Marcos
κορνίζες
"Dios anuncia su Siervo"

Marcos en varias versiones de la Biblia   
1  2  3  4  5  6  7  8  9  10  11  12  13  14  15  16

Tiempo de Lectura 1:45 / Contiene 16 capítulos, 678 versículos.


1) ¿QUIÉN ESCRIBIÓ EL  LIBRO? Escrito por Marcos / Contiene memorias de Pedro.

2) ¿CUÁNDO FUE ESCRITO? 60-70 d.C.

3) ¿A QUIÉN FUE ESCRITO? Gentiles en Roma

4) ¿DE DONDE FUE ESCRITO?  desde Roma  


MÉTODO  HISTÓRICO

1) ¿CUÁL ES EL TRASFONDO  HISTÓRICO DEL LIBRO?

El  evangelio de Marcos es considerado el más antiguo de los cuatro. Muchos eruditos lo fechan antes del año 70 d.C. Así  como el evangelio de Mateo fue escrito  para los judíos, el de Marcos fue escrito para  los  romanos. Marcos, quien acompañó a Pedro en sus viajes, posiblemente le oyó predicar muchas veces. Debido a la estrecha  relación entre Marcos y el  apóstol Pedro, su evangelio  refleja la influencia de este apóstol impulsivo y enérgico. Marcos presenta a Cristo con todo Su poder y autoridad, enfático en  sus obras.

(BEI) Como lo señala Mateo, es evidente que Jesús nació para ser Rey de los Judíos. Sin embargo, el evangelio no es solo para los judíos sino para todo el mundo. Antes de ocupar su trono como Rey de reyes, Jesús sería el siervo de todos al morir por todo el género humano. Marcos relata las obras y la autoridad de Aquel que “no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos” (10:45).

2) ¿SI ES UNA EPÍSTOLA CUANDO FUE FUNDADA LA IGLESIA?  X

3) ¿DE QUIÉN ESTÁ COMPUESTA LA IGLESIA?  X

4) ¿CUALES SON SUS FUERZAS Y SUS DEBILIDADES? 


MÉTODO LITERARIO
1) ¿QUE GENERO DE LITERATURA ES EL LIBRO?  Narración prosaica

MÉTODO PANORÁMICO
1) ¿CUÁL ES LA IDEA PRINCIPAL DEL LIBRO?

2) ¿CUÁL  FUE LA RAZÓN PRINCIPAL POR LA CUAL SE ESCRIBIÓ ESTE LIBRO?

PALABRAS CLAVE EN MARCOS (RV 1960):  luego (en seguida, al instante, muy pronto), autoridad (potestad), reino de Dios, Satanás (demonio), pacto.

TEMAS:  En su vida, su muerte y su resurrección, Jesús llevó a cabo las acciones del Siervo (sufriente) de Jehová, de manera especial a través de su muerte "en rescate por todos"

RECIPIENTES: La iglesia de Roma (según Papías), lo que explica su preservación junto con los Evangelios según Mateo y según Lucas, que son más grandes. 

ÉNFASIS: El tiempo del gobierno de Dios (el reino de Dios) ha llegado con Jesús; Jesús ha venido a efectuar el nuevo éxodo prometido de Isaías; el Mesías real vino en debilidad, con su identidad como un secreto, excepto para aquello a los que les es revelado; el camino del nuevo éxodo lleva a la muerte de Jesús en Jerusalén; el camino del discipulado es tomar la cruz y seguir a Jesús. 

 

 

Estructura de Marcos

MARCOS

Titulo: “Servicio en sacrificio”

10:45  “Porque el hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir, 

y para dar su vida en rescate por muchos”

1:1  Principio



DANDO EJEMPLO

 

 



¿QUIEN

 

ES

 

ESTE?

