Lectura de 1 Corintios

Datos de Orientación para 1 Corintios
  • Contenido: una carta de corrección en la cual Pablo se declara contra los corintios en un asunto tras otro, mayormente de comportamiento, y que traicionan el evangelio de Cristo y la vida en el Espíritu.
  • Autor: Pablo
  • Fecha: aproximadamente el año 53-54 d.C., desde Éfeso (16:8).
  • Recipientes: la iglesia en Corinto, compuesta mayormente por gentiles (12:2; 8:7).
  • Ocasión: Pablo responde a una carta de la iglesia (7:1) y a informes que él ha recibido (1:11; 5:1).
  • Énfasis: un Mesías crucificado como mensaje central del evangelio; la cruz como sabiduría y poder de Dios; el comportamiento cristiano que se conforma al evangelio; la verdadera naturaleza de la vida en el Espíritu; la futura resurrección corporal de los cristianos muertos.   


Panorama de la Primera Epístola de Pablo a Los Corintios 

    Ésta es la carta del Nuevo Testamento más difícil de resumir, porque Pablo trata por turno con no menos de once asuntos diferentes, algunas veces de extensión similar a algunas de sus cartas más cortas (2 Tesalonicenses, Tito). Algunos temas (sobre divisiones y sobre sabiduría, 1:10-4:21; sobre incesto, 5:1-13; sobre litigios, 6:1-11; sobre unirse con prostitutas; 6:12-20), son una respuesta directa a informes de miembros de la casa de Cloé (1:11, probablemente una cristiana de Efeso cuyos sirvientes han estado en Corinto por negocios). Esto también puede ser verdad con respecto al asunto de que las mujeres deben cubrirse la cabeza en 11:2-16, y casi seguramente es verdad con respecto a las medidas correctivas en cuanto a la Cena del Señor en 11:17-34.

    El resto es respuesta a la carta que los corintios le avisaron y que es mencionada en 7:1, donde comienza tratando el asunto del sexo y el matrimonio (7:1-24). 
  • En el 7:25 ocurre la fórmula: "...con respecto a los que son (solteros)", 
  • repetida en el 8:1: "Con respecto a los sacrificado a los ídolos"; 
  • 12:1: "...acerca de los dones espirituales"; 
  • 16:: "En cuanto a la ofrenda";     
  • y 16:12: "Acerca del hermano Apolos".
    La mayoría de enseñanzas es en respuesta directa al comportamiento que está siendo adoptado por alguno o la mayor parte de los creyentes en Corinto; en cada caso, Pablo los está corrigiendo, no informándoles acerca de cosas que aún no conocen (nótese que frecuentemente los aguijonea con las palabras: "¿No sabéis...?", implicando que de hecho sí lo saben. Versículos 3:16; 5:6; 6:2, 9, 15, 16, 19; 9:13, 24). El único asunto tratado aquí que no tiene que ver con el comportamiento es la resurrección corporal de los creyentes en el capítulo 15, y aquí Pablo específicamente dice: "algunos entre vosotros dicen que no hay resurrección de muertos" (12).  

    Hay lógica en todo el arreglo general. Comienza con asuntos que le han sido informados (1:10-6:20), comenzando con el asunto básico de las divisiones - dentro de la comunidad misma, pero principalmente sobre la oposición a Pablo - antes de entrar en otras formas de resquebrajamiento en las relaciones de la comunidad (incesto, litigio, prostitución). Comenzando en 7:1, Pablo trata asuntos de la carta de ellos, muy posiblemente en el orden en que ocurren. Pero cuando llega a un par de asuntos sobre adoración (asistir a los sacrificios a los ídolos y el abuso de las lenguas), Pablo inserta otros dos asuntos relacionados con la adoración que le han sido informados (el cubrirse la cabeza y abusos en la Cena del Señor). Pone el asunto de la resurrección al final de su respuesta sobre los dones espirituales, porque probablemente esto refleja la falsa teología (o espiritualidad) responsable de las actitudes de los corintios en la mayoría de los otros asuntos también. Concluye con asuntos más prácticos en el capítulo 16.   


