Palabras clave de Cantares
amor (es. amar) - amado - venir - subir - hermosa.


Amor (es, amar)

Cantares 1:2: ¡Oh, si él me besara con besos de su boca!  Porque mejores son tus AMORES que el vino.  
Cantares 1:4: Atráeme; en pos de ti correremos.  El rey me ha metido en sus cámaras;  Nos gozaremos y alegraremos en ti;  Nos acordaremos de tus AMORES más que del vino;  Con razón te aman.  
Cantares 2:4: Me llevó a la casa del banquete, Y su bandera sobre mí fue AMOR.  
Cantares 2:5: Sustentadme con pasas, confortadme con manzanas;  Porque estoy enferma de AMOR.  
Cantares 2:7: Yo os conjuro, oh doncellas de Jerusalén,  Por los corzos y por las ciervas del campo,  Que no despertéis ni hagáis velar al AMOR,  Hasta que quiera.  
Cantares 3:4: Apenas hube pasado de ellos un poco,  Hallé luego al que ama mi alma;  Lo así, y no lo dejé,  Hasta que lo metí en casa de mi madre,  Y en la cámara de la que me dio a luz.  
Cantares 3:5: Yo os conjuro, oh doncellas de Jerusalén,  Por los corzos y por las ciervas del campo,  Que no despertéis ni hagáis velar al AMOR,  Hasta que quiera. 
Cantares 3:10: Hizo sus columnas de plata,  Su respaldo de oro,  Su asiento de grana,  Su interior recamado de AMOR  Por las doncellas de Jerusalén.  
Cantares 4:10: ¡Cuán hermosos son tus AMORES, hermana, esposa mía!  ¡Cuánto mejores que el vino tus AMORES,  Y el olor de tus ungüentos que todas las especias aromáticas! 
Cantares 5:8: Yo os conjuro, oh doncellas de Jerusalén, si halláis a mi amado,  Que le hagáis saber que estoy enferma de AMOR 
Cantares 7:6: ¡Qué hermosa eres, y cuán suave,  Oh AMOR deleitoso!  
Cantares 7:12: Levantémonos de mañana a las viñas;  Veamos si brotan las vides, si están en cierne,  Si han florecido los granados;  Allí te daré mis AMORES 
Cantares 8:4: Os conjuro, oh doncellas de Jerusalén,  Que no despertéis ni hagáis velar al AMOR,  Hasta que quiera. 
Cantares 8:6: Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo;  Porque fuerte es como la muerte el AMOR;  Duros como el Seol los celos;  Sus brasas, brasas de fuego, fuerte llama.  
Cantares 8:7: Las muchas aguas no podrán apagar el AMOR,  Ni lo ahogarán los ríos.  Si diese el hombre todos los bienes de su casa por este AMOR,  De cierto lo menospreciarían.  


 Amado

Cantares 1:13: Mi AMADO es para mí un manojito de mirra, Que reposa entre mis pechos. 
Cantares 1:14: Racimo de flores de alheña en las viñas de En-gadi Es para mí mi AMADO 
Cantares 1:16: He aquí que tú eres hermoso, AMADO mío, y dulce; Nuestro lecho es de flores. 
Cantares 2:3: Como el manzano entre los árboles silvestres,  Así es mi AMADO entre los jóvenes;  Bajo la sombra del deseado me senté, Y su fruto fue dulce a mi paladar.  
Cantares 2:8: ¡La voz de mi AMADO! He aquí él viene Saltando sobre los montes, Brincando sobre los collados.  
Cantares 2:9: Mi AMADO es semejante al corzo,  O al cervatillo.  Helo aquí, está tras nuestra pared,  Mirando por las ventanas, 
Atisbando por las celosías.  
Cantares 2:10: Mi AMADO habló, y me dijo: Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven.  
Cantares 2:16: Mi AMADO es mío, y yo suya; El apacienta entre lirios.  
Cantares 2:17: Hasta que apunte el día, y huyan las sombras, Vuélvete, AMADO mío; sé semejante al corzo, o como el cervatillo Sobre los montes de Beter. 
Cantares 4:16: Levántate, Aquilón, y ven, Austro;  Soplad en mi huerto, despréndanse sus aromas. Venga mi AMADO a su huerto,  Y coma de su dulce fruta.  
Cantares 5:1: Yo vine a mi huerto, oh hermana, esposa mía; He recogido mi mirra y mis aromas; He comido mi panal y mi miel, 
Mi vino y mi leche he bebido. Comed, amigos; bebed en abundancia, oh AMADOS 
Cantares 5:2: Yo dormía, pero mi corazón velaba. Es la voz de mi AMADO que llama: Abreme, hermana mía, amiga mía, paloma mía, perfecta mía, Porque mi cabeza está llena de rocío, Mis cabellos de las gotas de la noche.  
Cantares 5:4: Mi AMADO metió su mano por la ventanilla, Y mi corazón se conmovió dentro de mí.  
Cantares 5:5: Yo me levanté para abrir a mi AMADOY mis manos gotearon mirra, Y mis dedos mirra, que corría Sobre la manecilla del cerrojo.  
Cantares 5:6: Abrí yo a mi AMADOPero mi AMADO se había ido, había ya pasado; Y tras su hablar salió mi alma. 
Lo busqué, y no lo hallé; Lo llamé, y no me respondió.  
Cantares 5:8: Yo os conjuro, oh doncellas de Jerusalén, si halláis a mi AMADOQue le hagáis saber que estoy enferma de amor.  
Cantares 5:9: ¿Qué es tu AMADO más que otro AMADOOh la más hermosa de todas las mujeres? ¿Qué es tu AMADO más que otro AMADOQue así nos conjuras?  
Cantares 5:10: Mi AMADO es blanco y rubio, Señalado entre diez mil. 
Cantares 5:16: Su paladar, dulcísimo, y todo él codiciable. Tal es mi AMADO, tal es mi amigo,  Oh doncellas de Jerusalén.  
Cantares 6:1: ¿A dónde se ha ido tu AMADO, oh la más hermosa de todas las mujeres? ¿A dónde se apartó tu AMADOY lo buscaremos contigo?  
Cantares 6:2: Mi AMADO descendió a su huerto, a las eras de las especias, Para apacentar en los huertos, y para recoger los lirios.  
Cantares 6:3: Yo soy de mi AMADO, y mi AMADO es mío; El apacienta entre los lirios.  
Cantares 7:9: Y tu paladar como el buen vino, Que se entra a mi AMADO suavemente,  Y hace hablar los labios de los viejos. 
Cantares 7:10: Yo soy de mi AMADOY conmigo tiene su contentamiento.  
Cantares 7:11: Ven, oh AMADO mío, salgamos al campo, Moremos en las aldeas.
Cantares 7:13: Las mandrágoras han dado olor, Y a nuestras puertas hay toda suerte de dulces frutas, Nuevas y añejas, que para ti, oh AMADO mío, he guardado. 
Cantares 8:5: ¿Quién es ésta que sube del desierto, Recostada sobre su AMADODebajo de un manzano te desperté; 
Allí tuvo tu madre dolores, Allí tuvo dolores la que te dio a luz.  
Cantares 8:14: Apresúrate, AMADO mío, Y sé semejante al corzo, o al cervatillo, Sobre las montañas de los aromas. 
 