1:16 Primeros milagros

2:18  Primeros problemas

3:20  El reino de los cielos




ENSEÑANDO

EJEMPLO

4:35  Clama de Jesús

6:7 Señales en servicio

7:1  Cumpliendo señales

8:27  Cambios



AYUDANDO

AL EJEMPLO







TU

ERES

ÉL

CRISTO

9:14  ¿Hasta cuando?

9:33  ¿Quien el mayor?

10:1  No entienden

11:1 En Jerusalén

LLEGANDO

AL

EJEMPLO

12:1  Legalismo

13:1  Los fines

14:1  Y todos le dejaron



MUERTE

RESURRECCIÓN

15:1  Sacrificio y muerte

16:1 Resucita victoria

  


Autor y fecha

    A diferencia de las epístolas, los Evangelios no nombran a sus autores. No obstante, los padres de la iglesia afirmaron de manera unánime que Marcos escribió este segundo Evangelio. Papías, obispo de Hierópolis, escribiendo alrededor del 140 d.C., afirmó:   

Y el presbítero (el apóstol Juan) dijo esto: Marcos, habiéndose convertido en el intérprete de Pedro, escribió con precisión lo que recordó. No obstante, no fue en orden exacto que él relató los dichos u obras de Cristo. Ya que él ni oyó al Señor ni lo acompañó. Pero después, como dije, acompañó a Pedro, quien acomodó sus instrucciones a las necesidades (de sus oyentes), pero sin intención alguna de dar una narración regular de los dichos del Señor. Por lo tanto, Marcos no cometió error alguno al escribir algunas cosas como él las recordó. Ya que de una cosa tomó cuidado especial, no omitir nada que había oído, y no colocar nada ficticio en las afirmaciones (Exposición de los oráculos del Señor) (6)   

    Justino Mártir, escribiendo alrededor del 150 d.C., se refirió al Evangelio de Marcos como "las memorias de Pedro" y sugirió que Marcos escribió su Evangelio mientras esta en Italia. Esto está de acuerdo con las voz uniforme de la tradición temprana, la cual consideró este Evangelio como escrito en Roma, para el beneficio de los cristianos romanos. Ireneo, escribe alrededor del 185 d.C., llamó a Marcos "el discípulo e intérprete de Pedro" y registró que el segundo Evangelio consistió de lo que Pedro predicó acerca de Cristo. El testimonio de los padres de la iglesia difiere en cuanto a que este Evangelio fue escrito antes o después de la muerte de Pedro (67-68 d.C.).   

    Los eruditos evangélicos han sugerido fechas para la escritura del Evangelio de Marcos que van del 50 al 70 d.C. Una fecha antes de la destrucción de Jerusalén y el templo en el 70 d.C. se requiere por el comentario de Jesús en el 13:2. El Evangelio de Lucas fue claramente escrito antes de Hechos 1:1-3). La fecha de la escritura de Hechos probablemente puede ser fijada alrededor del 63 d.C., porque eso es poco tiempo después de que la narración terminará. Por lo tanto es probable, aunque no seguro, que Marcos fuera escrito en una fecha temprana, probablemente entre el 50 y 60 a.C. 

 

Contexto Histórico de Marcos

    Mientras que Mateo fue escrito a una audiencia judía, Marcos parece haberse enfocado en creyentes romanos, particularmente gentiles. Cuando emplea términos arameos, Marcos los tradujo para sus lectores (3:17; 5:41; 7:11, 34; 10:46; 14:36; 15:22, 34). Por otro lado, en algunos lugares usó expresiones en latín  en lugar de sus equivalentes en griego (5:9; 6:27; 12:15, 42; 15:16, 39). Él también contó el tiempo de acuerdo al sistema romano (6:48; 13:35) y explicó cuidadosamente costumbres judías (7:3, 4; 14:12; 15:42). Marcos omitió elementos judíos tales como las genealogías que se encuentran en Mateo y Lucas. Este Evangelio también hace menos referencia al AT e incluye menos material que sería de interés particular para los lectores judíos, tal como aquello que era crítico de los fariseos y saduceos (los saduceos son mencionados solo una vez, en 12:18). Cuando menciona a Simón de Cirene (15:21), Marcos lo identifica como el padre de Rufo, un miembro prominente de la iglesia en Roma (Ro 16:13). Todo esto apoya la posición tradicional de que Marcos fue escrito para una audiencia gentil que inicialmente estaba en Roma.    



