Mapas de Jueces


Dan


Ubicación

    Era la ciudad más septentrional ocupada por los israelitas con una extensión de la tierra de Israel desde el límite norte hasta la frontera sur (Jue 20:1; 1Cro 21:2). El pueblo parece haber pertenecido a Sidón antes que Dan lo conquistara (Jue 18:7,27-29).

Origen y historia

    Tribu, los descendientes de Dan. A esta tribu se le asignó una pequeña región al norte de la Sefela, a la que pertenecían las ciudades de Zora, Ajalón, Ecrón y Elteque (Jos 19:40-46; 21:5,23-24). Sin embargo, los danitas no ocuparon todo su territorio (Jue 1:34-35), sino que enviaron espías que encontraron lugares apropiados al norte de Palestina, a los que emigraron. Expulsaron a los habitantes de Lesem, ocuparon su territorio y llamaron Dan a la ciudad (Jos 19:47; Jue 18). Aholiab, uno de los artífices del tabernáculo y de sus muebles (Exo 31:6) y el juez Sansón (Jue 13:2,24) eran danitas.

    Su nombre original era Lesem, pero cuando los danitas la tomaron y la convirtieron en ciudad israelita, le cambiaron el nombre por el de Dan (Jos 19:47; Jue 18:7,29). La ciudad de Dan fue un centro de idolatría desde el principio de su historia israelita. Sus fundadores danitas llevaron consigo una imagen esculpida que habían robado en su camino hacia el norte (Jue 18:18-20,30-31). Más tarde, Jeroboam I de Israel construyó en Dan uno de sus dos templos para adoración del becerro (1Rwe 12:28-30; 2Re 10:29; Am 8:14).

    Dan, junto con varias importantes ciudades vecinas, fue sometida por Ben-adad I de Damasco (1Re 15:20; 2Cro 16:4). Toda la región fue conquistada otra vez por Tiglat-pileser III de Asiria en tiempos del rey Peka de Israel (2Re 15:29) e incorporada a una provincia asiria. Los israelíes actuales le han cambiado el nombre otra vez y se la conoce ahora como Tell Dan. Es un montículo relativamente grande, y se encuentra en un valle rico y fértil.




Silo


    Ciudad ubicada a unos 16 km al norte de Betel y a unos 5 km al sudeste de Lebona, al este de la principal carretera que va de Jerusalén a Siquem. No se sabe como cayó en manos de los israelitas, quienes la poseyeron desde los tiempos de Josué hasta que los filisteos la destruyeron. En Silo se levantó el tabernáculo (Jos 18:1), se distribuyó la tierra (18:8-10) y, mientras los israelitas acampaban, Josué murió (Jos 24:1,29). Hacia fines del período de los jueces Elí oficiaba como sumo sacerdote en Silo, y bajo su tutela el profeta Samuel llegó a la edad adulta (1Sam 1-3).

    En ese tiempo los filisteos se apoderaron del arca en la batalla de Afec (4:1-11), y probablemente destruyeron Silo, conclusión a la que se puede llegar gracias al hecho de que el arca no fue llevada a ese lugar sino a Quiriat-jearim. La ciudad permaneció en ruinas por muchos siglos, y parece que Jeremías no la conoció en otra condición (Jer 7:12,14; 26:6, 9). Pero al parecer tenía algunos habitantes, puesto que allí vivía el profeta Abías en la época de Jeroboam I (1Re 14:2,4), y también ciertos hombres que fueron asesinados en Mizpa mientras iban a Jerusalén para llevar ofrendas al templo que estaba en ruinas en tiempos de Jeremías (Jer 41:5). Silo volvió a ser una ciudad habitada en el período helenístico, y continuó siéndolo hasta la época de Bizancio.
    Aquí Israel se reunió después de la conquista y cada tribu recibió terreno (Jos 18-22).
Lugar en que estuvo el arca y el tabernáculo en el tiempo de los Jueces (Jue 18:1,31).
Donde los benjamitas cautivaron las mozas para esposas (Jue 21:16-25). Donde Elí juzgó y Ana oró por un hijo (1Sam 1:1 2:10).

La iniquidad de los hijos de Elí (1Sam 2:12-36).
Samuel fue llamado por Dios (1Sam 3). Donde Elí murió (1Sam 4).
Donde Samuel juzgó a Israel (1Sam 7:16-17).
Aquí profetizó Ahías contra Jeroboam (1Re 14:1-20).
El rey asirio devolvió a Jeremías su libertad (Jer 40:1-6).
Usado como una ilustración y una amonestación (Sal 78:60; Jer 7:12,14; 26:6).






Siquem



    Ciudad cananea fortificada ubicada en el centro de Palestina, en la vecindad del lugar donde Abrahán levantó su primer campamento y erigió su primer altar a Dios después de llegar a Canaán (Gén 12:6-7). Jacob se instaló en las proximidades de Siquem después de regresar de Padan-aram, y compró allí un terreno donde José fue sepultado después (Gén 33:18-19; Jos 24:32).
Acontecimientos en Siquem

    Cuando se distribuyó el país entre las tribus israelitas, a Siquem le tocó a Manasés, pero quedaba muy cerca del límite con Efraín. Más tarde se la designó residencia de los levitas coatitas y, además, se constituyó en ciudad de refugio.

