Lectura de Mateo



Datos de Orientación para el Evangelio según Mateo
  • Contenido: la historia de Jesús, con grandes secciones de enseñanza, desde el anuncio de su nacimiento hasta la comisión de los discípulos para hacer discípulos de los gentiles.
  • Autor: anónimo; Papías (aprox. 125 d.C) atribuye "el primer evangelio" al apóstol Mateo; los eruditos están divididos. 
  • Fecha: desconocida (puesto que él usó Marcos, muy probablemente fue escrito en los años 70 u 80).
  • Recipientes: desconocidos; pero seguramente cristianos judíos con un compromiso con la misión de los gentiles; comúnmente se piensa que habían vivido en Antioquía de Siria y en derredor.  
  • Énfasis: Jesús es el Hijo de Dios, el Rey (mesiánico) de los judíos; Jesús es Dios presente con nosotros en poder milagroso; Jesús es el Señor de la iglesia; las enseñanzas de Jesús tienen importancia continua para el pueblo de Dios; el evangelio del reino es para todos los pueblos, judíos y gentiles por igual.  


Panorama del evangelio según Mateo

      Es apropiado que Mateo esté primero en el Nuevo Testamento, por dos razones:
1) Desde las primeras palabras tiene lazos deliberados y directos con el Antiguo Testamento.
2) Por causa de su arreglo cuidadoso de las enseñanzas de Jesús, fue el más usado en la iglesia primitiva (citado por los padres de la iglesia primitiva dos veces más frecuentemente que los otros Evangelios).

  El ingenio del Evangelio de Mateo está en su estructura, que presenta un tapiz maravilloso de narración entretejida con secciones de enseñanza elaboradas cuidadosamente. Esto está tan bien hecho que el rasgo más prominente de la historia de Mateo - las cinco secciones de enseñanza - ni siquiera se notan en ocasiones porque el autor está más consciente del flujo de la narración (que sigue a Marcos muy de cerca). Las cinco secciones de enseñanza (5:1-7:29; 10:11-42; 13:1-52; 18:1-35; 23:1; 24:1-25:46) son presentadas en forma temática. Cada una es marcada con una fórmula concluyente similar ("cuando Jesús terminó estas palabras"), que Mateo usa como una transición para regresar a la narración.  
  
    La historia misma empieza con una introducción doble acerca de los orígenes de Jesús (caps. 1, 2) y acerca de su preparación para el ministerio público (3:1-4:11). Después de esto, cada sesión combinada de "narración con discurso" forma un aspecto progresivo de la historia, y todas tienen que ver con Jesús, el Rey mesiánico, inaugurando el tiempo del gobierno real de Dios, 4:12-7:29, la proclamación del reino y de la vida en él; 8:1-10:42, el poder y la misión del reino; 11:1-13:52, cuestionamiento y oposición  mixta en el mundo; 13:53-18:35, la oposición creciente, la confesión de los discípulos, e instrucciones especiales a la comunidad del Rey; 19:1-25:46, reacciones mixtas al Profeta que ahora se presenta a sí mismo como el Rey,y el juicio de los que lo rechazan. La historia concluye (caps. 26-28) con el juicio, crucifixión y resurrección de Jesús, y la comisión de los discípulos para llevar  la historia a las naciones.  


Recomendaciones Específicas para la Lectura del Evangelio Según Mateo

    El lector no puede pasar fácilmente por alto la manera en que Mateo relaciona la historia de Jesús a la de Israel; puesto que es tan directa y formal. Jesús pertenece a la genealogía de la línea real de Israel, y cumple toda clase de expectaciones mesiánicas proféticas. Observe cuán a menudo (11 veces en total) Mateo menciona: 

"Así se cumplió lo dicho por los profetas"

    Además, el ministerio y las enseñanzas de Jesús presuponen la naturaleza autorizada de la Ley del Antiguo Testamento (5:17-18), y durante su ministerio terrenal Jesús se concentró en "las ovejas perdidas de la casa de Israel", (10:6).

