Lectura de Colosenses


Datos de Orientación de Colosenses
  • Contenido: carta alentando a los creyentes relativamente nuevos a continuar en la verdad de Cristo que han recibido, y advirtiendoles contra influencias religiosas externas. 
  • Autos: Pablo, juntamente con Timoteo, su compañero más joven.
  • Fecha: probablemente año 60-61 d.C. (si Pablo está en Roma, que es lo más probable).
  • Recipientes: los creyentes en Colosas (en su mayoría gentiles. Colosas era la menos importante de tres ciudades notables por sus balnearios medicinales, incluyendo Hierápolis y Laodicea, en el importante cruce del valle del río Lico, a más o menos 200 kilómetros del sudoeste de Éfeso); la carta debe ser leída, como un intercambio, con la iglesia de Laodicea (4:16).  
  • Ocasión: Epafras, un colaborador de Pablo, fundador de las iglesias en el valle del Lico, ha visitado recientemente a Pablo  trayendo noticias de la iglesia, en su mayoría buenas y otras no tanto. 
  • Énfasis: la absoluta supremacía y suficiencia de Cristo, el Hijo de Dios. Que Cristo perdona el pecado y quita el terror a "los principados", las reglas religiosas y requisitos no cuentan para nada, pero la vida ética que lleva la propia imagen de Dios cuenta para todo; la vida a la semejanza de Cristo afecta las relaciones de todo tipo.


Panorama de la Epístola de Pablo a los Colosenses

    Aunque Pablo nunca ha estado personalmente en Colosas (2:1), sabe mucho en cuanto a los creyentes allí, por medio de su colaborador Epafras (1:7, 8), y los considera una de sus iglesias. Su mayor preocupación es que permanezcan firmes en lo que han aprendido (1:23; 2:6-16; 3:1). Después de una radiante acción de gracias y oración alentadora (1:3-12), gran parte de la primera mitad de la carta reitera la verdad del evangelio que han recibido (1:13-22; 2:2, 3, 6, 7, 9-15). El resto de estos dos capítulos expone las fallas de los errores a los que algunos están siendo atraídos (2:4, 8, 16-23). Se puede correctamente conjeturar, por lo tanto, que los énfasis en el nuevo recuento que Pablo hace del evangelio están allí en respuesta a estos errores.

    En el corazón de los errores está el deseo de controlar la vida cristiana con reglas acerca de cosas externas: "!No uses! !No gustes! !No toques!" (2:21, que suena muy parecido a ciertas formas de cristianismo actual). La mayoría de los capítulos 3-4, tratan de la naturaleza del comportamiento cristianos genuino. Las "reglas" y los "reglamentos" dan una apariencia de sabiduría, pero no tienen valor real (2:23). El comportamiento cristiano resulta de haber muerto y resucitado con Cristo (2:20; 3:1) y ahora estar "escondidos con Cristo en Dios" (3:3), expresándose:"conforme a la imagen de aquel que lo creó" (3:10). Note especialmente que los imperativos que fluyen de estas realidades (3:12-4:6) son mayormente dirigidos a la vida comunitaria, no a la vida individual, de uno a uno, con Dios.


Recomendaciones Específicas para la Lectura de La Epístola de Pablo a los Colosenses

    Al leer la Epístola de Pablo a los Colosenses, se deberán buscar cuatro cosas. Primeramente, puesto que mucho de lo que se dice en Colosenses es en respuesta directa (o indirecta) a algunas enseñanzas falsas, esté pendiente de todo lo que Pablo dice de estos errores. Aun cuando este asunto no surge en una manera directa hasta 2:4, para cuando termine el capítulo 2 no podrá evitar darse cuenta de lo importante que es. Por lo tanto, probablemente mucho de lo que se dice en 1:13-23 también fue escrito pensando en lo que se estaba enseñando falsamente. 

    Por su importancia para entender esta carta, mucha de la energía de los estudiosos ha sido dedicada a la falsa enseñanza, tratando de equipararla con lo que se sabe (o se supone) del mundo grecorromano. Pero todo lo que sabemos finalmente es lo que dice Pablo en esta carta. Ni siquiera podemos estar seguros de que haya habido "falsos maestros" como tales. Las referencias de Pablo son invariablemente a "cualquiera", "nadie", etc. (2:4, 8, 16, 18). En cualquier caso, el lector deberá estar pendiente de los varios elementos encontrados en estos errores.   