    En el período de los jueces, Siquem tenía un templo dedicado a Baal-berit (Jue 8:33; 9:4). La ciudad era el lugar de residencia de Abimelec, un hijo de Gedeón y de su concubina. Después de la muerte de su padre, Abimelec, con el apoyo de los siquemitas, se elevó a la categoría de rey, pero más tarde sus conciudadanos se volvieron en su contra, por lo cual él tomó represalias y destruyó la ciudad.
Renovación de Siquem

    Siquem recuperó su importancia en la época de los reyes. Allí las diez tribus de Israel rechazaron a Roboam, hijo de Salomón, y coronaron a Jeroboam en su lugar (1Re 12:1-19). El nuevo rey fortificó la ciudad y la usó por un tiempo como su capital (v 25). Más tarde perdió su importancia cuando Samaria, a sólo 11 km al noroeste de Siquem, llegó a ser la capital del país.





Cedes - Neftali



    Una famosa ciudad de refugio, ubicada 16 Km al oeste del lago de Merom. Era el hogar de Barac quien reunió sus huestes allí. Fue tomada cautiva por Tiglath-Pileser, rey de Asiría, y fue la escena de una gran batalla en el periodo Macabeo.

    Llamada Cedes en: Josué 12:22. Cedes de Neftali en: Jueces 4:6. Cedes en Galilea en: Josué 20:7. Fue tomada cautiva y su población deportaba por Tiglath-Pileser (2Re 15:29).

    Ahora esta representado por un pueblo llamado Cedes, cerca de él hay una espléndida fuente y ruinas muy interesantes. Hay muchos sarcógrafos algunos de ellos se usan para abrevaderos. Su posición elevada le daba una vista imponente del paisaje rico y variado.




Jericó


    La nación de Moab fue una de las primeras que oprimió a Israel. El rey Eglón de Moab conquistó gran parte de Israel - incluyendo la ciudad de Jericó (“la ciudad de las palmeras”)- y forzó al pueblo a pagar impuestos excesivos. El nombre del mensajero escogido para llevar el dinero de estos impuestos al rey Eglón era Aod. Pero él tenía algo más que dinero para entregar, ya que desenfundó la espada que llevaba oculta y mató al rey moabita. Luego escapó, sólo para regresar con un ejército que sacó a los moabitas de la tierra y libertó a Israel de sus opresores (3:12-31).





  1. Hazor

Después de la muerte de Aod, el rey Jabín de Hazor conquistó a Israel y oprimió al pueblo durante veinte años. Más tarde Débora llegó a ser líder de Israel. Se unió a Barac para pelear contra el capitán Sísara, comandante del ejército del rey Jabín. Juntos, Débora y Barac guiaron a sus ejércitos a pelear en contra de las fuerzas de Jabín en la tierra que se encontraba entre el monte Tabor y el arroyo de Cisón y las conquistaron (4:1-5:31).





  1. Collado de More. 

    Después de cuarenta años de paz, los madianitas comenzaron a acosar a los israelitas destruyendo sus rebaños y cosechas. Cuando finalmente los israelitas clamaron a Dios. Él eligió a Gedeón, un campesino pobre y modesto, para ser su libertador. Después de luchar con dudas y sentimientos de inferioridad Gedeón cobró valor y derribó el altar del pueblo y dedicado a Baal, provocando una gran murmuración entre los ciudadanos. Lleno del Espíritu de Dios, atacó al vasto ejército de Madián que se encontraba acampado cerca del collado de More. Con tan sólo un puñado de hombres hizo que el enemigo saliera huyendo despavorido (6:1-7:25).


 

  1. Siquem

    Aun los grandes líderes cometen errores. Las relaciones de Gedeón con una concubina en Siquem dieron como resultado el nacimiento de un hijo llamado Abimelec. Abimelec resultó ser traicionero y hambriento de poder, agitando al pueblo para que lo proclamara rey. Para llevar a cabo su plan, llegó a matar a sesenta y nueve de sus setenta medios hermanos. A la larga, varios hombres de Siquem se rebelaron contra Abimelec, pero este reunió un ejército y los derrotó. Su ambición de poder lo llevó a saquear otras dos ciudades, pero fue muerto por una mujer que dejó de caer un pedazo de una rueda de molino en su cabeza (8:28-9:57).






  1. Tierra de Amón

    De nuevo, Israel volvió completamente contra Dios; por lo cual Dios se volvió contra ellos. Pero cuando los amonitas movilizaron su ejército para atacarlos, Israel destruyó sus ídolos y clamó a Dios una vez más. Se le pidió a Jefté, el hijo de una prostituta que había sido echada fuera de Israel, que regresara y guiará a las fuerzas de Israel contra el enemigo. Después de derrotar a los amonitas, Jefté entró en guerra con la tribu de Efraín por un malentendido (10:1-12:15).


