Lectura de Judas

Datos de Orientación de Judas
  • Contenido: carta pastoral de exhortación, lleno de fuertes advertencias contra algunos falsos maestros que "han entrado encubiertamente" entre ellos.
  • Autor: Judas, que modestamente se describe como "hermano de Santiago" (y por tanto de Jesús), pero que no se considera a sí mismo un  apóstol (v.17)
  • Fecha: desconocida, probablemente tarde en el primer siglo cristiano (después del año 70 d.C.), puesto que la "fe" apostólica parece estar bien establecida (vv.3, 17).
  • Recipientes: desconocidos, probablemente una sola congregación predominantemente de cristianos judíos en alguna parte de Palestina que estaba familiarizada con el Antiguo Testamento y también con la literatura apocalíptica judía.  
  • Ocasión: la amenaza presentada por algunos ministros itinerantes que habían convertido la gracia en libertinaje y que han entrado encubiertamente en la iglesia. 
  • Énfasis: el juicio seguro sobre los que viven descuidadamente y enseñan a otros a hacerlo así; la importancia de vivir santamente; el amor de Dios por los fieles y su preservación. 

Panorama de la Epístola de Judas

    Judas empieza y termina con una nota del llamamiento de Dios y preservación de su pueblo (1, 2, 24, 25). El cuerpo de la carta está dividido en dos partes: los versículos 3-19 advierten contra los falsos maestros, mientras que loas versículo 20-23 ofrecen exhortaciones a la perseverancia y consejos sobre cómo ayudar a los que han sido influenciados por los falsos maestros.
    La advertencia contra los falsos maestros está intercalada entre descripciones de su conducta impía (3, 4, 17-19). El asunto central (5-16) es un midrash (una especie de comentario judío) sobre algunos pasajes apocalípticos del Antiguo Testamento y de textos judíos similares a 2 Pedro 2, que ofrecen precedentes en cuanto al estilo de vida de  los falsos maestros y también de su juicio seguro.  


Recomendaciones Específicas para la Lectura de la Epístola de Judas

    Difícilmente se puede pasar por alto el hechos de que los falsos maestros son el asunto crucial. Afortunadamente, de ha dicho bastante acerca de ellos como para que podamos formarnos un cuadro. Ellos han sido aceptados dentro de la comunidad como cristianos (4) y participan en sus comidas fraternales (12). Muy probablemente, son "profetas" itinerantes (bien conocidos para nosotros de otras fuentes cristianas tempranas como la Didache), descritos como soñadores (8) que de hecho son "sensuales y no tienen el Espíritu" (19).

    Su enseñanza parece ser alguna forma de libertinaje: han convertido "la gracia de nuestros Dios es libertinaje" (4) y andan según sus propios malos deseos (16, 18) como "animales irracionales" (10). Que ellos "mancillan la carne" de la "misma manera" que Sodoma y Gomorra ("fornicaron y fueron tras vicios contra lo natural", 7, 8) probablemente señala cuando menos una dimensión de su libertinaje. Ellos también "rechazan toda autoridad y maldicen las potestades superiores" (8, lo último es una indicación de un ambiente cristiano judío con su reverencia por ángeles), y "se quejan de todo y todo lo critican" (16), lo cual divide a la comunidad (19).
    
    EL hecho de que tal gente está destinada por decreto bíblico a venir bajo el juicio de Dios y la preocupación obvia de Judas por los que han sido influenciados por ellos (23) indica la seriedad del problema.


Recorrido por la Epístola de Judas 



 1, 2
Saludos 
    Tal vez el lector quiera comparar el saludo de Judas con el de Santiago; observe que ninguno de los hermanos del Señor capitaliza esta relación para escribir con autoridad, ellos son, más bien, sus "siervos".
El saludo  mismo enfatiza el llamamiento de los creyentes y la seguridad en Dios. 

 3, 4
La causa de la carta
    Aquí encuentra el lector la razón de Judas para escribir esta carta y la descripción inicial de los falsos maestros. Su negación de Cristo es probablemente en términos de cómo viven, más que un asunto de teológico.  


5-7 
Tres ejemplos de advertencia
    Observe cómo los tres ejemplos del juicio de Dios (israelitas en el desierto, ángeles [de la apocalíptica judía], Sodoma y Gomorra) sirven para dos propósitos: advertir a los lectores y señalar el juicio seguro sobre los falsos maestros.  


8-10 
Segunda descripción de los falsos maestros  
    Aquí el énfasis está en el rechazo de la autoridad por parte de los falsos maestros, así como el andar en su propia manera licenciosa. El ejemplo dado es de la obra apocalíptica Judía La Ascensión de Moisés (de principios del primer siglo d.C.).  




 11-16
Más ejemplos de advertencia
    Observe cuán elocuente es Judas al describir a los falsos maestros, primero en términos de tres ejemplos del Antiguo Testamento (11), y luego con cuatro ejemplos de la vida cotidiana y de la naturaleza (12, 13), enfatizando su incapacidad de hacer el bien sobre promesas y la inestabilidad de ellos.  
    Después de citar de otra obra apocalíptica judía, 1 Enoc (segundo siglo D.C.), en cuanto al juicio seguro sobre ellos (14, 15), Judas concluye con una descripción final de su estilo de vida impío (16). 
 
17-19
La advertencia apostólica
    La acusación final de Judas sobre los falsos profetas viene de la profecía apostólica. 


20-23 
Un llamado a perseverar y a ayudar a otros
    Estas exhortaciones finales indican el interés de Judas por los creyentes mismos. Él primero ofrece consejo sobre cómo perseverar (20, 21) y luego les insta a ayudar a los que han sido influenciados por los falsos maestros. (22, 23). 


24-25 
Bendición 
    El énfasis en esta amada bendición está en la protección de Dios a su pueblo. Observe especialmente cómo ella responde al versículo 21. Es nuestra responsabilidad conservarnos en el amor de Dios, pero el fin de Dios es guardarnos sin caída y presentarnos irreprensibles. 

Libro: "Cómo leer la Biblia libro por libro" por Gordon D. Fee y Douglas Stuart