Lugares clave de 2 Samuel




Hebrón

Después de la muerte de Saúl, David se trasladó de la ciudad filistea de Siclag a Hebrón, donde la tribu de Judá lo coronó rey. Pero el resto de las tribus de Israel apoyaron a Is-boset y lo coronaron rey en Mahanaim. Como consecuencia de esto, hubo guerra entre Judá y el resto de las tribus de Israel hasta que Is-boset fue asesinado. Entonces todo Israel juró lealtad a David como su rey (1:1-5:5).





Jerusalén

Una de las primeras batallas de David como rey ocurrió en la ciudad fortificada de Jerusalén. David y sus tropas tomaron la ciudad por sorpresa y se convirtió en su capital. Fue allí donde David trajo el arca del pacto e hizo un acuerdo especial con Dios (5:6-7:29).





Gat

Los filisteos eran los enemigos constantes de Israel, a pesar de que le dieron albergue a David cuando estaba huyendo de Saúl (1 Samuel 27). Pero cuando Saúl murió, y David se convirtió en rey, los filisteos planearon derrotarlo. En una batalla cerca de Jerusalén David y sus tropas arrasaron a los filisteos (5:17-25), pero no fueron completamente sometidos hasta que David conquistó Meteg-ama (posiblemente cerca de Gat) (8:1).  





Moab

Durante el tiempo de los jueces, Moab controlaba muchas ciudades en Israel y demandaba altos impuestos (Jueces 3:12-30). David conquistó Moab y, a su vez, recibió tributos por parte de ellos (8:2).





Edom

A pesar de que los edomitas y los israelitas provenían del mismo antepasado, Isaac (Génesis 25:19-23), eran enemigos acérrimos. David derrotó Edom y lo forzó también a pagar tributo (8:14).





Rabá

Los amonitas insultaron a la delegación de David y convirtieron una misión para hacer la paz en una guerra sangrienta. Los amonitas llamaron tropas de Aram, pero David derrotó esta alianza primero en Helam, luego en Rabá, la ciudad capital (9:1-12:31).






Mahanaim

David obtuvo la victoria en el campo de batalla, pero tuvo muchos problemas en su casa. Su hijo, Absalón, inició una rebelión y se coronó a sí mismo rey en Hebrón. David y sus hombres huyeron a Mahanaim. Por un mal consejo, Absalón movilizó a sus ejército para pelear contra David (13:1-17:29).





Bosque de Efraín

Los ejércitos de Absalón y de David pelearon en el bosque de Efraín. El cabello de absalón se enredó en un árbol y Joab, general de David lo encontró y lo mató. Con la muerte de Absalón, la rebelión murió también, y david fue bienvenido al regresar a Jerusalén (18:1-19:43).





Abel-bet-maaca

Un hombre llamado Seba también incitó una rebelión en contra de David. Huyó a Abel-bet-maaca, pero Joab y una pequeña tropa sitiaron la ciudad. Los ciudadanos de Abel-bet-maaca mataron a Seba ellos mismos (20:1-26). Las victorias de David establecieron el fundamento para el reino pacífico de su hijo Salomón.