Reprobación de Israel Apóstata
Llamamiento de Otras Naciones

    Oseas fue profeta del reino del norte; habla del rey de Israel como "nuestro" rey (7:5).  Su mensaje era para el reino norteño, con referencias ocasionales a Judá.

Fecha de Oseas
    Aproximadamente durante los últimos 40 años del reino de Israel. Comenzó su ministerio cuando bajo Jeroboam II estaba en el cenit de su poder (2 Reyes 14). Así pues, fue testigo de su vertiginosa caída. Fue contemporáneo menor de Amos, y mayor de Isaías y Miqueas. Como niño pudo haber conocido a Jonás. Los reyes en cuyos días profetizó fueron Uzías, Jotam, Acaz y Ezequías, reyes de Judá, y Jeroboam II de Israel. Las fechas aproximadas de estos reyes fueron como sigue: 
 
Reyes de Israel del Norte
  • Jeroboam II, 790 - 749. Reino de gran prosperidad. Comienza Oseas.
  • Zacarías. 748. Reinó 6 meses. Fue muerto por Salum.
  • Salum, 148. Reinó un mes. Fue muerto por Manahem.
  • Manahem, 748 - 738. Indeciblemente cruel. Títere de Asiria.
  • Pekaía, 738 - 736. Fue muerto por Peka.
  • Peka, 748 - 730. Fue muerto por Oseas (rey no el profeta). Cautiverio de Galilea, 734.
  • Osea, 730 - 721. Caída de Samaria, 721. Fin del reino
     
Reino de Judá Reino del Sur
  • Uzías, 787 - 735. Un buen rey. Comienza Oseas.
  • Jotam, 749 - 734. Un buen rey.
  • Acaz, 741 - 726. Muy malo. Cautiverio de Galilea, 734. 
  • Ezequías, 726 - 697. Un buen rey. Caída de Samaria, 721.

    La cronología de la época es algo confusa, y parece que a veces dos reyes ejercían autoridad simultánea. El plazo máximo del ministerio de Oseas sería 79-697 a.C., el mínimo 750-725. Asumiendo que su obra abarcó alguna parte considerable de los reinos tanto de Jeroboam como de Ezequías, podríamos quizás colocarla alrededor de 760-720 a.C. Al vivir hasta el reinado de Ezequías, Oseas fue también contemporáneo de los seis reyes del norte que seguían a Jeroboam. Quizás la razón por la cual no se les nombre sea la brevedad de sus reinados; 6 reyes en 20 años, siendo asesinados cuatro de ellos; una época de violencia desenfrenada que acompañaba a las agonías de muerte de la nación.



La Situación 

    Unos 200 años antes de los días de Oseas, diez de las doce tribus se habían separado del reino davídico y habían establecido un reino independiente, cuyo dios oficial era el becerro de oro. En este plazo Dios había enviado a los profetas Elías, Eliseo, Jonás, Amós y ahora Oseas. Pero persistían en negarse a volver a Jehová, y caían más y más hondo en las abominaciones de la idolatría. 