Recomendaciones Específicas para la Lectura de La Primera Epístola de Pablo a Los Corintios

    Para entender esta Epístola, se necesita una compresión de la ciudad en la que vivían los creyentes corintios. Después de permanecer en un estado latente por casi cien años, la ciudad de Corintio fue fundada de nuevo por Julio César en el año 44 A.C, como una colonia romana. Por su ubicación estratégica para el comercio, tanto norte-sur como oriente-occidente, en el tiempo de Pablo (cien años después) se había convertido en la ciudad más grande de la Grecia romana. De acuerdo con las normas antiguas, era una ciudad relativamente nueva, pero rápidamente se había vuelto cosmopolita (habiendo atraído a gente de todo el imperio) y se había llenado de nouveau riche, es decir, nuevos ricos. Era también una ciudad muy religiosa (todos los inmigrantes traían con ellos sus deidades), pero, al mismo tiempo, moralmente decadente. Así que los que habían llegado a ser creyentes venían de entre esta población diversa, tanto esclavos como libes, gentiles y judíos (12:13), quienes traían con ellos muchos de su anterior bagaje a la fe cristiana.

    Es importante al leer 1 Corintios, estar consciente de que la oposición hacia Pablo en esta carta (4:3-5, 18-21; 9:1, 2) no era de afuera - como en Gálatas, 2 Corintios 10 - 13 y 1 Tesalonicenses - sino de dentro de la iglesia misma. Una lectura cuidadosa sugiere que él y ellos (al menos muchos de ellos) discrepan en todo. Puede ser que, o han malentendido, o deliberadamente interpretado mal una carta anterior de Pablo en la que prohibía ciertas inmoralidades (1 Cor 5:9, 10) y le han escrito para decirle por qué piensan que ellos están bien y él está mal (caps. 8-10; 12-14). La conducta de algunos de ellos, acerca de lo cual no han escrito, es tan grotescamente no cristiana, que Pablo se horroriza de que una comunidad cristiana haya llegado a creer como ellos creen. En ocasiones, hasta se puede distinguir donde Pablo está citando las palabras de ellos, frecuentemente de acuerdo con sus declaraciones, pero en desacuerdo con la manera en que ellos lo entienden (6:12, 13; 7:1, 2; 8:1, 4).

    El principal punto en el que discrepan es sobre el asunto de ser espiritual, lo que significa ser una persona del Espíritu. Esto sale a la superficie más agudamente en los capítulos 12-15, donde ellos aparentemente creen que hablar en lenguas es hablar en lenguas de ángeles  (13:1) y que así ya han llegado al máximo estado de espiritualidad, tanto que algunos no necesitan una resurrección corporal (6:13, 14; 15:12). Esto también los ha llevado a una filosofía de vida triunfalista en el presente. Llenos de "sabiduría" del Espíritu, ven las debilidades de Pablo como evidencia de una espiritualidad inferior (4:6-21). Bajo tal postura no hay lugar para la vida de la cruz. De allí la facilidad con la que rechazan el punto de vista de Pablo en tantos asuntos. Muy probablemente, la espiritualidad de ellos también se presta para su bajo punto de vista de las actividades corporales (significando que pueden ser carnales o espirituales a voluntad). de manera que algunos aun alegan contra la vida sexual dentro del matrimonio (7:1-7), y la costumbre tradicional de cubrirse la cabeza está siendo desechada "por causa de los ángeles" (11:3-16 esp. v.10)  

    La respuesta de Pablo a todo esto es recordarles que en el corazón mismo del evangelio hay un Mesías crucificado, levantado de entre los muertos, y así enmarca esta carta dentro de dos realidades teológicas básicas (la cruz, 1:17-2:16; la resurrección, 15:1-58). Todo lo demás en la carta debe ser entendido a la luz de estas dos realidades; de hecho, el papel más crucial del Espíritu es revelar la cruz como la clave de la sabiduría de Dios (2:6-16).