Venir

Cantares 2:10: Mi amado habló, y me dijo: Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y VEN.  
Cantares 2:13: La higuera ha echado sus higos, Y las vides en cierne dieron olor; Levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y VEN.  
Cantares 4:8: VEN conmigo desde el Líbano, oh esposa mía; VEN conmigo desde el Líbano. Mira desde la cumbre de Amana, 
Desde la cumbre de Senir y de Hermón, Desde las guaridas de los leones, Desde los montes de los leopardos.  
Cantares 4:16: Levántate, Aquilón, y VEN, Austro; Soplad en mi huerto, despréndanse sus aromas. VENGA mi amado a su huerto, Y coma de su dulce fruta.  
Cantares 7:11: VEN, oh amado mío, salgamos al campo, Moremos en las aldeas.  


Subir

Cantares 3:6: ¿Quién es ésta que SUBE del desierto como columna de humo, Sahumada de mirra y de incienso Y de todo polvo aromático?  
Cantares 7:8: Yo dije: SUBIRÉ a la palmera, Asiré sus ramas. Deja que tus pechos sean como racimos de vid, Y el olor de tu boca como de manzanas,  
Cantares 4:2: Tus dientes como manadas de ovejas trasquiladas, Que SUBEN del lavadero, Todas con crías gemelas, Y ninguna entre ellas estéril.  
Cantares 6:6: Tus dientes, como manadas de ovejas que SUBEn del lavadero, Todas con crías gemelas, Y estéril no hay entre ellas.  
Cantares 8:5: ¿Quién es ésta que SUBE del desierto, Recostada sobre su amado? Debajo de un manzano te desperté; 
Allí tuvo tu madre dolores, Allí tuvo dolores la que te dio a luz.  

  

Hermosa

Cantares 1:8: Si tú no lo sabes, oh HERMOSA entre las mujeres, Ve, sigue las huellas del rebaño, Y apacienta tus cabritas junto a las cabañas de los pastores. 
Cantares 1:10: HERMOSAS son tus mejillas entre los pendientes, Tu cuello entre los collares.  
Cantares 1:15: He aquí que tú eres HERMOSA, amiga mía;He aquí eres bella; tus ojos son como palomas.  
Cantares 2:10: Mi amado habló, y me dijo: Levántate, oh amiga mía, HERMOSA mía, y ven.  
Cantares 2:13: La higuera ha echado sus higos, Y las vides en cierne dieron olor; Levántate, oh amiga mía, HERMOSA mía, y ven. 
Cantares 4:1: He aquí que tú eres HERMOSA, amiga mía; he aquí que tú eres HERMOSA; Tus ojos entre tus guedejas como de paloma; Tus cabellos como manada de cabras Que se recuestan en las laderas de Galaad.  
Cantares 4:3: Tus labios como hilo de grana, Y tu habla HERMOSA; Tus mejillas, como cachos de granada detrás de tu velo.  
Cantares 4:7: Toda tú eres HERMOSA, amiga mía, Y en ti no hay mancha. 
Cantares 5:9: ¿Qué es tu amado más que otro amado, Oh la más HERMOSA de todas las mujeres? ¿Qué es tu amado más que otro amado, Que así nos conjuras?  
Cantares 6:1: ¿A dónde se ha ido tu amado, oh la más HERMOSA de todas las mujeres? ¿A dónde se apartó tu amado, Y lo buscaremos contigo?  
Cantares 6:4: HERMOSA eres tú, oh amiga mía, como Tirsa; De desear, como Jerusalén; Imponente como ejércitos en orden. 
Cantares 6:10: ¿Quién es ésta que se muestra como el alba, HERMOSA como la luna, Esclarecida como el sol, 
Imponente como ejércitos en orden?  
Cantares 7:6: ¡Qué HERMOSA eres, y cuán suave, Oh amor deleitoso!