora, naciones (nación o pueblo y sus pronombres). 

    TEMAS: Langostas, el día de Jehová.

    ÉNFASIS: El inminente día de Jehová, un día de juicio y salvación; Jehová castiga a los que ama, y su castigo llama a su pueblo al arrepentimiento; el Dios de Israel guarda el pacto al mostrar misericordia a su pueblo; Jehová es soberano sobre todas las naciones y juzgará a los que no han mostrado misericordia a su pueblo. 


     


    Estructura de Joel

    Título “El genuino arrepentimiento traerá fruto”

                  Versículo Clave: 2:13 “Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia, y que se duele del castigo”

     

    1:1  Palabra de Jehová a Joel




    LLAMAMIENTO

    AL

    ARREPENTIMIENTO

    1:2  Oid ancianos escuchad moradores
    1:5  Despertad borrachos y llorad
    1:8  Llora como joven de silicio
    1:11  Labradores gemid
    1:13  Ceñios y lamentad sacerdotes
    1:14  Proclamad ayuno
    1:15  Cercano día de Jehová
    1:17  El grano se pudrió
    1:19   A Jehová clamaré
    2:1  Tocad trompeta en Sión
    2:3  Delate consumirá fuego
    2:10  Temblara la tierra
    2:12  Convertíos de todo corazón

    MISERICORDIA

    DE

    JEHOVÁ



    FRUTO

    DEL

    ARREPENTIMIENTO

     

    2:18  Jehová por su tierra
    2:21  Tierra no temas alégrate
    2:26  Comeréis hasta saciaros
    2:28  Derramare mi Espíritu
    2:30  Prodigios en los cielos
    3:1  Haré volver cautividad

    JUICIO SOBRE NACIONES

    3:4  ¿Que con vosotros Tiro y Sidon?
    3:9  Proclamad entre las naciones
    3:16  Jehová rugirá desde Sión

    LIBERACIÓN DE JUDÁ

    3:17  Conoceréis yo soy Jehová
    3:18  Sacudiré en aquel tiempo
    3:19  Egipto será destruido

     

     

    Autor y fecha

        El autor se identificó a sí mismo solo como "Joel, hijo de Petuel" (1:1). La profecía provee poco acerca del hombre. Aun el nombre de su padre no es mencionado en algún otro lugar en el AT. Aunque él desplegó un profundo celo por los sacrificios del templo (1:9; 2:13-16), su familiaridad con la vida pastoral y agrícola y su separación de los sacerdotes (1:13, 14; 2:17) sugiere que no era un levita. La tradición extrabíblica registra que él era de la tribu de Rubén, de la aldea Bet-om o Bet-haram, situada al NE del Mar Muerto entre la frontera de Rubén y Gad. No obstante, el contexto de la profecía da lugar a pensar que era oriundo de Judea cerca d Jerusalén, debido a que falta el tono propio de un extraño. 

         La fecha del libro, se apoya únicamente en la posición canónica, referencias históricas y elementos lingüísticos. Debido a:

    1. La falta de alguna mención de poderes mundiales que vinieron a la escena más tarde en la historia (Asiria, Babilonia o Persa).
    2. El hecho de que el estilo de Joel es como el de Oseas y Amós en lugar de los profetas postexílicos.
    3. Los paralelos verbales con otros profetas antiguos (Jl 3:16 con Amos 1:2, Jl 3:18 con Am 9:13), una fecha de la última parte del siglo novenos a.C., durante el reinado de Joás (835-796 a.C.), parece ser la más conveniente.
        No obstante, mientras que la fecha del libro no se puede conocer con exactitud, el efecto en su interpretación es mínimo. El mensaje de Joel no está afectado por el tiempo, formando una doctrina que puede ser repetida y aplicada en caalquier época.