    El elemento más obvio es el sabor judío, que incluye la circuncisión (2:11, 13), leyes sobre las comidas y la observación del calendario religioso judío (2:16). Para Balo estos son simplemente decretos (2:14) que están "... destinados a perecer con el uso, pues son según los mandamientos y las doctrinas de los hombres" (2:22), y que Cristo ya ha quitado. Al parecer, este elemento está mezclado con supersticiones acerca de poderes angelicales o espirituales (1:16; 2:8, 15, 18, 20), que parecen tener también un atractivo poderoso como "filosofía" divina - sabiduría de un élite - (2:3, 8, 20) y "misterio" divino (1:26; 2:2). Estas enseñanzas también parecen estar en conflicto con el lado físico de la vida terrenal y redención de Cristo (1:19, 22; 2:9).

    En segundo lugar, es imposible pasar por alto el énfasis principal de Pablo en la absoluta supremacía de Cristo sobre todas las cosas. Este comienza en 1:13, donde la expresión de acción de gracias da lugar a la exaltación del Hijo, y continúa hasta el versículo 22. Luego se repite en cada punto clave dentro de la carta. Pablo afirma que Cristo es la clave para todo lo que necesitan. Todo lo que Dios va a hacer en y por el mundo, se ha cumplido en, y por medio de él (1:19; 2:2, 3, 9, 13-15, 20; 3:1). Pablo también hace énfasis en la absoluta supremacía sobre los principados, incluyendo el papel de Cristo en la creación y redención. La naturaleza de Cristo tiene varios elementos, y ninguno de ellos puede dejarse a un lado. Él es la verdadera "cabeza" (1:18; 2:10, 19).  

    En tercer lugar, el lector querrá analizar la situación de la iglesia una vez más. Pablo nunca ha estado allí, pero ha oído de su genuina fe en Cristo. Note las maneras en que trata de animarlos (1:3-12: 2:2, etc.), así como las advertencias (1:23; 2:4. etc.). Al mismo tiempo, piense acerca de algunas de las cosas que ellos dicen, precisamente porque no conocen a Pablo personalmente, sino sólo por medio de Epafras. Esto se aplica especialmente a 1:24 - 2:5, donde él presenta ante ellos su llamamiento y su ministerio, especialmente en términos de la misión a los gentiles y lo que Dios ha hecho por medio de él por el poder del Espíritu. 

    En cuarto lugar, al final quizás el lector querrá leer la carta completa nuevamente, esta vez con el conocimiento de que Onésimo (4:9) está siendo devuelto a Filemón para que lo perdone, así que Pablo está preparando a la iglesia para que por su parte reciba a Onésimo nuevamente (ver Filemón). Léala al menos una vez como piensa que Onésimo pudo haberla oído, luego trate de ponerse en los zapatos de una de los miembros de la iglesia de Colosas. 


Un Recorrido por la Epístola de Pablo a los Colosenses   


 1:1, 2
 Saludos
    Este saludo es muy común, especialmente el énfasis en el hecho de que los creyentes colosenses ya son santo y fieles.



1:3-14 
Acción de gracias y oración
    Como siempre, éstas anticipan mucho de lo que está en la carta. La acción de gracias enfatiza el hecho de que la fe y el amor ya están presentes en los colosenses. La oración pide la sabiduría y el entendimiento del Espíritu para que puedan vivir vidas dignas de Cristo, hecho posible gracias al poder de Dios. Nótese cómo al final la oración da lugar una vez más a la acción de gracias (12), que luego se desvanece en una declaración que da la razón de ello: la redención del Hijo de Dios para participar de su herencia.   