Juan Marcos en el N.T 

        La primera mención de Juan  Marcos en NT se encuentra en Hechos 12:12; allí se le identifica como el hijo de una mujer llamada María, en cuya casa se reunían los creyentes que vivían en Jerusalén. Marcos acompañó a su primo Bernabé y a Pablo, cuando estos, después de un viaje a Jerusalén, regresaron a Antioquía (Hch12:25). Más tarde les sirvió de "ayudante" en su primer viaje misionero (Hch 13:5), pero lo abandonó en Perge de Panfilia para regresar a Jerusalén (Hch 13:13). Pablo debe de haberse sentido muy decepcionado en esta ocasión, porque algún tiempo después, cuando Bernabé propuso llevar a Marcos en el segundo viaje, Pablo se negó rotundamente, lo que produjo un conflicto serio serio entre los dos misioneros (Hch 15:36-39).

        Como resultados, Bernabé tomó a Marcos y partió rumbo a Chipre. El libro de Hechos no hace más mención de ellos. Pero en la carta que Pablo escribió a los Colosenses unos diez años después, Pablo envía saludos a Marcos y añade: "En cuanto a Marcos, ustedes ya han recibido instrucciones; si va a visitaros, recíbanlo bien" (Col 4:10; véase también Film 24, una carta escrita por ese mismo tiempo).

        Es evidente que Marcos estaba ganando de nuevo l confianza del apóstol. Y cuando Pablo estaba cerca de su muerte y se sentía solo, le hizo esta petición a Timoteo: "Recoge a Marcos y tráelo contigo, porque me es de ayuda en mi ministerio" (2Ti 4:11)  



El Evangelio de Pedro

     La traducción afirma que Marcos escribió lo que Pedro predicó. Y hay inconfundibles indicios en el evangelio mismo de que hubo una tal conexión entre Marcos y Pedro. El Evangelio de Marcos comienza con el llamado de Pedro (1:16); al final aparece el Cristo resucitado enviando un mensaje a sus discípulos y a Pedro (16:7). La confesión de Pedro es uno de los momentos cumbres del documento (8:29). La casa de Pedro es el centro del ministerio de Jesús en Capernaum (1:29). Al mencionar a los primeros seguidores de Jesús, Marcos habla de "Simón y sus compañeros" (1:36). En una y otra ocasión, Marcos registra incidentes que muestran las serias fallas de Pedro (por ejemplo la reprensión por parte de Pedro, 8:31-33), pero también anota puntos a su favor (por ejemplo la promesa de las "llaves"), todo lo cual es comprensible si se lo considera como información precedente del propio Pedro.

    A la misma conclusión apunta la estructura paralela que observamos al comparar el Evangelio de Marcos con el sermón que Pedro dio en la casa de Cornelio, Hch 10:36-43. Estos ocho versículos de Hechos corren a la par de la geografía y teología del Evangelio de Marcos. En ambos, la geografía parte del bautismo de Jesús por Juan al ministerio de Jesús en Galilea, y concluye con su muerte y resurrección en Jerusalén. En ambos, la teología se centra básicamente en el perdón de pecados y en Jesús como juez de vivos y muertos.

 

 

Retos de Interpretación 

  •  Tres preguntas significativas confrontan al intérprete de Marcos:

  1. ¿Cuál es la relación de Marcos con Lucas y Mateo?  (El problema Sinóptico)

  2. ¿Cómo debe uno interpretar los pasajes escatológicos?