    Contexto Histórico de Joel

        Tiro, Sidón y Filistea habían llevado a cabo incursiones militares frecuentemente a Israel (3:2 en adelante). Una sequía de envergadura y una invasión masiva de langostas habían destruido toda cosa verde de la tierra y habían traído una severa devastación económica (1:7-20), dejando al reino del sur débil. Este desastre físico le da a Joel la ilustración para el juicio de Dios. Tal como las langostas fueron un juicio sobre el pecado, los juicios futuros de Dios durante el día del Señor los excederán por mucho. En ese día, Dios juzgará a sus enemigos y bendecirá a los fieles. Ninguna mención es hecha de pecados específicos, ni Judá es reprendida por la idolatría. Sin embargo, posiblemente debido a una indiferencia cauterizada, el profeta los llama a un arrepentimiento bona fide, amonestándolos a: "Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos" (2:13).     



    El Tiempo de Joel

     

                    

     Reyes de Israel

    (Reino del Norte)

        

    Joram

    852-841

    Jehú

    841 - 814

    Joacaz

    814 - 798

      
          
          

    Profetas de Israel

    (Reino del Norte)

                 
       

      852                    Eliseo                    796

       
                 
             Ocozías   841    
             Reina Atalía   841-835   

    Reyes del Judá

    (Reino del Sur)

        

    Joram

    853 - 841

    Joás

    835 - 796

       
           
           
              

    825  JOEL 809

       
                 

    Joel y profetas de su época

    (Reino del Sur)

              
         

    841 Abdías 825

         
      

    865      Jahaziel      835

          
    930920910900890870860850840830820810800790780770

     



    Promesas en el Libro de Joel

     

    1. Joel 2:13 “Rasgad vuestro corazón, y no vuestros vestidos, y convertíos a Jehová vuestro Dios; porque misericordioso es y clemente, tardo para la ir y grande en misericordia, y que se duele del castigo.”

    2. Joel 2:21 “Tierra, no temasalégrate y gózate, porque Jehová hará grandes cosas.”

    3. Joel 2:22 “Animales del campo, no temáis; porque los pastos del desierto reverdecerán, porque los árboles llevarán su fruto, la higuera y la vid darán sus frutos.”

    4. Joel 22:23 “Vosotros también, hijos de Sion, alegraos y gozaos en Jehová Dios; porque os ha dado la primera lluvia a su tiempo, y hará descender sobre vosotros lluvia temprana y tardía como al principio.”

    5. Joel 2:24 “Las eras se llenarán de trigo, y las lagares rebosarán de vino y de aceite.

    6. Joel 2: 25 “Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mí gran ejército que envié contra vosotros.”

    7. Joel 2:26 “Comeréis hasta saciaros, y alabaréis el nombre de Jehová vuestro Dios, el cual hizo maravillas con vosotros; y nunca jamás será mi pueblo avergonzado.” 

    8. Joel 2:27 “Y conoceréis que en medio de Israel estoy yo, que yo soy Jehová vuestro Dios, y no hay otro; y mi pueblo nunca jamás será avergonzado.”

    9. Joel 2:28 “Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones.”

    10. Joel 2:29 “Y también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días.”

    11. Joel 2:30 “Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo.”

    12. Joel 2:31 “El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová.”

    13. Joel 2:32 “Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo; porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado.”

    14. Joel 3:1 “Porque he aquí que en aquellos días, y en aquel tiempo en que haré volver la cautividad de Judá y de Jerusalén.”