    Pero a la muerte de Jesús la cortina del templo se partió en dos (27:51); indicando que el tiempo se ha acabado y que el tiempo de Jesús y sus seguidores ha comenzado. El lector verá cómo Mateo presenta a Jesús en oposición constante a los fariseos y a las enseñanzas de la ley (5:20; 12:38; 21:15; 22:15; 23:2-36),  de tal manera, que él habla de "su sinagoga" como contra sus discípulos (10:17; 13:54; 23:34).  Una historia alternativa que desechaba la resurrección de Jesús circulaba todavía entre algunos judíos en el tiempo en que Mateo estaba escribiendo (28:11-15) .

    Al mismo tiempo, observe cuidadosamente las maneras en las que Mateo exhibe un interés explícito por la misión a los gentiles. Por ejemplo, cuatro mujeres-principalmente gentiles, si no todas-se incluyen en la genealogía (Tamar, Rajab, Rut y Betsabé la esposa de Urías). La propia historia principia en Galilea (Mat 4:12-16), que Mateo ve como el cumplimiento de Isaías 9:1, 2 - que el pueblo que vivía en tinieblas, en Galilea de los Gentiles, ha visto gran luz - y termina (Mat 28:16-20) con una comisión a los apóstoles para hacer discípulos a todas las naciones (=gentiles).

    El entretejido de temas sugiere que el Evangelio fue escrito en un tiempo cuando la iglesia y la sinagoga estaban  ya separadas y en conflicto acerca de quién es la verdadera sucesión de las promesas del Antiguo Testamento. La manera en que Mateo contesta este asunto es con el relato de la historia de Jesús, quien "cumple" toda clase de esperanza y expectación mesiánica judía: después de su nacimiento como "rey de los judíos" (2:2), él honrado (adorado) por figuras reales orientales. En su nacimiento, bautismo y transfiguración, él es señalado como Hijo de Dios. Su nacimiento virginal cumple Isaías 7:14 "...y llamarás su nombre Emanuel", que significa "Dios con nosotros". El muere como "El Rey de los Judíos" (27:37), y es reconocido como "Hijo de Dios" por el centurión romano (27:54). Al mismo tiempo, Mateo también reconoce a Jesús como el siervo sufriente de Isaías (Mat 20:28) y extiende este reconocimiento para incluir todo su ministerio, incluyendo sus sanidades (8:17) y oposición (12:17-21). 

    Igualmente importante para Mateo es que Jesús es presentado como el verdadero intérprete de la ley (5:17-48; 7:24-27), especialmente contra los fariseos y los maestros de la ley. Los últimos habían convertido la ley en un yugo pesado (11:28) y habían atado pesadas cargas sobre la espalda del pueblo (23:4), Jesús, quien como Hijo conoce y revela al Padre (11:25-27), ofrece un yugo fácil y una carga ligera (11:28-30). Su "ley" es misericordia y gracia (9:13; 12:7; 20:30, 34; 23:23). Los que experimentan tal misericordia se espera por lo tanto que a su vez sean misericordiosos (18:21-35; - 5:7). Jesús no vino a abrogar la Ley y los Profetas, sino a cumplirla (5:17; 7:12), a traer la nueva justicia del reino de Dios que va infinitamente más allá de la enseñanza de los fariseos (5:20). Al mismo tiempo, Mateo muestra interés por algunos dentro de la comunidad de creyentes que profetizan pero no viven obedientemente (7:15-23). En su Evangelio, por tanto, los doce discípulos interpretan el papel de aprendices que deben modelar la vida en el reino. El lector tal vez querrá observar con cuidado esos rasgos conforme avanza en la lectura. 

    Por consiguiente, para Mateo, Jesús es el centro de todo y los que lo siguen no solamente proclaman la venida del reino - la venida de la misericordia de Dios a los pecadores - sino que también se espera que vivan como él (7:15-23). Y cuando tengan éxito en su proclamación del reino, especialmente entre los gentiles, deben hacer discípulos de ellos enseñándoles a guardar el camino de Jesús (28:19, 20), tanto en su vida individual (cap 5-7) como en sus comunidades de las iglesias (cap. 18). !Mateo casi ciertamente intenta que su Evangelio sirva como el manual de tal instrucción!