    Dado que Pablo ve que el evangelio mismo está en juego (especialmente por el rechazo de los corintios a la a la centralidad de la cruz en la vida cristiana), encontramos que su estado de ánimo varía dentro de una gran gama de emociones: confrontación (4:18-21; 9:1-12; 14:36-38), exhortación, (4:15, 16; 10:31-11:1), sarcasmo (4:8; 6:5, !los "sabios" no son suficiente sabios para resolver la disputa!), ironía (1:26-28, !nadie, en nombre de la sabiduría, los habría elegido para ser hijos de Dios!) , elocuencia (13:1-8) y éxtasis (15:51-57); pero hay muy poco gozo o placer ese momento en su relación con esta iglesia (y 2 Corintios nos dice que esta situación empeora en lugar de mejorar).


Recorrido por la Primera Epístola de Pablo a Los Corintios




1:1-9
 
 Saludos, oración y acción de gracias
    Nótese cómo, característicamente, estos elementos Formales son elaborados de manera que anticipan el resto de la carta ("santificados en Cristo Jesús"; "en todo ...enriquecido" [con dones del Espíritu]). Significativamente, Pablo todavía da gracias a Dios por ellos - por todos ellos - porque, después de todo, son de Dios, no de Pablo.
    Al leer el resto de la carta, observe los varios elementos de los problemas específicos con los que trata Pablo y las razones de éstos, y noté cómo él responde a cada uno. 






 1:10 - 4:21
Divisiones sobre los líderes en nombre de la sabiduría
    El problema: una combinación de 1) sus sentimientos contra Pablo, 2) que se ha convertido en contienda sobre sus líderes, que 3) está siendo sostenida en nombre de la sabiduría.  
    La respuesta de Pablo: enfrenta primero el problema de la sabiduría (1:13-3:4), exhortándoles a darse cuenta de que todo en la existencia de los corintios en Cristo desmiente su sabiduría presente: el evangelio de un Mesías crucificado (1:18-25) , el propio llamamiento de ellos (1:26-31), la predicación de Pablo (2:1-5). De hecho, el papel del Espíritu es revelar la cruz como la sabiduría de Dios (2:6-16).
    Segundo (3:5-23), él corrige el entendimiento inadecuado de ellos sobre 1) los líderes, quienes son simplemente siervos (5-15), y sobre 2) la iglesia, que es el templo del Dios viviente en Corinto (16, 17), por lo tanto, nadie debe gloriarse en simples mortales (18-23).
    Tercero (4:1-21), Pablo responde a las críticas que hacen acerca de él: puesto que es siervo de Dios, ellos no tienen el derecho de juzgarlo, el orgullo de ellos es repelente, así que los amonesta y les hace una advertencia.  




 5:1-13
 Un caso de incesto
    El problema: uno de los creyentes está viviendo incestuosamente con la "esposa de su padre" (otra esposa de su padre, pero no su madre biológica; Lev 18:8). Note que este es uno de los casos donde están directamente en discrepancia con la  carta anterior de ellos (5:9).
    La respuesta de Pablo: puesto que ya él ha juzgado al ofensor, ellos deben reunirse en el poder de Cristo y entregarlo a Satanás (sacarlo de la iglesia, al ámbito de Satanás; 1 Tim 1:20), por el bien de la iglesia en el presente, y finalmente por la propia salvación del ofensor. 



 6:1-11
 Litigio externo de un pleito interno
    El problema: un hermano ha defraudado a otro (8), quien ha sido llevado por el primero antes las cortes paganas para que le hagan juicio (1), y la iglesia no ha hecho nada al respecto (2-5).
    La respuesta de Pablo: !Qué horror! Al no hacer nada, la iglesia ha traicionado su existencia como pueblo de Dios del fin de los tiempos (2-4). !Qué vergüenza para el litigante! (6,7), advertencia para el acusado (8-10). Pablo termina afirmando la justificación que tienen en nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu (11) 





 6:12-20
 Sobre la unión con prostitutas 
    El problema: en aras de sus derechos como creyentes (12) y sobre la base de su bajo aprecio del cuerpo (13), algunos hombres están reclamando su derecho de visitar a prostitutas (comprensible a la luz de 7:1-16).
    La respuesta de Pablo: contra el punto de vista de los derechos de ellos, sólo cuenta lo que "conviene", y ser dominado por algo es una forma de esclavitud (12). Contra su punto de vista equivocado sobre el cuerpo, él apela al hecho de que la resurrección del Señor afirma el cuerpo (14) y a la naturaleza de la relación sexual como la unión de dos personas (15), por lo tanto, un hombre no puede estar unido al Señor por el Espíritu y unido a una prostituta por el sexo (16, 17), puesto que el cuerpo pertenece al Señor como su templo (18-20)