1-3. La esposa y los hijos de Oseas


    Dios mandó a Oseas que tomara una esposa "fornicaria" (1:2), así como Israel, la "esposa" de Jehová (Ez 16:8-15) Le había abandonado dedicándose a la adoración de otros dioses tal como una mujer casada se entrega a otro hombre. "Fornicaria" era un nombre apropiado para la nación entera en su adulterio espiritual, y  quizás no implique que Gomer misma haya sido una mujer impura. Algunos eruditos bíblicos interpretan el pasaje en sentido figurado, como visión para ilustrar el pecado monstruoso de apostatar del Dios verdadero.
    Sin embargo, la implicación sencilla y natural del lenguaje es que fue una experiencia real en la vida de Oseas. Una interpretación generalmente aceptada es que en realidad Dios mandó al profeta que se casara con una mujer impura como símbolo del amor de Dios para con la voluntariosa Israel; o con una mujer que era casta al comienzo, luego le dejó y se hizo amante de alguno que satisfaciera mejor su apego al lujo (2:5); mujer a quien Oseas todavía amaba, y a quién compró de nuevo (3:1-2). El culto  idólatra del país se acompañaba tan universalmente con prácticas inmorales (4:11-14) que la castidad era difícil , y es bien probable que la palabra "fornicación" era aplicable en su sentido literal a la mayoría de las mujeres del día. Posiblemente no habría para Oseas sino o una mujer de esa clase, o ninguna.
    Parte del lenguaje se aplica a la familia de Oseas literalmente, parte a la nación figurativamente, y parte a ambos, alternándose lo literal y lo figurado. "Sus frases caen sobre el oído como latidos de un corazón quebrantado".
    Oseas Recupera a su Esposa (3:1-5), La trajo de nuevo, pero la hizo estar algún tiempo sin los privilegios conyugales, como cuadro profético de Israel, que permanecería "muchos días sin rey y sin sacrificio" antes de su regreso final a Jehová su Dios y David su Rey (3, 4).
    Sus Hijos. No solamente fue el matrimonio de Oseas una ilustración de lo que predicaba; aun dio a sus hijos nombres que representarán los mensajes principales de su vida. Llamó a su primogénito, "Jezreel"; la cuidad de la brutalidad sanguinaria de Jehú (2 Reyes 10:1-14). El valle de Jezreel, ahora llamado Esdraelón, era al campo secular de batalla en donde había de caer el reino. AL llamar a su hijo, Jezreel, Oseas estaba diciendo al rey de la nación: "Retribución; ha llegado la hora del castigo".
    "Lo-ruhama" (1:6) el nombre del segundo niño, significaba "No más misericordia" para Israel, aun cuando habría alguna prórroga para Judá (7) "Lo-ammi" (9), nombre del tercer hijo, significa "No pueblo mío". Después Oseas repite esos dos nombres si el  "Lo" ("no" 2:1), hablando del tiempo cuando serían nuevamente pueblo de Dios; y en un juego de palabras (1:10) predice el día en que otras naciones serán llamadas Pueblos de Dios; pasaje que Pablo cita aplicándolo a la exención del Evangelio a los Gentiles (Roma 9:25)         



4. "Efraín es dado a ídolos


    LA idolatría es la fuente de los repugnantes crímenes de Israel (1-3). Los sacerdotes viven del pecado del pueblo (4-10). Las mujeres jóvenes son rameras; las casadas se entregan a otros hombres; los jóvenes se apartan tras las rameras (11-14). Judá  (15) no había caído tan profundamente en la idolatría como Israel, y fue perdonada hasta por unos cien años después de la caída de ésta. "Cilgal" (15); sanitario idólatra, que se cree haya estado unos 11 km. al noreste de Betel. "Betel avén" (15) es otro nombre de Betel, principal santuario idólatra del reino del norte. "Efraín" (17), el más grande y el más céntrico de las tribus del norte, se usa como nombre de todo el reino norteño. "El viento" (19) ya había envuelto a la nación pecadora en sus alas para llevarla a otra tierra, metáfora sumamente llamativa. 



5. "Efraín será asolado"


    Los sacerdotes, el rey y el pueblo se rebelan contra Dios (1-3). Hundidos en el pecado y orgullo de ello, "no piensan en convertirse a su Dios" (4-5). "Hijos extraños" (7); hijos de fornicación. "Quiso andar en por de vanidades" (11); los que Jeroboam 1 había "inventado de su corazón" (1 Reyes 12:28-33) cuando fundó el reino del norte. "Irá Efraín al Asur" (13); el intento del rey de comprar una alianza asiria (2 Reyes 15:19) de nada le valdría.  



6. "Los sacerdotes matan"


    "El Tercer Día" (2) probablemente quiere decir que después de una corto tiempo Israel sería restaurada; también se toma generalmente por un vislumbre profético de la resurrección del Mesías al tercer día. "Galaad" (8); una de las principales ciudades de reino, y centro especialmente detestable de vicio y de violencia. La última frase del versículo 11 probablemente más bien al comienzo del 7:1; "cuando yo vuelva de la cautividad de mi pueblo". 