  3. Originalmente, los últimos doce versículos del capítulo  16 ¿fueron parte del Evangelio de Marcos?

 

 

 

 

Temas históricos y teológicos

 

  •  Marcos presenta a Jesús como el Siervo del Señor que sufre (10:45). Su enfoque es en las obras de Jesús más que en su enseñanza, particularmente destaca el servicio y el sacrificio. Marcos omite los discursos largos encontrados en los otros Evangelios y con frecuencia relata breves extractos para dar la esencia de la enseñanza de Jesús. Marcos también omite cualquier relato de la genealogía y nacimiento de Jesús, comenzando donde el ministerio público de Jesús se inició: con su bautismo por Juan en el desierto.

 

  •  Marcos demostró la humanidad de Cristo con mayor claridad que cualquiera de los otros evangelios, enfatizando las emociones humanas de Cristo (1:41; 3:5; 6:34; 8:12; 9:36), sus limitaciones humanas (4:38; 11:12; 13:32) y otros pequeños detalles que subrayan el lado humano del Hijo de Dios (7:33, 34; 8:12; 9:36; 10:13-16). 

 

 

Vista Panorámica de Marcos 

El segundo Evangelio es una narrativa que muestra una rápida sucesión de eventos en la vida de Jesús. Es el más corto de los Evangelios con la menor cantidad de material exclusivo. La mención de Rufo (15:21; cp. Ro 16:13) sugiere que el libro de Marcos fue escrito para romanos, además del uso de palabras latinas (5:9; 6:27; 12:42; 15:16, 39). Las horas se expresan al estilo romano (6:48; 13:35) y las costumbres judías son explicadas (7:3, 4; 14:12; 15:42). Puesto que el libro se escribió en griego, las expresiones de otros idiomas se traducen al griego (3:17; 5:41; 7:11, 34; 14:36; cp. Ro 8:15).
Marcos era primo de Bernabé (Col 4:10), con quien viajó de Jerusalén a Antioquía (Hch 12:25). Acompañó a Pablo y Bernabé en una parte de un viaje misionero (Hch 13:5, 13). Después él laboró con Bernabé en Chipre (Hch 15:36–39). Marcos escribió este Evangelio antes de la destrucción del templo en Jerusalén el año 70 d.C. (13:2). Probablemente lo escribió en Roma cerca del tiempo de la muerte de Pedro en el 67 o 68 d.C.
Marcos estaba familiarizado con apóstoles como Pedro y Pablo y con maestros como Bernabé; también había visto al Señor. El joven que se escapó cuando el arresto de Jesús, exclusivo en este Evangelio (14:51, 52), muy bien pudo haber sido Marcos. Con este tipo de ricas experiencias él escribió su narrativa. La espina dorsal del Evangelio de Marcos, la autoridad divina del Siervo sobre la enfermedad, actividad demoníaca y las cosas creadas, es evidente en cada página. De los veintiún milagros registrados, veinte se encuentran en los primeros diez capítulos.
Después del anuncio de Jesucristo, el Siervo de Dios, por Isaías (1:1–3) y Juan el Bautista (1:4–8) y su confirmación por Dios (1:9–11) y los ángeles (1:12, 13; cp. 1 Ti 3:16), Marcos dedica la mayor parte de su material al ministerio de los milagros de Jesús (1:14–10:52). Sigue la maravillosa narrativa de sus juicios y muerte (11:1–15:47) con un relato cronológico del Siervo de Dios haciendo expiación por el pecado humano. El libro concluye con el Siervo resucitado. Marcos registra algunos acontecimientos de los últimos cuarenta días de Jesús en la tierra (16:1–20), incluyendo el mandamiento a sus seguidores de ser testigos suyos alrededor del mundo (16:15).
El Evangelio de Marcos es de mucho estímulo para los cristianos, especialmente en la experiencia de sufrir por la fe (1:12, 13; 3:22, 30: 8:34–38; 10:29, 30, 33, 34, 45; 13:8, 11–13). El Siervo en este libro es el Hijo de Dios (1:1; 3:11; 5:7; 14:61, 62a; 15:39) y El es también Hombre, con experiencias humanas como suspirar (7:34; 8:12), asombrarse (6:6), tener hambre (11:12) y cansarse (6:31). ¡Hay un Salvador en el cielo que sabe lo que es la vida en la tierra!
Hernández, E. A., & Lockman Foundation (La Habra, C. (2003). Biblia de estudio : LBLA. (Mr). La Habra, CA: Editorial Funacion, Casa Editoral para La Fundacion Biblica Lockman.



