Lectura de 2 Pedro


Datos de Orientación de 2 Pedro
  • Contenido: un "discurso de despedida" enviado como una carta,instando a los cristianos al crecimiento y perseverancia cristiana a la luz de algunos falsos maestros que niegan la segunda venida de Cristo y también viven descaradamente en pecado.
  • Autor: Pedro, aunque cuestionado tanto en los tiempos de la iglesia primitiva como por la mayoría de los eruditos del Nuevo Testamento, posiblemente un discípulo que escribió una especie de "testamento de Pedro" para la iglesia. (?)
  • Fecha: aproximadamente en el año 64 d.C. (Si Pedro la escribió), pero más tarde si fue un discípulo. (?)
  • Recipientes: grupo de creyentes específicos, pero desconocido.
  • Ocasión: un deseo de establecer a los lectores en su propia fe y vida piadosa, mientras les advierte de los falsos maestros y su estilo de vida.
  • Énfasis: interés en que el pueblo de Dios crezca en piedad y la demuestre; el juicio seguro de los falsos maestros por su vida impía; la seguridad de la venida del Señor, a pesar de las burlas de los falsos maestros. 

Panorama de la Segunda Epístola de Pedro

    La carta está en cuatro partes que se enfocan en vivir piadosamente a la luz de la certeza de la venida del Señor, contra el trasfondo de los que niegan esto último, con sus juicios consecuentes, y quien por lo tanto, vive como pagano. La primera parte (1:3-11) es una exhortación al crecimiento en santidad, conformando de esta manera su "llamamiento y elección" (10) para así recibir "amplia entrada en el reino eterno" (11). 

    La segunda parte (1:12-21) es el testamento de Pedro acerca de "la venida de nuestro Señor Jesucristo" (16), un evento que tanto la transfiguración (16-18) de la cual Pedro fue testigo, como la confiable palabra de profecía (19-21) prueban. 

    Todo esto es puesto (en la tercera parte) en el contexto de la codicia y vida licenciosa de los falsos maestros, cuya condenación  es segura (2:1-22). La principal acometida de esta sección es reafirmar la seguridad del juicio divino sobre los que rechazan a Dios al rechazar la vida piados, por esto varios ejemplos del Antiguo Testamento son presentados por medio de las ilustraciones. El lector tal vez querrá leer Judas 4-18 junto a este pasaje, puesto que refleja preocupaciones similares y usa algunos de los mismos ejemplos del Antiguo Testamento y de la literatura apocalíptica judía. Estos maestros "prometen libertad" pero ellos mismo son "esclavos de la corrupción" (2 Ped 2:19), pues hubiera sido mejor que nunca hubieran seguido a Cristo, que haberlo seguido para luego rechazarlo (20-22).

    La falsa enseñanza es expuesta y contradicha en 3:1-18 (cuarta parte) Contra esos que niegan la segunda venida (3, 4) está la certeza de la Palabra de Dios, por tanto la certeza del juicio futuro, y una vista bíblica del "tiempo" así como de la paciencia de Dios (5-10). La conclusión insta a la prontitud, un contraste obvio con la imprudencia de los falsos maestros (11-18).


Recomendaciones Específicas para la Lectura de La Segunda Epístola de Pedro 

    El lector debe estar atento a las dos preocupaciones (entremezcladas) que dirigen esta Epístola desde el principio hasta el fin: 1) los falsos maestros como tales y 2) su negativa de la segunda venida de Cristo. El lector encontrará especialmente vívida la descripción de ellos en el capítulo 2. Además de su inmoralidad (vida licenciosa, inmoralidad sexual, desaprobación de la autoridad), observe que son especialmente señalados por su codicia (2:3, 14, 15) y por la explotación de los confiados e inestables (2:3, 14, 18, 19). Las descripciones dobles de su rechazo de Cristo son especialmente gráficas: un perro que se vuelve a su vómito, una puerca lavada que vuelve a revolcarse en el cieno (22). Observe también cómo los que están en el otro lado, los que esperan ansiosamente la venida de nuestro Señor, son exhortados a una vida "santa y piadosa" (3:11, 12).    
    Respecto a la seguridad de la segunda venida de Cristo, que incluirá juicio inevitable sobre los que rechazan por la manera en que viven, mira el énfasis sobre la palabra segura de la profecía, tanto del Antiguo Testamento como de la literatura apostólica. Este es el punto de 1:16-18 y 1:19-21, donde la transfiguración  misma de Cristo fue un anticipo profético del futuro, y donde la verdadera profecía es completamente confiable. La venida de los "falsos profetas" es también profetizada (2:1), mientras la exhortación final (cap. 3) empieza recordando a los lectores una vez más acerca de la palabra  segura de los "santos profetas" y de los "apóstoles", con énfasis en la confiabilidad de la Palabra de Dios: que la misma palabra que hizo existir el mundo creado lo está preservando para el día del juicio. 


