Lectura de Rut


Datos de Orientación de Rut
  • Contenido: una historia de lealtad a Jehová durante el período de los jueces, en el cual la suerte de Noemí refleja la de Israel durante este período (aunque también provee el linaje del rey David).
  • Cobertura histórica: unos cuantos años alrededor del año 1100 a.C.
  • Énfasis: la vida en una villa que permanece fiel a Jehová durante el tiempo de los jueces; bienvenida a una mujer extranjera bajo la protección de Jehová; el cuidado supervisado de Dios que provee a Israel de su gran rey.  

Panorama del Libro de Rut

    Es un alivio encontrar el libro de Rut después del libro de los Jueces. Aquí en alto relieve está otra historia del mismo período, acerca de un buen hombre y dos mujeres, para no mencionar toda una comunidad  que son descritos como fieles al pacto. Aunque el libro de Rut (junto con el de Ester) aparecen entre los Escritos en el canon hebreo, en la Biblia griega, que es usada por la tradición cristiana, Rut está colocado entres los Jueces y 1 Samuel, casi ciertamente por la manera en que principia ("Aconteció en los días en que gobernaban los jueces") y termina ("Obed engendró a Isaí, e Isaí engendró a David"). El lector reconocerá cuán sagaz fue esa acción.  

    El libro de Rut algunas veces es tratado como una historia de amor, y en algunos sentidos efectivamente lo es, pero no es la historia de un romance. El amor de Jehová por Israel encuentra aquí expresión en la preocupación amorosa de Rut y de Boaz  por Noemí, y de Boaz por Noemí y Rut. Aunque el corazón de la historia presenta las acciones de Rut y Boaz, la figura central de principio a fin es Noemí, como el prólogo (1:1-5) y el epílogo (4:13-17) lo dejan ver. La trama de la narración trata con la mudanza de Noemí de "el vacío" en un tierra extranjera a la "plenitud" en el hogar en Belén de Judá. De una forma de esterilidad (viudez sin un heredero varón) a una herencia plena mediante Boaz que se hace cargo de las responsabilidades como el pariente redentor y, mediante su matrimonio con Rut, le provee de un heredero varón !y qué heredero resultó ser!

    La historia se relata en cuatro escenas, cada una de ellos empleando una oración gramatical temática de apertura. Cada una, excepto la última, contiene una oración final que prepara al lector para la siguiente escena. A la vez, las escenas describen el vacío de Noemí (1:6-22), el despertar de su esperanza (cap. 2), el progreso hacia el cumplimiento (cap.3) y la plenitud cumplida con el nacimiento de un heredero (cap. 4).

    ¿Y cómo viene la plenitud? Mediante Rut, una joven viuda moabita y Boaz, el sobresaliente hombre de Judá, influyente y rico (extremos en la escala sociológica), que juntos obran para suplir a la necesitada Noemí, en la manera más amplia y sin considerar su propio beneficio. Ambos arriesgan todo para hacerlo. Efectivamente, el papel actuado por sus dos contrapartes (Orfa y el otro pariente) realzan el factor de riesgo para cada uno.


Recomendaciones Específicas para la Lectura del Libro de Rut   

    Al relatar la historia de la manera que lo hace, el narrador probablemente intenta que el lector vea aquí una comparación con Israel como un todo durante el tiempo de los jueces (1:1). En un tiempo de hambruna, la familia de Elimelec busca la vida de la tierra prometida por Jehová en la tierra de Moab, solamente para encontrar muerte y vacío. Al regresar a casa, a Belén, la "casa de pan" con su abundante cosecha, aquellas cuyo nombre significa "dulce" pero se llama a sí misma "amargura" (1:20) empieza un viaje de esperanza y cumplimiento: tener un "hijo" que servirá como su último pariente redentor. Al hacerlo pone en movimiento eventos que llevarán a Israel a recibir a su rey más importante. Difícilmente se puede pasar por alto la bendición final de Noemí a las mujeres de Belén en 4:14: "!Que su nombre ser celebrado en Israel!"

    A este respecto es importante que el lector se fije cómo, tanto el pueblo de Belén en general como los tres personajes principales en particular, son descritos como leales a Jehová y al pacto, y por tanto experimentan las bendiciones (ver Deut 28:3-6) durante "los días en que gobernaban los jueces" (1:1). Esto se ve en una variedad de maneras: la determinación de Rut de seguir a Jehová por su relación con Noemí (1:16-18); los saludos de Boaz y de los seguidores, que reflejaban la presencia y bendiciones de Dios (2:4); la bienvenida de Booz a Rut, que fue escogida para tener refugio bajo las alas de Jehová (2:12); la propia generosidad y liberalidad de Boaz (2:8, 9, 14-18); y la "bendición" de Noemí para Boaz (2:20). 