Conexiones 

    En razón de que el auditorio a quien Marcos se dirigía eran los gentiles, él no cita tan frecuentemente el Antiguo Testamento como lo hace Mateo, quien escribió principalmente para los judíos. Él no comienza con una genealogía que vincule a Jesús con los patriarcas judíos, sino que en vez de ello comienza con Su bautismo, el principio de Su ministerio terrenal. Pero aún allí, Marcos cita una profecía del Antiguo Testamento referente al mensajero –Juan el Bautista- quien exhortaría a la gente a “preparar el camino del Señor” (Marcos 1:3; Isaías 40:3) mientras esperaban la llegada de su Mesías.

Jesús se refiere al Antiguo Testamento en varios pasajes de este Evangelio. En Marcos 7:6, Jesús reprende a los fariseos por su adoración superficial a Dios con sus labios, mientras sus corazones estaban lejos de Él, y se refiere a su propio profeta, Isaías, para condenarlos por la dureza de su corazón (Isaías 29:13). Jesús se refiere a otra profecía del Antiguo Testamento, la cual iba a ser cumplida esa misma noche, mientras los discípulos serían dispersados como ovejas sin pastor, cuando Jesús fue arrestado y condenado a muerte (Marcos 14:27; Zacarías 13:7). Él se refiere nuevamente a Isaías, cuando limpia el Templo de los cambistas de monedas (Marcos 11:15-17; Isaías 56:7; Jeremías 7:11) y a los Salmos cuando Él explicó que Él era la Piedra Angular de nuestra fe y de la Iglesia (Marcos 12:10-11; Salmos 118:22-23).





Importancia en la Biblia


    El Evangelio de Marcos es una obra literaria original y obedece a un propósito determinado. Este propósito no es en primer término biográfico, aunque sí hubo curiosidad en la iglesia sobre la vida de Jesús, sino teológico. Se ha llegado a llamar el Evangelio de Marcos un tratado de capacitación para equipos misioneros. Marcos quiere edificar a la comunidad cristiana ofreciéndole una serie de enseñanzas puestas en el molde de un relato de la vida terrenal de Jesús. No siendo un historiador moderno, le interesa menos la precisión cronológica y geográfica de su relato que la significación que tiene. Para él, el pasado y el presente se confunden; el Jesús que predicaba y curaba a los enfermos en Palestina se identifica totalmente con el Señor resucitado que habla y actúa en la iglesia contemporánea de Marcos.
    
    Un rasgo muy original del retrato de Jesús en Marcos es el llamado «secreto mesiánico». Jesús rehuye la publicidad y procura ocultar su identidad de Mesías o de Hijo de Dios (1.24s; 34, 44; 5.43; 7.36, etc.); prefiere enseñar privadamente a sus discípulos (4.10–12; 7.17–30, etc.), quienes, sin embargo, no entienden el verdadero sentido de sus dichos y milagros (6.52; 8.17ss). Algunos autores ven en el secreto mesiánico una invención de Marcos o de su comunidad, pero este aspecto del Evangelio tiene bases históricas. Jesús impulsó el silencio para evitar un entusiasmo popular de tipo revolucionario, o porque la naturaleza misma de su misión se lo exigía. No quería discípulos que le siguieran únicamente por los milagros que Él hacía. Se puede aceptar perfectamente que el secreto mesiánico sea una formulación teológica de la comunidad primitiva y afirmar a la vez que se apoya en una realidad histórica. Jesús, al vincular la predicación de la inminencia del reino de Dios con su propia persona, dio a su vida un significado implícitamente mesiánico.