Un Recorrido por el Evangelio según Mateo


 1:1- 2:23
Prólogo. Los orígenes divinos y humanos de Jesús
    Aquí se encuentran las bien conocidos características de la narración de Mateo de los orígenes de Jesús (la anunciación a José, la visíta de los magos, la matanza de los inocentes, la fuga de Egipto). Mientras avanza en la lectura, observe la manera en que muchos de los intereses y temas de Mateo aparecen aquí. Su genealogía coloca explícitamente a Jesús en el linaje real (hijo de David) y anticipa la misión gentil (hijo de Abraham). Su nacimiento de una virgen cumple la profecía y también enfatiza sus orígenes divinos (por el Espíritu Santo, como "Dios con nosotros"). Observe especialmente cómo la narración del capítulo 2 coloca la adoración a Jesús, por cortejo real de gentiles, en el contexto de un intento de ejecución por la realeza judía.    
 3:1 - 4:11Introducción a Jesús: su bautismo y tentación
    Jesús es presentado a Israel por medio de un nuevo profeta, Juan el Bautista. Juan consiente en bautizarlo (¿cómo podía el Mesías aceptar un bautismo para arrepentimiento?) e inmediatamente Jesús es llevado por el Espíritu al desierto para ser probado acerca de quién es él (Hijo de Dios) y por qué está aquí (su misión de siervo sufriente /real). Observe cómo en su bautismo y en los cuarenta días de prueba Jesús camina en el papel de Israel (= por el mar Rojo seguido por cuarenta años en el desierto) y derrota a Satanás con pasajes de Deuteronomio 6 y 8, precisamente en puntos donde Israel no pasó la prueba; así el (ahora humilde) Guerrero divino gana la primera partida contra el enemigo. 
 4:12 - 7:29La proclamación del Reino
    La porción narrativa de la parte 1 es muy breve, empezando en Galilea de los gentiles, Jesús agrupa discípulos, proclama las buenas nuevas del reino y sana a los enfermos (observe la naturaleza sumaria de 4:23-25; las primeras verdaderas "historias de milagros" aparecen en la siguiente sección).
    El discurso en este caso es el más conocido. Puesto en el contexto de una montaña (como Moisés sobre el Sinaí), la nueva Torá (enseñanza de la Ley) es el sermón del Monte estructurado cuidadosamente, gran parte del cual fácilmente se reconoce aunque no se hubiera leído Mateo antes. La colección enfatiza primero el engaste "evangélico" del discurso (5:3-16, nueve bienaventuranzas, más afirmaciones del pueblo de Dios para que sean sal y luz).
    El resto instruye a los discípulos sobre la nueva justicia (la manera de vivir en el reino), colocándola en el contexto de "cumplir" la Ley y los Profetas (5:17) así como yendo más allá, en todos los sentidos, de los fariseos y de las enseñanzas de la ley (tradicionalmente "escribas"), especialmente en la vida ética en oposición a los escribas (5:21-48) y a los tres deberes religiosos de los fariseos: limosnas, oraciones y ayunos (6:1-18).    
    Estos son seguidos por amonestaciones para desarrollar confianza en Dios con sencillez de corazón, que entrega la vida en el reino sin ansiedad (6:19-34), para un tratamiento justo de otros (7:1-12) y para la obediencia (7:13-27). Observe la conclusión en 7:28, 29: "Y aconteció que cuando Jesús terminó estas palabras..." 
 8:1 - 10:42El poder y la misión del reino
    La porción narrativa de la parte 2 es dominada por ocho historias de milagros (que contienen ocho milagros reales). Observe cómo estas historias enfatizan el poder del reino, empezando con misericordia para un proscrito (8:1-4) y para un gentil (8:5-13), e incluye el triunfo sobre un mar furioso y sobre demonios. Así. el humilde Guerrero divino gana el segundo encuentro contra Satanás. También están incluidas las tres narraciones cortas que a su vez ilustran el costo del discipulado (8:18-22) y el principio de la oposición (9:9-17). Note especialmente la cita de Oseas 6:6, "misericordia quiero y no sacrificio" (Mat 9:13), en el contexto de la oposición. Un resumen casi idéntico (9:35-38) a lo que se leyó en 4:23-25 pone el escenario para el segundo discurso.