 Pero este tema es especialmente evidente en la manera en que el narrador entrelaza en la historia indicaciones de la obediencia de ellos a la ley del pacto, dejando espigas para los forasteros, el pariente redentor, herencia mediante las leyes de la herencia del pacto. El narrador asume que sus lectores reconocerán todos estos factores de obediencia del pacto. Ellos no son gente que necesita ser descrita como necesitada de consultar la ley en busca de dirección sobre lo que hacen, más bien sencillamente están demostrando su lealtad al pacto con Jehová por la manera en que viven y tratan a su prójimo. El autor parece preocupado al final por mostrar que los antepasados de David eran fieles a Jehová en un tiempo cuando gran parte de Israel no lo era. 

    Note finalmente la manera en que Rut misma se convierte en ejemplo de la bendición de Abraham obrando prácticamente (Gén 12:3, " en ti serán benditas todas las familias de la tierra"). Ella es una forastera de una nación extranjera odiada (Deut 23:3). Sin embargo, ella escoge seguir al Dios de Israel y así se convierte en parte de su pueblo (Rut 1:16, 17); así como también ella ama a Noemí (4:15) mostrándole la bondad de Jehová (2:11, 12) al alguien que ha experimentado el exilio y la amargura (1:19-21). A su vez es bendecida por Boaz como una que ha escogido venir bajo el cuidado y bendición de Jehová (2:12); por consiguiente Jehová "le concedió que concibiera" (4:13). Aunque era una forastera sin la historia del pacto disfrutada por los otros israelitas, no obstante ella muestra amor y lealtad al pacto en una manera que no lo hacía gran parte de los israelitas en este tiempo de la historia. Ella, una no israelita, es usada como ejemplo del propio "primogénito" de Jehová (Éxo 4:22). Por consiguiente, ella es una de las cuatro mujeres gentiles incluidas en la genealogía de Jesús en Mateo (Mat 1:5; 3, 5a, 6) quien es su Evangelio anticipa el evangelio como buenas nuevas para "todas las naciones" (Mat 28:19).


Un Recorrido por el Libro de Rut  

 1:1-5
 Prólogo
    Note la manera en que el relato establece toda la historia con este prólogo. Por causa de la hambruna, Elimelec, Noemí y sus hijos dejan la tierra de Jehová y van a Moab. Noemí termina en el exilio en una tierra extraña, destruida, sin esposo y sin hijos. 
 1: 6-22
Escena 1. Noemí y Rut: dolor, lealtad y conversión 
    Con la frase inicial (6), el relato pone el escenario para esta primera escena: la determinación de Noemí de regresar a Belén. El lector reconocerá que el corazón de esta escena inicial es la determinación de Rut de permanecer fiel a su suegra y de esta manera, convertirse y llegar a ser, ella misma, una verdadera adoradora de Jehová. Note cómo la frase final (22) presenta el escenario para la siguiente escena.  
 2:1-23
Escena 2. Rut, Boaz y Noemí: bondad sorprendente
    Los hechos se presentan anticipadamente conforme se desenvuelve esta capítulo. Se presenta a Boaz (1) y la iniciativa de Rut (2), quien da la casualidad, recoge espigas en los campos de Boaz (3). Luego es el turno de Boaz de mostrar bondad (4-17), él bendice a Rut en el nombre de Jehová por su bondad para con Noemí (12), ella trabaja y como con los segadores bajo la protección de él (9, 14), y su trabajo de espigar se vuelve más grande intencionalmente (15, 16). Note también cómo, hacia el fin, Noemí bendice a Boaz (19, 29) por su bondad hacia Rut, y mediante Rut, hacia ella. Con una frase final (23) el relato avanza hasta el fin de la siega para prepararnos para lo que sucede después.   
 3:1-18
 Escena 3. Noemí, Rut y Boaz: la petición de matrimonio de Rut
    Noemí toma ahora la dirección (sobre la suposición obvia y correcta de la bondad de Boaz) mientras Rut lleva a cabo el plan (1-9). Su acción en el versículo 9 invita a Boaz a convertirse en el pariente redentor de Noemí y por consiguiente el tomar a Rut como esposa. Boaz acepta, pero la ley requiere que él la ofrezca primero a uno que tiene más derecho (10-12). noté cuán cuidadosamente el autor describe a Boaz como un hombre de nobleza moral, tal como él lo hizo con Rut en la escena anterior. Nuevamente, la frase final (18) prepara la escena siguiente que es la final. 
 4:1-22
 Escena 4. Boaz, Rut, Noemí... y David: matrimonio y un hijo
    Siguiendo la costumbre antigua de los pueblos israelitas, el asunto entre Boaz y su pariente se decidió en presencia de los ancianos del pueblo en la puerta de la ciudad. Boaz se arriesga, como Rut se había arriesgado antes. Así pues, Boaz se casa con Rut, Noemí tiene un heredero, "amarga"  vuelve a ser "dulce" y por fin Israel recibe a su gran rey. 

Libro: "Cómo leer la Biblia libro por libro" por Gordon D. Fee y Douglas Stuart