    15. Joel 3:2 “Reuniré a todas las naciones, y las haré descender al valle de Josafat, y allí entraré en juicio con ellas a causa de mi pueblo, y  de Israel mi heredad, a quien ellas espaciaron entre las naciones, y repartieron mi tierra;”

    (Condición en rojo)

     


     

    Retos de Interpretación

     

    •  Es preferible ver el cap. 1 como si estuviera describiendo una invasión real de  langostas que destrozó la tierra.      En el cap. 2, un nuevo nivel de descripción enfrenta al intérprete. Aquí el profeta está proyectando algo que está más allá de la plaga de langostas del cap. 1, elevando el nivel de descripción a nuevas latitudes, con intensidad incrementada que está enfocada en la plaga y la necesidad inmediata de arrepentimiento genuino. El uso por parte del profeta de símiles “como aspecto de caballos” (2:4) y “como hombres de guerra” (2:7), sugiere que él aún esta usando las langostas reales para ilustrar una invasión que solo puede ser el ataque masivo del día final del Señor.

     

    •  Un segundo asunto que confronta al intérprete es la cita de Pedro de Joel 2:28-32 en Hechos 2:16-21. Algunos han visto los fenómenos de Hechos 2 y la destrucción de Jerusalén  en el 70 d.C. como el cumplimiento del pasaje de Joel, mientras que otros han reservado su cumplimiento al día final del Señor, pero está claro que Joel se está refiriendo al día final y terrible del Señor. El derramamiento del Espíritu Santo en Pentecostés no fue un cumplimiento, sino una muestra del poder y obra del Espíritu al ser dado en totalidad y finalmente en el reino del Mesías después  del día del Señor.   

     

     

     

    Temas históricos y teológicos

    •  El tema de Joel es el día del Señor. Este tema aparece por todas partes en el mensaje de Joel, haciéndolo el tratado más concentrado de todo el AT (1:15; 2:1; 2:11; 2:31; 3:14). La frase es empleada 19 veces por 8 diferentes autores del AT (Is. 2:12; 13:6, 9; Ez 13:5; 30:3; Joel 1:15; 2:1, 11, 31; 3:14; Am 5:18 [2x], 20; Abd 15; Sof 1:7, 14[2x]; Zac 14:1; Mal 4:5). La frase no tiene referencia a un período de tiempo cronológico, sino a un período de ira y juicio que pertenece de manera única al Señor. Es exclusivamente el día que revela su persona, poderoso, fuerte y santo, de esta manera aterra a sus enemigos. El día del Señor no siempre se refiere a un acontecimiento escatológico; en algunas ocasiones tiene un cumplimiento histórico cercano, como se ve en Ezequiel 13:5, donde habla de la conquista babilónica y  la destrucción de Jerusalén. Así como es común en profecía, el cumplimiento cercano es un acontecimiento histórico cobre el cual se incluye el cumplimiento más distante, escatológico.

     

    •  El día del Señor frecuentemente es asociado con turbaciones sísmicas (2:1-11; 2:31; 3:16), problemas climatológicos (Ez 13:5 en adelante), nubes y oscuridad espesa (2:2; Sof 1:7 en adelante), turbulencia cósmica (2:3, 30), y como un día grande "muy terrible" (2:11) que "vendrá como destrucción del Todopoderoso" (1:15). La última mitad de Joel muestra el tiempo después del día del Señor en términos de promesa y esperanza. Habrá un derramamiento del Espíritu Santo sobre toda carne, acompañado por palabras proféticas, sueños, visiones (2:28, 29)como también la venida de Elías, una epifanía trayendo restauración y esperanza (Mal 4:5,6). Como resultado del día del Señor habrá bendiciones físicas, tiempos fructíferos y prosperidad (2:21 en adelante; 3:16-21). Es un día en el que el juicio es derramado sobre pecadores que más tarde lleva a bendición sobre el penitente y reafirmación del pacto de Dios con su pueblo.        

