Lectura de 2 Tesalonicenses


Datos de Orientación de 2 Tesalonicenses 
  • Contenido: carta de aliento adicional ante el sufrimiento, de advertencia contra el engaño con relación a la venida del Señor, y de exhortación a algunos a trabajar con sus propias manos y a no vivir a costa de otros. 
  • Autor: Pablo, juntamente con sus compañeros de viaje: Silas y Timoteo. 
  • Fecha: año 51 d.C. (probablemente), muy poco tiempo después de haber escrito la Primera Epístola a los Tesalonicenses (aunque algunos se inclinan a revertir el orden de las cartas). 
  • Recipientes: ver 1 Tesalonicenses.
  • Ocasión: Pablo ha recibido noticias de que algunos (probablemente por palabra de profética) han hablado en nombre de Pablo diciendo que el día del Señor (la venida de Cristo) ya ha ocurrido, y además el hecho de que los perturbadores ociosos mencionados en la Primera Epístola no han enmendado su manera de ser.
  • Énfasis: la seguro de la salvación de los creyentes tesalonicenses, el juicio y la seguridad de este sobre los perseguidores; el día del Señor todavía está por venir y será precedido por "la rebelión"; aquellos que están ociosos y son perturbadores deben trabajar para ganarse el pan diario. 

Panorama de la Segunda Epístola de Pablo a los Tesalonicenses

    Si se lee esta carta inmediatamente después de la Primera, notará que en lo general la falta ese sentido de calor que encontró en ella, y que el material en esta Segunda 2:1-12 es bastante oscuro, especialmente a la luz de 1 Tesalonicenses 4:13-5:11. Probablemente se preguntará: ¿Qué pasa? Pero lo que ha causado el tono de esta carta es fácil de ver. Ambos temas principales tratados (2:1-12; 3:6-15) dan buenas razones para que Pablo se sienta enfadado, aún más de los que expresa. De cualquier manera, las otras secciones de la carta (la acción de gracias y la oración en 1:3-12, y la oración y solicitud de oración en 2:16-3:5) están llenas de la clase de afecto y preocupación que Pablo expresa en su carta anterior. 
    Así que, ¿qué es lo que pasa? Primeramente, Pablo se ha enterado por medio de alguien que la iglesia está siendo llevada a confusión (2:2) por una declaración hecha en nombre de Pablo sobre que el día del Señor ya ha ocurrido. Ambos lados de este asunto son suficientes como para molestar: la falsedad misma, y el hecho de que la misma está siendo puesta bajo la autoridad de Pablo. Puesto que en 2:15 les habla de estar firmes en lo que él les ha enseñado "por palabra" (cuando estaba presente con ellos) y "por carta" (1 Tesalonicenses), el problema en 2 Tesalonicenses 2:2 probablemente se trata de una declaración profética no puesta a prueba (1 Tes 5:19-22) pretendiendo hablar en nombre de Pablo sobre este asunto.
    En segundo lugar, también tiene razón para sentirse disgustado por causa de aquellos que son ociosos y perturbadores, puesto que ya les había hablado sobre este tema en su primera carta (1 Tes 4:9-12; 5:14). 
    Estas dos cosas explican tanto el tono ambivalente de la carta como su contenido.


Recomendaciones Específicas para la Lectura de la Segunda Epístola a los Tesalonicenses 

