Mapas de Jonás


Nínive 


    Ciudad asiria, cercana a la actual Mosul en Irak. Descrita en el Libro de Jonás como «ciudad grande sobremanera, de tres días de recorrido» (Jon 3:3). Se encuentra en la orilla oriental del Tigris, se extiende a lo largo de 50 kilómetros, con una anchura media de 20 kilómetros, extendiéndose desde el río hasta las colinas del este. Toda esta extensa área es en la actualidad una inmensa zona de ruinas. Situada en la confluencia de los ríos Tigris y Josr, Nínive era un importante punto de paso de las rutas comerciales que cruzaban el Tigris.

    Ocupaba una posición central en las rutas entre el Mediterráneo y el Índico, uniendo así Oriente y Occidente, recibiendo influencias y riqueza de muchos lugares. Llegó a convertirse en una de las más grandes ciudades de la antigüedad. Es mencionada en la Biblia, como una ciudad edificada por el rey Nimrod, bisnieto de Noé, en Génesis 10:7-11.

    El imperio asirio llegó a su final cuando babilonios y medos se repartieron sus provincias. Después de gobernar durante más de seis siglos, desde el Cáucaso y el Caspio hasta el Golfo Pérsico, y más allá del Tigris hasta Asia Menor y Egipto, la ciudad desapareció.





Jope


    Antigua ciudad cananea sobre la costa de Palestina, mencionada como una ciudad de la frontera de Dan (Jos 19:46), pero que aparentemente nunca fue ocupada por los israelitas. Como era el único puerto entre Egipto y el cordón del Carmelo, era de gran importancia para el interior de Palestina. Estaba a unos 55 km al noroeste de Jerusalén. Los cedros del Líbano que se usaron en la construcción del templo de Salomón y el de Zorobabel entraron a Palestina por este puerto (2Cr 2:16; Esd 3:7), y allí el profeta Jonás se embarcó para huir de la orden divina en un barco con destino a Tarsis (Jon 1:3). Jope fue puesta bajo control judío, tal vez por primera vez, por los macabeos, que establecieron a un grupo de judíos en la ciudad, ampliaron su puerto y reforzaron sus fortificaciones. Pompeyo la convirtió en ciudad semilibre en el 63 antes de Cristo, pero César la devolvió a los judíos. En tiempos de los Herodes se convirtió en una fortaleza del judaísmo ortodoxo. Cuando estalló la rebelión judía (66 después de Cristo), los habitantes de Jope mostraron una oposición tan fanática a los romanos que Cestio Galo masacró a más de 8.000 de ellos.

    Aunque la ciudad se recuperó de esta catástrofe, fue destruida completamente por Vespasiano un poco más tarde. El cristianismo entró temprano en Jope. La ciudad fue el hogar de Tabita o Dorcas, benefactora de los pobres. Cuando murió, Pedro la resucitó; resultado: *muchos creyeron* (Hch 9:36-42). Pedro permaneció en la ciudad por un tiempo con Simón el curtidor, donde tuvo una visión que le mostró que el evangelio tenía que ir a los gentiles, y que no había de hacerse distinción entre judíos y gentiles. El montículo que contiene los restos de la antigua Jope está situado al este del puerto turco.

    Salomón llevó hasta Jope los cedros a Jerusalén (2Cr 2:16; Esd 3:7). Fue en Jope, Pedro resucitó a Dorcas (Hch 9:36-43). La visión de Pedro y Cornelio fue en Jope (Hch 9:43 10:48). Allí quedaba el hogar de Simón el curtidor (Hch 10:6,32). También Pedro relató a la iglesia de Jerusalén sus experiencias (Hch 11:5-13).