 1:15-23
La supremacía del Hijo de Dios 
    Este maravilloso pasaje, que tiene una profunda cualidad de himno, en efecto continúa la oración que empezó en el versículo 12 (y continúa hasta el versículo 16). Lo que comenzó con la redención del Padre por medio de su Hijo, ahora procede a exaltar al Hijo, quién es su imagen. 
    A la vez, Pablo proclama primeramente la supremacía del Hijo en relación con todo el orden de la creación, incluyendo los "demonios y principados", como el creador de todas las cosas (15-17), y luego en relación con la iglesia como su redentor (18-22), concluyendo con la preocupación por que los colosenses permanezcan en Cristo (23). 



 1:24-2:5
El papel de Pablo 
    Al leer esta sección, piense cómo funciona una carta a una iglesia que Pablo no ha fundado ni visitado. Su presente encarcelamiento debe entenderse como llevar en sí los sufrimientos de Cristo por el bien de la iglesia (especialmente los gentiles, 1:24-27). Su presente papel es "contender ardientemente" (una metáfora atlética)  por los miembros de iglesias como la de ellos y la de Laodicea, que no lo han conocido personalmente, para que sean alentados y no caigan presa de una falsa enseñanza. 








2:6-23 
Cristo en contraste con toda clase de seducciones religiosas
    Aquí llegamos al corazón de la carta. Cristo, en su encarnación y crucifixión, pone al descubierto la "filosofía hueca" que algunos están abrazando y la elimina; una filosofía que antes que nada tiene que ver con "los principados" (6-10). Nótese cómo en los versículos 11-19, esta filosofía ha sido ligada a un intento de traer a los creyentes gentiles bajo los tres distintivos de identidad de la diáspora judía (ver recomendaciones en Gálatas), especialmente las leyes sobre las comidas y el calendario judío (16), y quizás la circuncisión. 
    Pablo responde que ya han recibido una nueva y verdaderamente eficaz circuncisión: en la cruz, ya Cristo ha perdonado los pecados y triunfado sobre "los principados" (11-15), por lo que las leyes sobre las comidas y los días sagrados eran una "sombra" de la realidad, Cristo mismo, cuya muerte y resurrección elimina para siempre la necesidad de vivir bajo reglas (16-23). Observe especialmente cómo concluye Pablo: las reglas "tienen reputación de ser sabias", pero "no tienen ningún valor contra la sensualidad". Las reglas sencillamente apuntan demasiado bajo, los creyentes están hechos para cosas más altas y mejores.      




3:1-11 
Las nuevas bases para el comportamiento (cristiano)
    Nuestra participación en la muerte (2:20) y resurrección (3:1) de Cristo elimina la necesidad de cumplir reglas religiosas. Los creyentes en Cristo han muerto a estas cosas que son solamente humanas, habiendo sido levantados a la vida por aquel que ahora ha sido exaltado a la diestra del Padre (Salmo 110:1). Pablo describe a lo que hemos muerto (Col 3:5-9) y, por medio de un cambio de imágenes (un cambio de vestido), nos exhorta a una vida que refleja la propia imagen de Dios (10). El versículo 11 anticipa los imperativos que siguen al recordar a los lectores que Cristo ha eliminado todas las barreras culturales, religiosas, socioeconómicas y raciales




3:12-4:6 
Cómo es la vida cristiana
    En base al amor y a la elección de Dios (3:12), Pablo procede a ilustrar cómo debe la imagen de Dios (en Cristo) ser vivida e la relación de unos con otros. Note cómo todo fluye de los rasgos de carácter del versículo 12, dos de los cuales describen a Cristo en Mateo 11:29, y la mayoría de los cuales son llamados "frutos del Espíritu" en Gálatas 5:22-23. Mientras avanza en la lectura, recuerde que estas instrucciones sobre el comportamiento cristiano no son dirigidas a una piedad individual, sino a la vida en la comunidad cristiana, de la cual. la expresión básica es la familia.  
 

4:7-18
Saludos finales
    Aquí hay mucho que aprender, así que no debe leer apresuradamente. Especialmente la descripción de Onésimo (9) como un "fiel y amando hermano, quien es uno de vosotros" (Filemón). Note también cómo funcionan los saludos (Col 4:10-15) para recordar a los creyentes colosenses que ellos pertenecen a una comunidad de fe más grande, incluyendo algunos conocidos mutuos. 

Libro: "Cómo leer la Biblia libro por libro" por Gordon D. Fee y Douglas Stuart