    Para ser una carta breve, esta epístola tiene más que suficiente momentos difíciles. Primero, aunque Pablo espera que ciertos eventos ocurran antes de la venida de Cristo (como verá en 2:1-12), la naturaleza específica de estos eventos es menos que segura. La mayor parte de nuestra dificultad radica en el hecho de que en dos lugares cruciales (la identidad de "el hombre de iniquidad" y "qué lo detiene"), los tesalonicenses ya habían sido informados previamente, así que Pablo no lo repite (2:5, 6). Aunque estas preguntas son obviamente asuntos de interés para los lectores actuales, muy probablemente tendremos que contentarnos con el punto principal del  pasaje, puesto que estamos fuera del contexto en que fueron escritos estos asuntos.   
    En segundo lugar, también existe bastante especulación - con frecuencia presentada como si estuviera claramente puesta en el texto -  en cuanto a la razón por la que los perturbadores y ociosos continuaban sin trabajar. La razón comúnmente sugerida es que ha dejado de trabajar porque están esperando la próxima venida de Cristo. Pero esto no encaja con lo que realmente está siendo promovido en 2:2, de que el día del Señor ya ha ocurrido. Es más probable que se relacione con el menosprecio general respecto al trabajo manual por parte de la aristocracia griega. Pero nada puede saberse con seguridad en cuanto al porqué. La preocupación de Pablo es, y debiera ser la nuestra también, junto con el qué, tanto la exhortación a los perturbadores y ociosos de ponerse a trabajar, como la instrucción a la iglesia en cuanto a la manera de tratar a estas personas. 


Un Recorrido por la Segunda Epístola de Pablo a los Tesalonicenses 






 1:1-12
Salutación, acción de gracias y oración
    Al leer, note varias cosas:
  1. cómo la acción de gracias (3-10) afirma a los tesalonicenses en áreas que necesitan ser reforzados
  2. que, al igual que en la Primera Epístola, pronto se convierte en narrativa (6-10) - acerca del seguro juicio que vendrá a aquellos que los persiguen, terminando con una nota de la seguridad de la salvación de ellos - y
  3. que la venida tiene una dimensión de la hará "imposible de ser pasada por alto" (7b), en contraste con le enseñanza de aquellos que dicen que ya ha ocurrido.
    La oración (11, 12) retoma los asuntos de fe y amor del versículo 3 (pero ahora en términos de "todo buen propósito y toda obra de fe", 11)



2:1-12 
Corrección de la enseñanza errónea acerca de la venida de Cristo
    Pablo comienza la carta (1, 2) exhortando a los creyentes tesalonicenses a no ser movidos por la enseñanza errónea (aun cuando no está muy seguro de su procedencia). Al leer la respuesta de Pablo (3-12), note primeramente que les recuerda (5, 6) de su instrucción anterior sobre este tema en cuanto a que ciertos eventos deben preceder a la venida del Señor. En segundo lugar, cómo "el hombre de iniquidad" mencionado en el versículo 3 es la figura central de toda la narración. Una gran rebelión acompañará su aparición (4), efectuada en parte por milagros satánicos que engañarán a aquellos que se rehúsen a recibir la verdad (9-12), pero que finalmente será destruido por Cristo mismo cuando él venga (8). 



 2:13-17
Aplicación y oración
    Inmediatamente, Pablo alienta a los creyentes tesalonicenses (13, 14) por medio de presentarlos - a los que han creído la verdad y recibido al Espíritu  - en contraste con los mencionados en los versículos 10-12. Luego los insta a permanecer firmes en las doctrinas que antes fueron enseñadas (15), y finalmente ora porque sean animados por su constante fidelidad a la vida y enseñanza cristiana (16, 17). 

3:1-5 
 Petición de oración
    La amistad en la antigüedad requería de reciprocidad (ver Recomendaciones en Filipenses), por lo tanto, habiendo orado por ellos en sus circunstancias, ahora les pide que oren por él.  
 


3:6-15
Acerca de los ociosos y perturbadores
    Antes de leer esta sección, tal vez el lector querrá leer nuevamente 1 Tesalonicenses 4:9-12. Volviendo a este asunto, Pablo se pone a sí mismo como ejemplo al exhortar a los perturbadores y ociosos a trabajar con sus propias manos para no ser carga para nadie (2 Tes 3:6-13). En seguida (14, 15), le dice a la iglesia lo que debe hacer, es decir, no tener trato con aquello que rehúsan a obedecer, pero siempre pensar de ellos como hermanos y hermanas, y no como enemigos.   

3:16-18 
Asuntos concluyentes
    Después de pronunciar su bendición de paz, Pablo toma la pluma en su mano para firmar la carta y de esta manera autentificar (17), antes de la bendición final (8).

Libro: "Cómo leer la Biblia libro por libro" por Gordon D. Fee y Douglas Stuart