    El discurso en esta sección es colocado en el contexto del envío de los doce por Jesús (10:1-14), los obreros enviados "a su mies" (9:37, 38). Pero a medida que prosigue la colección de dichos (empezando con 10:17), el lector verá que ellos hablan primordialmente a la misión posterior de la iglesia en el mundo, anticipando especialmente la áspera recepción que van a experimentar en los días que vienen los que llevan a cabo la misión de Jesús. Observe la manera en que la declaración sintética empieza la siguiente sección (11:1a).     
 11:1 - 13:52Interrogatorio y oposición a Jesús y al reino
    En la parte narrativa de esta sección, espere la recepción áspera que el mismo Jesús experimentó cuando es interrogado y se oponen a él "esta generación" (11:1-19; 12:1-14). Note la manera en que estas dos narraciones reafirman el juicio de Jesús sobre la falta de arrepentimiento de Israel (11:20-24) y su invitación al humilde, a los "niñitos" que son oprimidos por la carga del fariseísmo (11:25-30). Observe cómo Mateo incluye una segunda vez la cita de Oseas 6:6. "Misericordia quiero y no sacrificio" (Mat 12:7), nuevamente en el contexto de la oposición. 
    La oposición es considerada como "cumplimiento" respecto a Jesús como el siervo sufriente de Isaías (12:15-21; citando Isa 42:1-4, el primero de los cantos acerca del siervo). Esto es seguido por dos narraciones más de oposición (Mat 12:22-45). El hombre más fuerte de Dios ha venido y atado al hombre fuerte, y está saqueando su casa (el tema del Guerrero divino de nuevo), y una que afirma al poder humilde que sigue a Jesús y hace la voluntad de Dios (12:46-50).
    El lector reconocerá que el discurso esta formado de siete parábolas (13:1-52). Observe su hilo generalmente común: instrucción a los discípulos sobre la recepción mixta del reino en el mundo, que será hecha evidente al final, aunque dos de ellas (13:44-46) enfatizan el valor incomparable del reino. De nuevo, observe cuidadosamente la manera en que la oración inicial de la siguiente sección sirve para resumir este discurso.   
13:53 - 18:35Oposición a Jesús y confesión de Jesús
    Conforme avanza la lectura, la porción narrativa de la parte 4 (13:53-17:27), observe con cuidado la manera en que más adelante se ilustran los temas precedentes (respuestas variadas a Jesús del cap. 13) mientras al mismo tiempo adquiere ímpetu hacia la semana final en Jerusalén.
    Empieza con el rechazo de los profetas de Dios (Jesús en su tierra, 13:53-58. Juan en Bautista por Herodes, 14:1-12), seguido por dos obras poderosas (14:13-36). Mateo presenta entonces la controversia con los fariseos (15:1-20) en contraste con la fe de una mujer gentil (15:21-28).
    Observe la manera en que un segundo milagro de alimentación (15:29-39) lleva a Jesús a ser probado por los fariseos y saduceos (16:1-4), lo que a la vez lleva a Jesús a advertir a sus discípulos contra las enseñanzas de ellos (v. 5-12), lo cual conduce al momento climático en los versículos 13-20, cuando los discípulos confiesan a Jesús como el Mesías. Esto les revela lo que vendrá - la muerte de Jesús en Jerusalén (v.21-23) - lo que as su vez conduce a una instrucción especial sobre el discipulado (v. 24-28). mientras tres de ellos ven su resurrección y su gloria por adelantado (17:1-3).
    Otro triunfo sobre los demonios provee enseñanza sobre la fe (17:14-21), seguida por una segunda predicción de la muerte de Jesús (v. 22, 23) y su anuncio de que sus seguidores están exentos de los reglamentos del templo (v. 24-27).