Un Recorrido por la Segunda Epístola de Pedro   

 
1:1, 2
Saludos 
    El saludo enfatiza tanto la "justicia" que viene de Dios como el "conocimiento" de Dios y de Jesús nuestro Señor. Haga una anotación mental de que estos énfasis van juntos y anticipan mucho de lo que sigue.



 1:3-11
Los temas declarados: la piedad y el reino eterno 
    Al leer esta sección piense en la manera en que se muestran los asuntos importantes: 1) el poder de Dios está disponible para todo lo que es necesario para la "vida ...y...la piedad" (3, 4), 2) el crecimiento en la piedad debe ser intencional (5-7), 3) sin estas cualidades de piedad uno no puede ser un creyente eficaz (8, 9), y 4) los lectores son instados por esto a "procurar aun con mayor empeño hacer firme vuestro llamamiento y  elección" (10), con entrada al reino eterno que viene (11).


 1:12-21
El último testamento de Pedro
    Observe cómo el testamento de Pedro (12-15) lleva a una afirmación de la venida de Jesús, que es asegurada, primero por la transfiguración que Pedro presenció (16-18), y después por la palabra confiable de la profecía, que tiene su origen no en la voluntad humana, sino en Dios mediante el Espíritu Santo (19-21).






 2:1-22
La acusación de los falsos maestros
    Después del énfasis sobre la confiabilidad de los profetas está la palabra profética de Pedro acerca de la venida de falsos maestros, cuyos propósitos perversos y condenación final son afirmados al principio (1-3). Lo que sigue está tan  lleno de lenguaje e imágenes impresionantes que se necesita observar muy cuidadosamente su "lógica". Primero, el juicio sobre los falsos maestros y el rescate de los justos son contrastados por medio de ejemplos del Antiguo Testamento (4-9), concluye (10) con las dos razones específicas para su condenación; es decir, vivir para la "carne" ("andar tras las pervertidas pasiones de la carne") y despreciar toda autoridad.
    Estas razones son entonces elaboradas con una serie de imágenes (10b-18a) que concluyen con la condenación de los falsos maestros por destruir a otros también (18b, 19). Finalmente (20-22), estos son condenados por haber vuelto la espalda a Cristo y por regresar a la "corrupción del mundo"




 3:1-10
La naturaleza de la falsa enseñanza: negación de la venida del Señor 
    La sección final está en el corazón de la carta misma. Empieza con otra referencia a la profecía, recordando ahora a los profetas del Antiguo Testamento así como las predicaciones apostólicas acerca de tales maestros falsos (1-4). Su burla, basada en la falta del juicio pasado (!nada ha cambiado desde la creación!), es contestada en primer lugar por un recordatorio de la seguridad de la palabra soberana de Dios (5-7; observe que la creación empezó con agua y termina en fuego) y en segundo lugar la apelación a la paciencia de Dios (8-10; note la manera en que el v. 8 evoca la palabra confiable del Sal 90:4).     




 3:11-18
 Exhortación y conclusión 
    Las advertencias anteriores contra la enseñanzas falsa se aplican ahora a la situación de los lectores por medio de advertencia y exhortación (11-15a). Observe  que después del juicio por fuego viene el cielo nuevo y la tierra nueva profetizada por Isaías (Isa 65:17). Esto seguido por una apelación a clases similares de cosas dichas por Pablo acerca de la paciencia y la salvación (2 Ped 3:15b, 16) sugiriendo que algo de la falsa enseñanza  vino por una distorsión de las enseñanzas de Pablo. La carta concluye con una nota igual a la que empezó: advertencia y exhortación a crecer en la gracia.      

Libro: "Cómo leer la Biblia libro por libro" por Gordon D. Fee y Douglas Stuart