Lugares claves de Ezequiel



Cautiverio en Babilonia

Ezequiel trabajó para Dios exactamente en el lugar en que se encontraba, entre los cautivos en diversas colonias cerca del río Quebar en Babilonia. Jerusalén y su templo quedaban aproximadamente a 800 km, pero Ezequiel ayudó al pueblo a comprender que a pesar de que se encontraban lejos de la patria, no tenían que estar lejos de Dios.





Enemigos de Judá

Amón, Moab, Edom y Filistea, a pesar de que en alguna ocasión fueron aliados de Judá en contra de Babilonia, la abandonaron y se regocijaron cuando vieron su ruina. Sin embargo, estas naciones era tan pecadoras como Judá y por lo tanto sentirían el poder del juicio de Dios.