 7. "Todos son adúlteros" 


    "Horno encendido" que "devora a sus jueces" (4, 7) probablemente se refiere al período de violencia apasionada en el cual cuatro de sus reyes fueron asesinados uno tras otro, mientras Oseas aún hablaba. "Una torta no vuelta" (8); quemada de un lado, cruda de la otra, y por lo tanto inservible. "Vejez" (9); síntoma del fin ya cercano. "Paloma incauta" (11); buscando la ayuda ya de Egipto, ya de Asiria, cada una contra otra. 



 8. "Sembraron viento y torbellino segarán"


    "Hicieron reyes, más no por mí" (4); Dios había ordenado que la familia de David rigiera a Su pueblo. Las diez tribus se habían rebelado, y habían establecido para sí otra dinastía (1 Reyes 12:16-33).  "Alquiló amantes" (9); su coqueteo con Asiria, pagándole tributo (2 Reyes 15:19-20) trajo solamente una tregua pasajera (10).   



 9. "Abominables aquellos que amaron" 


    "Volverá a Egipto" (3); no literalmente (véase 11:5) sino a esclavitud asiria como la de Egipto, aunque después del cautiverio muchos israelitas se establecieron en Egipto. "Necio es el profeta" (7); o dicho por Oseas de los profetas falsos, o más probablemente de Oseas mismo por el pueblo. "Corrompieronse profundamente" (9); como en los días de Gabaa en donde una misma mujer fue violada durante una noche entera por hombres bestiales (Jua 19:24-26). "Errantes entre las gentes" (17); así comenzó en los propios días de Oseas, y así ha seguido hasta el día de hoy.   



 10. "La gloria de Betel será disipada" 


    "Las becerras de Betavén" serán hechas pedazos (8:6), y espinos y cardos cubrirán sus altares. "Salmán" (14) es probablemente Salmanasar. "Betarbel" (14) fue un lugar se Galilea, tratada despiadadamente por Salmanasar (2 Reyes 17:3).



11. "¿Cómo podré abandonarte?"


    "De Egipto" (1); se le aplica en Mat 2:15 a la huida de los padres de Jesús a Egipto. Así como la nación mesiánica fue sacada de Egipto en su niñez, así también lo sería el Mesías mismo. "Adherido a la rebelión" (7), y sin embargo el corazón de Dios suspiraba por ellos (8). "Saldrán de Egipto" (11) ha de referirse a algún tiempo posterior, pues en el versículo 5 se acaba de decir que su cautiverio no sería en Egipto.  



 12. "Jacob halló a Dios en Betel" 


    "Asiria" y "Egipto" (1); la diplomacia mentirosa de Israel, con sus acuerdos secretos con estos dos países, cada uno contra el otro, traería el desastre. "Betel" (4); el centro de su abominable idolatría estaba en el sitio mismo en donde su padre Jacob había dedicado su vida a Dios (Gén 28:13-15). "Los profetas" (10) a quienes ellos llamaban necios (9:7) habían creado y habían preservado a la nación (14).



 13. "Añadiron a su pecado" 


    "Pecó en Baal" (1); el añadir el culto de Baal al del becerro de oro, bajo Acab (1 Reyes 16:31-33) fue el virus que trajo la muerte nacional. "Oh muerte" (14); una promesa de resurrección nacional, aplicada en 1 Cor 15:55 a la resurrección literal del cristiano.  



 14. "Vuelve, oh Israel" 


    La esposa errante de Jehová volverá a su esposo y corresponderá nuevamente a su amor, como en los días de su juventud (2:14-20). 
    El libro de Oseas trata de cuatro cosas:
  1. La idolatría de Israel
  2. Su maldad
  3. Su cautiverio
  4. Su Restauración 
    Casi cada frase es un párrafo; alternado, sin relación aparente, entre estos cuatro temas. Oseas tenía que verse con una situación tan inmunda como pueda hallarse en parte alguna de la Biblia. La degradación bestial del pueblo era sencillamente increíble.Sin embargo Oseas trabajó y padeció sin cesar para hacerlo ver que Dios aún les amaba. Es un libro asombroso. 



(Compendio Manual de la Biblia, por Halley, p.316)