    Con la sistematización del secreto, Marcos quiso destacar el carácter misterioso de Jesús, y especialmente de la necesidad de su pasión y muerte (cf. 10.45). Para él, ningún título ni ninguna confesión de fe abarcaba totalmente la significación de la vida, cruz y resurrección del Señor. Más importante aún que la creencia recta es la acción recta, el seguimiento de Jesús: «Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome 
su cruz, y sígame» (8.34).

    Esta tendencia antidogmática y activista de Marcos se expresa también en su concepción de la iglesia y en el entusiasmo misionero que llena su obra. Su Evangelio es la historia del compañerismo de Jesús con los suyos (cf. 3.14) que perdura en la iglesia contemporánea del evangelista. El Resucitado es el único jefe de la Iglesia, y nadie puede arrogarse una autoridad universal en la comunidad. De ahí la marcada reserva de Marcos hacia los discípulos, cuya incomprensión, ambición y exclusivismo señala varias veces (8.33; 9.38–41, etc.), y sobre todo hacia la familia de Jesús. Algunos han concluido que los pasajes 3.20s, 31–35 constituyen una censura indirecta de la hegemonía de → JACOBO, hermano de Jesús, sobre la iglesia de Jerusalén.

    El evangelista enfatiza a lo menos cinco «contradicciones» en la vida y misión de Jesucristo: (1) entre su divinidad y humanidad, (2) entre el Jesús victorioso y el Cristo de la cruz, (3) entre la levadura de muerte y el pan de vida, (4) entre la docencia ortodoxa y el discipulado vivencial y (5) entre la religiosidad eclesiocéntrica y una visión hacia el mundo. A partir de estos rasgos polémicos, se puede vislumbrar el tipo de iglesia que Marcos encomia: abierta, sin límites rígidos, popular, sin preocupación intelectual y apologética exagerada, y movida totalmente por la exigencia dinámica de la conquista misionera.

    La división del Evangelio en dos períodos y en dos zonas geográficas no obedece tanto a un desarrollo sicológico en la personalidad de Jesús, ni a una sucesión cronológica de acontecimientos, como a la expresión de una verdad teológica: el misterio de la salvación en Jesús no se entiende sino después de la resurrección.¿Quién es Jesús para Marcos? ¿Cómo ve su persona y su obra? Comparado con los otros Evangelios, Marcos es moderado en el uso de los títulos relativos a Jesús. En ochenta y un casos lo llama sencillamente «Jesús». El término «Cristo» aparece solo siete veces, y nunca dicho por Jesús. En Marcos, Jesús suele designarse «Hijo del hombre», mientras que Marcos prefiere el título de «Hijo de Dios» que aparece en momentos clave del relato: al principio, en el relato del bautismo de Jesús (1.11), en el centro, dicho por la voz divina que se escucha en la transfiguración (9.7) y al final, en la confesión del centurión gentil al pie de la cruz (15.39). Según algunos más antiguos, Marcos lo incluyó también en el título de su libro (1.1).




Extras de Marcos

 

 Marcos en Wikipedia 
 Destinatarios de Marcos Evangelio de Marcos 
 Preguntas en la Biblia
 La situación en Roma ¿Quién era Marcos? 
 Capítulos de Marcos * LOS EVANGELIOS  
 La Sinagoga  Juan Marcos en el NT  El Problema Sinóptico  
 Partidos políticos en los días de Jesús Comentario de Marcos, I y II Pedro 


"Esta sublime narración de la historia de Jesús así como el cumplimiento de la historia de Israel es crucial para nuestro entendimiento del énfasis de gran parte del resto del Nuevo Testamento, especialmente las cartas de Pablo, el libro de Hebreos y la carta  1 de Pedro. Como Pablo lo expresa en 1 Corintios 1:18-25, en la debilidad y la locura de un Mesías crucificado, Dios ha mostrado su poder y sabiduría en acción para el mundo y su salvación