 7:1-24
 A los  que están casados y a los que lo estuvieron
    El problema: sobre la base de un eslogan que dice "es bueno para el hombre no tener relaciones sexuales con una mujer"; aparentemente algunas mujeres (10) están alegando el no tener sexo dentro del matrimonio (¿porque ya han asumido una existencia "celestial" en donde no hay matrimonio ni se  es dado en matrimonio?), y si no en cuanto el sexo, a su derecho al divorcio.  



 7:25-40
 A los que nunca han estado casados
    El problema: en base a la premisa de 7:1, algunos están alegando que las vírgenes (jóvenes comprometidas) ciertamente no deberían casarse.
    La respuesta de Pablo: Pablo está de acuerdo con la conclusión, pero no con la premisa, por lo tanto ofrece diferentes razones para permanecer solteros ("la presente dificultad", mayor libertad para servir el Señor), pero en cualquier otro sentido, no deben sentir ansiedad (32) ya que el matrimonio también es el plan de Dios. 











 8:1-11:1
 Sobre fiestas a los ídolos y lo sacrificado a los ídolos
    El problema: ya que los ídolos no son reales porque hay un solo
Dios (8:4), algunos han argumentado contra Pablo en cuanto a que deberían tener el derecho de continuar asistiendo a las fiestas dedicadas a los ídolos (8:10), donde se llevaban a cabo todas las celebraciones familiares; esto tiene relación con los escrúpulos de los judíos acerca de comprar alimentos que anteriormente fueron ofrecidos a un ídolo (10:23-11:1). Al parecer, han cuestionado el derecho de Pablo de prohibir la asistencia a los templos, negando su apostolado en base al rechazo de Pablo al patrocinio de ellos (9:1-18), y su supuesta posición débil en cuanto a comprar a alimentos que se venden en la carnicería (y comer en las casas de los gentiles, y al mismo tiempo observar los rituales de los alimentos judíos al comer en las casas de los judíos, 9:19-23).
    La respuesta: Pablo no empieza con una prohibición (eso vendrá después; 10:14-22), sino actuando sobre las bases del conocimiento (nuevamente elitismo espiritual) más bien que sobre el amor (8:1-6). Para la mayoría de los que antes eran idólatras, el "dios" tenía una realidad subjetiva, y el alentarlos a regresar a los templos los destruiría (8:7-13).  
    Pablo entonces (9:1-18) defiende su derecho apostólico al sostén de ellos, aun cuando él ha renunciado a ello y sostiene que sus actos con respecto a los alimentos  que se venden en la carnicería son estrictamente por el interés del evangelio (9:19-23). Después de exhortarlos en cuanto a la necesidad de la autodisciplina, poniéndose él como un ejemplo positivo (9:24-27), les advierte en base al ejemplo negativo de Israel (10:1-13). Finalmente, prohíbe explícitamente comer en los templos, puesto que el hacerlo es participar de lo demoníaco (10:14-22).
    Volviéndose al tema de los alimentos que se venden en la carnicería en 10:23-11:1, Pablo argumenta que las Escrituras mismas dicen claramente que el Señor no le importa ni una manera ni la otra, así que pueden comprar y comer a menos que esto ofenda a la conciencia de algún pagano (alguien que entiende el cristianismo como una secta judía).  




 11:2-16
 El cubrirse la cabeza para la adoración 
    El problema: muy posiblemente algunas mujeres estaban dejando a un lado el uso tradicional del velo, sobre las bases de ser como los ángeles, lo que aparentemente traía tensión a las relaciones maritales (las mujeres, según el concepto de los hombres, estaban pareciendo hombres).
    Las respuesta de Pablo: aunque las mujeres tiene autoridad sobre sus propias cabezas en este asunto (10), en el Señor las mujeres y los hombres son interdependientes (7-9, 11, 12), de manera que las mujeres deberían mantener las costumbres (13-16) para no perecer hombres (de otra manera, él razona, váyanse al otro extremo y parezcan hombres rapándose la cabeza, 5, 6).  



