Mapas de Daniel


Llevados a Babilonia


Daniel, cautivo de los soldados babilonios, tuvo que realizar una larga y penosa marcha a otro país. Los 800 kilómetros que tuvo que recorrer en condiciones difíciles sin duda pusieron a prueba su fe en Dios.









Susa


    Ciudad antigua, cuyas ruinas se hallan entre los ríos Kerja y Dez, al este de Babilonia. En este lugar se encuentran cuatro colinas principales. Susa, o una parte fortificada de la ciudad, “Susa el castillo”, fue el escenario de una de las visiones del profeta Daniel (Dan 8:2), el marco de los acontecimientos narrados en el libro de Ester (Est 1:2 2:3, 8:14; 9:12-15) y donde Nehemías sirvió de copero durante el reinado de Artajerjes (Neh 1:1,11).

    Existen indicios de que Susa era la capital de la antigua Elam. En el siglo VII antes de Cristo, el rey Asnapar de Asiria conquistó Susa y llevó a los habitantes de la ciudad a Samaria (Esd 4:9-10). Bajo la dominación persa, Susa fue una ciudad real. En el siglo IV antes de Cristo, cayó ante Alejandro Magno y se inició su decadencia. En la actualidad, lo único que queda en ese lugar es un montón de ruinas.

    Los arqueólogos han desenterrado las ruinas de un palacio que, al parecer, es el que empezó a edificar el rey persa Darío I y terminó su hijo Jerjes I (posiblemente, el Asuero esposo de Ester). Los paneles de ladrillos esmaltados de colores y los capiteles de piedra dan una pequeña muestra de su anterior gloria.





Rio Tigris


    Es un gran río de Asia Occidental, el más oriental de los dos grandes ríos que determinan Mesopotamia, junto con el río Éufrates, que emana desde las montañas de Anatolia a través de Irak. De hecho, el nombre *Mesopotamia* quiere decir «tierra entre los ríos». Conocido en la Biblia como Hidekel, que era uno de los cuatro ríos en los que se dividía la corriente de agua que procedía de Edén (Gén 2:10-14).

    A orillas del río Tigris (Hidekel) Daniel recibió la visión sobre la lucha por el poder que iniciarían el “rey del norte” y el “rey del sur”. (Dan 10:4-5; 11:5-6). Después que el río Tigris se incorpora en la llanura de Mesopotamia, pasa por las ubicaciones de muchas ciudades antiguas. Frente a la moderna Mosul están las ruinas de la antigua Nínive, en la orilla oriental del río. En el mismo lado (hacia al sur) está la ubicación de Cala y más abajo (en la orilla occidental), se halla la antigua Asur. A poca distancia por debajo de Bagdad, en la orilla occidental, están las ruinas de Seleucia, la antigua capital de la dinastía de gobernantes seléucidas.