     


    Vista Panorámica de Joel

    Joel presenta una descripción tenebrosa de la plaga de langostas (1:1–15) y de una sequía (1:16–20) de proporción catastrófica. Las langostas que Joel vio invadiendo la tierra para devorar la vegetación, le proporciona la plataforma para sus mensajes con respecto al juicio de Dios y la necesidad de arrepentimiento, de oración y ayuno. La frase el Día del Señor (1:15; 2:1, 11, 31; 3:14), mencionada 19 veces por ocho escritores del Antiguo Testamento, no se refiere a un período específico de tiempo sino a la venida del juicio del Señor, ya sea de inmediato (Ez 13:5) o en un futuro lejano (2:30–32).
    El nombre de Joel significa “el Señor es Dios” (1:1; Hch 2:16–21). Joel era hijo de Petuel y probablemente nació en Jerusalén. Joel estaba bien relacionado con el templo y a menudo hizo referencia a él. Su estilo es gráfico, suave y fluido. El escribe a los habitantes de la tierra de Judá (1:2; 3:1, 16–17, 21), con instrucciones especiales para los ancianos (1:2), los labradores, los viñadores (1:11) y los sacerdotes (1:13).
    La profecía le fue revelada durante el reinado de Joás en Judá, cuando el rey era un niño y el sacerdote Joiada era su regente, cerca del año 830 a.C. Los enemigos mencionados son Tiro y Sidón al norte (3:4), Filistea al oeste (3:4) y Edom y Egipto al sur (3:19). Ciertas porciones de los escritos de otros profetas anteriores muestran similitud con algunos de sus escritos. Amós 1:2 y 9:13 son semejantes a Joel 3:16 y 18 e Isaías 13:6 es muy parecido a Joel 1:15.
    Pues todo lo que el hombre siembre, eso también segará (Gá. 6:7) es un principio espiritual eterno. Joel, un libro que habla de desastre y liberación, ilustra esta verdad. Lo que el futuro tenga para una persona depende de su relación con el Señor. El tiempo malgastado sembrando para la carne y segando corrupción, puede ser redimido sembrando para el Espíritu y cosechando para la vida eterna (2:25–26; Gá 6:8). Cuando alguien confía en Jesucristo como Salvador, la gracia de Dios lo liberta de la condenación y juicio (Jn 5:24; Ro 8:1–2).
    La súplica que Joel hizo en su tiempo es un llamado a la actual generación a que responda al Señor. Aun ahora, declara el Señor, volved a mí de todo corazón, con ayuno, llanto y lamento. Rasgad vuestro corazón y no vuestros vestidos; volved ahora al Señor vuestro Dios, porque El es compasivo y clemente, lento para la ira, abundante en misericordia, y se arrepiente de infligir el mal (2:12–13).
    Hernández, E. A., & Lockman Foundation (La Habra, C. (2003). Biblia de estudio : LBLA. (Jl). La Habra, CA: Editorial Funacion, Casa Editoral para La Fundacion Biblica Lockman.



    Referencias Proféticas

        Siempre que en el Antiguo Testamento se habla del juicio por el pecado, ya sea un pecado individual o nacional, se profetiza el advenimiento de Jesucristo. Los profetas del Antiguo Testamento, advierten continuamente a Israel que se arrepienta, pero aún cuando ellos lo hicieron, su arrepentimiento estaba limitado a la observancia de la ley y a las obras. Los sacrificios de su templo eran solo una sombra del último sacrificio, ofrecido una vez y para siempre, el cual vendría a la cruz (Hebreos 10:10). Joel nos dice que el último juicio de Dios, el cual sucederá en el Día del Señor, será “grande es el día de Jehová, y muy terrible; ¿quién podrá soportarlo?” (Joel 2:11). La respuesta es que nosotros, por nosotros mismos, nunca podremos soportar tal suceso. Pero si hemos puesto nuestra fe en Cristo para la expiación de nuestros pecados, no tenemos nada que temer del Día del Juicio.


    Extras de Joel 

     Además de profetizar del gran derramamiento del Espíritu de Dios, el libro de Joel se ocupa especialmente de los grandes temas de la historia bíblica: el juicio de Dios sobre el pecado humano, la necesidad del arrepentimiento y la gracia misericordiosa de Dios, de modo que todos los que invoquen su nombre sean salvos.