Mapas de Gálatas


    Región del interior del Asia Menor. Los frigios eran descendientes de un pueblo indoeuropeo que invadió el Asia Menor en el siglo XII antes de Cristo y destruyó al Imperio Hitita. Construyeron un reino que más tarde abarcó la región de Galacia y partes de Capadocia y Licaonia. El reino sufrió mucho por las invasiones de los cimerios, pero fue restablecido por Lidia y finalmente fue absorbido por el Imperio Persa. Después pasó a manos de Alejandro, los seléucidas, los atálidas de Pérgamo y, (en el 133 antes de Cristo), a manos de Roma; por un tiempo fue administrada como provincia romana. Luego, su territorio fue dividido entre las provincias de Asia y de Galacia, por lo que los pasajes del nuevo testamento que mencionan a Frigia se deben entender como una región y no como una unidad política.

    En algunas ocasiones a la sección oriental se le llama Frigia gálata; estaba ubicada al norte de Pisidia y noroeste de Licaonia. Dependiendo del punto de vista del escritor, así como del período de tiempo mencionado, puede que a Antioquía e Iconio se las considere ciudades frigias, aunque a menudo se vincula a Antioquía con Pisidia y a Iconio, con Licaonia. (Hch 13:14). El país era famoso como la patria del culto de los misterios frigios. La principal deidad era Cibeles, la Magna Mater, una diosa de la fertilidad.

Judíos en Frigia

    Gran cantidad de judíos vivieron en Frigia desde el tiempo en que Antíoco el Grande (223-187 antes de Cristo) fundó 2.000 familias judías de Babilonia en Lidia y Frigia. Muchos eran los judíos que conformaban parte de la población de Frigia, debido a que los gobernantes seléucidas de Siria impulsaron su presencia en este territorio. Parece ser que los judíos continuaron siendo numerosos en Asia Menor bajo el dominio de los romanos. En el Pentecostés de 33 después de Cristo estuvieron presentes en Jerusalén algunos judíos del “distrito de Asia, y de Frigia y de Panfilia” (Hch 2:9-10).

Pablo incluye a Frigia en sus viajes

    Pablo y sus compañeros, que iban hacia el noroeste pasando por Cilicia y Licaonia, en su segundo viaje, recorrieron Frigia y el país de Galacia, porque el Espíritu Santo les había prohibido hablar la palabra en el distrito de Asia (Hch 15:41; 16:1-6.) Así entraron en la zona oriental de la antigua Frigia (que para el tiempo de Pablo era la Frigia gálata), pero en lugar de continuar hacia el oeste por la provincia de Asia (donde estaba la Frigia asiática), fueron hacia el norte, a la provincia de Bitinia, y de allí hacia Troas. En su tercer viaje, Pablo le llevó tanto por la Frigia gálata como por la asiática. Dejó Antioquía de Pisidia y fue de lugar en lugar a través del país de Galacia y de Frigia (Hch 18:23). El pasaje también dice que pasó por las partes del interior y bajó a Éfeso, en la costa egea (Hch 19:1). Aparentemente no viajó por el camino principal que llevaba a Éfeso, pasando por el valle del río Lico y por las ciudades frigias de Laodicea, Colosas y Hierápolis (Col 2:1; 4:13), sino por una ruta más directa algo hacia el norte.





Ciudades en Galacia


Pablo visitó varias ciudades en Galacia en cada uno de sus tres viajes misioneros. En su primer viaje fue a través de Antioquía en Pisidia, Iconio, Listra y Derbe; de regreso repitió su visita a estos lugares. En su segundo viaje fue por tierra de Antioquía de Siria pasando por las cuatro ciudades de Galacia. En su tercer viaje recorrió las mismas ciudades, usando la ruta principal a Éfeso.