Mapas de Génesis



Zoar


    Fue la única de las ciudades confederadas de este llano que no fue destruida, anteriormente se llamaba Bela (Gén 13:10; 14:2,8), pero después de que Lot fue allí se le llamó Zoar, que significa *pequeña* y probablemente era un lugar de importancia comercial. No se sabe dónde estaba situada. Génesis 19:19-30 la sitúa en la parte del llano y la tradición la pone en la parte norte del mar Muerto, entre éste y Jericó, en donde todavía queda, cerca de las montañas de Moab, un valle fértil y bien regado de 3 a 5 Kms. de ancho y varios kilómetros de largo, que es probablemente una parte del llano original.

    De acuerdo con otra teoría, estaba situada al pie de las montañas de Moab a 11 ó 13 Kms. al noreste de donde el río Jordán entra en el mar Muerto. Este punto de vista lo identifica con Shaghur que probablemente es el nombre cristiano Segor; que según los que realizaron las cruzadas estaba situada entre palmeras. También se piensa que este fue el lugar que Moisés vio desde la cumbre del Pisga (Dt 34:13).
Es un lugar bien regado (Gén 13:10).
Los reyes del norte pelearon en contra de ella (Gén 14:2,8).
Lot huyó hacia allí de la destrucción de Sodoma (Gén 19:19-23). Lot y sus hijos moraron en la montaña cerca de allí (Gén 19:22,30). Dios se la mostró a Moisés desde el Pisga (Dt 34:3).
Los moabitas huyeron a allí después de la maldición de Dios (Isa 15:5; Jer 48:34).






Gerar


    Antigua ciudad en la frontera sudoccidental de Canaán, cerca de Gaza (Gén 10:19; 2Cr 14:13). Fue habitada por filisteos en la época patriarcal, cuando Abrahán e Isaac tuvieron tratos con su rey (Gén 20:1-2; 26:1,6). Se identifica con un lugar a unos 14,5 km al sur de Gaza, llamado Tell ej-Jemmeh. También se ha identificado con Tell esh-Sher Shah, a unos 25,5 km al este-sudeste de Gaza.






Harán


    Antigua ciudad del norte de Mesopotamia, donde Abram (Abraham) habitó por algún tiempo y donde murió su padre Taré (Gén 11:31-32; 12:4-5; Hch 7:2-4). Aparentemente el nombre Harán también abarcaba la zona adyacente, pues se nombra entre las “naciones” que conquistaron los reyes de Asiria (2Re 19:11-12).

    Después de un tiempo de salir de Harán, Abraham envió al siervo más viejo de su casa a donde vivían sus parientes (quizás Harán o una ciudad cercana, “la ciudad de Nacor”) para buscar esposa para su hijo Isaac (Gén 24). Más tarde, Jacob, el nieto de Abraham, fue a Harán con el fin de escapar de la ira de su hermano Esaú y también de buscar esposa entre las hijas de su tío Labán (Gén 27:42-46; 28:1-2,10). Posiblemente fue allí, junto a un pozo cercano a Harán, donde conoció a Raquel (Gén 29:4-12).

    En el siglo VIII antes de Cristo, el rey asirio Senaquerib planeó intimidar al rey de Judá, Ezequías, con mensajes en los que presumía que sus antepasados habían conquistado Harán y otras naciones (2Re 19:8-13; Isa 37:8-13).

    Parece ser que las fuentes asirias llaman Harranu a Harán (que significa “Camino”), tal vez debido a que estaba en la ruta de caravanas que unia esa ciudad con otras, como Nínive, Asur, Babilonia, Tiro y también la tierra de Egipto (Eze 27:23). El nombre de la ciudad antigua se conserva en la Harrán de la actualidad. Sin embargo, hay quien cree que la antigua ciudad estaba al norte de la moderna Harrán. Algunos doctos comentan la correspondencia de los nombres de ciertos lugares antiguos de esta región con algunos nombres personales (Serug, Nacor, Taré, etc.) como prueba de que los patriarcas residieron en aquellas inmediaciones (Gén 11:22-26).






Sucot


    Lugar cerca de Jaboc, donde Jacob acampó por algún tiempo cuando regresó de Padan-aram a Canaán. Recibió ese nombre por las cabañas que levantó el patriarca para guardar su ganado (Gén 33:17). Cuando los israelitas invadieron Canaán, Sucot había crecido y había llegado a ser una ciudad que pertenecía al territorio de Sihón, rey de Hesbón.

    Después de la conquista se la asignó a la tribu de Gad (Jos 13:27). La ciudad fue severamente castigada por Gedeón por no prestarle ayuda en su lucha contra los madianitas (Jue 8:5-16). Estaba cerca de Saretán, en el valle del Jordán, en cuyos alrededores se encontraban los hornos de fundición donde Salomón hizo fabricar diversos implementos para su uso en el templo (1Re 7:45-46; 2Cr 4:16-17).