    Observe la manera en que el discurso en esta sección (cap 18) retoma  el tema del discipulado de la narración anterior, estando singularmente interesado con las relaciones dentro de la comunidad de creyentes. Después de establecer la naturaleza del discipulado (los "pequeños" de Dios, el pobre humilde), Mateo incluye instrucciones: no hacer tropezar a los pequeños (v.6-9), buscar a los extraviados (v. 10-14), tratar con el pecado de unos contra otros (v.15-20), y del perdón (v. 21-35). Nuevamente, la primera oración en la siguiente sección concluye este discurso.   
19:1 - 25:46 Jerusalén recibe y rechaza a su rey
    La porción narrativa, de esta sección final (19:1-22:46), pone a Jesús primero en "las fronteras de Judea" (19:1) y luego en Jerusalén mismo (21:1), a la cual Jesús entra para los eventos de la semana final. La narración en la primera mitad (caps. 19, 20) continúa los temas de oposición y discipulado. Después de oponerse al criterio fácil de los fariseos acerca del divorcio (19:1-12), la naturaleza ingenua del discipulado es reforzada en oposición a los ricos, que encuentran difícil entrar en el reino (v. 13-15, 16-26).
    Esto lleva a una instrucción detallada sobre el discipulado: los "últimos" serán "primeros" en el reino (19:27-30), los que no lo merecen son los que reciben misericordia, para consternación de los que se consideran dignos (20:1-6). Sin embargo , los discípulos todavía no han comprendido completamente, pues una tercera predicción de la pasión (v. 17-19) es seguida por un deseo de posición de autoridad en el reino (20-24). Jesús responde asumiendo el papel del siervo sufriente (25-28) que ellos deben imitar. 
    En el camino a Jerusalén Jesús sana a dos ciegos (20:29-34; los ojos de los ciegos son abiertos mientras que a los que ven se les demostrará que son ciegos). Luego Jesús se presenta a Israel como el Rey por tanto tiempo esperado (21:1-11, cumpliendo Zac 9:9 y Sal. 118:25, 26) y purifica el templo como suyo propio (Mat 21:12-17; Mal 3:1-4). El lector verá que la mayor parte del resto de esta narración (Mat 21:23-22:46) es una serie de "historias de conflictos" entremezclados con parábolas, que juntos ilustran el conflicto sobre la autoridad de Jesús que lo llevará a su ejecución. Observe especialmente el papel que desempeñan los salmos 118 y 110 en estos eventos.
    El discurso que sigue es profético, anunciando primero juicio sobre los maestros de la ley y los fariseos (23:1-39), después de lo cual Jesús deja el templo ("vuestra casa os es dejada desierta" 23:38) y pronuncia juicio contra Jerusalén (24:1-28) a la luz del final en sí mismo (29-35), haciendo un llamado a velar y servir por parte de sus seguidores (24:36-25:46).    
26:1 - 28:20 El Rey es sometido a Juicio, crucificado y resucitado
    Aquí llega el clímax del Evangelio, el rechazo final de Jesús en Jerusalén (26:1-27:66), incluyendo el juicio, la negación, la crucifixión, la muerte y la sepultura de Jesús. El interés de Mateo se centra en dos eventos de la  muerte de Jesús que marcan el fin de lo viejo y el principio de lo nuevo:
  1. El velo del templo que se rasga en dos.
  2. Algunos santos que habían muerto que se levantaron a la vida (27:51-53).
    La conclusión ofrece esperanza para el futuro. "No está aquí, porque ha resucitado, así como dijo" (Mat 28:6). Después de hacer notar un informe alternativo que estaba circulando entre los judíos que se oponían a la iglesia (11-15). Mateo concluye con la comisión daba a los discípulos y la afirmación de que toda autoridad pertenece al Señor resucitado, que está presente con nosotros hasta el fin del mundo mientras continuamos cumpliendo su comisión (16-20).  

Libro: "Cómo leer la Biblia libro por libro" por Gordon D. Fee y Douglas Stuart