Comentario de Judas

La Apostasía Inminente 
La Fe Dada Una Vez para Siempre a los Santos


Judas
    Había dos Judas: unos de los doce (Luc 6:16), y  el hermano de Jesús (Mat 13:55) . Generalmente se tiene a esté último como el autor de esta Epístola. Nos preguntamos por qué, al identificarse a sí mismo en el saludo, omite toda mención de su parentesco con Jesús. Quizás Jesús mismo haya prohibido a Sus hermanos que hicieran uso de su parentesco carnal con El.

Los Nietos de Judas
    Cuenta Eusebio que Domiciano, en su persecución de los cristianos en el 96 d.C., en busca de los herederos del reino de David ordenó la detención de los nietos de Judas hermano de Jesús. Estos dijeron al Emperador que eran agricultores y vivían del trabajo de sus manos, y que "el reino de Cristo no era de este mundo, sino que se manifestaría al fin del mundo cuando El vendría en gloria para juzgar a los vivos y a los muertos."  

Lugar y Fecha
    La similaridad de la situación con la presentada en 2 Pedro, sugiere la posibilidad de que estas Epístolas haya sido dirigidas a las mismas iglesias, las cuales, según parece de 2 Pedro 3:1, eran las mismas de 1 Pedro o sea en Asia Menor (1Ped 1:1).  Fue escrita alrededor del año 67 d.C. Tardó en ser recibido en el canon del N.T., quizás porque su circulación original haya sido escasa   

Ocasión de la Carta
    Evidentemente Judas se había propuesto escribir una declaración general y más extensa acerca del Evangelio, a este grupo de iglesias en cuyo pastoreado parece haber tenido interés personal (3), cuando la noticia de la aparición repentina de una herejía destructora le indujo a enviar esta severa admonición. No escatima palabras respecto al carácter de los seductores.  

Los Falsos Maestros (4-9)
    Los tremendos epítetos de Judas se aplican no al mundo, sino a ciertos dirigentes dentro de la Iglesia (4). "Impíos", "convierten en libertinaje la gracia de Dios", "niegan al Señor Jesucristo", "como Sodoma y Gomorra, fornicarios en pos de vicios contra naturaleza", "soñadores que mancillan la carne", "rechazan la autoridad","blasfeman de las potestades superiores", de " las cosas que no conocen", "como seres irracionales", siguen el camino de Caín" (el asesinato Gén 4:3-8)  y " el error de Balaam" (el profeta simoníaco, Núm 23:, 24; 31:8-16; Apoc 2:14) y "perecieron en la contradicción de Coré" (la rebelión contra Moisés, Núm 16)."manchas en vuestras fiestas", "se apacientan a sí mismos", "nubes sin aguas", "árboles sin fruto", "ondas del mar, espuman su propia vergüenza", "estrella errantes", "murmuradores", "querellosos", "andan según sus propios deseos", "hablan cosas infladas", "adulan para sacar provecho", "burladores", "causan divisiones", "sensuales", "no tienen el Espíritu."
    Estos falsos maestros ya se habían introducido (4); sin embargo, se dice que aparecerán "en el postrer tiempo." Aun cuando se trata en primer término de una clase especial de hombres de los días de Judas, quizás sea una descripción general del cuerpo entero de maestros falsos que a través de los siglos corrompería desde dentro a la Iglesia y de esa manera frustraría la obra redentora de Cristo. Quienes conocen la historia de la Iglesia, bien saben cómo ha padecido ella de tales hombres. 

Los Ángeles Caídos (6)
    Aquí y en 2 Pedro 2:4 tenemos las únicas referencias de la Escritura a la caída de los ángeles (Apoc 12:9 parece referirse a su derrota posterior). Algunos creen que se alude a Gén 6:1-5, en donde los "hijos de Dios" casaron con las "hijas de los hombres". Más probablemente se refiere a un suceso anterior, cuando Satanás encabezó a algunos de los ángeles en una sublevación contra Dios.

Miguel y el Diablo (9)   
    En Daniel 10:13, 21 se cita a Miguel como un "príncipe principal", y en Apoc. 12:7 como jefe de ángeles, pero solamente en este pasaje se le llama "el arcángel". El sepelio de Moisés se cuenta en Deut. 34:5-7; pero disputa de Miguel contra Satanás acerca del cuerpo de Moisés no figura en el relato. Dice Orígenes que las palabras de Judas se refieren a un pasaje del libro apócrifo "La Asunción de Moisés", escrito en la época del nacimiento de Cristo. De este libro existen todavía una parte, pero no contiene el pasaje referido. Según Orígenes, el incidente fue sustancialmente así: "Cuando murió Moisés, Miguel y sus ángeles vinieron al momento para recibir su alma y sepultar su cuerpo. Entonces Satán acusó a Moisés de ser asesino, por cuanto había muerto el egipcio, y alegó que no era digno de ser sepultado. Miguel se enojó, pero se refrenó y dejó que Dios reprendiera a Satanás." Judas puede haber sabido del incidente de otras fuentes. Josefo dice que escondió el cuerpo de Moisés para que no fuera convertido en ídolo. Posiblemente Satanás lo haya querido para inducir a Israel a la idolatría. El uso de incidente por Judas parece sancionar su historicidad. Sirve de ejemplo contra el pecado de la injuria: aun el arcángel, el más elevado de toda criatura, no injurió al diablo, el más degradado de todas.

La Profecía de Enoc (14, 15)  
    Esta es la única alusión de las Escrituras, a tal profecía. El breve relato de su vida se cuenta en Gén 5:18-24, pero no hay mención alguna de palabras suyas. La cita de Judas es del libro apócrifo de Enoc, escrito cerca del año 100 a.C. Aparte de este libro, puede haber existido entre los judíos otras tradiciones acerca de las palabras de Enoc. Judas puede haber tenido otras y más seguras fuentes de información. El evidentemente la considera como un dicho genuino de Enoc. Así, pues, estando aún vivo Adán el fundador de la raza, Enoc (contemporáneo suyo durante 300 años), profetizó de la eventual venida del Señor, con sus ángeles, para ejecutar juicio contra la raza desobediente. La aprobación de Judas, de un solo pasaje del libro, no sanciona el libro entero.      


(Compendio Manual de la Biblia por Halley, p 606, 607)



Subpáginas (1): Capitulo 1