Sodoma y Gomorra


Sodoma

    Ubicada en la llanura del Jordán (Gén 10:19; 13:10), fue una de las cinco ciudades derrotadas por Quedorlaomer y sus aliados en tiempos de Abraham (14:8-11). Se desconoce la ubicación de Sodoma y de las ciudades vecinas. Se ha tratado de ubicarlas al norte del Mar Muerto. Génesis 13:10 dice que esas ciudades, que se encontraban en el valle del Jordán, se podían ver desde los alrededores de Betel. Eruditos tratan de ubicar estas ciudades debajo del agua, en la parte sur.

Gomorra

    Ciudad en la llanura del Jordán (Gén 10:19; 13:10), hermana de Sodoma, y una de las cinco conquistadas por Quedorlaomer y sus aliados en tiempos de Abraham (14:8-11).

Destrucción

    El fuego del cielo la destruyó por causa de su impiedad (Gén 18:20; 19:24-28; Dt 29:23; Isa 1:9; Jer 23:14; 49:18; Am 4:11; Sof 2:9; Mat 10:15).

    Algunas declaraciones hechas por autores clásicos describen una región quemada por una catástrofe ígnea, ubicada al sur del Mar Muerto, donde se encontraban varias ciudades destruidas y cuyos restos consumidos por el fuego todavía eran visibles en sus días. Se dice que de las fisuras del terreno emergen gases tóxicos (Dt 29:23). Los geólogos han encontrado petróleo y gas natural en la región ubicada en los alrededores del extremo meridional del Mar Muerto, que es a la vez una zona frecuentemente sacudida por terremotos; de manera que encontramos aquí todas las condiciones necesarias para que se produjera la catástrofe que describe la Biblia. Además, Jebel Usdum, el *Monte de Sodoma*, en la costa sudoccidental del Mar Muerto, está constituido en un 50% por sal pétrea. Se cree que durante la catástrofe que provocó la destrucción de Sodoma, parte de esta sal habría volado violentamente y cubierto a la mujer de Lot, la que así tomó la forma de una estatua o columna de sal (Gén 19:26).






Seír


    Se conoce con este nombre la región montañosa ubicada entre el mar Muerto y el golfo de Aqaba (Gen 36:8-30; Dt 2:1-8). En el tiempo de Abraham, los horeos habitaban en Seír (Gen 14:6). Más tarde, Esaú, nieto de Abraham, habitó en Seír, mientras que su hermano gemelo Jacob en Padán-aram (Gen 32:3). Sin embargo, parece que Esaú no fue definitivamente a Seír hasta algún tiempo después de que Jacob regresó a Canaán. (Gen 36:6-9). Finalmente, los edomitas, descendientes de Esaú, despojaron a los horeos (Dt 2:4-5,12; Jos 24:4) y la tierra obtuvo el nombre de Edom. No obstante, el nombre más antiguo, Seír, también se aplicó tanto a los descendientes de Esaú como a la zona en que vivían. (Núm 24:18; 2Re 14:7). Durante el reinado del rey Ezequías, algunos simeonitas fueron al monte Seír y, después de aniquilar al resto de los amalequitas, empezaron a residir allí (1Cr 4:41-43).

    Montaña ubicada entre Baala (Quiriat-jearim) y Quesalón, en la frontera norte del territorio de Judá. (Jos 15:10). Generalmente se reconoce con una cumbre que queda a unos 15 Km. al oeste de Jerusalén, hacia el sur se encuentra el pueblo de Shoresh.






Nínive


    Ciudad asiria, cercana a la actual Mosul en Irak. Descrita en el Libro de Jonás como «ciudad grande sobremanera, de tres días de recorrido» (Jon 3:3). Se encuentra en la orilla oriental del Tigris, se extiende a lo largo de 50 kilómetros, con una anchura media de 20 kilómetros, extendiéndose desde el río hasta las colinas del este. Toda esta extensa área es en la actualidad una inmensa zona de ruinas. Situada en la confluencia de los ríos Tigris y Josr, Nínive era un importante punto de paso de las rutas comerciales que cruzaban el Tigris.

    Ocupaba una posición central en las rutas entre el Mediterráneo y el Índico, uniendo así Oriente y Occidente, recibiendo influencias y riqueza de muchos lugares. Llegó a convertirse en una de las más grandes ciudades de la antigüedad. Es mencionada en la Biblia, como una ciudad edificada por el rey Nimrod, bisnieto de Noé, en Génesis 10:7-11.

    El imperio asirio llegó a su final cuando babilonios y medos se repartieron sus provincias. Después de gobernar durante más de seis siglos, desde el Cáucaso y el Caspio hasta el Golfo Pérsico, y más allá del Tigris hasta Asia Menor y Egipto, la ciudad desapareció.