 11:17-34
 Divisiones en la Cena del Señor
    El problema: la división aquí es entre los ricos y los pobres (22)y se relaciona con tomar alimentos en conexión con la Cena del Señor (17-21), donde los pobres están siendo excluidos (la iglesia se reunía en las casas de los ricos).
    La respuesta: Pablo les recuerda las palabras de la institución de la Cena del Señor (23-25) y de que deben "discernir el cuerpo de Cristo" cuando coman (la iglesia; 10:16, 17), de otra manera, comen juicio para sí en vez de bendición (11:27-32). Las comidas privadas deben comerse privadamente, mientras que las comidas comunitarias todos deben sentirse bienvenidos (33, 34)




 12:1 - 14:40
 Abusos al hablar en lenguas
    El problema: su concepto sobre las lenguas como lenguas de ángeles (13:1) causaba que ellos dieran demasiado énfasis a este don en la adoración (14:18, 19, 23), lo que daba como resultado que su adoración comunitaria fuera ininteligible y por lo tanto no resultaba edificante para el cuerpo.
    La respuesta de Pablo: primero, el principal criterio para las lenguas espirituales es la confesión de Jesús como Señor (12:1-3). Sobre la base de su experiencia de Dios como Trinidad (4-6), Pablo alienta a la diversidad de dones en la unidad del Espíritu (7-31), en todo caso, el amor debe imperar en cada punto de su adoración (13:1-13).
    Procurar el amor significa primero que sólo aquello que se puede entender debe ocurrir en la comunidad por el bien de la edificación (14:1-25), y segundo que todo debe tener una medida de orden (26-40), porque la adoración de una persona refleja lo que ésta cree en cuanto al carácter de Dios (33).







 15:1-58
 La resurrección corporal de los creyentes
El problema: algunos están negando la resurrección corporal de los creyentes (12), al parecer ridiculizando la idea de un muerto resucitado (35). La colocación de este asunto en la carta sugiere que está muy relacionado con los capítulos 12-14.
    La respuesta de Pablo: sobre la base de la resurrección de Cristo, en la que ellos sí creen (11), Pablo argumenta sobre la certeza de nuestra propia resurrección (12-34), incluyendo:
  1. Lo absurdo de creer en la una y no en la otra (12-19).
  2. Tanto la inevitabilidad (los primeros frutos garantizan la cosecha final) como la necesidad (la muerte es el enemigo final de Dios que será vencido) de nuestra resurrección (20-28).
  3. La insensatez de sus acciones, y de la vida misma, sin tal esperanza (29-34).
    En cuanto a "qué clase de cuerpo", la respuesta es el mismo, pero no exactamente el mismo ya que será espiritualmente idóneo para la existencia celestial (35-50). Pablo concluye mofándose de la muerte a la luz de la certeza de nuestros futuro (51-58). !Permita aquí que su corazón se remonte hasta lo más alto!


 16:1-11
 Sobre la ofrenda para los pobres
    El problema: Pablo tiene el propósito de llevar una contribución considerable de sus iglesias gentiles para aliviar a los pobres en Jerusalén, al parecer los creyentes corintios le han preguntado al respecto.
    La respuesta de Pablo: cada uno debe apartar algo de dinero cada semana, a lo que añade información en cuanto a sus planes futuros, así como los de Timoteo.  



 16:12-24
 Asuntos concluyentes
    Nótese cómo el apóstol Pablo atiende la petición de los corintios referente al regreso de Apolos (12) en una manera que lleva su carta a una conclusión en su estilo característico (exhortaciones cortas, 13, 14; recomendaciones sobre los portadores de la carta, 15-18; salutaciones finales, 19-24). Pero también aquí el agrega una maldición y una oración final (22), así como una palabra después de la bendición (24 reafirmándoles de esta manera, su amor por ellos, dado la dureza con que ha tenido que responderles).  

Libro: "Cómo leer la Biblia libro por libro" por Gordon D. Fee y Douglas Stuart