  1. Timnat

    El siguiente juez de Israel, Sansón, fue un milagro prometido a una pareja estéril. El fue quien comenzaría a liberar a Israel de su siguiente y más poderoso opresor, los filisteos. Según la orden de Dios, Sansón tenía que ser un nazareno, que era alguien que hacía un voto para ser separado para un servicio especial a Dios. Una de las estipulaciones del voto era que nunca se cortaría el pelo. Pero cuando Sansón creció, no siempre tomó con seriedad su especial responsabilidad hacia Dios. Hasta llegó a enamorarse de una filistea de Timnat y la pidió en matrimonio. Antes de la boda, Sansón efectuó una fiesta para algunos hombres de la ciudad, proponiendoles una adivinanza para hacer una apuesta con ellos. Los hombres, entonces, forzaron a la novia de Sansón para que diera la respuesta. Furioso por verse engañado, Sansón pagó su apuesta con las vidas de treinta filisteos que vivían cerca de la ciudad de Ascalón (13:1-14:20).






  1. Valle de Sorec

    Con su fuerza increíble, Sansón mató a miles de filisteos. Los líderes de la nación buscaron formas para detenerlo. Tuvieron oportunidad de hacerlo cuando otra filistea robo el corazón de Sansón. Su nombre era Dalila, y vivía en el valle de Sorec. A cambio de una cantidad grande de dinero, Dalila traicionó a Sansón cuando este le confió el secreto de su fuerza. Una noche, mientras dormía, Dalila le cortó el cabello. Como resultado de esto, Sansón calló impotente en las mano del enemigo (15:1-16:20).




  1. Gaza. 

    Sansón fue dejado ciego y cautivo en una prisión en Gaza. Ahí su cabello comenzó a crecer otra vez.  Después de un tiempo, los filisteos hicieron una gran fiesta para celebrar el encarcelamiento de Sansón y para humillarlo delante de las multitudes. Cuando fue sacado afuera como un objeto de diversión, literalmente derribó la casa cuando empujó las columnas principales del salón del banquete y mató a miles que quedaron atrapados adentro. La profecía de que comenzaría a liberar a Israel de los filisteos se había cumplidó (16:21-31).






  1. Monte de Efraín

En la región montañosa de Efraín vivía un hombre llamado Micaía. Micaía contrató su propio sacerdote para llevar a cabo deberes sacerdotales en el santuario que albergaba su colección de ídolos. ¡Él pensaba que estaba agradando a Dios con toda esa religiosidad! Como muchos de los israelitas, Micaía asumió que sus propias opiniones acerca de los era correcto concordaría con las de Dios (17:1-13).






  1. Dan. 

La tribu de Dan emigró hacia el norte en busca de un nuevo territorio. Enviaron espías adelante para que exploraran la tierra. Una noche los espías se detuvieron en la casa de Micaía, y buscando cierta clase de seguridad para su victoria, robaron los ídolos y el sacerdote de Micaía. Se reunieron con la tribu, llegaron a la ciudad de Lais y masacraron a los inocentes y desamparados ciudadanos. A la ciudad conquistada la rebautizaron Dan. Los ídolos de Micaía se colocaron en la ciudad y llegaron a ser el punto central de la adoración de la tribu por muchos años (18:1-31).






  1. Gabaa

    Hasta qué punto mucha gente se había alejado de Dios se hizo evidente en Gabaa, una villa en el territorio de Benjamín. Un hombre y su concubina iban viajando con dirección norte hacia la región montañosa de Efraín. Se detuvieron para pernoctar en Gabaa, pensando que ahí estarían seguros. Pero algunos pervertidos de la ciudad se reunieron alrededor de la casa donde ellos estaban y demandaron que el hombre saliera para poder tener relaciones sexuales con él. En lugar de eso, el hombre y el casero sacaron a la concubina a la puerta.Fue violada y ultrajada toda la noche. Cuando el hombre encontró a la mañana siguiente su cuerpo sin vida, lo cortó en doce pedazos y mandó las partes a cada una de las tribus de Israel. Este suceso trágico mostró que la nación había caído a su nivel espiritual más bajo (19:1-30).     







  1. Mizpa

    Los líderes de Israel llegaron a Mizpa para decidir cómo castigar a los hombres malvados de la ciudad de Gabaa. Cuando los líderes de la ciudad se negaron a entregar a los criminales, la nación entera de Israel tomó venganza tanto en Gabaa con en la tribu de Benjamín donde se localizaba la ciudad. Cuando la batalla hubo terminado, la tribu entera había sido destruida a excepción de un puñado de hombres que se refugiaron en las colinas. Israel había llegado a ser moralmente depravada. Ahora el escenario estaba montado para que la muy necesaria renovación espiritual tuviera lugar bajo el profeta Samuel (20:1-21:25).