Mapas de 2 Timoteo


    Ciudad del Asia Menor occidental. Estaba situada en la unión de varias rutas de intercambio dentro del mundo griego, y sobre el camino principal de Roma hacia el Oriente. Adquirió importancia por su posición estratégica; su gran templo, el centro del culto a Artemisa; sus famosos libros de magia, los Efesia grammata (Hch. 19:19); y el poder económico de su asociación bancaria.

    Fue fundada por los griegos jónicos en el siglo XI a.C. En el siglo VI a.C. el rey Creso de Lidia la conquistó. Después de su caída ante Ciro, se integró al Imperio Persa. Dos siglos más tarde cayó ante Alejandro Magno, y luego cambió de dueño varias veces durante los primeros años de sus sucesores. Después estuvo en manos seléucidas, de quienes los romanos la tomaron luego de derrotar a Antíoco el Grande, en Magnesia. La ciudad pasó entonces al reino de Pérgamo. Cuando Atalo III de ese reino la legó a Roma (133 a.C.), Efeso se convirtió en el centro más importante de la provincia romana de Asia. Como en la mayoría de las grandes ciudades del Imperio Romano, en Efeso había una comunidad judía con su sinagoga (Hch. 18:19; 19:8, 17). Pablo, como de costumbre, al llegar comenzó su predicación en ella. La primera vez lo hizo brevemente, y siguiente vez durante tres meses en su tercer viaje (Hch. 18:18; 19:8).

    Durante el siglo III d.C. sufrió una invasión de los godos, quienes destruyeron el famoso templo de Artemisa. Sin embargo, se recuperó, y en el 431 d.C. fue el asiento del tercer concilio general de la Iglesia. En él se hicieron declaraciones importantes con respecto a la naturaleza de Cristo, y María fue oficialmente declarada la madre de Dios.

    Gradualmente la ciudad perdió su importancia por causa del constante relleno del puerto con el limo del río Cayster, y se convirtió en ruinas. Una de las ruinas más impresionantes es el gran teatro construido en la falda occidental del monte Pión. Su auditorio semicircular tiene un diámetro de unos 150 m, y el foso de la orquesta unos 33 m. El escenario tenía un ancho de casi 7 m, y gradas con 66 hileras de asientos con una capacidad para 24.500 personas. Este fue el escenario del tumulto contra Pablo y sus enseñanzas registradas en Hechos 19:23-41.

    Pablo visitó Efeso en su segundo viaje misionero (Hechos 18:19-21). Apolos predicó allí (Hechos 18:24; 19:1). Pablo pasó tres años allí en su tercer viaje (Hechos 19-20; Hechos 20:31).

    Pablo luchó con *bestias de Éfeso*, 1 Corintios 15:29-34. Timoteo fue dejado aquí, 1 Timoteo 1:3, 4. La bondad de Onesíforo, 2 Timoteo 1:16. Jesús mandó una carta a la iglesia, Apocalipsis 2:1-7. Pablo escribió una carta a ellos, el libro de Efesios.