Montes de Ararat


    Nombre que reciben una región y una cadena de montañas de la actual Turquía oriental. Se aplica específicamente a la montaña más alta de esta región, aquella en la que, según la tradición, se posó el arca de Noé. Tiene dos picos cónicos distantes entre sí unos 11 Km. y separados por una profunda depresión. El más alto se eleva unos 5.165 m. sobre el nivel del mar y tiene sus últimos 900 m. cubiertos de nieves perpetuas, mientras que el más bajo, ubicado al sureste, está a 3.914 m. sobre el nivel del mar. El pico más alto es particularmente difícil de escalar, y fue Parrot el primero en conseguirlo, allá en 1829. Los nombres de muchos lugares de esta región evocan el registro bíblico. Al monte Ararat mismo los turcos lo llaman Agri Dagi (Monte del Arca) y los persas, Kuhi-Nuh (Montaña de Noé).

    Después del Diluvio, el arca de Noé se estableció en las “montañas de Ararat” (Gén 8:4). Mientras reinó Ezequías, Adramelec y Sarezer, hijos de Senaquerib, huyeron a la “tierra de Ararat” después de haber asesinado a su padre (2Re 19:37; Isa 37:38). Jeremías declaró que Ararat se contaría entre “los reinos” que se levantarían contra Babilonia al tiempo de su destrucción, en el siglo VI antes de Cristo (Jer 51:27). Estas últimas citas bíblicas hacen referencia a una tierra ubicada al norte de Asiria.

    Numerosas inscripciones asirias de los reinados de Salmanasar I, Asurnasirpal II, Salmanasar III, Tiglat-piléser III y Sargón II, pertenecientes a los siglos IX y VIII antes de Cristo, se refieren a Ararat como “Urartu”. Una inscripción de Esar-hadón, otro de los hijos de Senaquerib y su sucesor al trono de Asiria, registra que derrotó a los ejércitos de sus hermanos parricidas en Hanigalbat, en la zona de Armenia. Sobre la base de estas inscripciones y de la relación que Jeremías establece entre Ararat y los reinos de Miní y Askenaz, parece ser que la tierra de Ararat estaba ubicada en la región montañosa del lago de Van, en la antigua Armenia, limitando al sur con la cabecera del Tigris, y al norte, con las montañas del Cáucaso.





 Esdraelón


    Es un valle muy fértil llamado en la Escritura *el valle de Jezreel* (Jos 17:16; Jue 6:33), al sur de las colinas de Nazaret entre el monte Carmelo, el monte Gilboa y el Pequeño Hermón. Es un triángulo de aproximadamente 24 por 24 por 32 ms. Ahí estaba el palacio de invierno del rey Acab. Jacob lo describe en Génesis 49:14-15.

    Fue el escenario donde actuaron Débora y Barac (Jue 4-5). El lugar de la victoria de Gedeón (Jue 7). Donde el rey Josías cayó herido mortalmente en batalla (2 Cró 35:20-27).





Montes de Ararat


    El pecado de Adán y Eva contagió de pecado a la raza humana. Años más tarde, este creció de una forma alarmante y Dios decidió destruir la tierra con una gran inundación. Pero Noé, su familia y dos de cada especie de animales quedaron a salvo dentro del arca. Cuando la inundación terminó, el arca descansó sobre los montes de Ararat (8:4).






Ur de los caldeos


    Abram, descendiente de Sem y padre de la nación hebrea, nació es esta gran ciudad (11:28).  




Harán


    Taré, Lot, Abram y Sara dejaron Ur siguiendo la fértil creciente del río Éufrates, rumbo a la tierra de Canaán. En el viaje acamparon en la ciudad de Harán (11:31).  




Siquem

    Dios exhortó a Abraham a dejar Harán y dirigirse a un lugar donde sería padre de una gran nación (12:1,2). Así que Abram, Lot y Sara viajaron a la tierra de Canaán y se establecieron cerca de una ciudad llamada Siquem (12:6).





Hebrón 

    Abraham se mudó a Hebrón donde estableció raíces profundas (13:18). Abraham, Isaac y Jacob vivieron y fueron sepultados allí.   


 

Beerseba

    Aquí se cavó un pozo como testimonio del juramento entre Abraham y el ejército del rey Abimelec (21:31). Años más tarde , en una de las peregrinaciones de Isaac, Dios se le apareció allí y le ratificó el pacto que había hecho con su padre Abraham (26:23-25).




Betel


    Después de engañar a su hermano, Jacob dejó Beerseba y huyó a Harán. En el viaje, Dios se reveló a Jacob en sueños y le ratificó el pacto que había hecho con Abraham e Isaac (28:10-22). Jacob vivió en Harán, trabajó para Labán y se casó con Lea y Raquel (29:15-28).  Luego de una tensa reunión con su hermano Esaú, Jacob retornó  a Bet-el (35:1). 





Egipto 


    Jacob tuvo doce hijos, incluyendo a José, su favorito. Los diez hermanos mayores de José sentían tanto celo que un día lo vendieron a unos mercaderes madianitas que se dirigían a Egipto. A la postre, José pasó de esclavo a ser la mano derecha de Faraón, y salvó  del hambre a los egipcios. La familia entera se trasladó  de Canaán a Egipto y allí se establecieron (46:3,4).